La leyenda de los cinco anillos

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngEs una buena película, la habré visto un par de veces. Mi personaje favorito es Saruman el Verde, pero me fastidia que lo mate LinkCita4.png
George Bush sobre La Leyenda de los Cinco Anillos, cagándola para variar
Cita3.pngEl mayor enemigo del Clan Unicornio son los molinosCita4.png
Miguel de Cervantes sobre La Leyenda de los Cinco Anillos

Básicamente un juego más de cartas hecho por y para frikis. El proposito es sencillo: llevar un ejército de japos armados con katanas y zurrarse la bandana unos a otros a ver quien puede más. Es uno más de esos juegos echos para que el jugador se crea un Hitler o un Napoleón cualquiera que va a dominar el mundo. Lo distribuye la malvada AEG(Adoramos Estafar a la Gente o Alderá Entertainmen Grup)y parece tener un gran nivel de frikismo seguidores en España

[editar] Como jugar

[editar] Gastándose el dinero

No es muy complicado. Simplemente tienes que elegir uno de los Clanes de japos disponibles, gastarte un pastón en cartas (dinero que podrías haber invertido en algo más útil) y hacerte un mazo. Una vez has satisfecho inicialmente las ansias de dinero de la malvada AEG, ya estás listo para jugar. No obstante esto solo es el principio; a medida que vayas perdiendo partidas contra mazos más caros que el tuyo, irás comprándote más y más cartas.

[editar] La mesa de juego

Busca a otro friki tipo que también juegue a esto. Normalmente los encontrarás en la propia tienda donde te dejaste los cuartos comprando cartitas, así que no tendrás que buscar mucho. Os poneís el uno frente al otro y os dirigís miradas de odio encendido, simplemente para dar a entender que sois tios muy tontos duros y no os rendireís facilmente. Colocas tus cartas de fortaleza (carta muy importante que determina si pegas hostias de una forma o de otra: a mano abierta, a mano cerrada, del revés, de derechas, con la zurda, con la diestra o con ambas; sin ella no se puede jugar), tu viento (que normalmente te ayuda a la hora de pegar hostias) y tu sensei (que te aconseja sobre como pegar hostias). A continuación se dividen los mazos separando las cartas con el reverso verde de las que tienen el reverso negro. Poneís las negras a la izquierda y las verdes a la derecha (aunque parezca una chorrada es algo muy importante; un pro de este juego podría impugnar la partida símplemente por que su rival no coloca los mazos en los sitios adecuados). Se colocan cuatro cartas negras bocabajo entre los dos mazos, que a partir de ahora serán tus provincias y que defenderas a sangre y espada, y coges las cinco cartas superiores del mazo verde. Ahora ya pueden empezar las hostias.

[editar] Jugar y, lo más importante, ganar

Confucio.jpg

Esta jeta se le suele quedar al rival cuando le ganas por deshonor. Nótese el insano color verde y la rabia contenida

En primer lugar, tienes que conseguir dinero para pagar a tus japos. Así que lo primero que vas haciendo es recalificar terrenos, especular y construir negocios que te proporcionen ese dinero. Eso se hace con las cartas que vas sacando de tus provincias (que tienes que defender con tu vida, recuerda). Una vez te has montado una economía boyante, ya puedes empezar a sacar a tus japos y es cuando realmente empieza la masacre diversión. El objetivo es sencillo: destruye las cuatro provincias de tu oponente. Para ello solo tienes que mandar a tus japos a que se zurren con los suyos. El más fuerte gana (que original). Hasta ahora te estarás preguntando "¿y para que coño quiero las cartas verdes?". Las cartas verdes contienen cosas tan útiles como una hostia sorpresa, armas chungas y guarradas varias que te ayudarán en tu propósito de defenestrar al rival. Es lo que realmente le aporta diversión al juego: ver la cara que pone tu oponente cuando le revientas su precioso ejército con una puta carta. El primero que se cargue las cuatro provincias del rival gana, y será glorificado mientras el oponente se sume en la humillación de la derrota en este juego tan cruel. Aunque "arrasar y reventar" es el método más extendido de victoria, no es la única forma de ganar. Hay otros tres modos de victoria:

  • Iluminación. Se basa en comprender los cinco anillos elementales y alcanzar la sabiduría (que místico ¿verdad?). Para ello tienes que bajar los cinco anillos distintos, y para hacerlo tienes que pegar hostias de determinadas formas.
  • Honor. Se basa en alcanzar 40 puntos de honor y convertirte en el más guay. Para ganar honor hay que pegar hostias y hacer guarradas políticas.
  • Deshonor. Se basa en hacer que el rival se quede a -20 puntos de honor para humillarlo. Para ello, hay que pegar hostias y hacer guarradas políticas.

[editar] El juego de rol

Cudeiro.jpg

Por supuesto, también hay partidas de rol en vivo de este juego, que suelen ser bastante dramáticas e impactantes

Por supuesto, tamaño juego de masacres no podía pasar sin que se sacara un juego de rol para saciar la sed de sangre de los aficionados (y la sed de pasta de la AEG). No hay mucho que explicar sobre el juego; el jugador elige clan para su personaje y una profesión, y ya puede salir con un grupo de sanguinarios compañeros a matar a todo lo que se le ponga por delante. Ambientado en Japón y con katanas, eso si, que queda más bonito que en la Tierra Media.

[editar] Los Koteis (o reuniones de frikis que juegan a este juego)

Cada año se celebra en todo el mundo friki una serie de campeonatos de L5R (acotación para los vagos que no quieren pronunciar el nombre completo del juego)conocidos como Koteis. El principal propósito de estos campeonatos es, por supuesto, ganar, seguido de alcoholizarse, conseguir esas cartas que tanto te hacen falta y por último divertirse. La AEG normalmente concede un deseo al ganador del Kotei, como editar una carta con su cara o hacer más fuerte a un personaje. Por supuesto no son gratuitos y la AEG los utiliza para recaudar más y más dinero. En España este fenómeno cuenta con una gran aceptación entre la comunidad friki. Mientras que en el resto del mundo apenas se llega a superar los 60 participantes, los Koteis en españa llegana a superar los 100 frikis reunidos, e incluso 200. Los frikis españoles acuden en masa para emborracharse con otros frikis y tratar de destacar de alguna manera (disfrazándose, quemando cartas malas, ganando el campeonato, realizar "purificaciones", etc...). Suele reinar un ambiente de buenrrollismo mientras no se juegan las rondas, pero cuando empieza la ronda se acaba la diversión y durante una hora todos son enemigos a muerte.

[editar] Los Clanes

Como ya se habrá leido más arriba, existen diferentes clanes que el jugador puede elegir. Cada clan tiene un estilo único de dar hostias y el jugador suele elegir el que más se amolda con su estilo personal. Pasamos a mostrar cada uno de los clanes.

[editar] El Clan del Pajarraco la Grulla

Formado por samurais supergays, superchulis y muy fashion que visten kimonos superchic de color azul cielo.El clan en general parece padecer un albinismo galopante, pues casi todos tienen el pelo blanco. Son expertos en cantar poemas, correr alegremente por jardines repletos de cerezos y joder la marrana a base de bien empleando la política. También disponían de una unidad de sucios y rastreros artificeros valencianos que se dedicaban a poner petardos y quemar cosas, pero su Campeona (Doji Domotai), traumatizada por un clarísimo caso de violencia doméstica que se había dado en su familia (su padre había matado a su madre y posteriormente se había suicidado), decidió disolver este grupo. Su forma favorita de victoria es mediante honor (es decir, pegar hostias y matar gente demostrando que son los mas guays)

[editar] El Clan del Gatito León

Asado3.jpg

El Emperador en la actualidad(no es la carne, es la ceniza que hay debajo)

Supuestamente es un ejército de tropas de élite que defienden al Emperador (claro que hay un Emperador, ¿que esperabais?). En realidad, es un clan pobre que no tiene ni para pagar las hipotecas de sus fortalezas. Sus guerreros, que habitualmente aparecen cubiertos de sangre y pelo en las ilustraciones, no suelen tener un pedo de fuerza (lo que nos permite deducir que la sangre que los cubre posiblemente sea la suya) y suelen ser demasiado caros como para que se les pueda pagar en condiciones. Su Campeón es Matsu Yoshino, un crio bocazas que no hace nada más que gritarle a Chagatrón (ver más abajo) solo porque este mató a su papi. Parece estar pidiendo a gritos un par de azotes, el muy niñato. Ser del Clan Leon es como ser del Atlético de Madrid: una cuestión de fe y (mucha) esperanza.

[editar] El Clan del Little Pony Unicornio

El Clan mas bestia, con el ejército más chachi y moderno. Visten todos de un sospechoso color lila y se pasan el dia entero yendo a caballo de un sitio a otro masacrando gente y quemando pueblos. Tanto ir a caballo les hace desarrollar una atrofia en las piernas, por lo que finalmente su culo se acaba fusionando con el lomo del caballo y al final forman un solo organismo. A su actual campeón, Moto Chagatai (Chagatrón para los amigos), se le ha ocurrido la feliz idea de abrirse paso a hostias hasta el trono y gobernar en Rokugan (que es el nombre que se le da Japón en este juego, para evitar comparaciones odiosas). Se dice de Chagatrón que muy posiblemente sea Chuck Norris, por lo que la victoria la tiene asegurada.

[editar] El Clan del Lagarto Dragón

Es un Clan de skinheads que se pasan la vida en la montaña entrenándose y haciéndose tatuajes enormes y molones. No suelen llevar más que unos gayumbos largos de color amarillo. Ellos dicen que se dedican a meditar para encontrar la sabiduría, pero la realidad es que, como buenos skinheads que son, inflan a palos al que se les pone por delante ya sea blanco, negro o verde con motitas rojas, y suelen hacerlo de una forma espectacular. A menudo están ciclados, lo que hace sospechar que solo el Clan consume más estereoides y otras sustancias similares que las que se consumen durante el Tour de Francia. Su Campeón, Togashi Satsu, antes era un skinhead como todos los demás, pero le dio por comer y fumar cosas raras y se ha acabado convirtiendo en una lagartija radiactiva de 12 metros y con mucho pelo. A donde vamos a ir a parar... Como es de suponer, tienen dos formas de ganar: por "iluminación" (pegar hostias para comprender los anillos y hacerse sabios) y por arrase y destrozo.

[editar] El Clan del Pollo Fénix

Bomba atomica.JPG

Este es el resultado de tocarle los huevos al Clan Fénix (si Nakamuro no está cerca)

Un Clan de hechiceros que saben tirar bolas de fuego y otras maravillas similares para quemar y matar al personal. Ellos dicen ser pacifistas e intelectuales, pero no se les ve tan jipis cuando se les toca los huevos: matan y queman con la misma facilidad con la que lo hacen otros clanes, pero como ellos son intelectuales (y saben lanzar bolas de fuego) quedan mas guay. Además tienen problemas internos, pues una buena parte del clan ha decidido que bañarse es malo y por ello ahora están manchados. La parte higiénica del clan ha decidido exterminarlos y se ha armado la de dios. Recientemente han estado en guerra con el Clan de la Mantis (más abajo), y habrían seguido si su Campeón (Shiba Mirabu)no fuese un cero a la izquierda, pero uno de los jipis del consejo que dirige el Clan decidió rendirse. El sujeto, Tamori Nakamuro, se ha convertido en el objetivo del odio de todos los que juegan con este clan y sus cartas son quemadas por todo el globo. El clan en si mola, pero sus cartas son algo cutres y no suele comerse un torrao. Cuando ganan suelen hacerlo por "honor".

[editar] El Clan del Bichejo la Mantis

Un Clan formado por piratas que se dedican a descargarse del emule todo lo que pueden y a venderlo en el top manta. Anteriormente era un clan de poca importancia, hasta que un tipo (al que se le llama Yoritomo) le regaló la discografía(pirata, claro) de Pimpinela al Emperador, y este, agradecido, decidió nombrarlos clan mayor. Su política de piratear todo lo que puedan ha echo que se ganen la enemistad de la Innombrable, pero dado que ensartan a flechazos a todo aquel que tiene algo que objetar, la Innombrable mantiene las distancias. Todos los demas clanes de Rokugan les odian, pues opinan que unos discos de Pimpinela no es motivo para ser clan mayor, pero ellos, que son más chulos que un ocho, se sienten orgullosos de ello. Su actual Campeón es Yoritomo Naizen, desde hace poco tiempo (su anterior Campeona se convirtió en comida para peces gracias a una traidora que decidió aliarse con la Innombrable para defenestrar al clan). Además son un clan progresista, pues han adoptado la medida de integrar inmigrantes en su sociedad (de momento solo uno, pero es mucho más de lo que otros clanes han echo). Suelen ganar por arrasamiento, pero para ello antes refuerzan su economía vendiendo discos piratas en territorio enemigo.

[editar] El Clan del Centollo Cangrejo

Un clan de bestias pardas musculadas y supercicladas, con mucho pelo y poca afición por bañarse. Todos, incluidos los niños y las mujeres, están superciclados y poseen sudorosos músculos grandes y abultados. Su afición favorita consiste en salir a las Chocolands a defenestrar demonios a martillazos, aunque de vez en cuando cambian a los demonios por las cabezas de un Escorpión o un Grulla, según como estén de ánimo. El clan no destaca por su inteligencia, pero a ver quien es el guapo que se atreve a echárselo en cara a un tio que lleva tranquilamente un martillo tan grande como tú. Recientemente, el clan ha alcanzado una iluminación: su campeón (Hida Kuon) ha descubierto que, si llevas armadura, los malos te hacen menos daño.

[editar] El Clan del Alacrán Escorpión

Batmancutre.jpg

Uno de los sicarios con pijama negro del Clan Escorpión

Posiblemente el clan que se cree más guay de todos. Está formado por políticos sin escrúpulos que especulan y mienten, por periodistas de la prensa rosa que se dedican a destapar los trapos sucios de la gente y por ardientes ninfómanas que practican sexo salvaje con el enemigo para dejarlo agotado y que no pueda luchar o, en el peor de los casos, pegarle la gonorrea, la sífilis o incluso ladillas (lo que popularmente se conoce como "muerte por kiki"); todo ello para "proteger" al Emperador. Les molan las conspiraciones paranoicas, por lo que se sospecha que Bill Gates y Teddy Bautista forman parte de este Clan. También disponen de grupos de matones ridiculamente disfrazados con pijamas negros que hacen el trabajo más sucio del clan (porque el clan en general trabaja sucio). Su campeón es Bayushi Paneki, un tio con el carisma del papa Borgia (vamos que es un mamón). Además es un guaperas. Sú método de victoria está entre embestir y arrasar o las intrigas políticas sucias. Sea como sea, son expertos en hacer guarradas a diestro y sinietro. Incluso a ellos mismos. Parece que si no están jodiendo a alguien, no están contentos.

[editar] El Clan de la Cosa Peluda Araña

Tras hacerle un favorcillo al Emperador (que no sirivió para nada, porque se murió igualmente), la Asociación de Samurais Enemigos de Bañarse, también conocida como los Perdidos (debe ser porque se perdieron de camino a la ducha) han conseguido formar su propio clan. Su lider, Daigotsu, se encuentra muy satisfecho del resultado y están dispuestos a dar caña para demostrar las ventajas de no ducharse. Les importa una mierda todo lo que se cuece en Rokugan y van a su bola, porque para algo son los malos malísimos y molan más que nadie.

[editar] Las Chocolands Tierras Sombrias

El Eje del Mal, que no podía faltar en un juego de este tipo. Las Tierras Sombrias no son un clan exactamente, sino una región que se extiende más allá de Rokugan. En ellas habitan unos bichos que se hacen llamar onis (siglas de Orondo Ninfómano; la i es para adornar), que son grandes, feos y fuertes que solo quieren quemar mujeres y violar campos (¿o era al revés? ¿violar campos y quemar mujeres? bueno da igual) Los onis están dirigidos por la Oni más ninfómana y calentorra del universo, y se contentan con tener campos para violar. Como era de esperar, ganan por arrasamiento.

[editar] Las Ratas Asquerosas

Como su propio nombre indica, son ratas sucias y feas del tamaño de un hombre. No saben hablar como Dios manda y tienen nombres con montones de consonantes y acentos que no vienen a cuento (como Z´trr o T´up´uta´mad´re), lo que demuestra su incultura. No están reconocidas como Clan, pero eso no importa; son muchas y zurran de lo lindo. Tienen la facultad de tocarle los cojones hasta al más paciente de los jugadores, y los que eligen las ratas para jugar se regodean con ello y disfrutan como locos. Sin embargo, se les ha acabado el chollo, pues la malvada AEG ha decidido que las ratas no pintan nada en el juego y que no van a sacar más. Esta decisión ha sido acogida con entusiasmo por todos los jugadores que no se han dejado los ahorros en comprarse ratas. Su campeon es una rata blanca que se llama Canochiché, de la cual no vamos a hablar porque no merece la pena.

Herramientas personales