La tía del furgón

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Escudochile.png Este artículo contiene altas dosis de chilenismos y humor chileno
Si no cachái el mote, mejor vírate o ándate a la que tú sabís o a la otra que tú sabís
9a.jpg

¡¡¡Cállense y siéntense, pendejos de mierda!!!

Cita3.pngNiños, hagánle caso a la tía del furgón...Cita4.png
Miguel de Cervantes aconsejando sobre sacar los brazos por la ventana del bus.
Cita3.png¡¡PUTA GORDA!!Cita4.png
Stan insultando a su tía del furgón.
Cita3.png¿¡QUÉ DIJISTE!?Cita4.png
La tía del furgón no oyó bien.
Cita3.pngEhhh... ¡Que la ruta es muy corta!Cita4.png
Stan salvándose de ser violado regañado.
Cita3.pngOh, síCita4.png
La tía del furgón definitivamente no oye bien.

Personaje mítico y legendario de la fauna que rodea la vida en los colegios y jardines infantiles de Chile, aunque desgraciadamente puede estar en otros países. Esta vez nos referiremos exclusivamente a la especie Transitus Menstrualis Chilensis


[editar] Características

Choque escolar.jpg

A la Tía se le hacía tarde para ver la telenovela

A pesar de la gran variedad de tipos y edades en que se presentan estos seres al mundo profano, su caracterización pasa, obviamenete, por tener un furgón o minibus, en el que transportan al calvario diario a cuanto pendejo viva lejos y sus padres estén dispuestos a pagar una suma considerable. Por lo general son señoras entre los 35 y 50 años, es decir, están cruzando la menopausia (pobres cabros), por lo que a la menor provocación (sacar el brazo o la cabeza por la ventana, gritarle cosas a la gente en la calles, pararse en los asientos o jugar caballito bronce dentro del vehículo) se convierte en el peor de los personajes con mal aliento, decargando su rabia con gritos y amenazas. Cuando dejan al cabro en su respectiva casa, se hacen las weonas, ponen cara de buenas personas y le dicen a la mamá que el pendejo se portó bien.

De igual forma, por abarcar tanto pendejo que vive lejos, siempre andan atrasadas, por lo que van siempre a exceso de velocidad, cosa disfrutada por los niños que van dentro del furgón. Este último (el furgón) es un vehículo motorizado que se diferencian según la comuna en que trabaje la Tía. Es decir que en los sectores populares los resortes se salen de los asientos, las ventanas se abren solas, la puerta no cierra bien , suena estrepitosamente cuando pasan por un lomo de toro y son todos amarillos. En los sectores medios en color puede variar entre amarillo o colores varios, pero como son nuevos las viejas todavía tienen los asientos con el plástico para que los pendejos no se los perjudiquen. Y en los sectores altos todos los furgones son minibuses mitsubishi rosa o mercedes benz esfinter sprinter con asientos afelpados y dvd,y si no uno de los tipicos buses provenientes de gringolandia,pero en el menor de su caso los vienen a buscar sus papis y mamis

[editar] Origen y Tipos

A diferencia de otros especímenes míticos, no se sabe el origen exacto de estos personajes, pues existen varias leyendas según sector, geografía e historia familiar. La mayoría piensa que son viejas de mierda, ahí el origen.

La clasificación por géneros es un tema aún discutido por científicos, historiadores y antropólogos, ya que sus comportamientos son tan impredecibles e indeterminados. Lo único realmente claro es que son los que están sujetos a mayor reglamentación legal como para que no se desvanden en actos como el suicidio colectivo, conductas psicopáticas y degenarciones varias.

La única clasificación en la que se ha llegado a un acuerdo es con respecto al sector socioeconómico al que atienden.

Las relaciones con los personajes del interior de los establecimientos es incierta, sólo se les ve interactuando con las Tías Parvularias o Tías Profesoras Básicas, y algunas veces con los Don Juanito o Inspectores.

[editar] Explicación científica

Bus driver.jpg

Comúnmente conocida por los estudiantes como la Perra del furgón.

Durante años de investigación genética los científicos han logrado aislar genes de estos especímenes que tienen cierta similitud con el Homo Sapiens Sapiens, por lo que se cree que pudieron ser resultado de una evolución divergente a causa del aislamiento social (y económico) al que esta especie suele estar sometida, razón por la que tiene que trabajar remolcando infantes supuestamente inocentes.

Una biopsia realizada a un ejemplar capturado dio como resultado que esta especie cuenta con un sistema digestivo muy similar al de los humanos, pero que difiere principalmente en unas callocidades verrugosas presentes en la membrana interna del estómago (más conocidas como úlceras), que en esta especie son muy comunes a causa de toda la rabia que pasan evitando que los pendejos se tiren de la ventana del bus buscando un alivio al suplicio que suelen llamar recorrido.

Estadísticamente, la Tía del furgón pertenece al reducido porcentaje de mujeres que conduce relativamente bien, solo en las circunstancias de que no ande apurada para ver la teleserie o librarse de los demonios malnacidos (que son pocas), ya que la tasa de mortalidad infantil, excluyendo suicidios cometidos por estos, es relativamente baja. Pero esto no las hace mejor persona.

[editar] Zoológico a bordo

Filipinas 31 ninos secuestrados.jpg

Los niños disfrutan de los viajes con la Tía.

Con los años, la Tía del furgón remolca a toda clase de animales y especímenes, algunos muy raros, que debido a los constantes accidentes automovilísticos causados por culpa de la vieja, están extintos.


  • Guaguas: Infaltables. Son la pesadilla, no sólo de los furgones escolares, sino que de cualquier tipo de transporte púbico público y/o privado debido a que se ponen a llorar, cagar, mear, vomitar, escupir, cagar otra vez, babear, llorar, gritar, y cagar al mismo tiempo. Solo están presentes en furgones que frecuenten jardines infantiles y salas cuna (aunque alarmantemente puede estar este especímen en el kinder e incluso en la básica). Definitivamente son de temer. Son una etapa pre-evolucionada de las categorías siguientes, todo dependiendo de la mala educación que reciban.


  • Meones: Correspondiente a la Guagua pero en versión prebásica o básica. Se dedican a llorar todo el camino por su mami, estos pendejos son más hartantes que las Guaguas debido a las ganas de darle un combo en el hocico para que se callen. Suelen sufrir de "accidentes" porque bebieron mucho jugo y olvidaron liberar a Willy, por lo que dejan el furgón pasao a mierda que se debe aguantar hasta que llegues a tu casa o te suicides.


  • Pendejos Inquietos: Uno de los peores. Se la pasan saltando entre los asientos ya que sufren de pidulle mientra le tiran mierda a la vieja del furgón para que choque y se muera molestar. Son fáciles de reconocer por su timbre de pito hartante y porque sacan los brazos por la ventanilla al tiempo que la tía del furgón los agarra a madrazos amenazándolos con bajarlos del bus y amarrarles un testículo al tubo de escape. Suelen ser la causa de cerca del 60% de los accidentes de tránsito y del 80% de infanticidios dentro de un bus escolar.


  • Autistas: A veces el furgón suele frecuentar colegios "especiales". En ese caso estaremos en precencia de los autistas, uno de los especímenes menos comunes de la fauna a bordo del furgón. Se caracterizan por estar todo el camino callados e inmóviles, en este caso cualquiera se alegraría,
    CartmanRetarded.jpg

    A veces suelen haber combinaciones entre las especies. A esta combinación se le llama comúnmente como Guatón Autista o Autista Mórbido

    pero esta especie frecuenta mucho el monólogo perturbador, que consiste en la constante ejecución de muecas y signos raros con las manos al tiempo que balbucean algo ininteligible que pareciera que están rezándole a Satanás y tratando de invocarlo. Cabe recalcar que este especímen se puede presentar en muchos tamaños, desde prebásicos hasta incluso adolecentes.


  • Guatones Traga-Traga: Otro tipo de criatura a bordo son los Guatones Traga-Traga (Pac-Man). Son facilmente reconocibles por ocupar 2 asientos en el fondo del furgón y porque siempre están comiendo comida chatarra. Suelen estar solos atiborrándose de grasas polisaturadas y de weas dulces como coyacs, caramelos, chocolates, etc. Es común que tengan el colesterol más alto que las notas debido a toda la mierda suministrada principalmente por El viejo del kiosco. Lo más peligroso de ellos es que toda su grasa empieza a transpirar debido al mal estado del aire acondicionado y que la Tía selló las ventanas para que los Pendejos Inquietos no salten por ellas, entonces comienza a salir un olor a cebo quemándose y a sudor que te dan ganas de vomitar, pero el peor de los riesgos es que ellos se caracterizan por ser extremadamente flatulentos y pedorros, convirtiendo a la cámara de gas del campo de concentración de Auschwitz en el paraíso.


  • Pendejas Huecas: Son pelolais en potencia. Se caracterizan por estar siempre en grupos de a 2 o más y suelen estar sentadas en el fondo del bus para que quepen todas, a menos que esté presente el Guatón Traga-Traga, en ese caso se acomodan como sea en el lugar más alejado de él. Se la pasan todo el trayecto cotorreando de puras mierda que les pasó en las que 75% de lo que hablan son puras historias inventada de amigos o pololos imaginarios, a fiesta en la playa que fue en el verano (cuando realmente estuvo todo el verano en su casa viendo tele arranada como un manatí en su cama), de su ropa ultra-cara (que realmente consiguió en un 9x1 en la feria de las pulgas), etc. Realmente son muy hartantes, pero son francamente una de las más tolerables en comparación con el resto.


  • Peleones: Usualmente son 2. Es común que sea un niño y una niña que se la pasen peleando por quien le toca irse adelante. Nadie sabe cuál es la gracia de irse al lado de la Tía del furgón, sabiendo que anda toda sangrada, hedionda e insoportable. Teorías afirman que podría deberse a un caso del Síndrome de Estocolmo, en el que el secuestrado (el niño) siente atracción por la secuestradora (la vieja), definitivamente grotesco. Normalmente el/la que pierde pasa a transformarse temporalmente en un/una meon/a, duplicando el estrés abordo.


  • Normales: Deberían llamarse anormales debido a que desgraciadamente son la especie menos común y en más peligro de extinción (cerca del 2,67%, el resto los van a dejas los papis). En esta categoría suelen entrar todos los niños que no están catalogados como Guaguas, Meones, Pendejos Inquietos, Autistas, Guatones Traga-Traga, Pendejas Huecas ni Peleones.
    Chupacabras.jpg

    Posible apariencia de un supuesto chupamedias

    Algunos científicos creen que esta especie ya está extinta, otros dicen que jamás existió, otros dicen que los normales son una leyenda urbana creada por generaciones de Tías del furgón que esperan la venida del salvador. La explicación es que las categorías anteriores viajan con la Tia en el furgón por dos razones: 1) Debido a lo anterior los padres no quieren pasar vergüenza al ser vistos junto a sus anormales hijos al ir a dejarlos al colegio, entonces prefieren que la Tia los remolque como escombros al basurero llamado escuela. 2) Por lo mismo, las familias de las categorías anteriores suelen vivr lejos para que nadie vea a sus monstruosos hijos, por eso la Tia debe ir a buscarlos a la cresta´l queso.


  • Otros: Se están descubriendo nuevas especies, como una extraña subespecie de Pendejo Inquieto, que se la pasa pegándole a las demás categorías. Y del descubrimiento del Chupamedias, mitológico ser que se alimenta de la mamonería y de los consentimientos de la tía. Este ser parece ser el causante de las misteriosas muertes de ganado de Peleones debido a que la Tía suele consentir al Chupamedias en el asiento de adelante, fuente vital de los Peleones.


Esto concluye que las familias de anormales como estos suelen ser de escasos recursos, pero con el suficiente dinero como para tener algo de dignidad y mandar a sus diabluras al colegio con la Perra del furgón y mantener la imagen en un nivel más o menos aceptable.

Herramientas personales