José Montilla

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Banderacat.gif Este artículo contiene altas dosis de humor catalán.

Si no lo entiendes es que eres menos catalán que un restaurante chino.

REMEMBER, CATALONIA IS NOT SLOVAKIA!!!


Sevillana.jpg Ehte artículo posee una arta tasa de humó andalú. Si no ties ni pajolera idea de que es Andalucía, o no vives allí, pírate y no noh toque má loh cohones, ¡So malaje!



Cita3.pngSeré el president de todos els catalanes, àdhuc i nogensmenys seré alcalde de Cataluña/ Voy a ser Emperador Charnego a perpetuidadCita4.png
José Montilla en el discurso como nuevo Presidente de Cataluña
Cita3.pngMontilla is the first catalanandalusian president of the WorldCita4.png
George W. Bush sobre sobre Montilla
Cita3.png¡Ah… sí! Tenemos una cuenta pendiente con él... sobre un crédito de 1000 millones y una OPA...Cita4.png
Ricardo Fornesa sobre Jerifalte de Gas Gutural y mafioso en funciones de La Caixa sobre Montilla
Cita3.png¡Ja! Wir Konoschieren Herr Pepen Montillen. Das ist horrifikenministrenvonSpanien und Zapateren mejunjen, ¡Ja!, natürlich, ¡eine Kathästrophen Charneguen...!Cita4.png
Cita3.pngEhhhhhh... ehhhhh... ahhhhhh... ehhhhh...uhhhh... ahhhhhCita4.png
Montilla I el Charnego en declaraciones sobre la legalidad de sus maniobras con La Caixa y Gas Natural para la OPA sobre Endesa


Josemontilla1.jpg

Montilla comunicándose con Carod por telequinésis.Aviso, interrumpirle en ese instante puede ser mortal

Pepe Montilla (Pep, en catalán reciclado) es uno de los políticos más carismáticos de la República Imperial de Cataluña. Conocido también por sus conocimientos gastronómicos, es famoso por su publicitario eslógan: “Montilla, qué meriendilla: el alimento que Cataluña necesita” (de casual parecido con un anuncio de Nocilla, aunque, consultada esta empresa, fuentes fidedignas nos han confirmado que se trata de marcas diferentes. De hecho ya extrañaba que Montilla fuese cacao en tarro, aunque para armar cacaos es también alguien único en su especie).

[editar] La Meriendilla que Cataluña se tragó

Aparte de las cerdadas que algunos hacen (han hecho y harán) con la Nocilla, Pepe (Pep) Montilla sirve para mucho más. Sabe hablar muchísimas lenguas, aunque nadie ha llegado a aclarar exactamente cuántas. Parece que tiene conocimientos consolidados al nivel Z de catañol, algo de polaco chapurreado, marbeluñés de las cercanías de Closlona y, desde hace unos diez años, un poco de andaluz oscuro. Sobre si habla o no catalán la cosa ya es más complicada.

Expertos del Trinity College de Londres han verificado que NO habla español, pero expertos rivales de la Universidad de Cambridge han apuntado a que tampoco habla (del todo) lo que podríamos llamar un catalán estándar.

Para redondear el lío, algunos militares de la Academia de Yale han dado su opinión acerca de la gran cantidad de puñaladas brutales (al estilo de Brutus, hijo adoptado del memo de Julio César, que tanto temía a Astérix y al final va y lo asesinan en su propia casa y con un puñalito de nada...) que asesta el político, aunque como el exemperador Maragall III% ya está muerto nadie les pudo sacar de dudas con este tema.
Harpomontilla.jpg

Montilla en sus comienzos junto a su hermano.

[editar] Habilidades Montillescas

Entre sus muchas habilidades están las de ir escalando puestos de poder saliendo de la casilla “Iznájar” de un Monopoly que él mismo ha patentado (y que se vende como los churros, sobre todo entre los andaluces, aunque eso ya no me pregunten por qué) para, tras cobrar indistintamente dinero de la Banca (de hecho es el único Monopoloy del mundo en el que te regalan dinero en forma de créditos perdonados por valor de 1000 millones de euros más regalito de una OPA patrocinada por Caja de Ahorros y Pesetillas llamada La Caixa, o sea la Caxa, o la Caja, o también llamada La Mafxia) siempre consigues llegar al final de golpe: a la casilla de Emperador-Presidente de la República Imperial de Cataluña.

Lo malo del juego es que, como en todo, Montilla no ha introducido algunos cambios en puntos especialmente defectuosos: primero porque todas las casillas sólo te permiten ir esquivando la cárcel (sin volver a empezar) a base de créditos condonados. Cuando llegas a la fase de “alcalde de Iznájar de Llobregat” (una de las poblaciones más importantes de Cataluña, famosa por estar llenita a rebosar de andaluces que dicen ser catalanes pero no entienden del todo el catalán) puedes encontrarte con competidores: debes evitar la casilla de la Muerte Maragall (presidida por el peligrosísimo signo del 3% del Carmelo) o, sobre todo, la de un bigote pintado con las siglas ERC que pertenece, sin duda, a tú mayor peligro: Carod Rovira.

Por lo demás, el juego es un chollo de los grandes. Puedes llegar a alcalde, mafioso de cortijo, ministro de España en Industria Supersónica para llenar el país de OPAS con los que te han perdonado los 1000 millones, mayordomo y Jefe de la Geztapo Zapateril de Zapatero (GZZ), intoxicador oficial del régimen marbeluño o, incluso con suerte, Emperador-Presidente de la República Imperial de Cataluña (y colonias de ultramar, o sea los llamados Països Catalans).

Para ganar el juego siempre debes hacer un tripartito con otros tres jugadores: de este modo ganas casi siempre, pero lo malo es que el susodicho Carod Rovira puede llevarte por casillas ciertamente nefastas... y peligrosísimas.

Y más de uno de los que echas del tablero (porque no forman parte del trío) se puede cabrear bastante y te puede hacer la vida imposible... sobre todo si hasta tienes la caradura (Montilla es experto en caradurear) de robarle la presidencia habiendo perdido.

[editar] Carrera política

Josemontilla2.jpg

El tío Pepe de Córdoba

Aparte de inventar este exitoso Monopoly Montilla, Pepe Montilla también inventó, creemos, los McM’s (Mac Montilla’s), unos establecimientos de comida rápida marbeluñoandaluza con muchísimo éxito tanto en la provincia de Córdoba como en el Rosellón (donde los franceses, desde que los inauguraron, han dejado de ir a comprar hamburguesas al Intermarché).

El futuro Emperador-Presidente del Régimen Catalán empezó su tierna infancia en Iznájar del Campo de los Olivares, cerquita de la bella Córdoba, antaño capital de los antepasados de Bin Laden y de su nieta Latiffa (traducido: Lacaca) Al-Jalilí Abú-jalalalá jajajajá Ut (lo de Ut era su segundo apellido, ¿eh?). Como el Califa Bin Laden Abuelo planeaba dominar toda la Hispania conocida por aquel entonces (obsesión que sus descendientes han heredado incesantemente, así de alelados están), los iznajarianos tuvieron que ser sus esclavos durante 300 años y ocho siglos hasta que doña Isabel la Católica les liberó de las manías de imbéciles de los moros (que siempre han tenido las mismas, o sea doblar la espalda y pillar lumbago mientras se intenta berrear el nombre de Hálala y, de paso, dominar el mundo).

Esos duros años de esclavitud generaron un sentimiento psicotrónico de éxtasis esquizofrénico de frustración y charneguismo militante en los iznajarianos, y el futuro Pepe (Pep) no sería una excepción.

Tras nacer y ponerse a recoger olivas y a dormir la siesta tras coger tres olivas y media del campo de olivares (algo que para los andaluces es deporte oficial), se encontró con que en el pueblo no tenía futuro. Así que decidió abandonar a sus hermanos (entre los que se sospecha que podría estar hasta el mísmisimo Manuel Chaves)y darse un paseo por la lejana Jauja de la época, Cataluña. Como 500 millones de andaluces (incluyendo a Blas Infante, seguramente arrepentido de su invento) decidió emigrar hasta ese lejano edén.

Al llegar a Closlona (que, en aquell época, se llamaba Barcelona del Generalísimo y Caudillísimo Paquito Franco) se puso inmediatamente a trabajar, se metió a vivir del cuento con varias chapuzas y, tras contactar con miembros de la resistencia del PSOE, los sociotontos lo ficharon para delegado suburbano sindical de Can Tunis y Cornellà Medio (Can Túnez e Iznájar de Llobregat este).

Josemontilla3.jpg

Pep Montilla en una conferencia en la hunta de Andalusía Cataluñya

Como delegado del partido hizo amistad con otros varios charnegos vividores del cuento Tolkien como la famosísima bruja (que predecía ya en aquella época un lejano Estatuto) Manuelona de Madre de la Madre que la Parió y, entre otros más refinados, de Pascualín Maragall Junior (luego el futuro Emperador que Montilla asesinaría), Johan Close (futuro alcalde-dictador de Closlona, de donde se tomó el nombre), Montserrat Atura (ganadora del concurso de Fealdad con gafas 1974 y campeona mundial de Perros de Atura, un deporte catalán fundado por ella misma) o Narciso Sierra (futuro creador de la entidad Caja Marbeluña, una de las bases financieras del régimen imperial de la República Catalana en la actualidad).

Como buen sindicalista no pegaba ni sello y siempre berreaba o berreaba en las huelgas sin lograr nunca nada más que pasarse el día en tiempo libre (y hasta con sueldo del comité), así que como ambicionaba más poder decidió hacerse alcalde de Iznájar de Llobregat cuando la democracia se implantó a la fuerza en la España de Juan Carlos I.

El cambio de régimen fue desastroso para muchos, pero Montilla supo sacar provecho del acontecimiento convirtiendo la antigua Minas Cornellà de Llobregat en Iznájar de Llobregat, el cortijo maldito donde reinó como Rey Brujo Absoluto.
Pasqual Maragall Jose Montilla.jpg

Todos quieren a Montilla.

Otros de sus aliados lograron convertirse también en alcaldes del llamado cinturón rojo barcelonés: Manuelona se hizo alcaldesa del Reino Maldito de Santako (Santa Coloma de Gramenet) y Pascualín se erigió en alcalde olímpico de Closlona (donde después llegó el reinado de Johan Close, de mal recuerdo aún entre los barceloninos). Desde entonces el PSC y los sociotontos se extendieron como una marea negra por toda la Cataluña Media, aunque la otra mitad resistió gracias a los láseres y CIU, y a la Fuerza del Maestro Jedi Yoda Pujol.

Tras el Imperio de AznarVader, el nuevo Emperador Mr. Zapatero Bean puso a Montilla de ministro de Industria Supersónica. Y ahí fue donde tuvo que devolver el crédito que le regaló la Caixa con OPAS totalmente manipuladas sobre la empresa Endesa, que quería ser conquistada por el caballero blanco EON, que era alemán y bebía cerveza en cantidad.

La princesa Endesa fue finalmente rescatada de las garras del Caballero Negro Gaseoso Antinatural por el Caballero EON, porque a la pobre le gustaba más la cerveza que los gaseoductos argelinos que explotaba el primero, pero Montilla ya no tuvo que pagar ningún crédito porque ocultó su fracaso asesinando traicioneramente al antiguo Emperador de Cataluña, Maragall, para ser convertido él mismo en el nuevo Emperador. El nuevo maleficio logró conquistar toda la Cataluña Media (Yoda Pujol ya se había retirado a meditar a Dagobah-Queralbs y el aprendiz padawan Artur Mas Gavarrawalker aún era demasiado inexperto y le jugaron nuevamente la treta de hacerle un tripartito).

[editar] Reinado y actualidad

Montilla I de Iznájar tiene el gran honor de ser el primer Presidente-Emperador de Cataluña de origen charnego (o sea no catalán pero que pretende hacerse pasar como tal), lo que supone que cualquier día de éstos hasta un tipo llamado Mustafá Alalalé o un tipo llamado Mokolele Anoú o una tipa llamada Mamaíta Rosario Márquez o Svetlana de Vientodelllano (Ventdelplà) lleguen a ser presidentes/presidentas de Marbeluña.

De momento ya se han apuntado en listas de espera para llegar a futuros jerifaltes del régimen una larga serie de Mohameds y Alalalás, de Chengs Tao Taos, de Boris Gorgorovs Jokorovitx y de Samueles Unga-Unga Ettooeeess (aunque éstos prefieren más llegar a primeros presidentes negros del Barça).

Pepe (Pep) gobierna ahora el régimen con mano de hojalata, pero depende completamente del espíritu maligno de Carod Rovira, resucitado tras la Primera Edad del Tripartito y regresado bajo la forma de Vicetodo Rovira, el poder en la Sombra. Aunque el PSC y los sociotontos parecen haberse apoderado a perpetuidad del gobierno, éste aún tiembla ante las declaraciones de ERC y los tomates y ensaladas Saura&Mayol de ICV. Y para acabar el cuadro, el joven Padawan Artur Mas Gavarrawalker juró venganza y volver a apoderarse del Imperio que fue de los Jedi de CIU.

La saga de Montilla, sin embargo, continúa...


[editar] Romance de Don Montilla

La fama del charnego ha llegado incluso a ser digna de un bello romance, recogido en el Cancionero Cataláunicoandaluz (s. XV), que está actualmente custodiado en la Biblioteca Nacional por la incomparable vieja peliroja Rosa Regás, una sindicalista de altos origenes burgueses especializada en regímenes dictatoriales y canciones satíricas al estilo marqués de Santillana y Michael Jackson.

Su letra (conocida mundialmente y hasta en Marte) es la siguiente:

Romance de don Montilla

De todos es conocido

el dicho de un burdo truhán,

que a áureas arcas venido

por un bobo fue a parar.

Midiéronse los impuestos,

contáronse los caudales,

la zarpa empezó a rascar,

que nadie diga que déstos

nada hay que aprovechar.

Tomando ya los ducados,

que ofreciéronle ganar,

dejó sus cargos prestados

¡Montilla, hay que sonsacar!

Si en todas estas conquistas

queda lejos el pudor,

decid vos si no visteis

a una Caixa sin rubor.

¡Pardiez -sugiérente muchos-

si es cosa de lodazal!

¡Bobo solemne y merluzos

adoran tu festival!

¡Si a ti te dan mil millones,

es que ya no queda honor!

Si a mi me dan un real,

llámenme ahora Montilla

Marqués de Luz, y natural

de un Gas que es maravilla.

Caballero en catalán,

andaluz en mis favores,

burlador que no es galán

en dineros picarones.

Sultán todopoderoso,

rey de la buena sombrilla,

gurú, visir tenebroso,

mandarín de Pacotilla.

Merendolas yo me zampo,

tertulianos ya me alaban,

y entre plato y plato planto

comisiones que desmayan.

¡Ay, qué vida más gustada!

¡Ay, qué laureles, qué glorias!

Ni Creso ni su dorada

probaron destas victorias.

Ya sólo queda el postrero

ademán dicharachero

que Zapatero el Primero

me haga ya su limosnero,

despida a don Maragall

saliendo de él esta rosa:

y la Cataluña hermosa,

sea mi arca preciosa.

¡Ay, qué vidilla que llevo!

¡Ay, qué millones, qué opas!

¡Ay, que se me ve el plumero

de Zapatero Primero!

De todos es bien sabido

la estafa de don Montilla:

que de oro ya ha sido ungido,

que en plata todo acaudilla.

¡Ay, qué buenos mis amores!

¡Ay, qué cheques, comisiones...!

¡Ay, que me meto más dones,

en el bolsillo amarillo!

De todos es repetido

lo que Fornesa exclamó,

al ser, pues, bien recibido

por bobo a solemnidad

que en mala hora ganó:

¡Mídanse los impuestos,

cuéntense los caudales,

corra pasta ya a raudales,

que empiece la zarpa a rascar,

que nadie diga que déstos

no hay de qué aprovechar!

Herramientas personales