Kirguistán

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


República Socialista Soviética de El Kirguistán
BanderaKirguis
Hammer and sickle nobg
(Bandera) (Escudo)
Lema "Uno y grande, ande o no ande"
Himno Shpikin' yu'u
Blocs
Igual que la antigua URSS
Capital Kirguistán la Vella.
Mayor ciudad Guadix
Lenguas oficiales Kirguís
Gobierno Dictadura Brianiana Apostólica Purchileña
Líder José Torres Hurtado
Presidente del Soviet
Área no hay datos exactos.
Población No hay datos exactos, pero se cree que habitante arriba, habitante abajo, debe haber entre un habitante y seis mil millones.
Moneda Rublo Kirguís (K)
Gentilicio
Zona horaria +69
Dominio de internet .kg (se dice "punto kagué")
Código telefónico +999999996

El Kirguistán (antigua República Socialista Soviética de El Kirguistán) es una pseudo-república situada en algún lugar que nadie sabe determinar a ciencia cierta, aunque hay indicios de que tiene frontera al norte con Portugal, al sur con Francia, al este con Cataluña y al oeste con Sierra Nevada. Su capital es Kirguistán la Vella.

[editar] Historia

Al igual que su localización, la historia de El Kirguistán es muy difícil de determinar. Según descubrimientos recientes de historiadores kurdos y kirguises, la historia del país se remonta al año 201 antes de Lenin. Los primeros descendientes del pueblo kirguís, que se cree fueron descendientes de los nazaríes, vivieron en la parte noreste de lo que es actualmente Santa Fe. Posteriormente, algunas de estas tribus emigraron a la región que actualmente corresponde al sureste de La Zubia y se asentaron a lo largo del río Dílar, donde vivieron durante varios siglos cuyas fechas están aún por determinar dado el desfase entre el calendario soviético y el gregoriano.


Ellos se esparcieron a través de lo que ahora es la región de Baza, Guadix y el Sacromonte, permaneciendo encerrados en cuevas hasta el ascenso del Imperio Capitalista en el siglo I a. de L., cuando los kirguises comenzaron la migración al sur. Al respecto el monje fray Leopoldo de Alpandeire nos relata en su libro de viajes que realizó a mediados del siglo XIII por las tierras del más allá del Zaidín que "Estos hombres son unos ateos de mucho cuidado, no tienen pelos en la barba ni en el culo y tienen la mala costumbre de arrancarse una oreja cuando se emborrachan. Al día siguiente, con la resaca, se la vuelven a pegar, por eso parecen más mister potatos que personas de bien". En su estancia en la región, fray Leopoldo trató de convertirlos al Islam, para tener con quién pelearse cada vez que se cabreara, pero se le adelantó monseñor Escrivá de Balaguer plagando la región de repetidores de la COPE, convirtiéndolos así a casi todos al opusdeísmo, menos a unos cuantos, que optaron por la iglesia evangélica y emigraron tan lejos que ya no se les volvió a ver.


Durante los siglos V y IV a. de L., por un exilio masivo promovido por algún dictador o alguna plaga bíblica, o bien para buscar petróleo, o no se sabe, pero el hecho es que fue así, el pueblo kirguís emigró al territorio conocido en la época como Protectorado Español de Marruecos. Allí aprendieron a hablar español (o castellano, según se prefiera), gallego, vasco y polaco, además de otras sublenguas como el lojeño, el chanero o el saidinero. Y esto fue muy bueno para ellos, porque ya se sabe, hoy día es muy importante saber idiomas. Así es que a principios del siglo III a. de L., emigraron todos (incluídas las mujeres) a Polonia en busca de polacas, que habían oído que eran todas rubias. El territorio se tuvo que repoblar con gallegos, dando origen a pueblos como Pampaneira, Capileira o Rianxeira.


Tuvieron la mala suerte de que, apenas llegados a Polonia, el país fue invadido primero por los nazis y luego por los rusos. El gobierno polaco en la resistencia les echó la culpa a ellos y los deportó a algún lugar de Asia Central, donde los rusos, hipócritamente respetuosos con ellos, les delimitaron un territorio al que llamaron República Socialista Soviética de El Kirguistán. Rápidamente, los kirguises, para evitar duplicados en el registro de nombres de países de la SGAK, eliminaron del nombre el artículo, dejándolo en República Socialista Soviética de Kirguistán. Téngase en cuenta que, aunque este país pervive aún a día de hoy, bien delimitado en los mapas, es un país falso, creado por intereses ajenos a los del pueblo kirguís. El dominio ruso provocó numerosas revueltas en contra de la autoridad zarista. Por otra parte, algunos kirguises optaron por mudarse hacia las Montañas Pamir en Afganistán. Se cree que Bin Laden es un descendiente de aquellos kirguises que con arrojo y valor se escondieron allí para que nunca más se les volviera a ver el pelo. La fallida rebelión de 1916 en Asia Central, hizo que numerosos kirguises emigraran a China, donde subsistieron poniendo numerosos restaurantes kirguises, tiendas de veinte rublos, y tiendas de alimentación genérica donde sí que venden alcohol a partir de las 10 de la noche. Luego los chinos les copiaron el invento y lo exportaron al resto del mundo.


En el año 1918 del calendario cristiano, o lo que es lo mismo, el año 0 soviético, Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, kirguís de nacimiento, comenzó una campaña dirigiendo sus hordas con el ideal de proclamar un imperio kirguís que se extendiera por todo el mundo. En 1920, el dominio se había extendido a casi todos los paises que acaban en -istán (a excepción de Afganistán, Pakistán, Kurdistán, Chiquitistán, y el propio Istán, pueblo de la provincia de Málaga), y en 1924 el dominio se extendía hasta Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Moldavia, Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia, Georgia, Armenia, Andorra, Loja, y algún que otro país más. Entonces Lenin, justo unos minutos antes de morir, dijo que ya era suficiente, que si no después no iban a poder hacer guerra fría ni carrera espacial.

Hubo entonces un debate sobre qué parte del nombre del país (recordemos: República Socialista Soviética de Kirguistán, el falso, y República Socialista Soviética de El Kirguistán, el verdadero) utilizar para nombrar al imperio. El que más rápido se desechó fue el de Imperio Kirguís, porque era muy de cajón. Otros nombres que se barajaron fueron Socialistán, Sovietistán, Republistán... Dentro de ese debate salió de entre las sombras un círculo de artistas llamado Los Bolcheviques, que eran unos señores y señoras kirguises de nacimiento, pero que, por moda, vestían con atuendos rusos. Por tanto, eran muy condescendientes con Rusia, y, para no ser imparciales, con el resto de países invadidos. Ellos propusieron una fórmula que hasta entonces a nadie se le había pasado por la cabeza, salvo a Karl Marx, un kazako de maneras muy extravagantes al que nadie tomaba en serio:

  • Cada uno de los países invadidos mantendría el rango de país.
  • Cada país mantendría su nombre original, pero para dejar constancia de que había sido absorbido por el imperio, se le añadiría la coletilla República Socialista Soviética. Así, los nombres serían: República Socialista Soviética de Kazajstán, República Socialista Soviética de Ucrania, República Socialista Soviética de Loja, etc. Una excepción a esta regla sería Rusia, que, por cuestiones de tradición e idiosincrasia, adoptaría el nombre de Federación Rusa.
  • El poder residiría en la clase obrera y las riquezas se repartirían por igual entre todos. El pan como hermanos y el dinero también. A esto se le llamó socialismo, porque pensaron que era absurdo utilizar una palabra en los nombres de los países que hasta entonces no había tenido ningún significado. Cabe decir, que, con el paso de los años, esta palabra ha vuelto a perder su sentido, aunque muchos partidos políticos de todo el mundo la siguen utilizando, probablemente por nostalgia, o porque mola decir que eres socialista.
  • La fórmula según la cual el poder residiría en la clase obrera sería por la constitución de asambleas. Cada país tendría una asamblea propia, y habría también una asamblea suprema que las coordinaría a todas. A estas asambleas se les dio el nombre de soviets, igualmente para darle algún sentido a la palabra soviética.
  • Lo de república ya había adquirido sentido en la propia campaña, porque Lenin desde pequeño siempre había sentido curiosidad por saber si de verdad la sangre de los reyes era azul, asi es que para comprobarlo fue matando a los reyes de todos los países que iba tomando.

Así, fue constituída la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS. Adoptaron como bandera una media luna y una estrella amarillas sobre fondo rojo. Luego se dieron cuenta de que se parecía mucho a la de Turquía, así es que algún artista trasnochado le pintó un rabo a la media luna. Entonces otro artista dijo que eso parecía una hoz y que daba muy mal rollo, así es que le pintó una raya cruzada. Un tercer artista dijo que eso era como el símbolo del euro pero al revés, y, muy ingenioso él, para reírse del primer artista, al que de pequeño en el colegio llamaban "cabeza de martillo" porque el muchacho era un poco deforme, pintó en el extremo de la raya la cabeza de un martillo. A Lenin, que se había perdido todo el proceso y sólo vio el resultado, le pareció muy original, y decretó que esa sería a partir de entonces la bandera de la URSS y de todos los países que adoptaran como sistema el socialismo (que para entonces ya se había convertido en algo común, por lo que empezaron a llamarlo comunismo).

En el año 6 d.L. (1924 d.C.), murió Lenin en Moscú. Algunas fuentes presuntamente oficiales dicen que murió en Gorki, pero todos los indicios apuntan a que murió en Moscú. Se quedó propiamente tieso. Se quedó tan tieso que aún a día de hoy no lo han podido repatriar a su Kirguistán natal. Y sigue ahí tieso en la Plaza Roja a la vista de todo el que quiera fliparlo viendo lo tieso que está. Hay fuentes que indican que podría no estar muerto, sino en un ya prolongadísimo estado de letargo provocado por alguna droga que estuviera de moda en la época, como los cañamones tostados o la religión, que era el opio del pueblo.

Tras la muerte de Lenin, se jugaron el poder Trotsky y Stalin a una partida de ajedrez, que ya se sabe que es el deporte soviético por excelencia. Ganó Stalin (por 6-2, 6-4 y 6-1), que era muy tramposo y muy ambicioso de poder, y lo que hizo, en vez de seguir los pasos de Lenin, fue convertir la URSS en un estado autoritario. Stalin era moldavo, y, por tanto, menchevique (Los Mencheviques eran una corriente artística contraria a Los Bolcheviques compuesta en su totalidad por moldavos con atuendo lapón). Así es que le tenía mucha tirria a los kirguises y a los rusos. Lo primero que hizo al llegar al poder fue exiliar a todos los kirguises y cargarse a todos los rusos que se negaran a escribir con su propia sangre "los rusos son gilipollas" en la Plaza del Kremlin de Moscú, que a partir de entonces, por razones obvias, pasó a llamarse Plaza Roja, y por extensión se le puso el apodo de "rojos" a todos los comunistas del mundo.

Así es que, de nuevo, el pueblo kirguís se vio errando por el mundo en busca de un lugar en el que asentarse. Aguantaron hasta el final de Segunda Guerra Mundial con la esperanza de que, como a los judíos, a ellos también les fuera devuelta su tierra prometida por parte de los Estados Unidos. Pero esto no fue posible debido a que fue bombardeada por la Legión Cóndor nazi durante la Guerra Civil Española, y posteriormente sumergida por Franco bajo las aguas de un pantano.

Entonces el Soviet Kirguís ideó un plan estratégico para tomar por las buenas una tierra próxima a ese pantano bajo el que está la suya y así, posteriormente, poder reconstituir la República Socialista Soviética de El Kirguistán: irían entrando en España poco a poco, en calidad de inmigrantes, y se irían asentando en el lugar citado. El franquismo les obligó, para poder pasar desapercibidos, a abandonar el republicanismo, el socialismo y el sovietismo. Hoy en día la nación de El Kirguistán está ya reconstituída, pero, por razones de seguridad, han sabido mantener su localización en secreto. Los únicos indicios que hay son que tiene frontera al norte con Portugal, al sur con Francia, al este con Cataluña, y al oeste con Sierra Nevada.


[editar] Gobierno y política

El Kirguistán es una república hipocrática (pseudo-república) de carácter laico, aunque financiada por el Opus Dei, según lo descrito en el Pacto de Parapanda, firmado en el año 112 a.L. por el Soviet Kirguís y Monseñor Escrivá de Balaguer, que es entendido a todos los efectos como la Constitución de la nación kirguís.

La jefatura del Estado corresponde al Presidente de la República de El Kirguistán, elegido por consenso cada cuatro años entre el Soviet Kirguís y una Comisión de Numerarios nombrada a tal efecto por las altas esferas del Opus Dei. Actualmente el cargo recae en José Torres Hurtado.

Una vez elegido el Presidente de la República de El Kirguistán, y jurado el cargo, es libre de hacer lo que le salga de las pelotas durante cuatro años.

Hoy día el Soviet Kirguís, tras las reformas realizadas en la época franquista, es meramente simbólico y carece de otra función que la mencionada. Es elegido al azar entre los ciudadanos kirguises que se ofrezcan.


[editar] Economía

La economía del país se basa en tres pilares fundamentales: la especulación inmobiliaria, el cultivo de la marihuana y la crianza de conejos.

Hace poco tiempo la especulación y la marihuana entraron en crisis, subiendo el precio de todas las cosas incluidos el besugo y el petróleo. Sin embargo el mercado del conejo experimentó un auge tras una ley que obligaba a los ciudadanos a consumir única y exclusivamente dicho animal.

Se desarrolló entonces la, denominada así, burbuja cunícola, dando lugar a una explotación masiva y una desorbitada subida de los precios del producto. Llegó un punto en que se producían tres veces la cantidad de conejos que era capaz de consumir el país. Unido esto a que la Organización Mundial de la Salud vetó la exportación por aquello de la gripe cunícola, la economía entró en quiebra y pasó a dependerse exclusivamente del mercado exterior de radios baratas de países como Andorra y Melilla. Esto además tuvo otro efecto: una plaga de conejos, que se soliviantó con una plaga intencionada de zorros, que se soliviantó con una plaga intencionada de águilas calvas, que se soliviantó con una plaga intencionada de cazadores.

Hoy día se está empezando a recuperar el mercado de la marihuana, y además se están introduciendo nuevas alternativas como el pegamento, la hueva de maruca o la prensa rosa.

El país no es ni rico ni pobre, ni fu ni fa, ni frío ni calor: cero grados. No está integrado en ninguna organización económica internacional como la UE, la ONU, o Médicos sin Fronteras. Pero tampoco lo necesita: se considera autosuficiente.

[editar] Bandera e himno

BanderaKirguis

La actual bandera se estableció como oficial en El Kirguistán al proclamarse la URSS. Se tomó como criterio para el diseño de las banderas de todas las repúblicas conformantes que tenían que tomar como base la bandera de la Unión e introducir algún cambio particular en cada una, que no entorpeciera el reconocimiento de la base. En la bandera kirguís los cambios que se hicieron fueron aumentar el tamaño de la estrella, la hoz y el martillo, como símbolo de hegemonía, y cambiar el color de la mitad derecha por verde, como doble símbolo del origen nazarí del pueblo kirguís y del sustento que ofrecía el Opus Dei al país. Esta bandera vino a sustituir a la anterior, formada por tres franjas horizontales de colores rojo (las dos de los extremos) y amarillo (la central) y la imagen de un pollo asado en el centro.

El himno data de la reconstitución de la nación, de fecha reciente aunque no determinada. Fue escrito por el prestigioso compositor kirguís Cañita Brava. Escrito en kirguís antiguo, lengua hoy día casi desaparecida, hace alusión a los logros históricos del pueblo kirguís y a los consabidos valores de fraternidad, humildad y lucha firme y férrea que lo distinguen del resto de pueblos del mundo. Tiene influencias de la música tradicional kirguís, en especial la muñeira, la sardana y el bakala-house.

[editar] Personajes célebres kiguises

1324068066688
Esta tía no es kiguises pero igual esta buena.
  • Vladimir Ilich Ulianov, Lenin. Político y líder de la Revolución Kirguís, que extendió el socialismo a medio mundo.
  • Cañita Brava. Cantautor. Aunque de reconocida proyección internacional, nunca dejará de cantar en kirguís, su lengua madre. Lleva las raíces kirguises muy dentro de sí y hoy día es toda una eminencia si de música folk se habla.
  • El Tato. Político fundador de la corriente anti-todoloqueempieceporzeta,comoporejemplo,cambioclimático.
  • Art Garfunkel. Arquitecto, profesor de Proyectos en la ETSAKV (Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Kirguistán la Vella) y líder de los movimientos anti-barril, anti-movilidadestudiantil, anti-cambiodegrupo, anti-citywiki y anti-todo. Como arquitecto ha realizado numerosas obras, siempre en compañía de Yolanda Brasa, aunque a ella nadie la menciona, y alguna que otra junto a Carlos Ferrater (en cuyo caso nadie menciona ni a Garfunkel ni a Brasa).
  • Conan de Encimeria. Personaje público difícil de clasificar. Llamado así porque durante sus últimos años de vida regentó una fábrica de encimeras de cocina llamada Encimeria. Nació en Cuenca, ciudad de El Kirguistán oriental, a la edad de 8 años. Durante mucho tiempo fue barbero aunque su mayor vocación era ser tractorista (por eso también lo llamaron Conan el barbero y Conan el del tractor). Posteriormente se hizo actor porno y, aburrido de que todos los guiones fueran iguales decidió dirigir su propia película sobre su propia vida. Al rodar la primera escena se cargó a la bruja, así es que una orden judicial del juzgado de primera instancia le obligó a enliminar el contenido erótico del resto de la película. Entonces se dio cuenta de que tenía mucho más éxito en el cine de acción que en el porno. Tuvo una larga carrera filmográfica de la que caben destacar dos películas: Terminator 2 y Vente pa Alemania, Pepe. Posteriormente, cansado de que nunca le tocara ser miembro del Soviet Kirguís, que tenía él muchas ganas, emigró a Estados Unidos y se hizo Gobernador de California. Cuando se retiró del cargo fundó Encimeria, al frente de la cual acabó sus días, muerto por electrocución al cambiar una bombilla. Era la primera vez que lo hacía. A la opinión pública estadounidense su muerte le dio mucha pena de muerte.
  • Thomas Edison. Prolífico inventor. Todo lo que existe actualmente lo inventó él excepto el canon digital, el helicóptero, el submarino, la fregona y el boli bic. Su mayor invento fue la bombilla, razón por la cual todos los monumentos a él erigidos fueron retirados tras la muerte de Conan.
  • Mambrú. Personaje que, como tantos otros, fue a la guerra y volvió muerto de ella. De todo lo que se ha dicho y escrito sobre este personaje no se sabe a ciencia cierta cuánto es mito y cuánto real. Su historia quedó inmortalizada en el imaginario cultural kirguís en el poema de autoría anónima El cantar del mío Mambrú que posteriormente se convertiría en el himno del movimiento pacifista internacional.
  • Dischinghis Kahn. Grupo musical. En un principio nacieron como grupo de superhéroes, siguiendo los pasos de sus alter egos turcomanos los Power Rangers. Pero pronto se dieron cuenta de que su verdadera vocación era la música. Cabe destacar dos grandes éxitos de entre su extensa discografía: Dischinghis Kahn, su carta de presentación, con la que participaron en el festival de Sovietvisión quedando en el puesto número 13, y Moskau, todo un himno al orgullo nacional que conmemora la Toma de Moscú, el momento culminante de la Revolución Kirguís de Lenin.
  • Perro de la Pradera (también conocido como Dramatic Chipmunk). Fue todo un símbolo nacional, la mascota del ejército de Lenin (al más puro estilo de la cabra de la legión española), hasta que fue raptado por los japoneses para usarlo como atracción en un programa de televisión, que hasta entonces había estado bajo de audiencia, llamado Youtube.
  • Richard Clayderman. Pianista de música clásica mezclada con pop comercial que saltó a la fama tras su aparición en un anuncio de Renault. Siempre renegó de El Kirguistán y todo lo que tuviera que ver con él, llegando a asegurar que es francés, pero los hechos son los hechos: nació en La Chana, la segunda ciudad más importante del país, y por sus venas corre agua de la Fuente de Las Batallas.
  • RanXerox. Robot en constante lucha contra la opresión stalinista. Fue creado en Italia con piezas de una fotocopiadora de fabricación kirguís. Es por tanto un aférrimo defensor de la copia legítima y rinde una dura lucha en contra del canon digital.
  • Kubuntu Gutsy Gibbon. Historiador y cronista oficial de El Kirguistán. Fuentes no contrastadas aseguran también que es el líder del FLAKE (Frente de Liberación Autónoma de El Kirguistán), aunque ni siquiera se ha confirmado la existencia de tal grupo terrorista. De existir, se dice que este grupo propondría la re-sovietización, la re-socialización, la autodeterminación, la territorialización del país, y la ruptura de lazos con el Opus Dei. Dicen de Gutsy Gibbon las malas lenguas que de pequeño se dio un golpe en la cabeza y que por eso se le va tanto la pinza, pero él afirma que donde se dio el golpe fue en las pelotas, se le hincharon, y empezó a poner a parir a to cristo.

[editar] Festividades

Se celebra, principalmente, en la localidad de Bérchules, situada en la Alpujarra, región histórica del norte del país.

  • 12 de octubre. Día del orgullo nacional.

Celebra el profundo orgullo nacional que profesan todos los habitantes del país y que demuestran colgando banderas de sus ventanas o pinchándolas en rotondas y mierdas de caballo.

  • 1 de noviembre, 6 y 8 de diciembre. Días nacionales de asuntos propios.

Días en los que no se trabaja, que nunca vienen mal. En un principio fueron ideados para que los trabajadores pudieran realizar gestiones que en días laborales no podrían hacer. El problema es que los lugares donde se hacen permanecen cerrados, por lo que no sirve para nada y la gente dedica el día a levantarse tarde, ir a comer paella a casa de sus padres e ir al cine por la noche.

  • 25 de diciembre. Conmemoración anual del nacimiento de Brian al que llaman Brian.

Conmemoración del nacimiento en el año 1918 a.L. de este personaje, considerado históricamente como el primer pop-star y precursor del fenómeno fan.

  • 2 de enero. Día de la toma.

No se sabe exactamente el origen de esta fiesta, aunque hay dos teorías:

    • Rememora el día en que los nazaríes, ancestros de los kirguises, tomaron por donde la espalda pierde su honrado nombre.
    • Profetiza el día en que el pueblo kirguís, tras una histórica lucha, tomará posesión de la tierra en que se instaurará, de una vez por todas, la nación de El Kirguistán.
  • 6 de enero. Epifanía de los presidentes de república magos de occidente.

Fueron George, Tony y José María. Se los llamó magos porque fueron capaces de sacarse una guerra de la chistera. En esta fecha se presentaron ante Brian al que llaman Brian, siguiendo la estela que dejó en el cielo el transbordador espacial Columbia en su reingreso a la atmósfera terrestre. Le regalaron petróleo, armas de destrucción masiva y un conejo. Hoy día se conmemora este evento regalando cosas a los niños. La mejor es la más cara.

  • Durante una semana, variable según el año, en los meses de marzo y/o abril. Pascua kirguís.

Conmemora la muerte de Brian al que llaman Brian y ensalza los valores primordiales que suponen para la humanidad el oro, los claveles y los trajes de chaqueta. Esta festividad ha sido exportada a otras culturas con el nombre de Semana Santa, aunque dedicada a otro personaje llamado Jesucristo cuya vida fue paralela a la de Brian al que llaman Brian.

  • Durante una semana, variable según el año, en los meses de mayo y/o junio. Corpus.

Aparentemente no conmemora nada. Simplemente se instala un parque de atracciones temporal en un recinto reservado a tal efecto en Almanjáyar, ciudad kirguís de mayoría étnica albano-kosovar.

[editar] Etnia y Religión

[editar] Santoral

  • San Sersencilio que ganó la santidad a base de trampas, de ahí que sea el santo patrono de la capital. Parece ser que todo es un invento de curas para transparentar cualquier esquina con olor a moro. Cada vez que este santo levantó la cabeza fue para que la Santa Sede desdijera todo lo que localmente se urdía. Los de los Discos Plúmbeos parece ser, cuentan que, fue un ensayo del mentalista Anthony Blake antes de nacer. Su experta labor de delincuente fue premiada con un chalet en parcela aislada en lo alto del Sacromonte. Parece que hace milagros.
  • La virgen de Las Calamidades es la patrona de El Kirguistán, en ella se reflejan las angustias de los angustiosos. Como estos son los que más abundan, han llevado a esta simpática y alegre señora a representar simbólicamente a todos los kirguies. Cada año, el último domingo de septiembre, si no llueve, la sacan a que le dé el aire. Quien la han visto de cerca dicen que por dentro son tres palos de roble añejo y nada más. Parece que hace milagros, tiene oficina abierta en el patio lateral de su basílica.
  • San Juande el Luso , que a base de hacer caridad le hicieron una basílica en las afueras. La caridad es un don especialmente perverso, consiste en que tu no tengas para, cuando yo, que tengo, quiera, darte casi nada ¡vamos ni a los perros se les trata así! El dicho Juande se sabía que eso le tenía que gustar a los ricos porque así siempre tenían chicos de los recados y a los pobres por que si no ¿de dónde? Por eso ha triunfado y prosperado este prohombre luso.
  • San Leopol de Alpanpán es el último bastión en la lucha por alcanzar la santidad local. Su mérito es otra vez la dichosa costumbre de la caridad. Por las mismas causas que a san Juande el Luso, pero tres siglos más tarde llega este curilla malagueño y feo a los altares locales. Con este nombramiento, se demuestra la utilidad de la caridad localmente tan galardonada: los ricos siempre ricos a base de no repartir con los pobres. Parece que hace milagros. El primero, hacer relicarios con su hábito talar original desde hace cincuenta años. Tiene oficina donde se acaban los chorros de la fuente del Triunfo.


Русский Русский
Herramientas personales