Luis Donaldo Colosio

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Presidente vector.png
Luis Donaldo Colosio
BanderaMéxico.png
Colosio-salinas.jpg
Cómo se queda viendo, que pinche miedo.
Televisa-PRI-logo.png
Candidato del PRI
a Presidente de México
Mandato 1994
Hechos Hacer que todos se pusieran contra él
Poderes Vulnerable a las balas
Anterior Siguiente
Carlos Salinas
La vestida
Personal
Nacimiento Defunción Sonorizada
Baja California y más allá
Afiliación PRI.gif Partido de Ratas Insignes
Estado actual Símbolo de lo que nunca será
Sobrenombres Borat
Relaciones ¿¿¿???
Enemigos Carlos Salinas, Manuel Camacho Solís, Elba Esther Gordillo, Diego Fernández de Cevallos, Ernesto Zedillo, Manlio Fabio Beltrones

Luis Donaldo Colosio, político, economista, un bigotón de aquellos de antaño que dominaban las faunas del PRI antes que los metrosexuales se pusieran a la cabeza de la cadena alimenticia de la Política de México. Fue de todo lo que se podía ser en esos tiempos, diputado, senador, presidente del RIP, titular de alguna secretaría gorda del ejecutivo, candidato a la presidencia de México y coopríncipe de Chiapas. Pero no pudo ser presidente del país porque Carlos Salinas le mandó meter unos plomazos un asesino solitario sin motivaciones políticas ni dramas psicológicos fue hasta la cola del país a dispararle tres veces con su arma que dispara balas que se mueven en círculos.

[editar] Aprendiendo a sobrevivir

Ser priísta no es fácil, es decir, debes comer, ser comido o peor. Lo primero es nacer y Luis Donaldo lo hizo con más o menos éxito, la única cosa diferente en él era su grueso bigotazo, por lo que sus padres decidieron inscribirlo en la Escuela Primaria Mártires del PRI, para que empezara a formarse en la política. Posteriormente pasó a estudiar en el Instituto Díaz Ordaz para jóvenes extraordinarios obteniendo mención honorífica al terminar, sobre todo por ese imponente trozo de pelos bajo su nariz. Luego se fue a la Universidad de Transilvania Pensilvania donde hay lápices vampiros y más tarde viajó por las europas estudiando con reputos científicos el oficio de la política mexicana. De regreso a México ya sin ganas entró de maistro a la UNAM donde de seguro le dio clases a AMLO (que ya debería tener como 30 años cursando ciencias políticas) y la Universidad Anáuac en la que nada más era aviador.

Ingresó al Partido Revolucionario Institucional como una presa pequeña en 1968 donde sólo había de tres sopas, hacerte el digno, hacerte güey o hacerte priísta, que es menos digno que hacerte güey. Ya en el 85 fue elegido diputado por lo que hubo un fuerte terremoto en México presagiando algo malo para él, pero afortunadamente pudo salir de los escombros que fueron amortiguados por su bigote. Los priístas lo recuerdan mucho por como ascendio en la cadena alimenticia y llegó a ser el rey león del partido entre 1988 y 1992, o sea, cuando más de la mitad de las ratas brincaron de barco los militantes se escaparon siguiendo las promesas de Cuatemochas y también en esos tiempos por primera vez en 80 millones de años, el PRI perdía un estado, Baja California, aunque sin importancia, de todos modos dolía.

Para descoronarlo, Carlitos Salinas, el chiquidrácula succionador de partidas secretas, lo mandó llamar a su muy heroico gabinete en la función de abrir lecherías con leche de Chernóbil que su hermano importaba a México, así Colosio hizo la CONASUPO, la Solidariad, empezó a repartir tortillas y despensas a lo exageradamente güey, lo que el pueblo mexicano agradeció permitiendo que le devaluaran mil porciento su moneda sin decir nada, en señal de simpatía. Cuando el gran dedo seleccionador apareció en 1993, Colosio luchó fieramente contra Pedro Aspe, alias Salinas 2.0 mejorado y más mortal, y contra Manuel Camacho Solís que era como el chivo expiatorio del gobierno con ilusiones de progresar. Finalmente el dedo se inclinó hacia Colosio que quizá fue lo peor que le pudo pasar en su corta vida.

[editar] Discurso del menumento a la Revolución

Ya en su campaña contra el mafioso Jefe Diego y Cuatemochas el facilote, salió de su castillo, salió a las comunidades, salió a los barrios, salió a los puteros, y vio lo que el PRI le había hecho al país y, entonces por primera vez en su vida, lloró, no sabemos si de vergüenza o de emoción. Por ello mandó escribir un emotivo discurso a sus asesores políticos que actualmente se considera una carta de suicidio. En ese discurso manda al lejano pueblo de La Chingada al actual presidente, propone darle tijerazo al neoliberalismo, proclamándose prácticamente como el Tata Lázaro de la modernidad y chalala.

Cita1.png"Veo un México de comunidades indígenas que viven como hace 500 años (no, esperen, hace 500 años todavíva vivían chido, más bien hace 300 años), que no pueden esperar más a las exigencias de justicia, de dignidad y de progreso que sólo una deliciosa torta de jamón, pero de pavo de verdad y no un frutsi, sino una Coca Cola tan fría como el corazón del presidente actual... "Veo un México con hambre de tortas de tamal y con sed de leche CONASUPO. Admito que en el PRI fuimos unos hijos de puta, pero ahora cambiaremos, ni un sólo presidente calvo más, ni uno solo... y si yo no lo cumpliere, que me parta un rayo...Cita2.png

— Colosio por ahí.

[editar] Fraticidio Magnicidio

Stalin Estatua.jpg

Hasta en la Unión Soviética hay estatuas suyas.

El inicio de la campaña fue afectado por los chiapanecos que han estado insistiendo desde el 1994 lo que ahora Donald Trump quiere hacer, pero que eso es harina de otro costal. Durante su exitosa campaña en la que la gente creía por enésima vez que vendría el cambio, se le ocurrió la nada brillante idea de visitar Baja California donde sabe que en Tijuana matan, y no le sirvió llevar guarda espaldas porque se andaban tomando las selfies por cualquier lado, menos se dedicaban a hacer su trabajo.

En un momento del miting un pistolero solitario le disparó en la cabeza y según peritaje de la muy creíble PGR, hizo un segundo impacto en el que la bala salió disparada dos metros, luego hizo una parábola de 180° para regresar al candidato y perforarle el cuerpo por el otro lado, todo esto mientras la turba enfurecida ya tenía al pistolero bien madreado ¿cómo lo hizo? La policía y la Comisión Especial encabezada por Jesús Zangano contesta que fue: magia.

El sospechoso fue detenido y en lugar de dárselo a alguien competente, se lo entregaron a un incompetente, que fue Don Capulina Beltrone que se encargó de interrogarlo a solas, cuando estaba en proceso de policía malo, Beltrones volteó distraído unos segundos y cuando volvió a ver, Mario Aburto ya se le había pelado por la ventana que se le había olvidado cerrar. Así que mandó traer a cualquier otro güero que se pareciera a Aburto (o sea dos ojos, una boca, de preferencia una nariz) y presentarlo como tal, argumentando que se veía tan diferente porque lo habían bañado.

Mucho se especula sobre el caso ¿fue a caso que Mario Aburto utilizó la misma arma de balas en espiral de Lee Harvey Oswald? ¿Carlos Salinas es capaz de mandar agujerear a alguien sólo por querer quitarle su trono presidencial (el WC de Los Pinos era lo más cómodo del mundo)? ¿Por qué no le pasó lo mismo a Peña Nieto? Muchas de estas preguntas nunca tendrán respuesta, lo que sí tiene respuesta es que está de la chingada.

[editar] Después de su muerte

Cuando murió el pobre hombre, la imaginación mexicana se disparó, disculpen por usar esa palabra, más bien la imaginación creció. Las teorías conspiranocias con fundamentos se hicieron de dominio popular, el Jefe Diego dejó misteriosamente de hacer campaña porque le dio cuscus ser presidente y el único ganón en todo fue Ernesto Zorrillo quien sin deberla ni temerla fue nominado a nuevo presidente de México, mientras no hiciera discursitos. Zedillo no dijo ni pio pero sí cumplió cuando menos con una promesa de Colosio que fue darle una patada a Salinas en su calvo trasero de vuelta al infierno de donde nunca debió haber salido.

Por su parte, Colosio fue enterrado con todos los honores en las tumbas reservadas para los priístas que tuvieron que sacrificarse para que el PRI siguiera siendo lo que era, lo que es y lo que será. Se le colocaron estatuas, más estatuas, y luego se olvidó casi por completo, excepto por esas veces que el pueblo de México piensa en qué hubiera pasado si esta persona hubiera llegado a ser presidente. Si la corrupción habría acabado, si el clienterismo, la compra de voto, el carrusel, el nepotismo, los dedazos, etc., etc., etc., etc., etc., etc., etc., etc. La respuesta es síii, claaaaro, justo como pasó con Vicente Fox, seguro así habría pasado con Donaldo.

Tabla de pensamiento mexicano

  • Si Colosio no hubiera muerto: habría acabado con Salinas.
  • Si Colosio no hubiera muerto: habría terminado con el hambre
  • Si Colosio no hubiera muerto: se habría acabado la violencia.
  • Si Colosio no hubiera muerto: no hubiera más corrupción.
  • Si Colosio no hubiera muerto: estaríamos más desarrollados que Estados Unidos.
  • Si Colosio no hubiera muerto: no tendríamos que trabajar.
  • Si Colosio no hubiera muerto: el IMSS tendría medicinas.
  • Si Colosio no hubiera muerto: no existiría Donald Trump
  • Si Colosio no hubiera muerto: otro gallo cantaría.
  • Si Colosio no hubiera muerto: el gato con botas no estaría en los Pinos.
  • Si Colosio no hubiera muerto: México habría ganado el mundial de 1994, el de 1998 y el del 2002
  • Si Colosio no hubiera muerto: el peso valdría 20 dólares.
  • Si Colosio no hubiera muerto: no habría más América (que chingue su madre)
  • Si Colosio no hubiera muerto: todavía viviría.

[editar] ¿Va a regresar?

En el libro gordo de la política en México, se anuncia que Luis Donaldo Colosio regresará a juzar a vivos, muertos y demás afiliados al PRI y su presidencia no tendrá fin.

[editar] Véase también

Herramientas personales