Leopoldo Galtieri

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Presidente vector.png
Leopoldo Fortunato Galtieri
BanderaArgentina.png
Galtieriborracho.jpg
República Socialista Soviética de Argentina.png
"Duce" de los Argentos
(de fuckto)
Mandato Un glorioso año en los ochentas
Residencia Cualquier bodega llena
Hechos Ganar la Guerra de las Malvinas...Lástima que las potencias no sepan perder
Poderes Desaparecer personas y conquistar territorios
Anterior Siguiente
Dos milicos poco importantes y antes Jorge Rafael Videla (de fuckto)
Más de fuckto
Personal
Nacimiento Defunción Por ahí
Cuando se le acabe el vodka
Afiliación Fuerzas Armadas Argentinas
Estado actual de Ebriedad
Sobrenombres General Majestuoso (por Ronald Reagan
Puta Fascista (por Margaret Thatcher)
Borracho hijo de puta (por todo el mundo)
Relaciones Otros militares
Enemigos Margaret Tatcher

Leopoldo Infortunato Galtieri también conocido como Su Generalísima Majestad (1929 - 2003 cuando se le acabó el vodka y se suicidó) fue duce de la República Argentina desde diciembre de 1981, cuando su padre, en colaboración con Papá Noel desde el cielo, le regalaron el mando del país por Navidad, hasta junio de 1982, cuando el país se le cayó y se rompió.

[editar] Biografía

[editar] Antes del poder

Niño alcohólico.Cardhu.Whisky.jpg

Galtieri de niño.

Galtieri nació en 1929, hijo ilegítimo de Mussolini. A pesar de que no conoció a su padre más que por la tele, Galtieri lo admiraba profundamente, por lo que trató de seguir sus pasos y se unió al ejército cuando fue mayor. En su juventud adquirió pasión por dos cosas: torturar y beber, por lo general realizando las dos cosas al mismo tiempo. En 1976, la presidenta Isabel Perón se tropezó y se cayó del poder, por lo que, por elección democrática del pueblo, se decidió establecer un gobierno militar para poner fin a la deplorable ola de comunismo que amenazaba a la Argentina. Galtieri esperaba ser elegido como Presidente para poder cumplir su sueño de poseer el país, y entró en las clases de Hijoputismo y Dictadura que se les daban a los militares en esos tiempos a fin de ver quien sería el nuevo mandatario. Sin embargo, a la hora de hacer el examen final Galtieri había bebido demasiado y no se presentó, resultando elegido Jorge Rafael Videla. Pese a esto, Galtieri no se rindió, y cuando Videla fue retirado y se impuso a Roberto El Viola-dor como presidente, siguió trabajando para la Junta, siendo enviado en misión diplomática a Estados Unidos, cuando la potencia era gobernada por Ronaldo I. Luego de una reunión en la que los dos políticos se pasaron toda la noche tomando agua mineral, conversando con elegantes señoras y reeducando comunistas, Reagan calificó a Galtieri como General Majestuoso.

[editar] Gobierno

[editar] Llegada al poder

En diciembre de 1981, cuando las indecencias sexuales de Viola no pudieron ser encubiertas por más tiempo, la Junta Militar debió cambiar de títere para que la función representada de un presidente fuera más fácil. Durante la reunión establecida para tal elección, como el país estaba en la mejor de las situaciones, el encargado de elegir presidente dijo: "Quien no quiera ser presidente abandone esta sala". Galtieri había bebido demasiado (de nuevo) esa noche, por lo que se quedó dormido en la silla, y al despertar le habían puesto la banda presidencial y estaba sentado en el trono imperial del Reino Argento, rodeado de personas que le hacían preguntas incómodas sobre economía, desaparecidos y otras cosas locas e inexistentes que el pobre General no entendía. Desde entonces, el país pasó de llamarse República Argentina a llamarse Estado de Ebriedad.

[editar] Las Malvinas

Malvinas Falklands.jpg

Así es como Galtieri veía a las Islas Malvinas desde el mapamundi.

Galtieri se metió de lleno a tratar el tema de las Fucklands Islands, o Islas Malvinas. Un día, luego de mantenerse sobrio toda la noche, Galtieri observó un mapa del mundo en el que se veía claramente que Iglaterra era más pequeña que Argentina, por lo que ató cabos y, como obviamente estaba borracho, pensó que el ejército sería directamente proporcional, y que le tomaría tan solo un par de semanas recuperar las Islas Malvinas. Luego de consultarlo con su principal consejera, la señora Alma Mora Stella Miller Smirnoff, decidió declararle la guerra a Gran Bretaña. Recordó entonces un diálogo que tuvo con Reagan durante su noche política: "General Majestuoso...", "...Armas nucleares", "Ayuda" y ató cabos nuevamente, pensando en que el hombre le había dicho: "Eres un general majestuoso, si quieres recuperar las Malvinas, te ayudaré y te daré armas nucleares". Así, envió a la mayor fuerza armamentística del país contra las Malvinas. Durante la noche le informaron que la cosa estaba jodida porque al parecer, Inglaterra era una potencia mundial, algo de lo que nadie estaba enterado hasta el momento. Galtieri, con su característica inteligencia, decidió beber hasta que la cosa, al menos para él, se viera mejor. Fue entonces cuando decidió redactar el primer artículo para una revista sobre la guerra, al que tituló: "¡Vamos ganando!" por consejo de la bebida.

Luego de escribir el artículo, Galtieri salió al balcón y gritó que presentaría "a ofensas, mayores ofensas" lo cual fue interpretado por Margaret Tatcher, que respondió "lo mismo digo", antes de enviar tropas de verdad contra las Islas. Las personas del pueblo aplaudieron a Galtieri y demostraron su patriotismo (obviamente limitado a una segura plaza en territorio continental, y no en territorio insular agentino como por ejemplo... ejem... el campo de batalla) cantando el himno nacional con ayuda de altavoces a todo pulmón. Durante su gobierno, Galtieri visitó Chile para pedir ayuda al gobierno de Pinocho I del Reino Chileno. Sin embargo, cometió el error de explicarle al inteligente presidente que estaban luchando contra Margaret Tatcher, quien tenía una relación incómoda con Pinocho. Así, luego de pensarlo por un rato, Pinochet se decantó por ayudar a su amada, con el corazón destrozado por tener que traicionar a sus hermanos argentinos. Los demás países amercianos, también movidos por un intenso afán democrático que preponderó en las décadas de los 70-80s, apoyaron la soberanía argenta sobre las islas.

Finalmente, por algún motivo desconocido, Galtieri perdió la guerra, debido a que Reagan estaba muy ocupado cagando gente y no pudo enviar todas sus tropas a las Islas. Dándose cuenta de que ahora nadie más lo quería, Galtieri intentó permanecer en el poder un rato más, intentando mejorar su imagen bebiendo hasta que en el espejo se viera mejor. Entonces apareció Reynaldo Bignone, otro General Democrático y Majestuoso, que le dio a Galtieri una botella de vodka por el país. Galtieri aceptó y renunció al gobierno.

[editar] Muerte

Galtieri preso.png

Galtieri durante su período de gobierno sobre la República Social Carcelaria (1985 - 1990).

Cuando la democracia volvió en 1983, Galtieri ya no pudo seguir torturando disidientes, y si bien fue juzgado por el Rey Alfonsino I, la condena duró un rato muy corto y Su Majestad Carlitos lo liberó en los años 90. Dedicó lo que le quedaba de vida a colarse en actos del hipódromo en estado de ebriedad, y a beber, sobre todo a beber. Finalmente, en el año 2003, como estaba demasiado viejo para ser juzgado, el gobierno decidió castigarlo cortándole el suministro de alcohol, lo que provocó su muerte por abstinencia un tiempo después. Los argentinos lo veneraron por semanas, tanto, que todos querían dejar una parte de sí en la tumba del General, cagando sobre ella repetidas veces.

[editar] Véase también

Herramientas personales