Marqués de Sade

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
A LOS INCILIBERTINOS

Pervertidos lectores de Inciclopedia de todas las naciones y de todos los sexos (sí, de todos), a vosotros os ofrezco este artículo: un texto que satisfará o satisfacerá o satis... que mierda les dara placer, a vuestras pasiones más apasionadas, vuestros deseos más deseosos y vuestra cachondería más cachonda. Ahora nutríos con el hermoso relato de un depravado de corazón que nos legó largas horas de porno escrito de descarga gratuita.

Cita3.pngSi Dios le hizo eso a su hijo, entonces ¿qué me hará a mí?Cita4.png
Marqués de Sade sobre sí mismo, después de ver la Pasión de Cristo de Mel Gibson.
Cita3.pngLa palabra técnica es cojones... testículos es la del arteCita4.png
Marqués de Sade enseñando semántica en una primaria.
Cita3.pngCuando me pongo a escribir, sale semen en lugar de palabrasCita4.png
Marqués de Sade sobre tomar el bolígrafo equivocado.
Cita3.png¿Coprofilia? Me cago en la coprofiliaCita4.png
Marqués de Sade .
Sade01.gif

Sade en una posición y con un color bastante sospechosos

Pocos son los tiempos que pueden ver a un ser tan corrompido, tan malvado y perverso que deje su huella en el mundo por todos sus actos inmorales que llevarían a cualquier mortal a la locura. Evidentemente, de quien hablamos es de Don Francisco, sin embargo tal descripción también alcanza para el Marqués de Sade, escritor de las obras más asquerosamente obscenas de la literatura universal.

[editar] El Divino Marqués

[editar] Sade: el origen del mal

SadoMasoBear.jpg

Juguetes de la infancia del Marqués

Alfonsino François de Sade (1740 de una vagina en lata – 1814 Strap-On-Marne), nació dentro de los falsos principios de la moral en un lesbi-convento bacanalista. Encontró desde los 7 años los placeres de la carne, así, amigos míos, el niño comenzó a trabajar en una carnicería vendiendo chuletas y jamones a los vecinos del pueblo. Nos legó algunas de sus experiencias:

Cita3.pngHoy el padre Carmelo me ha pedido el culo, y me gustó.Cita4.png
Diario de Sade sobre la milanesa de culo de cerdo
Cita3.pngMe ha salido bello donde antes no tenía y este báculo sagrado ha crecido de repente.Cita4.png
Primer cuento de Sade sobre sus axilas y sus recuerdos de Dragon Ball.

[editar] El camino a la condenación

Male brain.gif

La corteza cerebral de Sade, Oh, sí.

Sólo los servidores del Ministerio de Hacienda pueden experimentar como un ser tan bueno puede caer en los más profundos abismos de la degeneración: en una ocasión, buscando material para ilustrarse (recuérdese que vivió durante La Ilustración), llegó a un libro que superaban lo que su mente había imaginado: goces sodomitas, incestuaciones, Palomofilia, etc. etc. ese libro es la Biblia[1]. Su vida había cambiado en ese momento.

[editar] El prisionero de la Bastilla

Los moralistas, por su cobarde virtud, abominaron el Arca Sepsual que Sade había construido a media ciudad repleta de animales de todas las especies como recomendaba el Sagrado Libro. Encerraron a nuestro Marqués en la Bastilla, una cárcel no divertida donde no podía arrebatarse a sus deseos más fervientes (tal como cagar en privado). Ahí pasó largas temporadas escribiendo sus librejos, la primera parte de la Saga autobiográfica Harvy Plotter y el prisionero de la Bastilla.

Pero sus amigos, los también los libertinos Roberspierre y cñía. no podían dejar a un escritor genio encerrado y tomaron la Bastilla y de paso iniciaron la Revolución francesa .

[editar] El régimen del terror y Charenton

Sade.jpg

La siempre vida triste del manicomio para Sade.

Querido lector, como sabrás, la historia es deliciosamente perversa. Cuando Roberspierre se volvió loco[2], el destino fue que el Marqués escapara de la guillotina y conservara su cabeza (la de arriba) en su lugar. No quisieron decapitarlo porque estaban seguros que de su cabeza cortada saldrían espíritus que sodomizarían a todos y de hecho así fue. Sade fue enviado al cuarto acolchonado llamado Charenton (cuyos ocupantes son Charados), y ahí, esos hombres que se llaman éticos y pudorosos (que son los que no pueden disfrutar los placeres de la voluptuosidad por tener un paquete tan pequeño y/o ser horribles) intentaron hacer que dejara de escribir por que tenían envidia de la genialidad.

Piénsalo ¿a caso es natural privar a un hombre de su libertad de escribir cosas sucias y ganar toneladas de dinero por ello? No, al contrario, la naturaleza es tan sabia que quiso que la literatura fuera un medio de placer y corrupción tal como lo atestiguan El Quijote, el Antiguo Testamento y el Principito. Si no se debieran plasmar las pasiones en el papel entonces no existirían las palabras adecuadas y Marqués de Sade no sería tan famoso y rico.

[editar] Hierba mala nunca muere...

Spanish inquisitio.jpg

Nadie espera a la Inquisición española. Excepto Sade, claro está.

Cita3.pngMierda, mi prosa filtrada por las mentes de lunáticos chiflados. Mmmm, puede salir algo buenoCita4.png
Sade cuando no lo dejaban escribir y tenía que dictar a sus compañeros.

Sade fue condenado por la sociedad a dejar de escribir, al principio lo despojaron de su pluma y sus pliegos de papel, pero él seguía escribiendo con su sangre sobre su ropa, los psicólogos sintieron que eso era un poco (bueno, más que un poco) anormal y lo desprendieron de sus vestimentas y por poco de su sangre.

Casi al final el loco escritor optó por continuar con sus literarios placeres plasmando las palabras sobre las paredes de su cuarto con sus heces (sus escritos literalmente era una mierda). Para evitarlo dejaron de darle de comer. Finalmente sólo le quedó un último recurso, un recurso incluso demasiado deshonesto para él: la publicación en blogs de Internet donde hasta ahora sigue editando.

[editar] Estilo de Sade

La obra de este pervertido romántico se caracteriza por una suntuosidad cremosa y húmeda con algunos bagajes eufemísticos que en vez de restar sordidez al texto, lo acarician con un látigo y hacen chasquear el cuero contra el alma del lector. Para escándalo de la Iglesia, solía mezclar al clero en las perversiones más oscuras. Cabe destacar un relato donde unos monjes mantenían retenidas a jovencitas contra su voluntad y practicaban con ellas sus demenciales desviaciones, como comulgar sin haberse confesado o pasar delante de la Sagrada Forma durante la misa y no arrodillarse. Algo totalmente inaceptable.

[editar] Verdades sobre Sade

  • El Marqués de Sade era conde, ni siquiera un verdadero marqués, del pueblo de Sade, un lugar ficticio situado desde la frontera española a la frontera alemana, a veces también llamado Francia.
  • El escritor es el único ser o cosa no respetuoso, ni siquiera medianamente bueno, que tiene un título divino reconocido por el Vaticano: el de Divino Marqués. Se lo dio el Papa Alcohólico II, y, como sabemos, una bula papal es incontrovertible e incontrolable.
  • Otras fuentes afirman que el Marqués nunca existió, sino que es una extracción del deseo humano por tener sepso con jirafas.

[editar] Obras

Se le reconoce por no usar palabras tan artísticas y estéticas como "testículos", "vagina" o "sacro escrotal", sino "báculo del placer", "gran bastón", "cáliz de la pasión" o "coño".

Juliette Sade Dutch.jpg

Escena de Justina, parece malo hasta que lo prueba (si la ultraderechista Wikipedia tiene esta imagen, nosotros también podemos).

Los 120 días de Sodoma: obra francamente decadente, horrorosa y cruel, o sea perfecta para entrar a un mercado competitivo. Narra cómo sería el mundo si las ciudades bíblicas de Sodoma y Chamarra existieran en la época contemporánea, ahora que a Dios le ha dado por dejar de destruir civilizaciones y convertir en sal a la gente. Sexo puerco, violencia, drogas duras y rock and roll con altas dosis de fluidos corporales, si piensa en Nueva York estará pensando bien.

Las 120 noches de Sodoma: segunda parte ferozmente criticada por comercial y chovinista.

Las 120 madrugadas de Sodoma: aquí Sade quiere limpiar su dinero pornográfico al más puro estilo El Padrino 3, con Vaticano, mafia e incesto incluidos.

Justine o los infortunios de la virtud: es la historia de una muchachita llamada Justina que intenta hacer las cosas bien, no bien como “hazlo bien sin ver con quién”, sino bien de virtud; negándose a ver webs porno, a jugar al doctor o a comer carne en viernes santo. Tanto no hizo que terminó partida por un rayo como, según Sade, bien se lo merecía.

La filosofía del tocador: como el resto de sus novelas, cuentos, cartas, telegramas y recetas de cocina, se centra en el viejo mete saca, besos (no necesariamente en la boca), uso de lenguas, dedos, extremidades, burros, cacerolas, crucifijos y mucho más. Pero usados en un tipo de escuela masoquista libertina con el único fin de defender al socialismo utópico (aunque nadie entendió el único fin y nos quedamos con todo el porno).

Julieta o el vicio ampliamente recompensado: la segunda parte de Justine, ahora su hermana hace todas las cosas que aquella no quiso y de premio no la partió un rayo, sino que se casó con un rico Marqués, sí, un rico Marqués de Sade.

Harry Potter y el prisionero de la Bastilla: equivalente mágico de La filosofía del tocador, pero en una escuela llamada Hogwarts, usando mandrágoras, basiliscos, piedras filosófales, varitas mágicas y toda cosa que cupiera por el ojete (incluido el mismo ojete).

[editar] Recepción de sus obras e influencia sobre otros autores

N025p05c.jpg

¿Algo màs Sadico que esto? Na.

Cuando sus obras fueron publicadas por primera vez causaron gran polémica entre las masas católicas y asustadizas que las repudiaban públicamente y las compraban por docenas para leerlas, escupir sobre ellas y volver a leerlas. Sade fue condenado a muerte varias veces pero siempre sus captores que querían leer una nueva novela lo salvaban. Fue internado en instituciones psiquiátricas, exorcizado, drogado con morfina y electrocutado de los cojones, pero “nunca se curó”.

Sus escritos post-mortem fueron quemados junto con Marqués de Sade para evitar que corrompieran más personas, sin embargo, esos escritos (junto con su creador) llegaron al infierno, del cual fueron expulsados por ser demasiado agresivos (recordemos que en el infierno estaban acostumbrados a la suave prosa de Goete), llegaron al cielo, del cual obviamente fueron rechazados y enviados a la papelera reciclaje, AKA: La Tierra.

Entre sus notables influencias destacan

  • La cándida Eréndira y su abuela desalmada. La obra más controvertida del hardcore García Márquez en la que nos muestra la maldad inherente a las abuelas. Aquí una jovencita es obligada a ser versiones moe y lolicones en acción viva por muchos pedobears adinerados. Lo peor es el Cosplay furry (pervertido García Márquez).
  • La Pasión de Cristo de Mel Gibson. Nada mejor para mostrar el sadomasoquismo pervertido de alguien latigueando, haciendo sangrar, clavando extremidades y toda esa sarta de cosas que hacen llorar a la gente normal y hacen reír a Gibson.

[editar] Enlaces corredizos

[editar] Referencias

  1. Atención espectador, leer ese libro puede volverlo ateo, libertino y comunista
  2. Eso es poco decir
Cervantes.jpg

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Litterato.png
Artículo Literario Destacado
Herramientas personales