La Pensión (infomercial costarricense)

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaCosta Rica.png Mae, este artículo tiene que ver con una vara propia de Tiquicia. Si su choza no se ubica en Chepe, en el Puerto o por alguno de esos lados, ¡entonces no sea tan bañazo y va jalando a ver quién lo envuelve!
Lapension.jpg

Estereotipos Personajes de La Pensión. Se calcula que el escenario costó unos 100.000 dólares.

Cita3.pngPasame un helado de esos, un helado Dos Pinos ¡Siempre con algo mejor!Cita4.png
Personaje de La Pensión pidiendo helado.
Cita3.pngVamos a ver el partido en mi nueva televisión LG, LG, la marca del futuroCita4.png
Cita3.png¿Monge? A Importadora Monge le tengo feCita4.png
Cita3.png¡Me robaron la idea con Marca AcméCita4.png
El Coyote tras ver La Pensión.
Cita3.pngEste artículo está patrocinado por Condones SICO, en SICO si confíoCita4.png
El autor de este artículo sigueindo el ejemplo de la pensión y tras que le regalaron condones SICO.
Rebeca Aleman.jpg

Rebeca Alemán, una buena razón para ver La Pensión (sin volumen).

La Pensión es un informercial costarricense disfrazado de serie de televisión “cómica” que aparece todos los viernes bombardeando publicidad a los incautos que creen que están viendo televisión.

La “serie” trata sobre un numeroso grupo de personas que de alguna manera se las arreglan para vivir juntos en una casita diminuta y pequeña, como si de un set barato de televisión se tratara, mientras repiten insistentemente eslogans publicitarios y promocionan productos en medio de lo que parecen conversaciones cotidianas. Claro, en la vida real nadie normal hablaría como si estuviera viviendo en un interminable comercial, pero los guionistas de alguna manera se esfuerzan por hacer parecer que esta interminable repetición de eslógans es natural, sin éxito.

[editar] Historia

Lapension2.png

Los productores de la serie de vez en cuando ponían uno que otro mensajito publicitario apenas perceptible por ahí.

La base de inspiración de esta historia es una mezcla mutante entre la Vecindad del Chavo pero sin violencia ni gracia, con una versión claustrofóbica de Big Brother y todos los comerciales que el dinero pueda comprar, presentados por los personajes más trillados y estereotipados que puedan crearse en la televisión, es decir, la típica producción de televisión costarricense.

La serie tuvo mucho éxito al principio cuando los ticos estaban acostumbrados a ver las rajonadas de Emeterio, el fogón de Doña Chinda, Gentes y Paisajes y otros programas del polígamo productor televisivo Miguel Salguero. En aquella época la serie fue innovadora, a pesar de los constantes bombardeos publicitarios, pero conforme pasó el tiempo y la decandencia, el personaje gracioso gay se volvió nica y quitaron a la bruja terminó de tener gracia y al final optaron por la publicidad al descaro, haciendo que los diálogos (¿diálogos?) terminarán siendo indiferenciables de la publicidad. También tuvieron la excelente idea de poner afiches publicitarios en las paredes del set.

Pero no todo en la serie son mensajes publicitarios, también hay cortes comerciales. Aunque usualmente el televidente no se da cuenta de cuando estos suceden.

[editar] Artículos relacionados

Herramientas personales