Juana Inés de la Cruz

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

Literatura ícono.png
Sor Juana
BanderaMéxico.png
Skateboardnun.jpg
La imagen del feminismo en burka
Personal
Nacimiento Defunción BanderaImperio español.png Nueva España (ambas cosas)
Estado actual Inactiva, por el momento
Lugar de residencia En las billeteras de cada uno de nosotros
Sobrenombres Doña de a 200 pesos
Su obra
Se dedica a Trabaja para el banco de México y además era escritora y religiosa
Origen Como las lesbianas, por no poder ser padre se hizo madre
Hazañas logradas Escribir poesía en los años cuando era pecado que una mujer supiera leer
Relaciones Sólo con su esposo Jesús
Enemigos Las feminazis y el patriarcado opresor
Obras Montonal de textos escritos, como para que nada más conozcamos unas líneas de un poema
Cita3.pngHombres necios que acusáis/a las mujeres sin razón/no se les para... el corazón/y a nosotras nos culpáisCita4.png
Sor Juana Inés de la Cruz sobre los hombres necios
Cita3.pngHombres necios que acusáis/a las mujeres sin razón/... Culeros.Cita4.png
Sor Juana Inés de la Cruz En otra de sus citas sobre los hombres necios

Sor Juana Inés de Aserejé Feliciana y Ramírez de Santillana, monja inauguradora del primer club feminista en América Latina, fundadora de la Casa de Moneda mexicana, abuela de Frida Kahlo y maestra de español de Cervantes. Pese a tan honrosa trayectoria, nadie se acuerda de ella, salvo porque sale en los billetes de 200 pesos que ella misma diseñó.

[editar] Biografía

[editar] Infancia

Como toda persona que se respete, ella nació. Luego de eso se dedicó a crecer y a asimilar cultura, la tradición era de lo más estricta, si no aprendía a leer a los tres años de edad entonces a los 11 se le casaba con algún viejo rico y barrigón, pero elegantemente vestido, para tener muchos hijos y ser desdichada sentimental y sexualmente para siempre. Juana aprendió a leer, por suerte.

Durante su formación conoció a los clásicos griegos y romanos, los cuales estaban de vacaciones en la Ciudad de México y le dieron algunos tomos autografiados. Todo era felicidad encerrada en su pequeña biblioteca, mas cuando en tristes reflexiones embebida, inclinada sobre un libro de olvidada ciencia, entró a su cuarto un visitante – “Nunca más”... así es, nunca más verás estos cochinos libros” –, le dijo su padre.

[editar] Casamiento

Monja PC.jpg

Si Sor Juana aún viviera, sería así de vieja y obsesionada con el porno Word.

A pesar de que sabía leer, escribir e ir al baño ella sola, su destino no había sido respetado, un rico escritor y mercader de Venecia había hecho a su padre una oferta que no podía rechazar y ahora había llegado a su nueva casa. Afortunadamente no estaba el dueño porque había un problema con el embarque, pues como todos sabemos los grandes escritores necesitan dormir sobre tierra de su nación para conservar su poder y esa tierra no fue embarcada.

Fueron días tristes y decadentes, hasta que un fauno la liberó y la llevó a la ciudad más cercana por haber sido conmovido por uno de los incipientes sonetos de Juana. Para ella fueron momentos extraños, sobre todo al conocer a una criatura fantástica, posteriormente se supo que el fauno fue confundido con el chupacabras y asesinado por campesinos analfabetos.

De haber sido una película la historia de Sor Juana (cual es muy bonita) terminaría aquí y nos limitaríamos a pasar un listado de nombres que nadie ve, pero esta es la vida real y continuaremos pues.

[editar] Religiosidad

Perseguida por sus perseguidores, buscada por sus buscadores y mirada por los mirones tomó una personalidad nueva, cambió su nombre colocándole el apelativo “Sor” al principio y ocultó su ropa tras un hábito más feo que el de fumar. Nadie sospecharía de una religiosa.

En seguida entró al convento donde además de permitirle desarrollar su profesión libremente, le daría la nimiedad que es la comida, en ese ambiente enseñó, apartada de los ojos curiosos de las superioras, el ateísmo secular, la igualdad de géneros y otras “madres” que llegarían luego a oídos de Voltaire, Rusó y amigos.

Durante esa temporada gloriosa escribió algunos de sus más bellos sonetos relativos al cabello que tapa el lavabo y publicó una colección completa de elegías eróticas con figuras sacras, por supuesto la Santa Inquisición le pidió de favor que dejara de ser hereje, pero ella rechazó la solicitud.

[editar] La envidia

Monja II.jpg

Ésta no es Sor Juana pero también es monja

Por otra parte ese era un tiempo de los más duros y machos escritores del siglo de oro de la literatura en lengua hispana, no podían soportar que una mujer osara tomar un peldaño junto a ellos, y menos aún usando el barroco que se supone no entendería. Quevedo y su inseparable amigo una nariz Góngora se reunieron con toda la chusma intelectualoide masculina y arguyeron un plan para desacreditarla que consistía en desacreditarla.

Esa misma tarde, después del café, se abrió un debate nacional que consistía en aprobar un proyecto de ley que se basaba en que las mujeres no debían desempeñar artes ni oficios no considerados parte de su rol de género, o dicho de otro modo, que no se metieran en cosas de hombres. Las primeras mesas consideraron por unanimidad que el fútbol y la cerveza estaban reservadas, en las siguientes surgió un debate más fuerte.

Las enviadas de la ONU discutieron fuertemente a favor de una liberación femenina, pero recordemos que en pleno siglo XVII ese organismo aún no tenía tanta validez como ahora (?), pero lograron algún tipo de garantía a favor de Sor Juana, por lo pronto no moriría apedreada en el festival humanista cervantino de ese año.

Al final logran llegar a un consenso, podía seguir escribiendo siempre y cuando lo hiciera bajo el pseudónimo de “Sor Filotea, arzobispa de malaspulgas”, y que siempre agradeciera a todo el montón de escritores por la oportunidad y el favor recibidos.

[editar] Fallecinción

Poco después de eso, una mañana de limpieza todos los estantes de sus libreros cayeron sobre ella, que ironía fue que haya sido muerta por los que desde el principio querían matarla: sus propios libros.

En la actualidad vive en la mente de todos los mexicanos pues está en los billetes verdes de 200 pesos, con los que todos soñamos.

[editar] Obra

200 sor Juana.jpg

Su obra le valió aparecer en este billete arrugado

Toda su obra se encuentra en gruesos volúmenes empolvados en bazares, esperando de ser comprados.

Parte de su obra está dividida entre los libros de texto para educación secundaria, en poemas para la madre y en epígrafes de trabajos sobre feminidad.

Lo cierto es que su pasión creadora no estaba sometida a su gusto, sino que algo tenía que hacer para mantener sus exuberantes gustos por la cera depiladora y por eso hacía sus poemas por encargo, por ejemplo, para algún rico marqués que quería que su buena onda pasara a la posteridad o un enamorado que quería conquistar el duro corazón de una doncella, así lo mejor era recurrir a la poesía.

Barroca hasta la médula (su médula era barroca) Sor Juana era muy dada a hacer retruécanos, a verbalizar sustantivos y a sustantivizar verbos, es decir, sus mejores años los pasó inventando formas complicadas para decir cosas simples.

Su poema más famoso relata las aventuras de los hombres y cómo conciben a las mujeres, que si ceden entonces son fáciles, y si no, entonces son desdeñosas. Veamos:

Hombres mensos que acusáis
a la mujer, sin calzón razón,
sin ver que sois la porción
de lo mismo que culpáis;
si con ansia ¿sin igual?
solicitáis su desdén,
por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal? tarado

También se puede ver que ella pensaba que las mujeres no tenían criterio propio y seguían siempre los actos de los hombres.

Recitar este poema es necesario siempre que una mujer quiera solicitar se cumplan sus derechos, como formalidad burocrática.

[editar] Curiosidades

  • Sor Juana aparece en los billetes mexicanos de alta denominación. Es la única artista que aparece en los billetes, aparte de Nezahualcóyotl y otros ocho. Inicialmente apareció en los billetes de mil pesos, pero se metió a dieta y luego a gimnasia en Sport City y ahora es de 200 pesos. Es tan grande y poderosa que mi maestro de español la ama (en serio)

[editar] Ver también


Vicente Fox.jpg Artículo Mexicano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Mexicana por el pueblo.
A los que votaron por esta chingonería les daremos un chesco y una torta a la salida.

Herramientas personales