Las chapas

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaEspaña.png Este artículo contiene una alta dosis de humor español.
Si no eres de esta casta tierra, probablemente pierdas el tiempo leyendo esto.


Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Las chapas o latillas fueron un juego muy destacado en los principios de los 90, allá cuando Madonna aún hacía buena música, jugaba el Pelusa y no existían los leros. Hoy en día ya no se practica, sólamente los nostálgicos guardan parte de sus colecciones en alguna vitrina o bote de colacao.

Puede equipararse a los tazos en cuanto a su facilidad de adquisición, al fútbol en cuanto al nombre de los jugadores y porque iba básicamente de eso, a las canicas porque se trataba de dar tollinas a las chapas, y a suspender una asignatura u ojear una revista porno, ya que si tu madre te pillaba jugando, te cojía de la oreja y no te soltaba hasta dejártela como un pimiento.

[editar] Reglas del juego

El juego consistía en reunir unas cuantas latas de pequeño tamaño, las chapas de arriba de la Coca Cola, Fanta o Cruzcampo para los nenes mayores, e ir pintándolas por dentro con el nombre y número de los jugadores de la época.

Una vez formado tu equipo de 11 jugadores o latillas con los correspondientes suplentes (incluso unas pobres latas chupan banquillo), te enfrentabas contra otro niño que también tuviera sus 11 latillas. Era importante antes que nada aprenderte los nombres de tus jugadores, para que no te dieran el cambiazo y te quitaran a Romario por Amavisca, ya me entiendes.

El objetivo era el siguiente: se formaban dos porterías con dos piedras, a ser posible separadas la una de la otra, y se jugaba por turnos empujando una chapita cada vez, que debía hacer rebotar a la mini-pelota hecha a mano, y colarla en el arco rival. Este simple planteamiento se complicaba debido al mal estado de los terrenos de juego, ya que era casi imposible encontrar una superficie totalmente lisa o que no tuviera escupitajos en un córner. Y si jugabas en la playa ni te digo.

[editar] Jugadores famosos

  • Prosinecki: El ídolo por excelencia. Un desastre en la vida real, pero el Dios de las latillas. Cualquier jugada suya entraba, te podias apostar los cromos que hicieran falta que Prosinecki metía la bola. Algunos incluso tenían una foto suya pegada en la lata.
  • Paco Buyo: El "paralotodo". Una especie de imán que utilizaba la física a su favor. Al parecer, el núcleo de su chapa se componía de "energía mermeladónica negativa", que provocaba el efecto contrario al de una rebanada de mermelada al caer al suelo. Ésta siempre cae hacia el suelo del lado de la mermelada. Bueno pues Buyo puede considerarse el suelo y la pelota la mermelada, todas caían de su lado. Otro crack.
  • Zamorano: "Bam Bam" Zamorano, todas las delanteras contaban con él. Aparecía siempre en el instante preciso y te resolvía el partido. Estorbando al portero, claro está, porque siempre se encontraba en la línea de gol y evitaba la estirada del arquero. Suerte tuvo que no se tuvieran en cuenta los fueras de juego, sino otro gallo cantaría.
  • Laudrup: El dandy. Los niños trucaban su chapa doblándola por la mitad, y casi conseguían el efecto que daba Michael a sus pases si mirar la pelota. Si te salía mal, el balón se iba a tomar por saco. Cuentan que Tio1.jpg erró un pase con Laudrup y embarcó la pelota en un 4º piso.
  • Donato: "Il muro" de aquella epoca, ya que su autor había pasado de la latilla y se había traído la botella entera. Una estrategia sucia pero efectiva.
Herramientas personales