Macabeísmo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Cita3.pngSancho, id solo a la taberna... que Dulcinea me necesita aquíCita4.png
Miguel de Cervantes sobre el macabeismo
Cita3.pngYa voy amor, solo tengo que hacer weones a otros SantiaguinosCita4.png
Iván Zamorano respondiendole a su señora

Es una enfermedad mental sufrida por el hombre, cuyo principal síntoma consiste disminuir al mínimo las contradicciones en la relación de pareja.

[editar] Historia del macabeismo

Los investigadores especializados en macabeismo señalan que en los orígenes de la especie humana no existían tales rasgos de conducta. La costumbre, por ejemplo, del hombre primitivo de golpear con un garrote a la hembra y subirla al lomo de un dinosaurio rumbo a la cueva está en abierta contradicción con las características del macabeismo.

Luego de la caída del asteroide de Tunguska, se reportan los primeros atisbos de protomacabeismo. El humano ya vive en pequeñas comunidades y la mujer comienza a dominar la rutina del hombre.

Al principio, los hombres eran capturados por sus mujeres en las más incestuosas actividades, pero con el tiempo, reunidos en bares luego del trabajo por selección natural, fueron ideando el macabeismo moderno, altamente refinado y políticamente correcto. Fue ese el momento en el que esta enfermedad se transformó en una pandemia, con especial presencia en los países occidentales.

Lea el Manual del Macho Chileno

[editar] Contagio

Macabeo1.jpg

Aquí vemos a un macabeo en el momento preciso que es infectado por el vector de contagio.

El vector de contagio principal es la mujer en edad fértil cuando se pasan las primeras etapas de la relación. Existen también factores ambientales que inciden en el contagio tales como:

  • La frecuencia de la enfermedad en una población, que puede ser un grupo de amigos adultos conformistas.
  • Alto grado de inseguridad.
  • Gran disponibilidad de tiempo.


[editar] Sintomatología

La sintomatología del macabeismo que se conoce mejor pertenece al ámbito linguístico, con la generación de una completa fraseología que permite estudiar el avance de la enfermedad. Asimismo, algunos aspectos de la conducta también permiten diagnosticar un cuadro de estas características.

  • "Juntémonos antes, porque después tengo que hacer" (diciéndoselo a un amigo).
  • "Hoy no puedo" (idem).
  • "Ahora estoy tomando menos" (idem, y con los amigos en pie de guerra).
  • "Ya me voy a la casa, mi amor" (diciéndoselo a la mujer en cuestión).
  • "Voy saliendo" (idem).
  • "¿A qué hora y dónde te paso a buscar? (idem).
  • "Sí. Mejor quedémonos en casa" (idem: ejemplo de paradoja).

Pero más interesante que la anterior es la fraseología de parte de la mujer, infinitamente más elaborada y sutil, que permite diagnosticar los estados más avanzados de la enfermedad.

  • "Nuestro departamento" (es decir, el departamento que costea el enfermo de macabeismo).
  • "Nuestro auto" (idem).
  • "Carlos es así" (la fuente del contagio intentando explicarle a los amigos del macabeo algunos aspectos de éste).

[editar] El macabeismo en la actualidad

En la actualidad se presenta corrientemente durante el noviazgo y los primeros años de matrimonio. Según E. Soto (2003), el 99.999999% de los hombres que tienen una relación de pareja entre los 28 y los 40 años sufren la enfermedad.

El macabeismo, sin embargo, no se presenta siempre como una enfermedad, sino más bien permanece latente a la manera de un síndrome. Los expertos han denominado como Mujer Omega a aquella que gatilla en el hombre un cuadro severo y declarado de macabeismo. Es decir, la existencia de mujeres Alfa a Psi permite determinar muy diversas gravedades de la enfermedad.

La detección precoz del macabeismo es la principal herramienta preventiva. Una vez cumplidos los 40 años, casado, con varios hijos y muchas cuentas por pagar, el cuadro es irreversible.

Herramientas personales