La llave menor de Salomón

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngSi no recuerdo mal, mi brazo lo metieron en una vasija... espero que tuviera formol.Cita4.png
Miguel de Cervantes preguntándose que se hace con las partes amputadas de un cuerpo.
Cita3.pngEl rey Salmón... Uhmmm, me comería toda su corte.Cita4.png
Solomon's key.png

- Mierda, se me olvidó la vasija

La llave menor de Salomón o en latín Lametón queteda Salomón enla clavícula es un libro escrito por el rey Salomón, el mismo que construyó unas minas para que Richard Chamberlain se dejara barba en patético intento de parecerse a Chuck Norris, pero las historia de las minas es otra historia.

Como libro mágico que es, apareció en el siglo XII él solito de la nada ante la puerta del Vaticano, aunque algunos herejes sospechan de su veracidad, ya que cuando se encontró la tinta todavía estaba reciente. Otro detalle a tener en cuenta se tratan de las alabanzas a Jesucristo Colega cuando por la época de Salomón tan sólo había ocurrido el advenimiento de Jesús de Neanderthal.

Existen un montón de traducciones, pero como ha pasado con todos menos con la Biblia (gracias al control de la Santa Inquisición), su contenido ha ido evolucionando hasta ser un cuento para niños y llegar a ser usado como material escolar.

[editar] Contenido

El libro contiene material muy didáctico y práctico para las brujas escolares del los siglos XV y XVI, y XVII y... hasta la actualidad se usa para matar a dragones y mazmorras (mazmorras de nivel bajo, por supuesto; para mazmorras de mayor nivel se necesita una llave mayor).

De modo muy didáctico explica detalladamente los espíritus, monstruos y demonios existentes; así como sus debilidades y fortalezas a los elementos, lo que lo convierten en una guía perfecta para jugar a cualquier Final Fantasy, Castlevania o similar... ¡y eso que se escribió antes de que existieran esos juegos!.

Entre las prácticas más habituales y sencillas incluidas en el libro está la invocación de demonios, para probar la efectividad de los conjuros para atraparlos y corroborar las propiedades explicadas en el apartado de teoría.

Estructuralmente, el libro se compone de cinco temas: Arte gótico general, Arte taurino gótico, Arte de Paulino, Arte de la almádena y Arte del notario.

[editar] Arte gótico

Buer.gif

¿Esto no es propiedad de Konami?

El arte gótico hace una relación de los demonios que Salomón conjuró para luego derrotarlos metiéndolos en una vasija, similar a si hubiera creado una bomba nuclear para no usarla; todos ellos con sus respectivas descripciones, corriculum vitae y autorretrato.

Los demonios, muy prepotentes ellos, se asignaron títulos nobiliarios en el momento del casting; y aunque se hizo la vista gorda se sabe que se trata de varios lacayos que estaban libres en el momento en que Salomón realizó las gestiones interastrales para convocar las citas.

Como es lógico, también se incluyen los pasos para conjurarlos y un kit de alfarería por si acaso.

[editar] 72 demonios

Le incluimos un práctico listado de los 72 demonios. Si le son familiares más de tres nombres de la lista, desde Inciclopedia le aconsejamos que deje su afición a los videojuegos, cine o literatura, y se dedique a cosas más productivas, como por ejemplo crear sus artículos correspondientes.

  1. Rey Baal
  2. Duque Agares
  3. Príncipe Vassago
  4. Marqués Samigina
  5. Presidente Marbas
  6. Duque Valefor
  7. Marqués Amon
  8. Duque Barbatos
  9. Rey Paimon
  10. Presidente Buer
  11. Duque Gusion
  12. Príncipe Sitri
  13. Rey Beleth
  14. Marqués Leraje
  15. Duque Eligos
  16. Duque Zepar
  17. Conde/Presidente Botis
  18. Duque Bathin
  19. Duque Sallos
  20. Rey Purson
  21. Conde/Presidente Marax
  22. Conde/Príncipe Ipos
  23. Duque Aim
  24. Marqués Naberius
  25. Conde/Presidente Glasya-Labolas
  26. Duque Bune
  27. Marqués/Count Ronove
  28. Duque Berith
  29. Duque Astaroth
  30. Marqués Forneus
  31. Presidente Foras
  32. Rey Asmodeus
  33. Príncipe/Presidente Gaap
  34. Conde Furfur
  35. Marqués Marchosias
  36. Príncipe Stolas
  37. Marqués Phenex
  38. Conde Halphas
  39. Presidente Malphas
  40. Conde Raum
  41. Duque Focalor
  42. Duque Vepar
  43. Marqués Sabnock
  44. Marqués Shax
  45. Rey/Conde Vine
  46. Conde Bifrons
  47. Duque Uvall
  48. Presidente Haagenti
  49. Duque Crocell
  50. Caballero Furcas
  51. Rey Balam
  52. Duque Alloces
  53. Presidente Caim
  54. Duque/Conde Murmur
  55. Príncipe Orobas
  56. Duque Gremory
  57. Presidente Ose
  58. Presidente Amy
  59. Marqués Orias
  60. Duque Vapula
  61. Rey/Presidente Zagan
  62. Presidente Volac
  63. Marqués Andras
  64. Duque Haures
  65. Marqués Andrealphus
  66. Marqués Cimejes
  67. Duque Amdusias
  68. Rey Belial
  69. Marqués Decarabia
  70. Príncipe Seere
  71. Duque Dantalion
  72. Conde Andromalius

[editar] Arte taurino gótico

La segunda parte, en vez de demonios, trata sobre 31 espíritus espirituales, y como también se puede sospechar Salomón los invocó y metió en la misma vasija. Los demonios se sentían muy solos.

Al ser espíritus, no se tienen demsiados prejuicios con ellos y se pueden intentar usar como sirvientes para que realicen las actividades que uno pida. El mundo está llenos de prejuicios, y si eres feo y horrible por culpa de una deformación genética, te encasilla como demonio y eres malo. ¡Es qué nadie piensa en los demonios, también los hay buenos!

Volviendo al tema: como se trata de seres más o menos amorfos, incluye unas clases práctias para dar pases de pecho, verónicas y chicolinas; así como una introducción muy básica para manejarse en el tercio de banderillas. Esta se supone que es la táctica más efectiva antes de entrar a matar meterlos en la vasija.

[editar] Arte de Paulino

Sello de Astaroth.svg

Treguna, mecoides, trecorum, satisdí

Paulino era uno de los doce limpiabotas lavapiés de Jesús y como se cree que fue él quien descubrió esta parte del libro, pues toma título que se han inventado. Como todo, se divide en partes y esta vez tiene dos:

Primera parte
Explica lo mismo que los capítulos anteriores, pero esta vez para invocar a los ángeles de las horas del día. Menos mal que al que inventó el tiempo no se le ocurrió dividir el día en 100 partes iguales...
Segunda parte
Lo mismo que la primera, que es igual que los capítulos anteriores pero relacionado con los ángeles de los signos del zodiaco chino.

Vamos, que resumiendo, este capítulo trata sobre cómo invocar ángeles para pedirles deseos. Antes de la época de Salomón se les pidió muchos deseos: que si una plaga por aquí, que si queremos un huerto, que si déjame embarazada... pues cada vez son más reticentes a cumplir dichos deseos. Si bien Salomón pudo sonsacar algunas cosillas, en los tiempos que corren actualmente es casi imposible y se niegan en rotundo. Así que será mejor probar con los demonios.

[editar] Arte de la almádena

Diablo II - Almádena.jpg

Con esta almádena ya no hay problemas de demonios ni de ángeles.

El arte de la almádena es más variopinto y diferente de los anteriores. Tiene cosas desde cómo hacer una bonita mesa camilla con una tabla y 4 velas negras, hasta qué deseos tienen más probabilidad de que los cumplan los ángeles (aunque se ha dicho que de un tiempo para acá ya no hay posibilidades...)

Sin embargo, la parte más importante y útil es la referente a cómo crearse una almádena con unos cuantos chiles duros y un palo, la cual se puede usar en caso de que la tontería de la vasija falle, o algún ángel se niegue a cumplir nuestras peticiones. Golpe en la cabeza y a ver quién pone pegas ahora. En caso de no tener suficientes chicles se puede sustituir con un ¡Zas, en toda la boca! o un golpe de remo.

[editar] Arte del notario

La última parte en una serie de escritos sin sentido y en lenguajes extraterrestres como el Hebreo, el Griego y el Klingom. Por tanto no se puede estar seguro de su contenido, o de su significado por las expresiones usadas.

Según parece, se trata del acta notarial que certifica la autenticidad del libro y de que Salomón recibió la inspiración a través de un ángel. Lo realmente precupante y terrorífico del libro completo es, por tanto, la conjuración de un notario. La mala lengua de Noam Chomsky opina que en verdad Salomón no confinó a las ciento y pico criaturas en una vasija por sí mismo, sino que se metieron ellas solitas por su temor ante el trabajo infernal conjurado para levantar el acta.

[editar] La vasija

Aunque nadie la ha visto, la vasija debe ser como la bolsa de un canguro con el refuerzo de un sarcófago similar al de Chernóbil, si no, nadie se explica que entren tantos entes ahí dentro (además que debe oler como la casa de Gran Hermano).

Aunque tiene varias leyendas acerca de dónde pudo acabar, parece que las más fiables tienden a señalar que la debió de encontrar una señora llamada Pandora.

[editar] Véase también

Herramientas personales