León Trotski

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Leon trotsky
Trotski está desacuerdo con la presencia de los enlaces azules en el articulo en vez de los rojos
Cita3Stalin, como el héroe de Gogol, reúne las almas muertas porque le faltan almas vivasCita4
León Trotski sobre la existencia de un ejercito muerto-viviente
Cita3Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.Cita4
Stalin en relación con el asesinato de Trotsky

Gran pensador, político ineficiente, reconocido revolucionario ruso y por sobre todo, fue uno de los notables miembros de la antigua y prestigiosa "Escuela de diseño y vestimenta socialista" del siglo XX, junto a sus amigos Stalin y Hitler, gracias a ellos, el uso de los bigotes adquirió un nuevo enfoque. También fue uno de los pioneros en la moda de usar vestimenta de color rojo y de hecho, mientras más parecido era el color de la vestimenta al de la sangre, más le gustaba. Era tanta su afición por este color, que fue condecorado con el premio de "La bandera Roja", por sus aportes al comunismo y a la moda obviamente.

Hay que acotar también, que fue el propulsor y máximo impulsor de la ideología de la revolución permanente, considerado por este hecho uno de los más vagos pensadores, debido a que una de las ventajas de la revolución es que pasaban mucho tiempo en las calles y poco en el trabajo.

[editar] Juventud

379px-Trotksky--russianbolshevik00rossuoft
León Trotski modelando para los fotógrafos de Siberia

Lev Davídovich Bronstein o también llamado por sus más cercanos "El colorado Levi", fue el quinto hijo de una familia de origen judío (lo que explica el por que Stalin era el que negociaba con Hitler). Durante toda su infancia fue un gran adepto a las matemáticas, no tanto así en otros ramos como Artes, donde se negaba a usar otro color que no fuera el rojo.

Fue en sus estudios de matemáticas, que empezaron sus gustos hacia los eventos sociales, tanto manifestaciones (o revoluciones) como las fiestas, donde en estas ultimas, era considerado el "Alma de la fiesta", debido a que con su rojiza vestimenta no podía pasar desapercibido en ella. A pesar de no saber nada sobre la vida agraria, él fue uno de los protagonistas del movimiento denominado populismo agrario (otro movimiento que estaba de moda en la época, León siempre estaba al día), organización que se encontraba en su región y a pesar de que él ni siquiera sabía la diferencia entre trigo y maiz, logró destacar por sobre todos los agrarios.

En una de sus tantas manifestaciones sociales fue detenido, encarcelado y desterrado por primera vez en su vida (hecho que valió una fiesta). El destino sería la región de Siberia, donde el y su popular estilo de vida rojiza revolucionaria, lograron rápidamente convertirse en el ultimo grito de la moda del lugar. Después de gozar durante bastante tiempo la fama en el mundo del diseño siberiano, decidió traer su moda a Inglaterra, donde conoció para sorpresa suya a otros amantes del color sangre. Entre ellos, estaba Lenin, quien le dio a conocer a León un nuevo nombre insignia en el mundo de la moda (y política) para el uso del color, el Bolchevismo.

Debido a su ya conocido estilo de vida revolucionario, fue nuevamente deportado a Siberia, donde fue recibido como un héroe o por lo menos eso era lo que él esperaba, debido que ahora estaba de moda el Bolchevismo de Lenin, hecho que permitió que levemente se fuera rompiendo la amistad que tenía con el propulsor de este movimiento. Durante el tiempo que estuvo en este país se dedicó a escribir, libros muy extensos, de gran calidad gramática y con contenidos muy interesantes, que nadie leyó.

Fue así, que decidió unirse a los Melcheviques, a quienes antes siempre miró feo o con cierto repudio por creer que no estaban al tanto de la moda y vestimenta del Trotskismo. Este hecho Lenin lo tomó como una traición, lo que significó la eliminación del nombre Trotski en su agenda telefónica (el cual antes estaba adornado con rosas rojas). Pero esta separación no duraría mucho, debido a que luego vendría la famosa Revolución rusa de 1917.

[editar] Revolución Rusa y Posterior Vejez

Oruga gritona
La oruga gritona, símbolo de la revolución bolchevique

Ya era hora, los ciudadanos o mejor dicho, los camaradas soviéticos se alistaban contra el Zar y su pomposo estilo de vida. Ellos querían una Rusia más igualitaria donde el abastecedor de medicamentos tuviera la misma paga que el abastecedor de alcohol. Es aquí donde Trotski y su mentalidad revolucionaria (y fiestera) logran su apogeo, eso sí necesitaba ayuda de su viejo amigo calvo Lenin y este, de otro señor bigotes llamado Iósef Stalin. Gracias a la unión de estos tres partidarios pro-vello facial y de tendencia izquierdista marxista, empezó la tan conocida Revolución rusa.

En el transcurso de la guerra, al principio Trotski creó la asociación llamada Mezhrayontsy (lo del nombre no es broma), que era conformada por reconocidos soviéticos del país, como lo eran Adolf Joffe, Riazanov, Anatoli Lunacharski, Mijaíl Pokrovski, entre tantos otros revolucionarios conocidos. Gracias a este grupo, más Lenin y gracias también su increíble astucia a la hora de organizar a los soviets y a la misma revolución (increíble, debido a que no se esperaba mucho de un impulsor de modas). Se ganó la confianza de Lenin, dándole este último un privilegiado puesto como Comisario de Guerra, gracias a el cual, logrará su más anhelado sueño, crear un ejercito donde todos vistan a la moda del Trostkismo, el gran Ejército rojo.

[editar] Exilio

Trotskyra1
Cita3Y por que yo lo digo; desde ahora es obligación usar ropa interior roja, no se aceptará queja algunaCita4
León Trotski sobre sus exigencias de moda en el ejercito

Después de una sangrienta revolución, la paz reinaba en la ahora Unión Soviética. Ahora todos tenían un trato igualitario, menos Lenin, Trotski y su amigos, claro. Ellos tenían que soportar un trato diferente, en el cual tenían comida importada de las mejores cocinas de Europa, sin olvidar, que además estaban tristemente obligados a usar las cómodas vestimentas de la burocracia soviética. Al mismo tiempo que Lenin y Stalin disfrutaban de sus logros en la revolución, Trotski se ponía a escribir, otro gran texto, que nunca iba a ser leído.

Todo parecía ir bien en Rusia, hasta que una apoplejía de Lenin, obligaba a buscar un sucesor en el mundo político, puesto que al principio le fue otorgado al ya renombrado Trotski, pero que después de ciertas acusaciones por parte de otros políticos, ese puesto quedó en manos de un bigotudo aún de peor carácter que su predecesor, el puño de hierro Iósif Stalin. Este último no tardó mucho en dar su primera orden; El exilio de León Trotski.

Los años que se le venían a nuestro querido León no era muy prósperos digamos, más aun sumándoles los constantes intentos de asesinato por parte de Stalin y la peregrinación a rincones del mundo donde no conocían o no sabían nada de su moda y vestimenta. Fue así que Lev decidió ir a las ricas playas de México, pero lástima que se fue a Ciudad de México y no a Cancún. Vivió toda su vejez en este lugar, teniendo muchos seguidores, logrando formar también una familia entre sus trabajadores y admiradores. Y así nuevamente se le dio la oportunidad de escribir, aprovechando así de escribir un libro sobre su vida, el cual esta vez sí fue leído, por su familia.

[editar] Su defunción

Leon-trotsky-standard-t
La muerte de Trotski, significó un gran aumento en la venta de sus camisetas (en la foto, la única camiseta no roja, edición limitada)

Pero la vida de Trotski, como él mismo dijo "Siempre iba a estar en una permanente revolución". Stalin al saber que su mayor némesis en lo que respecta a el monopolio de los bigotes soviéticos seguía vivo, hizo hasta lo imposible para asesinarlo. Para eso reunió a dos socialistas catalanes de muy mal caracter (debido a que en esa época su equipo aún no ganaba una Copa de Europa, mientras el rival sí). Uno de ellos, que se apellidaba Mercader, logró su cometido.

Mercader sabía que la única forma de lograr integrarse al grupo de confianza de Trotski, era ganarse su confianza y la de sus seguidores. Fue así, como Mercader, haciendo de el mejor de los galanes españoles fue seduciendo a cada una de las secretarias y seguidoras de Lenin, hasta que lograra entrar a ese famoso circulo rojo de confianza. Todo esto, tuvo su premio, Mercader por fin logró estar a solas con Trotski y la oportunidad de acabar con la vida del líder comunista no la desaprovechó. Con una Piolet, arma que irónicamente León puso de moda en su ejército, le golpeó la cabeza. Trotski durante doce horas estuvo en una continua convulsión, pronunciando el supuesto apocalipsis ruso y hablando raro, hasta que por fin murió.

[editar] Enlaces de interés revolucionario


Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Русский
Herramientas personales