Joseph Goebbels

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Paul McCartney Joseph Goebbbbbels
link={{{3}}}
Josephemo.jpg
Nacimiento Defunción Alemania
Origen Nazismo.
Su vida
Sobrenombres Cojo, nerd, emo, tostado, enano, puto gay maraca.
Lugar de residencia Berlín, y después Acapulco.
Se dedica a Política, cojear y vender helados.
Estado actual Ahora ve crecer los rabanitos desde abajo.
Hazañas logradas Si quieres leer hechos, lee Hechos, en la Biblia.
Relaciones Nazismo, Ostracismo, Menemismo, Ismo de Panamá.
Enemigos Todo aquel que no fuese judío.
Poderes especiales Masturbarse furiosamente.
Objetos Zapatos de taco alto.

Paul Joseph Juancito Pérez Goebbbbels fue un nerd cojo, político e ideólogo alemán de la primera mitad del siglo XIX, amante de Hitler como así también su Ministro de Propaganda, encargado de llenar Berlín de afiches inútiles al mejor estilo Macri. Tras una fugaz carrera cuya culminación fue la asunción de la cancillería nazi durante aprox. cuatro horas, el mandato mas corto de cualquier otro Canciller alemán, Joseph Goebbels se suicidó junto a su esposa. Al principio dudaron un poco, pero cuando un visitante del futuro les advirtió sobre las aberraciones que vendrían en el futuro, no dudaron en cerrar la puerta de la habitación hermética en la cual murieron asfixiados por sus propias flatulencias.

[editar] Infancia y Primeros Años

Goebbals scowling.jpg

La tierna y cariñosa mirada de Goebbels era muy hermosa

Josecito, como lo llamaremos a partir de ahora, nació en un pueblito alemán llamado Mönchengladbach Nazifhürerkirchen, ubicado muy pero muy cerquita de la frontera con Holanda, tan cerquita, que no fue holandes de puta mala suerte, nomás. Su familia era de origen judío convertida al pastafarismo, y fue ese origen judío el que hizo que Josesito, pese a no ser judío adquiriese una enorme simpatía hacia ellos, judeofilia que hizo que Joseph se convirtiese en el amante mejor amigo de Adolfito el bigotudo chaplinesco. Pero falta aún mucho para eso, y Josesito apenas tiene cinco años, y está en el jardín de infantes de Nazifhürerkirchen. Hoy le sacó los ojos y le bajó los dientes a un compañerito que se había burlado de él por ser cojo, Josesito tenía que atarse una piedra debajo de su zapatito izquierdo para poder caminar bien, de lo contrario se daba de bruces contra el suelo, por eso había quedado así de tio1.jpgenesco. Pero él siempre veía el vaso medio lleno: Si su pierna derecha era demasiado corta, siempre su izquierda era mas larga. Oh si, Josesito era un tipo bien optimista. En fin, tras una infancia traumática por el hecho de ser muy petiso, cojo, nerdo y ultrasionista, Joseph creció y fue a la primaria, donde sufrió lo mismo, pero peor.

[editar] Adolescencia y Juventud

Es recién en la secundaria donde comienza a diseñar tanto económica como arquitectónicamente los centros de recreación que después harían las delicias de los privilegiados judíos europeos. Pasaba horas distraído en clase con la cara apoyada sobre una muñeca, y con la otra mano dibujaba los planos de campos de diversión, dichos planos después serían capturados por los aliados para crear sus propios campos de diversión como Disneylandia, que de hecho, y por si no lo sabían, está basado en los planos arquitectónicos de Auschwitz-Birkenau. Joseph era muy soñador, y si bien estaba obsesionado con hacer el bien a sus paisanos hebreos, no tenía ni un centavo para llegar a cabo dichos sueños. Pese a estar obsesionado con su plan de beneficencia hebraica, Joseph lograba igual ser un excelente alumno, de hecho estuvo entre los cinco mejores de su división al egresar de la secu... Vale aclarar que en su división había nada más que seis alumnos, y uno había tenido que abandonar por enfermedad...

Ya al egresar, Joseph se metió en diversas universidades como las de Bonn, Friburgo, Buenos Aires, Würzburgo, Colonia (Uruguay), Francfort, Universidad de Tuvalu Ulterior, Merlín, digo, Berlín y Heidelbbergergegsevkljebhdvkn, en donde gracias a distintas pecas estudió de forma gratuita disciplinas y ciencias tales como el origami, lenguaje de sordomudos, Como disimular su cojera en siete dificultosos pasos, idioma jeringoso, boxeo canino. Finalmente, egresó como Licenciado en Cojera, con una tesis sobre la cojera de las lombrices.

Cabe aclarar que pese a competir en fealdad con Tío2.jpg, Goebbbbbbels era un gran conquistador de mujeres, habiéndose encontrado en su diario íntimo (pese a que tener diario intimo es bien de maraca) mas de treinta mil mujeres amantes suyas todas ellas imaginarias.

[editar] Llegada al nazismo

Goebbelsasasd.jpg

¡Ahora les enseñaré cómo chupar una polla, para lo cual utilizaré este consolador de mi esposa! El primer paso es abrir bien la boca como la estoy abriendo yo ahora.

4546125804 a771c779da.jpg

La relación entre Goebbels y Hitler era extraña. En la imagen, Joseph golpeando con su codo a Hitler en su nuca, aprovechando que el Alzheimer le hacía olvidar las cosas rápidamente.

Josesito ya había conseguido un prestigioso empleo de heladero gracias a su licenciatura, y le estaba yendo muy bien en todos los sentidos. Un día, estaba caminando por una calle de un barrio de alguna ciudad de algún país de algún planeta de alguna galaxia de algún universo cuando de repente... tuvo ganas de mear. Pero no había baños ahí cerca, en Alemania está estrictamente prohibido orinar en la calle, y menos si es en la calla Lacalle, así que entró al primer edificio que vio abierto, sin fijarse que lugar era. Cuando salió del baño ya aliviado, se fijó en que había un montón de gente de cabeza rapada, brazos en alto, uniformes grises o marrones, o en su defecto camperas negras de motorista y brazaletes con la cruz esguástika. Había un par que se estaban besando... ¡Oh, no, me metí en una convención de furris nerds skinheads!!! pensó el joven y aún ingenio Josesito, alarmado. Pero no, no era eso. Era la sede del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Gays de Alemania. O nazi, pa' abreviar. Un petiso de bigote cuadrado se le acercó a Josesito mientras este miraba horrorizado el retrato de un hombre deforme, sin sber que era un espejo. Cuando vio al bigote, Josesito extendió radianta su mano para estrechársela:

Cita1.png-¡Mucho gusto señor Charles Chaplin!¡Yo soy un fanatico seguidor de sus películas, me parecen muy graciosas!-

-Le agradezco, joven, pero yo no soy Charles Chaplin, yo soy Adolf Hitler, y permítame pedirle un favor.

-Ouhhh, yo quería conocer a Chaplin... pero en fin, ¿Que favor quiere?

-Saque su pie que me esta pisando desde hace diez minutos... Bien, gracias. Ahora, aquí tiene la dirección de un albergue transitorio ubicado en la Ringersprumbergstrasse, vaya allí, a la habitación 42 a las once de la noche, que quiero mantener una charla con usted acerca de los ideales de este que es nuestro partido. Y no se olvide de traer una botella de champagne bien helada y una zunga de leopardo.Cita2.png

Se sabe que Goebbels asistió a la habitación, pero no se sabe exactamente en esa habitación a lo largo de las once horas que los dos hombres estuvieron ahí encerrados, aunque hay testimonios de que los de las habitaciones vecinas se quejaron porque no podían dormir debido a ruidos extraños, gemidos y gritos de placer. Y bueno, viejo, vos también que queres, si es un telo, un lugar donde la gente va a f*llar...

Luego de esa accidentada noche, Goebbels aceptó unirse a la NSDAP (Nerds Sociópatas Débiles Alérgicos a Personas), una organización ideal para nerds como él. Ah, y tambien se unio al partido nazi, tras ser sobornado por Jitler con mil barritas de chocolate blanco, un chocolate puro y bien blanco, como correspondía a un ario rubio, alto y atlético como Goebbels. Irónicamente, el chocolate blanco no es puro, sino que lleva leche...

[editar] Actividad política

Goebbels.jpg

Y pensar que este coso pudo haberle ganado el puesto del 2° más feo de la Inci a Tio2.jpg... e incluso pudo haber competido por la 1° magistratura.

Goebbbbels estaba encantado con la ideología del nazismo de dar placer a los judíos, y de su plan de hacerles el mejor regalo de la Historia. Mostró tanto entusiasmo en ese punto que se ofreció para ser gerente de dicho proyecto. Luego, fue declarado también ministro de propaganda del partido, donde pronunció la famosa frase: Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad. Mhm... a ver, hagamos un experimento:

1.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 2.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 3.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 4.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 5.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 6.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 7.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 8.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 9.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 10.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 11.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 12.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 13.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 14.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 15.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 16.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 17.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 18.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 19.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 20.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 21.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 22.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 23.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 24.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 25.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 26.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 27.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 28.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 29.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 30.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 31.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 32.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 33.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 34.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 35.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 36.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 37.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 38.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 39.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 40.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 41.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 42.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 43.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 44.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 45.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 46.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 47.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 48.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 49.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 50.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 51.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 52.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 53.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 54.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 55.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 56.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad

Goebbena.jpg

Goebbels entrando a la iglesia con su prometida.

57.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 58.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 59.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 60.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 61.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 62.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 63.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 64.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 65.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 66.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 67.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 68.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 69.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 70.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 71.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 72.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 73.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 74.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 75.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 76.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 77.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 78.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 79.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 80.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 81.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 82.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 83.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 84.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 85.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 86.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 87.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 88.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 89.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 90.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 91.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 92.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 93.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 94.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 95.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 96.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 97.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 98.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 99.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad 100.Una mentira dicha mil veces, se transforma en verdad

Esteeehh... bueno, relean lo anterior diez veces, y veran que no es cierto que una mentira repetida mil veces, se transforma en verdad. Conclusión: Refuté a Goebbels. Al margen de eso, cuando sucedió el Putsch de Munich, donde Himmler ordenado por Hitler decidió aprovechar la ebriedad de los bábaros para conducirlos y armar un golpe de estado, Goebbels estaba cagando en el baño. Era curioso que como papel higiénico s ellevase un ejemplar de una revista Play Girl... la cuestión es que ese día Goebbels se salvó por estar hechando un garco, mientras que todos lo demás, incluído el bigote, como lo apodaban a Jitler, fueron apresados y enviados a la cárcel. Cuando Goebbels salió del sanitario y vio la sede del partido nazi vacío, creyó que le habían jugado una broma, pero cuando vio las noticias, se puso muy triste y retomó su empleo de heladero. Una fría noche, conoció una prostituta que le estaba comprando un helado de frambuesa. Goebbels estaba tan maravillado de ver una mujer de verdad por primera vez en su vida, que le entregó uno de frutilla. Dicho incidente hizo reír a ambos, y luego vino la conversación, y luego el romance, el amor, el noviazgo, y Marga Quandt, tal el nombre de la putita barata meretriz, abandonó ese feo pero tan útil trabajo que tenía, y Goebbels también abandonó el suyo para reintegrarse al partido nazi, cuando su jefecito salió de prisión.

Fue entonces, cuando comenzó su verdadera labor. Preparando y diseñando afiches malísimos y creando una conciencia en la gente de cuánto los judíos merecían ser premiados por la sociedad, mandó construir extensos campos balnearios con todas las comodidades para los hebreos. Su favorito y el más grande de todos, fue Auschwitz Birkenau, que era como DisneyWorld para los nazis, y el juguete y orgullo de Goebbbbels. Pero eso da para un próximo futuro artículo, si Dios y los moderadores de la Inciclopedia lo permiten :)

[editar] Muerte

A lo largo de varios años, todo funcionó bien, pero un día Goebbels se despertó con ciertos extraños estruendos cerca de su humilde mansión con tres piscinas y cinco prostitutas laosianas. Cuando le preguntó a uno de sus esclavos sexuales soldados que eran esos ruidos, contestó:

Cita1.png"Stalin le está dando su sorpresa de cumpleaños a Aodlfito"

-¡No puede ser! ¡¿Como coño los rusos han llegado a estar a las mismísimas puertas de Berlín!?? ¡Yo ayer le había dicho al pueblo que el ejército alemán estaba a punto de capturar Los Ángeles, Washington y que estábamos casi a las puertas de Nueva York, además de haber completado la conquista de Inglaterra y la URSS!!! ¿Entonces era todo mentira??-

-Me temo que sí, señor, de hecho, los rusos han cercado Berlín desde hace un año, y tienen tanta confianza en derrotarnos que se tomaron su tiempo y decidieron hacerlo un día cualquiera, cuando estuviesen aburridos... Bueno, anoche se nos acabaron las ideas para hacerles espectaculos cómicos, y se ve que hoy amanecieron aburridos...

-Scheiße!!Cita2.png

Para mas referencias, vean el correspodiente artículo. Retomando lo nuestro, Goebbels creía que Alemania aún tenía posibilidad de ganar la guerra, por lo que se quedó lo mas tranquilo tomandose unas birritas y mirando un poco de porno nazi furry, cuando una bomba destruyó el techo de una de sus inmensas mansiones. Comprendió entonces que lo mejor que podía hacer era mudarse al lado del Fhurer, así que con su esposa y sus cinco hijos: Pirulo, Pirula, Pirulín, Pirulete y Pirulinski (Todos sus nombres empezaban con P para honrar al Pato Donald, su héreo personal) se mudó al Fhurerbunker, que era como la Baticueva, pero en version nazi. Y allí decidió esperar en final... del cuento de Caperucita Roja y los Tres Cerditos Violadores que estaba leyendo su hija Pirula. Pronto los bombardeos se hicieron más y más fuertes, y Josesito y Marga decidieron follar por última vez, sin preservativo, como siempre. Caramba, eso explica muchas cosas.... La cuestión es que de repente se les apareció un personaje amarillo de la nada, que era tan amarillo, que de no ser por sus ojos enormes, redondos y saltones, hubieran pensado que era uno de sus aliados japoneses que venía a darles ayuda... ayuda para desabotonarse, porque en medio del coito habían quedado enganchados. Este personaje les avisó, como ya leyeron ustedes arriba, todas las atrocidades del futuro, empezando por la música Grunge, por lo que ambos decidieron vestirse de nuevo, hacer entrar a la habitación a todos sus hijos, cerrar la puertita, y esperar a que sus propias emanaciones anales acabasen con ellos, cosa que demoró más de dos días. Hoy en día hay un monumento frente a la casa donde Goebbbels nació, que consiste en una montañita de excremento canino con dos ramitas hundidas en la materia fecal, sobre un cartón.

Herramientas personales