José Luis Torrente

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Torrente3.jpg

¿Qué pasa chavales? ¿Quién me ha despertado?

Jose Luis Torrente es un agente de la ley cuyo gran mérito es caerle mal a todo el mundo, particularmente entre gente de otras etnias. Sin embargo, cuenta con las simpatías de aquellos que odian a los franceses (es decir, cae bien a todos los españoles, y en parte a los que sufrieron el Imperio Napoleónico (III)[1] francés (¿?), o sea, a la mayoría de morenitos/as, también)

[editar] Nacimiento

Jose Luis Torrente nació en el noble y aristocrático barrio madrileño de Las Barranquillas, criado en una familia de rancio abolengo (su madre era una más que probable trabajadora independiente y liberal, y si no, al ser huérfano y su padre putero así fue conocido en la sana, tradicional y sacrosanta España de la época), pero por desgracia (sí, todavía más) su padre falleció, dejando a su madre (madrastra) con el tremendo problema de criarle sola, tanto que a los tres años, falleció de una sífilis con el corazón destrozado)

[editar] Infancia y juventud

Su madre delegó la responsabilidad de criar a semejante criatura en el hermano del padre del querubín. Ya desde edades muy tempranas, demostró gran responsabilidad para mantener a su familia al colaborar con su padre en el negocio familiar (trapicheo de drogas). Desgraciadamente, su padre acabó en la cárcel y tuvo que cerrar su negocio debido a una minusvalía. Desde entonces, el pequeño José Luis se las arregló para mantener a su familia. Debido a esto, amplió sus redes sociales, extendiéndose básicamente a la cosmopolita y exclusiva calle Montera de Madrid, donde gracias a sus contactos, pudo ganar lo suficiente para vivir desahogadamente.

[editar] Vida profesional

Torrente1.jpg

Torrente cuenta con el personal más cualificado de España en materia de delitos.

Se nos presenta como un poli taxi driver en Madrid que es del Atleti y conduce un taxi de Barcelona (¿?). Su altruista labor de policía voluntario reservista (más horas extras por la noche) con la ayuda de todo tipo de sustancias estimulantes, narcotizantes y relajantes, mas un pluriempleo a jornada completa como detective traerán serios trastornos, que nos alegrarán el día si no lo vivimos más que como una ficción (pero casos como estos de dispersión y chaladura hiperactiva en la policía existen, créanme). Una vez ingresado en el Cuerpo Nacional de Policia, sus jefes se dieron cuenta de sus grandes habilidades y lo pusieron a patrullar, a veces de Secreta Gubernativa para demostrar a los maleantes que con la pasma no se juega. Entre otros ornamentos, siempre que puede escucha la canción torico, pues lleva en su radiocasette (sí, la tiene donde antaño iba una cop.poliradio) música del mejor cantante de todos los tiempos (con ella persigue al torete y otros kinkis libertarios), y pegado en la trasera del coche, siempre lleva la gloriosa enseña nacional con el pollo imperial. Puesto que en nuestra sociedad esta mierda de bandera no esta muy bien vista, Torrente demuestra ser un valiente de los pies a la cabeza. Es desde entonces casi uno más de la fauna urbana ultramundana y él y su familia más directa son casi vagabundos, lo que hace que siempre esté dispuesto a dar caña, y cuando estaba en el cuartelillo de la Policia Armada aún más se cabreaba por el lamentable estado de su barriado patio de corralas domicilio adjudicado.

Naturalmente, todo héroe que se precie debe tener una heroína a su lado (no, hostias, de la que se introduce por vía intravenosa, NO). Según su biografía, hubo tres mujeres en su vida. La primera fue una puta cuya singular belleza y gracia cautivó a nuestro héroe, acabando perdidamente enamorado. Sin embargo, debido al stress que conllevaba la convivencia con José Luis, acabó por abandonarle por un hombre con una vida no tan emocionante. Nuestro hombre acabó muy jodido por esta traumática separación (le duró el tiempo que tardó en irse de putas).

Debido a que no paraba de cosechar éxitos policiales en la capital de Aspaña, decidieron mandarle a un sitio donde sus servicios eran requeridos con más urgencia. Y así llegó a Marbella, donde en un exclusivo club conoció a su segunda mujer, una artista que cantaba como un gato al que le estan estrangulando. Esta mujer tenía como rasgos más característicos unos morros como morcillas, muy gruesos y jugosos, capaces de fundir al hombre mas frío. Sin embargo, hubo dos hechos que también pusieron freno a su relación: un ex novio de otro país, y que José Luis volvió a ser destinado en Madrid.

De vuelta en Madrid, los malos malosos de sus jefes querían librarse de un grano en el culo, y conocedores otra vez de las grandes habilidades de Torrente, le encomendaron la vigilancia de esta maciza señorita. Debido a su gran profesionalidad, intentó no entablar relación más allá de lo profesional. Torrente, a pesar de la dificultad de su misión, logró salvarle la vida, motivo por el que ella se enamoró de él. Sin embargo, la constatación de su verdadera personalidad, hizo que también dejara a nuestro hombre hasta los cojones de las mujeres y asqueado de su relación con el sexo opuesto.

[editar] Físico y Vida sexual

Torrente putas.jpg

Torrente, fotografiado en su casa de putas favorita.

Torrente, como todo el mundo sabe, es aspañol. Y por tanto, aspiramos a follarnos a cualquier cosa con tetas (luchadores de sumo y Jesús Gil excluidos). Por tanto, desde su más tierna infancia siempre andaba buscando chochetes relaciones sentimentales. Su primera experiencia sexual vino cuando tenia 15 dias de edad, debido a que su madre le amamantó, y visto que al crío no le pareció suficiente, se fue derechito al agujero negro sideral.

Su primera experiencia sexual completa (oséase, que se la folló), vino cuando éste contaba 4 añitos de edad. Viniendo de ayudar a su padrastro en su trabajo (véase trapicheo en la primera sección) fue a buscar a su madre. Pero como quiera que ésta estaba haciendo un servicio, una colega de su madre le dijo: ven aquí, que la tita Manoli cuidará de ti (y tanto que lo hizo, el embarazo de la Manoli es el caso en el que el padre contaba con menor edad). Claro que el hijo de Torrente salió un poco rarito, pero bueno, este hecho demostró la gran hombría de este personaje.

Después de estos hechos y de preñar a todas las putas de la zona donde trabajaba (y hay un buen puñado), se dedicó a trincarse a todas las mujeres que no cobraran por sus servicios, lo quisieran o no (que para eso es español, joder, las mujeres follan con nosotros en la primera cita o antes, aunque hayan hecho la promesa de llegar vírgenes al matrimonio y estén metidas en un monasterio de clausura, que se lo digan si no a Don Juan Tenorio y a doña Inés).

Obviamente, esto lo hizo por una cuestión de hombría (pagar por follar, la verdad es que no tiene mucho mérito) aunque quizás Torrente aquí también tiene algo que decir (no se folló a una puta porque se cansaba, pero logró una mamada, y además le pagaron por ella, lo cual indica el carácter viril de nuestro hombre). La otra versión dice que ya que la denuncia de una puta logró que empapelaran al policía este de Coslada, y claro, Torrente se cagó en los pantalones por ello. Pero viendo la caballerosidad típica de los españoles de la que siempre hace gala Torrente, no iremos a creernos estas falacias, ¿verdad?

Aparte de todos estos datos, diré que Torrente ha cogido la sífilis seis veces, la primera de ellas a la edad de 4 años (sí, sí, con la Manoli), que provocó que el niño saliera hecho un friki de mierda y pelín atontao (eso sí, al menos tuvo el buen gusto de salir del Madrid). También se contagió de gonorrea catorce veces, de hepatitis B tres veces, cogió cinco veces la hepatitis C, Pi veces la hepatitis J, y cuatro veces el SIDA. Sin embargo, su avanzadísima medicación consistente en cubatas 50/50, coca tres veces por semana, y un bocata jamón al día, hacen que todos los bichos que pueblan su torrente (nótese el juego de palabras) sanguíneo se maten entre ellos y a ninguno le quede fuerzas para atacar a Torrente, por lo cual siempre mantiene un saludable aspecto aumentado por su varonil y viril cabelllera (no tiene pelo) provocado por un exceso de caspa fachosa gominosa y joseantoniana tipica de los cadetes y aspirantes de la Academia policial de Avila mas un exceso de caspa cutre provocada por un exceso de estress postrumatico que lo dejaron mas calvo que a Collina el arbitro italiano, también un gran adicto al sexo y mas calvo que una cerilla fosforo farolillo de burdel.

[editar] Manías

  • Negros: Claro, que esté en una piscina, se tire un negro y destiña, no le tiene que hacer gracia a nadie
  • Moros: Si son como los franceses pero en sucio, ya me contarás.
  • Gays: El hecho de ver a un tío que le propone un sano intercambio sexual fue demasiado para él. Sin embargo, a todos sus ayudantes les propone el mismo sano ejercicio para que ellos (los ayudantes) demuestren su hombría.
  • El Real Madrid: debido a su afición al buen fútbol, entabló amistad con Oliver Stone para apoyar al Manchester United. (A ver qué cara se le pondrá cuando Cristiano Ronaldo venga p´al Madrí)
  • Un exceso juvenil de gomina yuppy joseantoniana, cuando estaba en la Academia, y el posterior, depresión y estress policial y las descargas de adrenalina, bilirrubina y testosterona, en actuaciones rutinarias de cruda acción policiaca lo dejaron mas calvo que a Colilla (el arbitro itálico que parece un fósforo o cerilla).

[editar] Gustos

  • El Atleti: no se sabe nada después de que Fernando Torres se fuera p´a Inglaterra. Se cree que Torrente cogió una depresión de caballo y se hizo ermitaño.
  • Mujeres: ¿y a quién no?. (Bueno, aparte de Boris Izaguirre y las mujeres no lesbianas).
  • El jamón serrano: ídem de ídem. Sólo a ciertas personas con retraso mental y unos gustos muy delicados
  • Whisky: hecho por el cual fue promovido por Mike Myers y declarado hijo adoptivo de Escocia, y recibió la encomienda royal estuard-winsor escocesa (el único que la tiene junto a Gordo Cabrón, o sea, él mismo) y cuando fallezca, sus restos mortales serán enterrados en Stirling con la espada de William Wallace en el pecho, en honor a su promoción del producto típico de esta tierra, tan britanosa.

[editar] Frases típicas de Torrente

Torrente pajillas.jpg

El éxito de algunas de sus frases es internacional.

Naturalmente al ser español, Torrente siente la necesidad de interactuar con diversas damas. Visto que sus cualidades físicas no son las mejores y adolece de un ligero sobrepeso, es difícil que una mujer se fije en él. Por estos hechos, necesita llamar su atención mediante frases altamente delicadas y cuidadosamente seleccionadas para evitar malentendidos. He aquí una selección de las más finas muestras de la belleza de nuestro idioma. También se incluyen muestras de su camaradería con respecto a sus amigos

  • ¡To´l mundo quieto o me cargo al mono!
  • Gibraltar, español o pa' nadie.
  • Ha sido uno de los mejores polvos de mi vida, sin pagar (Puntualización: al ser su único polvo por el que no pagó en su vida, esta frase es redundante).
  • ¿Nos hacemos unas pajillas?... pero sin mariconadas, ¿Eh? (Pensando en pavas desnudas) Yo en tu hermana, y tú en la mía.
  • Perder a un padre es muy duro... pero cuando has perdido a dos, ya te vas acostumbrando.
  • El whisky es una de las cosas que más vitaminas tiene.
  • Vete a entrenar a tu puta madre, guapo.
  • Perdone... ¿es aquí lo de las... señoritas? - ¿Señoritas? - ¡que si tienen putas!
  • Pero, ¿cómo puede un hijo mío ser del Real Madrid, de un equipo de mierda?
  • Eso es droga, ¿no? ¿Droga? Claro. ¿Pero es mala? ¿Mala? ¿La droga es mala? ¡A ver! ¡aquí está la droga!, ¿te hace algo?, ¿te muerde?, ¿te pega?, ¿te araña?, ¿salta y te coje de los huevecillos? ¡Qué va a ser mala, hombre...!
  • El arma es como la polla de uno, no la toca cualquiera, hombre.
  • ¡El Fary es Dios!

[editar] Enlaces externos

[editar] Notas

  1. Napoleon III o III Reich
Herramientas personales