Marko Cortés

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

Marko-Cortes.jpg

Marko Cortés intentando ocultar su evidente calvicie prematura sacándola de cuadro.

Marko Cortés o Narko Cortés, excandidato a la Alcaldía de Morelia, es un michoacano como tú, como yo y como el padre Maciel, pero no como Cocoa Calderón que es chilanga. Está interesado en aportar todos sus conocimientos, esfuerzo y trabajo para concretar su "ya ni modo" premio de consolación: la capital michoacana (la cual tampoco consiguió).

[editar] Biografía

El candidato nació en Morelia, no, perdón, en Morelia no, en Zamora sí, pero como a él le vale madre Zamora, bueno, no es que le valga madre, es sólo que en Morelia hay menos cholos, se hizo candidato de la capital y no su ciudad natal donde (sí) lo quieren. Él siempre quiso ser gerente de una empresa como Gamesa, de un periódico conservador o de una entidad federativa, al cabo se gerentean igual, por eso estudió Contaduría Pública ya que tenía dinero, pero no tanto como el compa Azcarraga como para meterse a la Escuela de Alta Administración en Polanco. Es por eso que tendrá un buen manejo de las haciendas municipales, bueno, porque sigue creyendo que todavía se maneja por Haciendas como cuando estaba su ídolo don Porfirio.

[editar] Diputado

Se interesó por representar los intereses de algunos michoacanos, específicamente los que invierten para ganar más intereses en los bancos, por ello fue a la Cámara de Diputados, cuando Felipillo el Pillo era Presidente de la misma, donde por ser ambos panistas, michoacanos y calvos comenzaban a llevarse bien, pero al final no lo lograron porque los foxes le hicieron ojitos a Marko y se fue con ellos en lugar de con el pelele futuro presidente.

[editar] Senador

Una vez cumplida su irresponsabilidad, buscó darle continuidad a dichos esfuerzos, es decir que de imaginarse cuánto gana un diputado, imagínese un senador, para lo cual, tras una intensa e histórica campaña electoral que recorrió todo el territorio michoacano y donde se enfrentó a oponentes de gran peso en una pelea con cuchillos y cadenas, se convirtió en el primer senador panista elegido por Michoacán, y no, Cocoa no cuanta por que era chilanga. Desde el senado hizo grandes aportaciones, como tapar a los hijos de Marta Según de Fox para que no fueran señalados por sus tranzas, y pagar un chingo de dinero para hacerse precampaña para gobernador antes de los tiempos electorales.

[editar] Gobernador, jaja, sí, como no

Cocoa Calderón Marko Cortés.jpg

Quiere llorar, quiere llorar.

Como se comentó anteriormente, el PAN está dividido en tres grandes corrientes, los Calderonistas que son los gatos del presidente, el otro grupo es el de los Foxes, que son el panismo más tradicional, y el último grupo, los yunques, que son los más ultraderechistas que se van a donde haya varo. Pues bien, en Michoacán el joven y prometedor tecnócrata de rancho Marko Cortés fue impulsado por los foxes para ser gobernador, pues en Michoacán él ya era conocido y hasta como que una parte del estado lo quería; pero los calderones no se iban a quedar viendo ni rascándose el pelón nada más, sino que impulsaron ellos a la hermana del Presidente, la Cocoa, que en definitiva nadie la había oído nunca en Michoacán, pero su apellido sí, que ya era mucha promoción adelantada. Los yunkes se fueron con la Primera Hermana Presidencial, pues ahí iba a llegar el presupuesto de la SEDESOL.

Hasta ahí todo bien para Markitos, porque el proceso no fue por dedazo no más, sino que se convocó a elecciones abiertas a militantes del PAN, es decir funcionarios federales; ambos hicieron campañas, Cocoa salió en radio, Cocoa aparecía en espectaculares, Cocoa salía en revistas, Cocoa estaba pegada en los taxis, en todo el Estado; eso, mientras Marko tenía algunas calcomanías en algunos autos particulares en la ciudad de Zamora, la competencia no podía ser más pajera pareja. Y llegó el día, llegaros los funcionarios federales en camiones de Oportunidades a votar en fila, uno tras otro, y miembros del gabinete presidencial observándolos de manera fría y apática, pero fijamente. Sorpresivamente, el triunfo no fue para Marko Cortés como él quería, sino que fue para Luisa María Calderón, como ella quería, y luego luego se supo que estaba amarrada con la maestra Elba Esther, la que tiene la cara como Lucifer pues le ofreció el apoyo de su partidito con un chingo de billete.

Por su parte, Marko no podía creer que la publicidad, la cargada, el dinero, las amenazas y las coptaciones hubieran dado resultado para que él no ganara, y básicamente él quería llorar cuando le levantaron la mano a su archienemiga. Para que no chillara frente a las cámaras, pues no era Teletón todavía, se le dio la candidatura a la alcaldía de la capital del Estado, Morelia, que prácticamente otro panista, Alfonso Martínez, ya la tenía en la mano, pero a nadie le importó que este último llorara y así quedó el arreglo. ¿Está pelón, no?

[editar] Candidato a Alcalde

Cuando era candidato a gobernador, se la pasaba criticando las imposiciones, pero afortunadamente reflexionó cuando a él lo impusieron por los huevos que tiene Elba Esther en la cara. Ahora sus principales metas, primero, legitimarse como alguien que se mantiene en su convicción, pero como eso no le funcionó, pasó a la segunda opción, darle una diputación al quejoso y ya no hablar del asunto, y vaya que sirvió; luego es hacer una buena campaña, cosa que hizo diciendo que "Marko tiene 3" y haciendo un mensaje subliminal que parecía que tenía tres kas, de Ku Klux Klan, cosa que confundió a la población que se dio cuenta del mensaje.

Por fin, cuando sus candidatos estuvieron elegidos, y hágase notar que sus partidos resultaron quebrados, pero no tanto como el azul, llegó la contienda electoral, donde el candidato a alcalde saca promesas como, pues, no, la verdad ni siquiera promesas, pero salen carteles grandotes con él con varios niños y con algunos viejitos pobres, pero obviamente fueron hechos con photoshop porque a él le dan alergía esas personas.

[editar] Véase también

Herramientas personales