Línea 5 del metro de la Ciudad de México

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.


Linia5ciego.png

El color característico de la línea. No lo veas por más de 5 segundos o te quedarás...oh-oh...si ya no puedes leer esto...demasiado tarde...

La línea 5 del metro de Chilangolandia es una de tantas en el laberíntico sistema del Metro de la Ciudad de México. Es de las pocas que aún respetan el orden numérico, pues quienes las planificaron sí sabían contar aunque sea hasta el 9.

Da servicio a la zona corriente oriente de la Ciudad, y es un importante medio de transporte que de alguna manera vino a darle más en la madre al de por sí ya agujereado suelo de Tenochtitlán; claro que las cosas no se quedarían ahí porque las subsecuentes líneas lo han hecho aun más.

Su importancia es vital ya que conecta directamente con el Aeropuerto Internacional. Es por esto que los usuarios que se bajan en la estación correspondiente se creen mucho, y miran a los demás como con cara de "sí, me bajo en Terminal Aérea...de seguro me envidias pues puede que sea para abordar un avión para Europa"; pero en realidad, si se bajan ahí, es porque son los que limpian los excusados en el Aeropuerto.

Su color es amarillo "chíngame la vista", pues aunque traigas una máscara de soldador o herrero puesta, aun corres riesgo de quedarte ciego al ver las señalizaciones.

[editar] Orígenes

Poco antes de construírse esta línea, el pinche buen gobierno de la Ciudad decidió que los nacos ciudadanos del lado oriente de la Ciudad tenían derecho a una línea del metro que los llevara y los trajera como calzón de puta, de arriba pa'bajo, por tooooda la Ciudad; así que fue cuando, para justificar gastos innecesarios en peines de oro y autos cromados, los gobernantes decidieron emplear un poquito de ese presupuesto para crear la flamante, nueva y brillante (literalmente hablando), línea 5.

Como quisieron ser incluyentes en el diseño, contrataron a un cieguito cantante de otra línea y le pusieron enfrente un muestrario de colores, pidiéndole que eligiera al azar el que más le gustara. Siendo indiferente al color, pues eligió el que ahora se ostenta en toda la señalética desde Politécnico hasta Pantitlán.

Con el paso del tiempo, como todas las líneas, se le fueron anexando otras y entonces se fue integrando al caótico laberinto de transporte de la ciudad de Mexicalpan, incluso ahora tiene sepso con líneas del Pejebús y del Trompeluz.

Por la planeación tan pendeja estudiada de la línea, se logró contar con dos túneles de correspondencia que ostentan récords guinness por longitud, y en donde cada día más usuarios se pierden y acaban formando parte de la fauna subterránea que vive y pulula por todo el sistema.

[editar] Estaciones

  • Politécnico: Terminal que trata de hacer contrapeso con el metro Universidad, solo que aquí los usuarios son burros, pero no precisamente por su bajo nivel de inteligencia, el lugar más chingón al que hay que ir. Huélum...
    Logopolitecmetro.png

    Ícono de una de sus terminales. No...no tiene 5 patas...

  • Instituto del petróleo: Aquí se encontraba antes lo que iba a ser el primer cosmódromo de México; la idea era impulsar cohetes a base de gases generados con frijoles, por lo que eran, literalmente, cohetes de pedos; pero, como siempre, que hace falta el presupuesto, pos nomás no se dio nada de nada. Una de sus principales atracciones es el túnel de correspondencia con la Línea 6 que nunca se acaba.
  • Microbuseros del Norte: Como su nombre lo indica, acá se juntan microbuseros, pero de otro nivel (o sea jelooou!!!) es decir, microbuseros que tienen laaaargas rutas que los llevan a lugares tan seguros como Chihuahua o Michoacán. La susodicha terminal de autobuses norteños cuenta con ciertas atracciones turísticas, como los autobuses de juguete malhechos que te quieren dejar ir en las tiendas por casi 600 varos (cuando deberían costar 30), los baños superapestosos (donde cagan los Chicos Jocosos) y los regguetoñeros de famoso centro educativo que está al lado, es decir, el CCH Pendejo Vallejo.
  • La Razaaa: Estación que tiene Sepso con la línea 3; como su nombre lo indica, acá se reune tooda la raza, maciza y eriza, aparte de ser la estación de la Señora Presidenta (¡Qué pasóoo Razaaaa!!!). Tal como se menciona en el artículo de la línea 3, la estación cuenta con el túnel de la Ciencia, tan largo que hasta comenzarás a alucinar con estrellas, y puede que quedes como especimen en alguna de las vitrinas que están al final del túnel.
  • Vale VerGómez: En este valle, si entras, vales ver..Gómez. Además, puedes encontrarte, si sobrevives, con ricos yacimientos de piedra Pómez para los callos de las patas.
  • Pontedelado: Estación donde debes entrar en cierta posición que no te va a gustar...o quizás sí, depende...además, así entra a la estación Tu hermana.
  • Aragón: Su logotipo es una ardilla (otro misterio, ¿qué tienen qué ver las ardillas con Aragón?), y por lo tanto es la estación favorita de Alvin, Chip y Dale.
  • Oceania: Si en esta estación no brincas de gusto, te harán brincar cuando te apunten con una fusca. De todas formas, brincarás como el canguro del logotipo.
  • Terminal diarrea: Como se menciona más arriba, la estación es usada por afanadoras y conserjes del Aeropuerto, o quizás por algunos paisanos que vienen a recibir a sus familiares deportados por la Migra cuando los cacharon pizcando tomate en el otro laredo.
  • Changales: El logotipo indica que es donde se guardan avionetas de la Segunda Guerra Mundial que ya nadie usa. Además es la única estación donde se demuestra que el Metro tiene la gran capacidad de ser un transporte anfibio, sobre todo en época de lluvias done podemos observar las bellas cascadas que se forman en las escalinatas, y a los usuarios tratando de salir como salmones contracorriente.
  • Pantimediatlán: Esta línea tiene el honor de ser de las 4 que comparten y se unen en el culo del metro, o sea, Pantitlán. Entre que aquí los señalamientos están puestos con el color amarillo chingaojos de esta línea y el café caca de la línea 9, hay muchos otros elementos que te harán perder no solo la vista, sino la orientación, la cartera, la virginidad y las ganas de viajar en metro.

[editar] Curiosidades

  • Aquí puedes practicar el maratón de monearte de punta a punta de la línea y nadie te dirá nada.
  • Los cieguitos que venden discos piratas en esta línea eran originalmente usuarios que tenían una visión sana, pero cometieron el error de ver los letreros de la línea por más de 0.00000000000000000000001 segundos, y así se quedaron (¿Notas lo choteado que está el chiste del color y la ceguera en este artículo?).
Herramientas personales