Mauricio Funes

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaEl Salvador.png Puta maje, este artículo contiene mucho idioma salvadoreño, es decir,

sólo para cheros vá, y si no te gusta, no estés chingando y andate, pero si te gusta, ¡vamos a echarnos unas pupusas!


Cita3.pngUn país que no sea sólo el simpático Pulgarcito de las Américas, sino que sea, también, el micro-chip de un mundo nuevoCita4.png
Mauricio Funes siendo sarcástico con el tamaño de El Salvador.
Pato Funes
BanderaEl Salvador.png
M-Funes-Salvadorbaja.jpg
Nacimiento Defunción Salvatruchalandia
No, aún no.
Origen CNN y otros medios que lo hacían ver bien.
Su vida
Sobrenombres Mauricio, El Pato.
Lugar de residencia Palacio Nacional
Se dedica a Presidente izquierdista pero derechista
Estado actual Casado por las buenas
Hazañas logradas No se alió con Chávez después de todo.
Relaciones Antes al FMLN, pero como ya les hace el feo.
Enemigos Los del ARENA, por no ir a la playa.
Poderes especiales
Objetos

Carlos Mauricio Funes Cartagena, elegido el 2009 como Siempre Maltratado Presidente de El Salvador de chiripa. Nació el 18 de cctubre de 1959, en San Salvador a la edad de cero años, blah, blah, blah, blah. Su nombre completo es Pato Funes, o algo así. Se dijo de él desde el principio que tenía talla o de Santo Niño de Atoche o de Cipitío, y todavía nadie está seguro de cuál, aun así logró el apoyo del sector católico de la población que creía que les haría el milagrito. Fue elegido porque nadie sabía quién era, y por qué se veía bien en la televisión y hablaba bonito. Llegó con su mujer ex rojilla brasileña (que se ve mejor que él en tanga, pero no por mucho) y sus hijos al Palacio Nacional como quien no sabe qué ondas.

[editar] Regocijantes iniciales y enamorados

Uno de los poetas del grupo Poetas por el Brinco, escribió todavía bajo la influencia de estupefacientes prescritos por un buen médico:

Cita1.pngFunes tomó el poder, hijos de puta. El Frente va de frente. El que a buena sombra se arrima todavía puede morirse si las bombas le caen cerca. En boca cerrada puede que no haya dientes. El amor es el susurro de la vida gimiendo en resistencia.Cita2.png

— Filosofo salvadoreño.

Aún así, el número de intelectuales orgánicos de derecha que cantaba que con la llegada del periodista casi metrosexual era el fin del mundo, sólo fue ligeramente menor al número que votaron por él, 51.32%, pero que igualmente creían que era el fin de todo.

[editar] Empiezan los críticos, los franceses primero, después los sangrones

Mauricio funes6.jpg

Funes intentando usar sus nuevos poderes telequinéticos presidenciales contra un pobre adorno de escritorio.

Con los días de su elección un exiliado en Francia dijo del momento histórico que tenía a todos fascinados. Bueno, no todos pero por cuestiones dramáticas hay que tolerar la hipérbole (o exageración, para que nos entienda), que el Pato Funes no era ni Fidel ni siquiera el Gordo Chávez, y que la toma del poder del Frente:

Cita1.pngNo fue el ataque al Moncada, ni siquiera la toma de la Bastilla, o menos aun la insurrección en el cuartel de Santa Ana en el 80, pero considerando lo mierda que es el país, como que no se puede pedir más, y peor es nadaCita2.png

Otros menos enamorados de su elección, por no decir que esperaban más presupuesto para los reporteros, quiero decir, el periodismo, dijeron que era más motivo de risa y desesperación que de felicidad lo que hizo llorar a la gente cuando lo eligieron. Un poeta menos caritativo escribió al respecto:

Cita1.pngFunes, hueles a virgen de pueblo. Te orientas levantando un dedo flotando como copo de nieve en el viento. Eres izquierdista por ser manco, pero con la derecha sigues cobrando. El Frente te adora en la forma estéril de quien sabe lo que está escrito en tu destino, y el de ellos y en el de CNN. Tú, bello hombre, salvavidas histórico, profiláctico engusanado de esta patria tan puta… La pobre. Funes, Pato, jardín de jazmín y de gardenia, dulce de mazapán, jugoso mango de verano, playa del Cuco en bikini (amarillo que tan bien te queda), aunque te odien algunos que te hubieran matado hace unos años sin pensarlo mucho (yo me incluyo, pero ahora te quiero). Pendejo sin excusa. Frente Funes, líder de cangrejos, los zompopos de mayo, el cadejo blanco, el colibrí, verde como era el Cerro Verde antes de Turismo. Izalco apagadito pero con fama de macho bravo. Funes misterio descifrado, confusión, voz, entonación, vacío de mudo, mono en seda. Funes, perdido en los manglares, Frente al frente. Funes, enano, comparado a todo. Funes, voz, estruendo de temporal, ceiba de parque. Dulce de nance, amargo por angosto. Funes, tu revolución está por verse, en verso y en prosa, a ver si son huevos de verdad o sopladitos.Cita2.png

El análisis contenido en el verso salió bastante acertado, aunque algo cursi. Decían los que lo defendían que lo de pendejo era camuflaje para que no se lo tronara la derecha por rojillo al solo llegar. Le quedó al pelo el papel. El Pato Funes ha demostrado una consistencia socrática, más de mula que estudiada, en mantener su virginidad política intacta, aun cuando vive en la mansión de un millonario que no tiene ningún interés en manipular al presidente de la pequeñísima nación, que crease o no aparece en el mapa (si es que tiene el tiempo de buscarla, está entre México y Colombia, junto a otras de la misma envergadura) y no es parte del Brasil, por el momento.

[editar] Problemas, en serio y en serie

FMLN light.jpg

Bebida preferida de Funes: FMLN Light, sin azúcar y sin Castro.

Al Pato Funes se le pusieron las cosas color de hormiga desde el principio (hablamos de hormigas rojas, porque las negras no muerden tanto). No sabiendo en qué huevo se había metido, reclutó al Chele Cáceres, también conocido como Buda, para que le explicara qué era el FMLN: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (si usted no sabe que es un Farabundo, pero la palabra le hacía gracia, significa que no es salvadoreño o estudió en la escuela pública). Después de varias charlas salió en público y dijo que quería explicar el asunto ese de sus conexiones con el turco Hándal, que aunque muerto era uno de los santos más famosos del Frente. Dijo que él no sabía en qué se había metido, que le habían ofrecido el trabajo con beneficios, y con lo jodida que estaba la situación económica, no encontró otra salida porque en los EE.UU. ya habían demasiados patos, y él no pudo rechazar el trabajo sin enojar a su mami y a su mujer, la de la tanga.

Así que con vista a convertirse en líder político a la altura de otros zurdos menos apuestos que él, les compró carro nuevo a todos en la asamblea y decidió dejar las cosas más o menos en paz. La agarró con las maras, que le pararon el tráfico, así que las declaró por decreto legislativo malas, y se fue a Disneyland en avión privado para negociar con un su tío Donald, también Pato pero más famoso que él, un tratado que dejara a toda la guanacada inmigrante en los Yunaites para que siguieran mandando las remesas que la gente necesita para pagarle las rentas a las maras.

[editar] La Constitución: "¿Quién carajos necesita una?"

Funes Obama.jpg

Entre la política exterior del presidente, destaca calcular el tamaño viril de sus colegas mandatarios, como aquí se puede apreciar.

Como siempre, todos los problemas empiezan con España. El 30 de mayo del 2011, un gallego de nombre Elroy Velasco, dio orden de arresto a varios milicos salvadoreños por haber matado a unos curas españoles en 1989, una eternidad si se piensa en que los curas no viven más de diez años luego de salir del seminario. Aparentemente, como Franco había matado a muchos allá, los salvadoreños creyeron que no habría ningún problema matando unos cuantos más, el error fue creer que Franco aún gobernaba España (miren que desconectado del mundo anda El Salvador).

En El Salvador, un vocero del Pato Funes dijo que La Constitución puede permitir que un juez determine que si se puede agarrar a los carajos esos, decretando la Ley de Amnistía no muy del todo constitucional. Pero en la Corte Suprema de Justicia otro juez dijo que el gachupin en la "Audiencia Nacional no tiene jurisdicción, porque somos un país independiente". Como no, faltaba más, en serio.

El Pato Funes, que se estaba aburriendo de los otros problemas nacionales, se enteró del desmadre después que se lo explicaron con detalle y dibujitos. El problema en realidad había empezado unos años antes con la nueva constitución. Como todo el mundo tenía una constitución política, hasta Argentina —aunque en ese caso es como la española: trabajo de ficción—, el paisito creó también una propia por primera vez este siglo (hubo más de cuarenta el siglo pasado, pero el país está progresando) y un Tribunal Constitucional para asegurarse que nadie se la robara como habían hecho antes. Todo anduvo bastante bien porque nada importante había pasado, hasta que el grupo de idiotas a cargo (léase jueces) se olvidó que su trabajo no era para tomárselo en serio, sino más bien así como los intentos de canonizar a Franco, más bien entre lo risible y lo surrealista, y decidieron jugar a jueces de a de veras.

Esas personas, siguiendo el ejemplo del gallego, decidieron poner en duda la solución al problemita de las masacres durante la Guerra Civil. El Pato Funes, alertado del problema por medio de más dibujitos y canciones, asesorado por su grupo de cocina con el que tiene curso los fines de semana, decide reorganizar la Corte Constitucional decretando que cualquier juez que no votara unánime debía como castigo castrarse, o si no sería castrado, poniendo así fin al problema. Preguntado cuáles eran las bases legales para tal decisión, el Pato Funes dijo: “Yo estoy a cargo aquí, yo soy el presidente. Ah chis, y si lo pudo hacer el chinito Fujimori en Perú, por qué no yo, si yo me veo mejor en televisión y mi mujer es brasileña”.

Con eso se resolvió el problema y se fue a Disneylandia otra vez.

[editar] Michígate

Como las cosas no le estaban marchando muy bien, y su mujer la brasileña estaba tratando se verse presidencial, el Señor Presidente de El Salvador, su excelencia..., (si, el Pato Funes, de el estoy hablando pero hay que decirle así para que no digan que uno es irrespetuoso), paso un señor paquetazo fiscal promovido por casi toda la zoología política nacional y satanás, y mando a su advisor. Ada Michelle Guzmán Sigüenza, de solo 22 años, pero un monumento nacional, a un viajecito a Los Ángeles, a ver a los artistas. El Presi que le dice a Ada Michelle "Michy", se fue con su propio peinador, maquillador, estilista y asesor de moda personal para que le mantuvieran a la bicha jugosita. Los tortolitos se quedaron a dormir en el Hotel Ritz Carlton, que les salió barato a solo $600.00 la noche, que es el salario mensual de seis maestros en Salvatrucoland, y considerando que se quedaron allí solo doce días, equivale al salario de seis maestros que ya donaron su salario para que el presidente descansara de la brasileña por unos días. Pero el Pato Funes no estuvo ocioso en sus días en la patria de Jack in the Box, no señor, el señor presidente se fue de compras con la Michí, conprando cositas para que la nina estuviera a gusto, sus joyitas, sus zapatitos, sus carteritas, sus vestiditos, y su bikinito, que salieron baratos a solo un poquito mas de $200,000, lo que equivale a las pensiones de varios cientos de lisiados de guerra que están esperando todavía sus cheques.

En el hotel, hubo tratamientos de piel (el Pato quiere chelear un poco), masajes, "manicure", "pedicure", peinaditos y maquillajes. Después vino lo serio, en la "Diamond Clinic" de Beverly Hills, donde La Michí se hizo cirugía de nariz, de manos del Dr. Jason B. Diamond, el cirujano plástico más caro de Estados Unidos, que ha operado a celebridades como Demi Moore, Charlie Sheen, Julia Roberts, etc..., Michi ya no quiso abusar de las bondadosas manos del Dr. Román Zaldivar quién le armo las tetas y las nalgas en San Salvador. Cuando le preguntaron de los gastos, el Pato Funes respondió: "Yo no se cual es el gran escandalo, no volé en avión privado sino en comercial, ve , allí esta, lo responsable que es uno, que se sacrifica por el pueblo".

La secretaria de la presidencia respondió a las criticas publicas diciendo, "son las mismas mierdas de siempre que dicen los Areneros, ya nadie puede hacer nada acá sin que lo quieran atacar los periodistas fascistas. Que creen ustedes que es esto, comunismo?"

[editar] Balance después de dos años: Gracias a dios no hay reelección

Por el momento se puede darle al Pato Funes un cinco de nota por sus primeros dos años, por no haberla regado demasiado, aunque lo de la economía y el problema del golpe de estado en Honduras, y la jodedera de las maras, le bajaron varios puntos en las encuestas. Se le atribuye la responsabilidad también por la compra de los aviones que transó con un tío de su mujer en Brasil, la cagada con la Selecta, y la invasión a México, que no ha resultado tan benéfica después de todo. Por lo demás va bien. Ténganle paciencia, ingratos. Franco, Trujillo y Sadam Hussein tuvieron más tiempo, y por lo menos uno murió (si sólo uno murió, adivinen cuál está escondido en Galicia).... dos años después.

Ya nadie lo quiere, menos su mujer, por el problema de Michígate. La cosa se le puso completamente del color de hormigas después que la Selecta fuera masacrada en Baltimore, Maryland, Yunaites Estates, donde la pijiada fue tal que hubo gente que tuvo que beber por dos días en vez de uno celebrando. La economía, una Mier-colada, que es lo que comió Colon un miércoles con cucharita para que abundara. Las próximas elecciones ya tienen al Roquero Saca haciendo todo lo posible para que su muchachito gane, y el Pato Funes preocupado por su futuro porque lo quiere dejar la mujer ya rumbo a Brasil, no tuvo mas remedio que venderle el alma, y quizás el culto trasero, a la derecha por que nadie lo quiere vivo. En fin, el Pato Funes resulto siendo algo así como una combinación de Cantinflas, Perón (ya muerto, la mujer no el viejo) y el Pato Donald. Que se puede esperar de El Salvador....

[editar] Ver también

Herramientas personales