Las mil y una noches

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Me encantó esa historia con Jade!Cita4.png
Una señora confundiendo Las mil y una noches con El Clon.
Jerjes pensativo.jpg

Un genio de la mitología árabe

Cita3.pngEn la historia original el Quijote encontraba una lámpara con la cual hacía desaparecer los molinos, conquistaba a Dulcinea y viajaba en alfombra voladora en vez de en Rocinante, pero me pareció demasiado fantasiosa.Cita4.png
Miguel de Cervantes sobre Las mil y una noches.
Cita3.png¿Me hablaban?Cita4.png
Saddam Hussein sobre el Ladrón de Bagdad.
Cita3.png¡Mr. Limpio!Cita4.png
Aladino al ver al genio.

Las mil y una noches son textos sagrados del Islam, apenas por debajo del Corán y conocidos como la “Sunna” o tradición. Usados por juristas musulmanes de todo el mundo como consulta para la aplicación de la Sharia. Se creé que fueron recitados por el Profeta Mahoma según se los dictó Sherezade aunque algunos eruditos piensan que se trata de sus propias memorias de juventud cuando era un joven rebelde teniendo diversas experiencias eróticas bisexuales.

[editar] Origen

DSC 2244.jpg

Sherezade estaba muy buena

Érase una vez un sultán en un reino de Arabia que se fue de viaje dejando a su pulcra esposa sola en el palacio mientras se iba a cazar rinocerontes. Debido a la escasez de rinocerontes regresa antes de tiempo y se encuentra a su esposa en una orgía con todos los esclavos negritos del palacio. A raíz de esto se convence de que no existe mujer fiel en el mundo y parte con su hermano jurando no regresar nunca a menos que encuentre un pobre más desgraciado que él. En el trayecto se encuentran con un fastuoso palacio a orillas del mar de donde sale un genio gigante que se despide de su mujer. La mujer, cuando el genio no estaba, se acuesta con ambos hombres y luego toma dos perlas y las coloca en su collar diciendo: “Coloco una perla aquí cada vez que le he sido infiel a mi esposo”. El sultán, viendo aquel collar con unas cien perlas le reclama: “¡Cien veces le has sido infiel!” y ella responde: “No, no. Cada vez que un collar me llega a cien perlas voy y lo vendo por un dólar al pueblo. Así ahorré suficiente para comprarme este palacio”.

Convencidos de que aquel genio era en efecto más desgraciado que ellos se regresaron a su hogar. El Sultán, cansado de las mujeres adúlteras, pero aún deseoso de tener una vida sexual, decide que desposara todos los días a una joven adolescente y tras quitarle la virginidad, la ejecutará al día siguiente volviéndose así en autoviudo múltiple. Las mujeres del reino, tras darse cuenta que les esperaba la peor luna de miel de la historia y que el regalo de bodas usualmente era un féretro nuevo, empiezan a emigrar hasta que el sultán estaba teniendo problemas para conseguir a su nueva virgen diaria.

Entonces, la hija del Visir que era muy inteligente le dijo a su padre que la casara con el Sultán, cosa que el visir aceptó reticentemente. El plan de la joven, que se llamaba Sherezade, era entretener al sultán con chistes de Pepito y relatos eróticos hasta que llegara la mañana y, dejando inconclusa la última historia, le perdonaría la vida para saciar su curiosidad al día siguiente. Era un plan arriesgado…

Así, Sherezade se casó con el Sultán y puso en marcha el plan, extendiendo su vida por mil y una noches…

[editar] Relatos

Como era uno por noche se extrae que son mil y un relatos así que este autor no tiene tiempo ni ganas para resumirlos todos y, si lo tuviera, les aseguro que rompería el récord del artículo más largo de la historia Inciclopedia. Así que resumimos solo los cuatro mitos principales y más famosos:

[editar] Saladino y la Lámpara Maravillosa

Este relato trata sobre Saladino, un huérfano pobre que malvivía robando comida en las calles de Bagdad o algún lugar así y que tenía un mono mascota. Enamorado de la princesa del reino con quien jamás se podría casar por la diferencia de clases sociales, se le aproxima un anciano extraño a hacerle una proposición a cambio de dinero. Pensando que se trataba una propuesta sexual, como era usual, no tuvo problemas en aceptar, pero luego se dio cuenta que en realidad era un hechicero y quería que él se introdujera en una cueva llena de tesoros y trajera consigo solo una lámpara de aceite.

If-Jasmine-loved-Jafar-disney-princess-15329765-596-605.jpg

Al hechicero malvado le gustaba manosear a la novia de Aladino.

R888489.jpg

Así era la genia que le apareció a Aladino

Saladino lo hizo pero en el proceso le quito el polvo a la lámpara y de ella salió un genio. Hay distintas versiones de cómo era el genio, según Disney parecía un metrosexual azul, según otros era una rubia despampanante llamada Jennie, acá partiremos de la segunda hipótesis. Saladino, al observar aquella guapura, quedó prendado. La genio le dijo:

“Por haberme liberado cumpliré todos tus deseos”.

Valga acá recordar que la idea de que los genios cumplen solo tres deseos la inventó Disney, en la mitología clásica árabe los genios cumplen todos los deseos que uno quiera si están en deuda. Tampoco es cierto que todos viven en lámparas o botellas, solo aquellos que fueron encerrados por el rey Salomón por andar rebelándose. Además el genio o djinn en la mitología islámica puede ser bueno o malo, pero usualmente es muy malo.

Volviendo a la narración, Saladino hizo que aquella genio tan guapa cumpliera en efecto todos sus deseos sexuales. Tan satisfecho estaba que se olvidó de la advertencia del hechicero de no tocar nada y de hecho hizo caer un cofre repleto de oro mientras intentaba el perrito con la genia. Esto hizo que la cueva se cerrara para ira del hechicero.

Saladino entonces se da cuenta de que está atrapado. La genia le dice que no hay problema, ella lo puede sacar y así lo hace abriendo la cueva con sus poderes mágicos. Entonces Saladino le dice a la genia que lo convierta en un príncipe adinerado para cortejar a la princesa y así lo hace (recuerden, la genia tenía que cumplir todos sus deseos y no solo tres) y Saladino logra enamorar a la princesa y casarse con ella. Además tiene la ventaja de que le pidió a la genia que hiciera a la princesa desinhibida y de mente abierta, para que estuviera dispuesta a hacer tríos, shows lésbicos con la genia y le diera un sexo oral todas las mañanas. Así estaba Saladino feliz de la vida cuando el malvado hechicero le roba la lámpara e intenta matarlo y colocarse él en el trono y ser él el que se acuesta con la princesa y la genia.

Por fortuna con ayuda del mono y la complicidad de la genia que estaba enamorada de Saladino (aunque tuviera que compartirlo con la princesita estúpida, como la llamaba) derrotan al hechicero y lo convierten en sapo, o algo así. Tras esto Saladino se convirtió en el líder de los musulmanes durante las cruzadas.

[editar] Los Siete Virajes de Simbad

Jacksparrow3.jpg

Simbad escapando de sus acreedores

Estos relatos tratan sobre Simbad, marinero que escapando de sus acreedores que lo iban a linchar por deudor se embarca cada cierto tiempo en osadas aventuras marinas. La primera lo lleva a desembarcar junto a la tripulación en lo que parece ser una isla pero resulta ser la ballena Moby Dick quien se despierta cuando hacen una fogata en su lomo, ahogándose todos los tripulantes menos Simbad. Luego en su segundo viaje llegan a una isla donde hay unas piedras gigantescas que resultan ser huevos de kaiju (es decir, de un animal gigantesco como Godzilla) llamados rocs, pues se encuentran sin saberlo en la legendaria Isla de los Monstruos por lo que la madre de la criatura se da cuenta y mata a todos menos a Simbad. En el tercero se encuentra con un cíclope que se come a todos sus tripulantes pero a quien él ciega con una braza ardiente similar al caso de Odiseo. En el cuarto llega a una isla poblada por rastafaris que fuman marihuana todo el día hasta que se queman el cerebro. En el quinto tras naufragar otra vez por culpa de un primo de Godzilla un viejo verde se le monta encima y tiene que soportarlo hasta que lo emborracha y lo mata. En el sexto viaje Simbad llega a Sri Lanka, este relato fue pagado por el ministerio de turismo de Sri Lanka, así que describe al país como gobernado por un rey muy generoso en un país rico y próspero donde hay calles de oro y ríos llenos de joyas. Simbad regresa a su país atestado de joyas. En el séptimo y último viaje Simbad llega a un país que es como la Jaula de las Locas, lleno de hombres-pájaros y, sobrevolando encima de uno, llega hasta el Cielo donde conoce a los ángeles y a Alá.

[editar] Alí Babá y los 40 Políticos

Este relato trata sobre un hombre muy pobre llamado Alí Babá quien todo el día tiene que sufrir por los constantes reclamos de su esposa que lo llama inútil, estúpido y bueno para nada. Además, su hermano es ricachón y lo trata con desprecio. Para mejorar su situación se introduce a una mafia conformada por 40 diputados quienes habían acumulado un gran tesoro a costa de cobrar impuestos y malversar fondos. Solo se podía entrar a la cueva de los políticos si se decía la palabra mágica “Plaza Sésamo”. En una de tantas el envidioso hermano lo siguió hasta la cueva dispuesto a robarse el tesoro y se introduce a la cueva repitiendo la contraseña. Cuando se da cuenta que los ladrones llegaron sorpresivamente y para escapar se le olvidó la palabra mágica y se puso inútilmente a decir “Barney”, “Bananas en Pijamas”, “Los Muppets” nunca acertando cual era la serie correcta.

[editar] El Profeta Mahoma y la Alfombra Voladora

Este relato trata sobre el pastor de camellos Mahoma quien vive con su esposa que es mercader y va a una cueva en la montaña en medio del desierto. Allí encuentra un genio en una botella y lo confunde con Dios. El genio le da una alfombra voladora y Mahoma regresa a su casa en La Meca donde creen que tiene poderes celestiales por poder volar como un ángel y lo nombran profeta. Así nace el Islam.

Ah, después Mahoma se casó con una niña de nueve años.
Ladrones22.jpg

Uno de los 40 ladrones

[editar] Conclusión

Al término de la noche mil y uno Sherezade no fue capaz de inventarse un nuevo chiste sucio que enlazara con el anterior y sin poder inventar nada más se sometió a la autoridad del Sultán esperanzada en que no la matara. El Sultán, conmovido por la astucia, inteligencia y sagacidad de la joven, le perdonó la vida y le hizo el amor (pues hacía mil y una noches que quería y no podía, tan embelesado estaba con los chismes) tras lo cual vivieron felices por siempre.

Herramientas personales