La Pasión de Cristo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Que pasión, señor Cristo
Diversión en Semana Santa
La Pasión de Cristo
Ficha técnica
Dirección Mel Gibson
Producción Mel Gibson, Joseph Göebles,
Intérpretes Varios actores desconocidos, excepto Monica Belucci que está hecha toda una Magdalena.
Guión Pedro, Pablo y Paco
Música Methalcore cristiano
Fecha de estreno 2004
Género gore, acción, drama, suspenso, ficción
Calificación Dos estrellas de Belén
Premios Premio Tarantino al mejor baño de sangre.

La Pasión de Cristo es una película gore de 2004, dirigida por un antisemita de cabello largo, que relata la pasión (lamentablemente nada romántico, oiga) sino del sufrimiento injustificado de Jesucristo, ídolo de multitudes. Con una precisión quirúrgica, relata los agónicos momentos que tuvieron lugar doce horas antes de, ya saben qué, desde el momento que se está fumando un porro en la tranquilidad de Getsemaní, luego de haber salido de la Última Cena donde todos bebieron mucho (de su sangre, quizá por eso andaba tan pálido en ese momento).

Desde el estreno levantó una gran polémica, y más entre la comunidad judía (quienes además la declararon antisemita, porque en esencia resulta fiel al contenido de los Evangelios, los cuales también son antisemitas faltaba más), motivada por las escenas de sangre, tripas, golpes, derramamiento de lágrimas y un desperdicio indiscriminado de arena del desierto de Judea que terminó en la caja de arena del gato. Mel Gibson ya había avisado su intención de rodar la película más realista de la historia sobre la figura de Jesucristo, pero al no poder conseguirlo, se conformó con hacer la más sanguinaria.

[editar] Sinopsis

JX Caviezel
"Señor director, ya lo pasamos por un triturador de pescado como nos ordenó."

Va un muchacho normal, llamado Jesús, a una propiedad llamada Getsemaní, y dice a los discípulos: Sentaos aquí, mientras voy allá a orar, aunque en realidad fue a orinar. Pero como buen cristiano, se acompañó de su mejor amigo, Pedro, pero cuando estaba dejando amarillo a un pobre conejo blanco que andaba por ahí, comenzó a sentir tristeza y angustia. Y adelantándose un poco, ya con muchas botellas de más, cayó rostro en tierra, y dijo: Padre si quieres aparta de mí esta copa (refiriéndose al vodka que lo hacía sentirse fatal), pero no se haga mi voluntad sino la tuya. Ahí empezó a sudar la sangre que no se habían tomado en la cena, y pronto llegó su amigo Judas también borracho a intentar besarlo, por lo que la policía se los llevó por faltas a la moral.

Pilato volvió a salir donde los judíos y les dijo: Yo no encuentro ningún delito en él (pues es bien sabido que los romanos bateaban para el otro lado y respetaban que sus colonias también lo hicieran). ¿Queréis, pues, que os ponga en libertad al Rey de los judíos? Y ellos volvieron a gritar, diciendo: ¡A Barrabás!Éste es el de las barbasNo, a Barrabás, pero si no se ha afeitado, y entre la confusión, Pilato mandó a darle unas nalgadas a Jesús y una amonestación cívica para que en el futuro fuese más cuidadoso. Pero aquí es cuando la imaginación de Mel Gibson entró en proceso y cambió las suaves palmadas en los glúteos por filosos látigos que arrancaban la carne a las víctimas, Gibson no dejó de babear durante la filmación, por eso el exceso de fluidos corporales en las escenas.

Los soldados se pusieron a trenzar una corona de espinas para ponérsela en la cabeza, cuando es bien sabido que los soldados no saben trenzar nada, y se arrodillaron ante él y con la caña que tenía en la mano derecha les golpeó la cabeza y se escapó. Así que un ejército de legionarios romanos lo siguió en una de las escenas de persecución más emocionantes del cine, en donde tuvieron que cruzar Jerusalén, mientras Jesús tomaba una cruz de un mercado y mató a cientos de romanos con ella, mientras el pueblo le gritaba: ¡Salve, Rey de los judíos!; mientras escupían por donde iba pasando para que los soldados se resbalaran al seguirlo.

En la escena siguiente, todo el ejército del imperio lo alcanzó en un lugar llamado Monte del Calvario, a donde no había salida. Entonces Jesús, junto con otros dos convictos que se encontró en el camino y que lo ayudaron con sus propias cruces, tienen que clavarlas en el suelo y subirse a ellas para evitar ser linchados. Jesús decía: Padre, fulmínalos con tu poderoso rayo, porque no saben lo que hacen, pero el Padre no respondió, así que estuvieron luchando varías horas desde la altura, hasta que un francotirador de lanza se la arrojó traspasándole el costado, y al instante salió sangre, agua y whisky.

Finalmente, la película incluye la Resurrección de Jesucristo al tercer día de su Muerte, pues no tenían contemplado su poder de regeneración en el pecho (en las manos no, le quedaron agujeros). Se ve cómo sale de la tumba con su AK-47 y dice Volveré, por lo que se espera la secuela: La Pasión de Cristo 2: la Venganza de Jesús.

Por su parte, también se espera hacer una secuela sobre el apóstol que con sus arrumacos provocó toda esta cinta de acción, Judas Iscariote, en donde se revele que hace después de la muerte de su compadre de copas, y qué hace con sus nuevos amigos los demonios atormentadores, sus aventuras y romances. La otra es Poncio Pilato: Origins, donde se revela de donde llegó Pilatos, y cómo sus decisión es cambiaron el rumbo de la historia principal para bien.

A diferencia de otras películas sobre la Pasión de Jesucristo, en ésta se ahonda más en el papel del entonces gobernador Poncio Pilato.

[editar] El papel de Mel Gibson

Mel-gibson-mustache
Se interpretó a sí mismo en la cinta.

Bueno, un papel como tal no lo tuvo, pero de que metió pasta, sí lo hizo. Él de su bolsa, gastó entre cuarenta y cincuenta millones de dólares para financiar la película, cubrir los costes de publicidad y poner cruces en llamas afuera de los nietos de Albert Einstein. Además de todo, fue el director que para incluir a los actores en el sentimiento de la obra, los latigueaba en vez de usar sólo la bocina. También escribió el guión, aunque francamente sabemos que es un plagio de ese libro gordo llamado Biblia, pero bueno. Lo único razonablemente bueno, fue que grabara en arameo (lo que hablaban los hebreos, aunque se lo tuvo que inventar porque ya no hay registro), el latín (hizo que lo pronunciaran como italianos, pues el tono de hace dos mil años se parece mucho al mexicano y a Mel no le gustó) y hebreo (que también hablaban los hebreos, pero los bonitos de alcurnia).

[editar] Curiosidades

  • Esta película contiene más sangre que Kill Bill y Machete juntas.
  • Jesús tenía tanta sangre como un caballero del Zodiaco, unos dos mil litros.
  • Caviezel, el actor que interpreta a Jesucristo, soportaba sesiones de maquillaje diarias de siete horas, para cubrir los golpes que Gibson de laba.
  • La película fue proyectada al Papa Juan Pablo II, quien declaró: sexy ante la visión de la Beluci.
  • No hay créditos de apertura al comienzo de la película, si la gente sabe que Mel lo hizo todo.
  • Gibson hizo un pequeño cameo durante la película, las manos que clavan a Cristo en la cruz. Por esa escena se cobró a sí mismo 20 millones de dólares, que no se ha querido pagar y ahora está demandado por sigo mismo.
  • Durante el rodaje Caviezel fue alcanzado dos veces por un rayo, el director tomó ese gesto como una aprobación divina para seguir filmando.
  • Mel Gibson no está enfermo, pero es un enfermo.

[editar] Reacciones de la crítica

Los críticos fundamentalistas cristianos y Tomás de Torquemada alabaron la película, y un 76% de los espectadores la disfrutó y un 100% se sintieron tan adentro de la trama –me sentí tan identificado con la trama que sentí que en verdad estaba azotando a mi señor Jesús, una experiencia inolvidable-. A otros sectores no les gustó tanto, como a la sociedad vegetariana de Norteamérica, que asegura que la cinta despierta el gusto por la carne fresca, por su parte, The New York Times comenta: Mel Gibson debería estar en prisión ahora mismo.

[editar] Desangre también

Herramientas personales