Mantis religiosa

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3Estoy a punto de perder la cabeza por ellaCita4
Macho de mantis religiosa, sobre su novia
Cita3¿Si Dios no existe... entonces por qué existe la mantis religiosa?Cita4
Cristiano burlándose de un ateo.
Cita3¡Sigamos el ejemplo de la lucha de la mantis religiosa contra el heteropatriarcado!Cita4
Feminista radical, dando el coñazo como siempre.
Cita3Mmmhmm... papasito que rico estásCita4
Mantis religiosa hembra a punto de comerse follarse al macho
Cita3Tal vez poniendo unas cuantas de éstas convenientemente "mejoradas" en la frontera con México...Cita4
Donald Trump fantaseando con la ingeniería genética.


Mantis Religiosa
Mantis cool
Clasificación científica
Reino: Animal
Filo: Artropoda bicha
Clase: Mantidae
Familia: Mantidae Zamorana
Nombre binomial
'Mantis Monicae'
Mad Doctor


La mantis religiosa o conocida también en paises atrasados como santateresa es un insecto, o lo que es lo mismo, que es un bicho, que lleva desde ni se sabe expandiéndose por medio mundo con numerosas subespecies a cual más aterradora. Tal vez como producto de alguna venganza, o tal vez simplemente por putear, se introdujo en Estados Unidos camuflada en un cargamento de plantas llenas de pulgón, y ahí se ha extendido también bastante, hasta el punto que en uno de sus Estados ha sido nombrada bicho oficial, que hay sitios donde oficializan hasta los bichos, mira tu qué gente más rara hay por el mundo.

[editar] Características

Mantismira

Con esa carita de no haber roto nunca un plato...

Es un insecto que mide de cuatro a seis centímetros, lo mismo que un pene mediano en Japón. El bicho es más feo que un demonio y sus características denotan un más que probable origen extraterrestre: tiene una cabeza triangular llena de ojos, que unos son compuestos y otros simples, y que cuando alguno de ellos es bizco es ya el colmo de la risión que ni sabes para donde está mirando. Además gira la cabeza como la niña de El Exorcista de tal manera que parece que más que religiosa lo que le pasa es que está poseída por Satán. Las dos patas delanteras poseen púas que utiliza para agarrar cosas y para agarrar a las presas que se zampa, las cuales pueden variar desde pequeños insectos hasta ratones, perros, gatos o, en los individuos más voraces, gente como <inserta tu nombre aquí>. Es de un color verde moco brillante que le permite camuflarse entre las hojas y así poder acecharte pasando inadvertida y pudiendo tramar siniestros planes contra tí y los seres que amas. Es un bichejo raro hasta el punto que tiene un solo oído en medio del coño pecho, oído que sin embargo es muy fino y le permite escuchar cada paso que das, cada movimiento, cada palabra que sale de tu hedionda boca e incluso los latidos de tu corazón. Así que cuidado. Además de un abdomen alargado poseen patas traseras largas para saltar a gran distancia y aterrizar sobre tí justo antes de destrozar tu cara en cuestión de décimas de segundo.

Tienen un gran dimorfismo sexual. Por lo general las hembras son más grandes, más robustas, más feroces, más hermosas y más inteligentes que los machos, al igual que ocurre en la especie humana.

[editar] Comportamiento y forma de vida

Mantis6

Esto es pasión y lo demás son tonterías.

Nacer, crecer, comer lo que pillan por ahí, joder, reproducirse y morir. ¿Qué?¿me faltó algo?. Es un animal, ¿que puedes esperar?¿que lean a Kant?. Bueno, nos explayaremos un poco mas.

El proceso de crecimiento desde larvas hasta la adultez se lleva a cabo de una forma asquerosa: se encapullan y se quitan la piel vieja dejándola tirada por ahí, cosa que llegan a hacer hasta en seis ocasiones. El apelativo de religiosa le viene de la comparación con las monjas humanas, porque al igual que éstas antes de atacar toman una posición en la que parece que están rezando y al igual que las monjas humanas de improviso estallan ocasionando unas escenas de violencia sanguinaria que hacen temblar incluso al mismísimo Chuck Norris. Así que en general su comportamiento es propio de kinkis y pandilleros, si bien son bastante hipócritas y simulan ser bichos morigerados y bien educados (al igual que las monjas humanas). Así que no te fíes que te la liarán cuando menos te lo esperes y entonces la cosa ya no tendrá remedio. En contra de la creencia popular, al no estar la Mantis religiosa dotada de glándulas que produzcan venenos soluciona sus problemas siempre a través del diálogo a hostia limpia.

[editar] Alimentación

Mantiscomiendo

¡Al richo chupito de avispa!.

Por el momento el veganismo tiene poco predicamento entre los individuos pertenecientes a esta especie de insectos depravados. Como los banqueros humanos, gustan de alimentarse de presas vivas a las que agarran impidiéndoles toda posibilidad de escape mientras succionan su interior hasta dejarlas más secas que una pasa. Luego, las partes duras que sobran las dejan caer por ahí llenándolo todo de despojos y de mierda, no son muy de limpiar ni de reciclar ni les preocupa la incidencia que esto pudiera tener en el cambio climático.

[editar] Reproducción

Son muy del perreo y de todo lo que viene siendo el amor del bueno y las citas románticas esas de ir al cine y a cenar con velitas y demás como que pasan bastante. El macho y la hembra de Mantis religiosa nada mas que quedan para follar. Lo que es la cópula la realizan de manera tan sucia que resulta hasta zafia y el sadomasoquismo es una cosa que se les queda corta. La hembra agarra al macho por la cabeza y tira tanto de ella que incluso llega a arrancársela y todo. Lo que si le respeta es el miembro viril, porque es lo único que estima que merezca la pena del macho. Cuando todavía están mancillando se lo empieza a comer -y no como a él le gustaría- y se lo zampa entero, de tal manera que al final la hembra queda saciada en todos los aspectos y se puede decir que ha comido tanto por arriba como por abajo. Y están jodiendo dos horas, que la verdad, dados los resultados, al macho su proeza en duración no es que le merezca mucho la pena.

Una vez concluida la cópula la hembra pone los huevos. Cuando estos eclosionan unos meses después salen tropecientas larvas que, ya desde la más tierna infancia, comienzan a practicar el canibalismo con sus hermanitos y hermanitas, de tal manera que al final sobreviven unas pocas que continúan dando por el saco en el gran ciclo de la vida.

[editar] Relación con el hombre

Pues así regular. En líneas generales produce acojonamiento allá por donde va, pero hay algunos imbéciles que consideran de buen augurio encontrar una puesta de huevos de Mantis. Claro, la alegría suele durar poco, y al infortunado apenas le da tiempo a cambiar de opinión cuando las crías salidas de los huevos recién eclosionados empiezan a devorar sus genitales.

Herramientas personales