Liechtenstein

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Imperio Pequeño de Liechtenstein
Minuskelimperium von Liechtenstein
Banderaliechtenstein
Liechtensteinescudo
(Bandera) (Escudo)
Lema Somos pocos, pero buenos.
Himno La Gasolina
Mapaliechtenstein
Dile a Suiza que me deje en paz
Capital Vaduz
Mayor ciudad Son todas chicas.
Lenguas oficiales Klingon y Esperanto
Gobierno Principado
Líder Hans Adam II
Lider de la junta de vecinos
Área 3 cuadras
Población 37 pelagatos.
Moneda Poca.
Gentilicio
Zona horaria UTC + 24
Dominio de internet .nada
Código telefónico +$290 iva incl.
Cita3Cualquier día de estos me vendo el Principado a Bill Gates y esto se llamará MicrosoftCita4
Hans Adam II sobre Príncipe de Liechtenstein
Cita3Abuelito dime tú, por qué Liechtenstein es tan majo, abuelito dime túúúúúú...Cita4
Heidi sobre en su canción
Cita3Y el próximo partido lo jugará España contra la Selección Nacional de... ¡¡Lichichí!!Cita4

El Reino de Liechtenstein es un país de europa meridional (al parecer, nadie lo ha visto nunca), donde, se dice, viven unas 37 personas, todas dentro de un castillo equipado con la última tecnología pero con un solo baño, a la usanza medieval, para así preservar sus tradiciones. En España a veces se conoce por Lichichí. Se trata de un reino de hadas, cercano a aquellos en los que se inspiró Walt Disney antes de congelarse de por vida para conservarse mejor que la Blancanieves. Durante cierto tiempo se quiso casar a una princesa de Liechtenstein con el príncipe Felipe de España, pero la cosa no cuajó y finalmente se lo llevó Letizia Ortiz, la de las madalenas (peor hubiese sido Eva Samsung, conocida traficanta de maletines Samsung y espía de secretos industriales vikingos).

[editar] Historia

Principado fundado en tiempos del Sacro Imperio Romano-Germánico, Liechtenstein prservó su independencia de las vecinas Suiza y Austria sin necesidad de comprar chocolate o relojes de cuco. Se ve que ni la mismísima emperatriz Sisí logró que se sumaran al Imperio Austrohúngaro ni con un café vienés o el regalo de 300 ejemplares gratuitos de la película de Romy Schneider para cada liechtenstainés.

En 1239, el Príncipe Rudolf von Liechtenstein contrajo matrimonio con una bruja muy malvada (antepasada lejana de Tita Cervera) que tenía un espejito que siempre le hacía la pelota y decía que ella era la más bella del país (claro, siendo tan pequeño...), pero como la hija del soberano se llamaba Blancanieves (en alemán Weissnievens) y era más guapa que ella, la pobre madrastra se tuvo que fastidiar y pasar a la segunda posición por los pelos.

Intentó matarla, pero como ya se sabe en todo el mundo mundial, fue derrocada por un golpe de estado de los Siete Enanitos (die sieven warfen), un grupo de mineros degenerados que se habían escapado de la Tierra Media antes de la Tercera Edad y que asumieron el control del país e implantaron la minería bancaria. Ellos han sido, pues, los grandes dinamizadores de la economía de Liechtenstein. Su historia, de hecho, llegó vagamente hasta los hermanos Grimm, que plagiaron el cuento y lo vendieron a 300000 marcos el ejemplar en la Feria del Libro de Frankfurt (se gastaron el dinero hartándose de salsichas con paprika).

Sin duda, otro de los grandes atractivos históricos de Liechtenstein fue el acaecido en 1890, cuando un pobre turista inglés llamado Rudolf Rassendly fue empleado para suplantar al Príncipe Rudolf V, raptado por su malévolo hermano, el duque negro Michael de Strelsau (antepasado de Michael Jackson). Algunos han querido atribuir esta historia de Anthony Hope al imaginario reino de Ruritania, pero se trata sin lugar a dudas de un pseudónimo de Liechtenstein para incultos. La cuestión es que el pobre turista fue coronado en vez del auténtico, se casó con su prima, la princesa Zafia, y sus descendientes aún gobiernan el país (cuyo himno nacional es, fíjense qué casualidad, el Dios salve al Rey inglés...).

Los nazis invadieron Liechtenstein en menos de cinco minutos, y el país se rindió a Hitler por teléfono. Parece ser que el Führer quería edificarse un chalé libre de impuestos con vistas al Zugspitze para pasar los invernos esquiando con Eva Brown, pero al final se quedó con las ganas. Al cabo de cuatro años de ocupación, Liechtenstein se volvió a rendir a los aliados enviando un telegrama y tocando una corneta desde una ventana del castillo principesco.

Actualmente, SAR el Príncipe Hans Adam de Liechtenstein es uno de los soberanos más respetados y queridos de la realeza europea. Ha modernizado el país instalando servicio de internet en todas las habitaciones de su castillo y hace poco incluso inauguró un contador eléctrico para abastecer a todo el país (de hecho les sobra energía, y a veces la venden a los suizos para fastidiarles).

[editar] Deportes

A pesar de ser un país pequeño (microscópico mas bien dicho) participa en la mayoría de las competencias deportivas europeas, donde, por ejemplo, es boleteado constatemente en las clasificatorias para la eurocopa de fútbol (están tramitando un permiso para jugar las eliminatorias sudamericanas porque dicen que acá si le ganan al menos a uno). A veces, sin embargo, gana partidos amistosos con el Principado de Andorra y con San Marino. Se ha propuesto también que juegue con Mauricio, Nauru o el Vaticano.

A pesar de eso, el lateral derecho del equipo, que también es el recordman nacional de natación (es el único que practica ese deporte), a obtenido muy buenos resultados en torneos internacionales de equitación (le piden prestado un caballo a Austria). Además 5 jugadores del equipo nacional de futbol son los seleccionados de Basquetbol, dos de los cuales juegan pin pon también por su país, siendo uno de ellos el ministro del interior (no tiene mucho trabajo en esa cartera).

[editar] Límites

No se pueden sacar fotos de Liechtenstein ya que por mas que se intente acercar el zoom, siempre alcanza a salir Suiza y Austria pero se cree que tiene bandera y hasta escudo de armas. Básicamente los límites los ocupan trenta hectáreas de pinos alpinos, 4 kilómetros de vía férrea (donde te validan el pasaporte en un lapsus de 5 minutos para entrar y salir del país si vas en el tren), el palacio real de Hans Adam y su actual heredero Alois I y cuatro casitas tirolesas en cuyos bajos se ubican los fondos del tesoro nacional (lingotes, chocolate de Suiza, relojes de cuco, un pelo de Rosa Despaña, el manual de instrucciones de una peonza del abuelo de Hans Adam y cinco paquetes de Werter's Original, que es un producto típicamente lichtensteiano).

[editar] Economía

Tiene una economía estable donde un sólo fulano es drogadicto y no le trabaja un día a nadie, y eso representa el 2,7% de cesantía que existe en el país y el 2,7% de población en riesgo social, que, en este caso, no se relaciona con la pobreza, ya que a este malnacido lo mantienen sus padres, por lo que el porcentaje en ese índice es cero. Aparte de eso, se calcula que existen unas 58690 entidades bancarias en Vaduz, la capital, y que en esas entidades bancarias se pueden depositar por lo bajo más del triple del presupuesto general de la ONU y del tío Gilito.

Las industrias de Liechtenstein exportan anualmente 30000 toneladas de productos Kinder al resto de la humanidad; especializándose en Kinder Delice, Kinder Malo, Kinder Schokobons, Kinder-Nutella, el Huevo Kinder, la Polla Kinder y los juguetitos de plástico que estos entrañables dulces llevan en su interior (pintados a mano por disminuidos físicos de Liechtenstein, que así encuentran empleo social).

Otro de los pilares de su economía es la fabricación de Werter's original, que salen muy baratos a causa del excendente de carameleros que hay en el principado y, además, contribuyen a fomentar los ingresos de niños en el dentista (el gremio de dentistas de Liechtenstein es el mejor del mundo en su especialidad).

[editar] Filmografía sobre Liechtenstein

Aunque parezca extraño, Liechtenstein ha sido el escenario del rodaje de muchísimas producciones del mundo del cine. Para empezar, allí fue donde se rodó Sonrisas y Lagrimones, que algunos creyeron que se ambientaba en Austria o en Asturias, pero nada de eso. La monja cantante, frau Kaputt, era de Liechtenstein. Otros filmes como El Prisionero de Liechtenstein, 007 al Servicio Secreto de Liechtenstein, Tintín y el Cetro de Liechtenstein o Heidi han sido rodados en las inmediaciones de Vaduz.

En el caso de Heidi hace falta aclarar que la pobre niña vivió un trauma identitario brutal a causa de la ubicación de la cabaña de su abuelo. El abuelo de Heidi era suizo (de ahí que los suizos se hayan aprovechado para hacer ver que Heidi era suiza), pero la verdad es que el pobre pastor era tan corto en cuestiones administrativas que edificó su cabaña justamente en la frontera entre Suiza y Liechtenstein, resultando así que la mitad de la casa quedaba en tierra suiza y aproximadamente un tercio (añadiendo el corral y cuatro abetos plantados por Pedro) en territorio de Liechtenstein.

Heidi tuvo la mala pata (o la suerte, según se mire) de nacer justamente en un metro cuadrado que pertenecía a ese tercio liechtensteano de la cabaña, por lo que su auténtica nacionalidad era la liechstensteiana. Dicen las malas lenguas que por un asunto de evasión de impuestos (o algún desengaño amoroso con una pastora de Liechtenstein, no se sabe con certeza) el abuelo decidió registrar a la nieta como suiza, pero la cuestión es que Heidi siempre presumió de su auténtica nacionalidad liechstenteiana, y muchas veces la sacaba a relucir para cabrear y hacer morir de envidia a la pija de Clara (que era una cuentista en silla de ruedas que luego se levantó por complejo de inferioridad) y a la amargada de la señorita Rottenmeyer (que pagaba impuestos en Frankfurt y se moría de ganas de abrir una cuenta corriente en Liechtenstein para asegurarse una buena jubilación).

Русский
Herramientas personales