José Miguel Carrera

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
ChileFawm.gif ¡ESTA WEÁ TIENE UNA CACHÁ DE HUMOR CHILENO!
Si no entendís ni una custión de lo que dice este artículo, pregúntale a un shileno pa' que te lo explique o andate de aquí
No seái huevón
BanderaQuemandose.jpg ¡Advertencia! Este artículo hace humor con emblemas o personajes históricos patrios. Si temes que tu héroe u orgullo nacional baje de tu pedestal imaginario, entonces NO leas este artículo.
NO DIGAS QUE NO TE LO ADVERTIMOS
Jose Miguel Carrera Verdugo.jpg

José Miguel luciendo la piocha de su preferencia

Cita3.pngAristócrata y la conchetumareCita4.png
Bernardo O'Higgins sobre José Miguel Carrera
Cita3.png¡Váyase a la mierrrrrrrrrda, huacho del carajo! ¡¡¡Toma, culiao!!!Cita4.png
José Miguel Carrera a Bernardo O'Higgins antes de borrarle el hocico de un palmazo (según Canal 13).
Cita3.pngAaaahh, siempre voy ahí, me encanta apostar y siempre le apuesto al mejor caballo.Cita4.png
Bush sobre las carreras de caballo

José Miguel Carrera Verdugo (n. Santiago de Chile, 15 de octubre de 1785 - h.m. Mendoza, 4 de septiembre de 1821) fue, según yo muchos, el verdadero Padre de la Patria, aunque todavía falta que un examen de ADN lo corrobore. Uno de los más grandes Próceres de la Historia de Chile, a quien le debemos los chilenos, entre otras cosas, el celebrar el 18 de septiembre y una menor población de argentinos.

[editar] Biografía

Joseph Michael Race Executioner fue el más caraerraja pulento de los Carrera brothers. Pasó los años de su infancia hueveando en un pequeño solar donde se encuentra emplazada actualmente La Moneda y la Plaza de la Constitución. Su hermana Javiera bailaba la refalosa, con el sostén en la mano, y los calzones en la boca, hermosa fina y valiente, y su mirada orgullosa.

Pertenecía a la así llamada aristocracia chilena, pues sabía bien quiénes eran sus padres: el señor don Nacho Carrera, y su madre, la comadre Verdugo. Recibió una educación estricta y jamás aceptó que Chile fuese gobernado por árabes vestidos como europeos españoles. De hecho, lo primero que escribió fue «Godos, Go Home!» en un pequeño pasquín de muy escasa circulación.

Siendo un adolescente, fue enviado al extranjero para tener una mejor educación, pero José Miguel consideraba que ya estaba bastante educado para eso y se dedicó al aprendizaje de los usos y costumbres europeas.

Cuando el Rey de España se encontraba invadido por un enano franchute de poca monta apodado el Napo, Joseph Michael lo defendía de las tropas napolitanas (de pizza, no de Napoleón) con sus Húsares Gallegos; sin embargo, el Rey cambió el trono por alojamiento en un Hotel Hilton, gamba pa' la micro, tres camboyanas y que le sucediera un tipo bueno para la pachanga. Decepcionado el Joseph Michael, volvió a Chile donde se encontró con que los muy valientes patriotas (liderados por O'Higgins) juraban de guata lealtad al Rey, tanto así que ellos mismos instauraron una Junta de Gobierno Provisional donde hacían corridas de toros y comían jamón serrano. Esto no le cayó nada bien y, dándole un golpe en el mentón al vejestorio de Mateo de Toro y Zambrano, lo derrocó y se instaló como gobernante de Chile, en lo que fue el primer GOLPE DE ESTADO pronunciamiento militar (suena más bonito) de nuestra larga tradición republicana.

Aurorashile.jpg

José Miguel también fue portada en la Aurora de Shile, primer diario copuchento de la farándula criolla.

[editar] Sus años como Dictador Jefe de la Junta de Gobierno

Fue el segundo primer Dictador Jefe de la Junta de Gobierno de Chile en la época de la Patria Vieja, y estando en ese cargo realizó grandes obras, entre las cuales destacan las siguiente:

  • Creó la primera bandera nacional (sin el logotipo de "Visa"); azul, por el color de su uniforme de general, blanco, por su caballo, y amarillo, porque Carrera padecía de hepatitis crónica.
  • Creó la primera Biblioteca Nacional, para que los literatos vieran porno leyeran libros todo el día, hasta que sus ojos no pudieran más, y los jóvenes de la época se juntaran a esperar a alguien, sentados como hueones en las escaleras. Formuló vasitos con cuerdas un proyecto de conexión entre aparatos de comunicación personales en los distintos hogares del país, pero no pudo llevarlo a cabo (a los gringos les gustó la idea y algunos años después inventaron la Internet).
  • Creó el Instituto Nacional, donde los pingüinos criollos protestaban y los brutos eran obligados a estudiar para que así pudieran trabajar para el Estado cuando grandes.

Si bien su Gobierno fue relativamente exitoso, su gran aporte fue celebrar el 18 de septiembre como Fiesta Nacional, tradición que llega hasta nuestros días, a pesar de que al igual que en ese entonces muy pocos chilenos sepan la razón por la que toman hasta quedar hechos mierda celebran sanamente.

En 1814, se puso a discutir con O'Higgins acerca de dónde debían emboscar preparar una fiesta sorpresa para los españoles, si en Angostura o en Rancagua. Finalmente se decidió por el segundo, lo cual fue un verdadero desastre ya que los invitados no trajeron regalos, desembocando así en la media cagá muerte de todos los presentes y la arrancadera de patriotas, dando inicio a la Reconquista Españolísima, tío.

[editar] Vida en el exilio

Cuando llegó a Mendoza con todo el huevonaje patriota, Carrera se entrevistó con José de San Martín, para que éste le prestara tropas para volver a Shilito. Pero San Martín, junto con el huacho Riquelme (forma en que el prócer le decía a Vernardo Osinji por no tener padre), pertenecían a la Logia Lautaro (una secta masona secreta, algo así como los Illuminati o las tortugas ninja). Así que el San Martín mando a la cresta al Carrera y lo echó a patadas con lo puesto a Buenos Aires.

Llegaron a la capital del Reino Argento, su esposa Mercedes Fontecilla trabajaba de garzona en un pub argentino, mientras Carrera jugaba béisbol con un teniente gringo, quien lo convenció para que dejara a su esposa y a su hija botadas para irse de carrete a Las Vegas en Gringolandia.

Cuando arribó a la tierra del McDonald's, hizo las movidas para entrevistarse con el presidente gringo George Washington y pedirle un poquito de ayuda. Lamentablemente, él le quería comprar unas tierras a los españoles, unas playas donde llegaban en balsa los pueblos canoeros que se arrancaban del paraíso de Fidel Castrado. Carrera le dijo que le ayudara de forma piola y que si le prestaba unos barquitos, después nuestro país firmaría tratados de libre comercio con ellos y dejaría que la CIA actuase con impunidad en caso de que llegara a gobernar un presidente rojo. Al Gran Queso Gringo le pareció una idea brillante y le prestó unos barquitos para que fuese a Shile.

En el viaje se acordó de que tenía esposa y pasó a buscarla en barco. El gobernador de Bonosáire vihte era también de la Logia, así que le chorió los barcos, y Carrera se fue de PLR a su casa en Argentina.

Por obra de "magia", su esposa tuvo una hija más (mish), y Joseph Michael les quería mostrar Chile, la hermosa tierra del Transantiago, los quesitos, el plan AUGE y la LOCE. Como no lo dejaron atravesar la cordillera, prefirió vacacionar en Argentina junto a unos montoneros asesinos soldados civilizados que no tenían nada que hacer y se dedicaron a asaltar, matar y violar ciudades argentinas para que no nos ganaran y clasificáramos al Mundial de Fútbol (y todavía lo hacemos).

[editar] Fusilamiento en Mendoza

Carrera fue el principal rival de Bernardo O'Higgins, quien le tenía sangre en el ojo por andar tratándolo de huacho y leprechaun irlandés; no se llevaban muy bien, eran agua y aceite, eran parafina y fósforos. Carrera culpaba al propio O'Higgins y a la Logia Lautaro de haber asesinado a sus hermanos Hugo, Paco, Luis y Juan José, a los que los reventaron a balazos en Mendoza por no haber pagado la coima a los argentinos tratar de conquistar a Chile y el Universo ellos solos.

A Carrera lo acusaron de tener cara de chileno andar conspirando contra el Nuevo Orden Mundial y la Navidad, hacer trampa para que ganara la Roja, tener caries, haber diseñado el Transantiago, y, como no tenía plata para pagarle a los jueces che sus antecedentes no eran muy limpios, también lo fusilaron en Mendoza, el 4 de septiembre de 1821 para que no celebrara el 18. Enviaron sus restos hechos fiambre a Santiago City, donde fueron enterrados en la Catedral, y a los fallecidos papás de Carrera les mandaron la factura por los gastos del fusilamiento, con la que cayeron en el DICOM del más allá (sí, también están allá).

En Chile todos sus amigos lloraron su muerte, entre ellos, su hermana Javiera Carrera (la misma patriota que le prendía velitas a «la refalosa»), quien sobrevivió hasta 1862, cuando la pelá se la llevó como pa'l otro mundo.

Su nieto, Ignacio Carrera Pinto, llegó a ser capitán de Ejército al mando de (según la versión peruana) un destacamento de tanques y bombarderos nucleares ingleses; es héroe nacional por morir hecho pebre en la masacre de la Concepción (durante la guerra Pacífica) allá por el Perú (cuando aun no era territorio autónomo de Chile). Aparece actualmente en los billetes de luca (por si ha visto alguno últimamente).

[editar] Personalidad de Carrera

El guerrillero Manuel Rodríguez fue su compadre y gran amigo. Nuestro recordado vate (poeta por si no sabía) Pablo Neruda se refirió al prócer chileno, como «príncipe de los caminos, hermoso como un clavel, y embriagador como el vino». Carrera era príncipe de los caminos, porque era un buen jinete, como su compadre, el guerrillero; hermoso como un clavel, porque siendo casado y con hijos, tenia mujeres con hijos por donde quería, y embriagador como el vino, porque también le hacía al copete como todo chileno.

Herramientas personales