Max Payne

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
POW.png
Max Payne
Caramax.png
Publicado por Rockstar Games
Primera aparición Su propio juego
Creado por Remedios finlandeses S.A.
Datos
Nombre real Máximo Pepino el Doloroso
Estado Soltero y herido.
Afiliaciones actuales Matar mafiosos, ser víctima de conspiraciones, salir en la tele.
Afiliaciones anteriores Relacionarse con sus amigos y parientes, hasta que los mataron a todos (toditos).
Alias conocidos Nadie ha vivido lo bastante como para ponerle uno.
Familiares No le quedan.
Poderes destacados Inmunidad al plomo, tiempo bala, parálisis facial aguda.
Otros Muchas, muchas armas.
Cita3.png... Bah...Cita4.png
Max Payne y su reacción habitual tras recibir un tiro
Cita3.pngAnalizar los cadáveres que dejaba tras de sí era tan agotador que me trasladé a MiamiCita4.png
Horatio Caine sobre las aficiones de Max
Cita3.pngMax Payne, eres todo un dolor de culoCita4.png
Hermanos Finito rivalizando en ingenio con Jose Mari
Cita3.png¿Por qué será inmune a las balas?Cita4.png
Sus enemigos sobre la resistencia de Max al plomo
Cita3.pngThis is the Painkiller!Cita4.png
Judas Priest sobre la cura del juego.
Cita3.png¿De dónde coño saca todas esas armas?Cita4.png
Videoaficionado especulando sobre el tamaño de los bolsillos de Max

Max Payne (Máximo Pepino en español) es un anónimo barrendero que día a día se esfuerza por limpiar la mugre de las calles de su idílica y amada ciudad de Niullork sity. Dejando de lado memeces metáforas y demás tonterías estilísticas, no es más que un madero sanguinario que goza apaleando y acribillando a pobres ciudadanos inocentes y hombres de negocios indefensos. El patrón de conducta por el que Max se rige responde siempre a una serie de factores: si te metes con él o desarrollas una actividad que pueda considerar molesta, matará a todos tus amigos y secuaces y luego te aniquilará disparándote a cámara lenta.

Además, toda ciudad americana que se precie debe de tener un héroe protector dispuesto a aniquilar a las fuerzas del mal. Los Ángeles tiene a Jack Bauer, en Miami patrulla Horatio Caine y California está bajo la vigilancia de Chuache. Nueva York, que no disponía de nadie famoso con ganas de mantener a raya a los malos, escogió a Max Payne por defunción de los demás candidatos votación popular.

[editar] Habilidades

Max Payne2.jpg

Max demostrando cómo se usa el tiempo bala. Aprenda, señor Anderson.

Para desgracia de sus enemigos, Max también ha sido dotado de poderes especiales, listados a continuación:

  • Piel de Hierro: Cualquier persona corriente que sea impactada de lleno por el disparo de una escopeta morirá automáticamente. Max sólo sufrirá heridas leves, fácilmente regenerables tomandose una vicodina al mas puro estilo House. Y si le pegan un tiro a bocajarro en la cabeza, podrá levantarse como si nada a los pocos minutos.
  • Tiempo bala: Si Max se ve rodeado por un gran contingente de pistoleros enemigos dispuestos a acribillarle, sólo tiene que tragar una pastilla alucinógena que lleva en la boca, por lo que comenzará a moverse de forma errática y difícil de preveer. Esto, unido al efecto sorpresa, le permitirá pulverizar a todo lo que se mueva.
  • Puertas dimensionales: El secreto de cómo cojones es capaz de llevar semejante arsenal destructivo yendo a pie y sin ninguna furgoneta-surtidor a sus espaldas, sólo se explica de una forma: Max es capaz de abrir portales a otras dimensiones desde el fondo de los bolsillos de su chaqueta.
  • Esquizofrenia grave: Debido a una infancia trágica, cada vez que el señor Payne se emborracha, se droga o recibe un disparo de consideración, sufre pesadillas alucinógenas producto de una grave enfermedad mental agudizada por la ingesta salvaje de analgésicos. Y cuidado, porque Max toma incluso más drogas que House, que ya es decir demasiado.
  • Peligro social: Podría definirse como Si te acercas a él, mueres. En efecto, cualquier pobre desgraciado que tenga la mala fortuna de establecer una relación de cualquier tipo con Maxie (ya sea amistad, amor, enemistad, odio o trabajo), acabará colaborando al overbooking de las morgues neoyorquinas.

[editar] Sus comienzos

Tiempo antes de verse involucrado en las grandes purgas de las calles de NY, Max Payne era un hombre normal, con un trabajo normal y una familia normal. De profesión policía y vocación barrendero, trabajaba en la comisaría del pacífico distrito de Hell's Kitchen. Su amigo Álex no dejaba de insistirle en que se fuese con él a currar en la DEA, porque allí podría ponerse hasta el culo de tripis sin que le echaran bronca. Sin embargo, Max siempre decía que no, porque secretamente había desarrollado una adicción a los analgésicos, que como efecto secundario le dejaban una increíble cara de extreñido.

Sin embargo, en un día fatídico, el extreñimiento dejó paso a una diarrea impresionante y el sr. Payne se tiró varias horas cagando en un retrete público. Mientras tanto, su mujer, que trabajaba de esclava sepsual ayudante del fiscal del distrito, se encontró por error unos papeles sobre el cambio climático, por lo que el mismísimo presidente de los EUA decidió que debía hacerla desaparecer. Pues oiga, dicho y hecho: tres yonkis entran en la residencia familiar y se ventilan a señora Payne e hija, para no dejar testigos oculares. Maxie sólo llega a tiempo para fulminar a los toxicómanos y dejar perplejo al mundo con su dominio del tiempo bala.

[editar] Episodio 1: La guerra del V

No confundir con V de Vendetta

Con la excusa de asistir juntos a un partido de béisbol, Max recibe una llamada de su amigo Álex Balder. Para este tipo de reuniones, normalmente unos amigos normales te citan en un bar, pero sin embargo el lugar de quedada es fijado en la estación de metro de la Calle Rosquilla, uno de los agujeros más inmundos y apestados socialmente del metro de Nueva York.

Max disparo.jpeg

Max saludando a un amigo que se burló de su corte de pelo.

Como era previsible, nada más llegar Max se encuentra con que un ejército de malhechores ha ocupado el lugar, expulsando de allí a todos los ciudadanos inocentes. Además, uno de ellos se ríe de la camisa de piel de leopardo que el policía vestía en aquellos momentos. Como consecuencia, Max saca de pistola y mata a todo lo que se encuentra en un radio de 5 kilómetros. Finalmente, cuándo Álex aparece por el lugar, es asesinado por BB, otro amigo de Max celoso porque este había quedado con Álex. Si es que no hay nada como los buenos amigos...

En los episodios siguientes, loco de ira, el detective Payne se dedica a recorrer los suburbios y lugares más malolientes de la ciudad, causando destrozos tales que las agrupaciones sindicales AMI (Asociación de Mafiosos Italianos) y CYPBB (Colectivo de Yonkis y Prostitutas de los Barrios Bajos) promueven una manifestación frente a la Estatua de la Libertad para reclamar un trato humano por parte de las fuerzas del orden. La concentración sindical no prospera porque Max llega a tiempo para matarlos a todos. Finalmente, tras masacrar a una discoteca entera por exceso de ruído porque le dio la gana, Payne conoce a la delicada asesina a sueldo Mona Sax y se va de copas con ella, ventilándose varias botellas de vodka recargado y agarrando una cogorza de cuidado.

Maxfondo.jpg

Max (en primer plano) tras convertir Nueva York en un mar de sangre (al fondo).

Cuándo despierta al día siguiente, descubre que le han robado la cartera. Se le aparece entonces Vladimir Lem, el nada tópico mafffioso rrrrrusssso que habla con un azzzzento de la hosssstia y se pasa el día bebiendo vodka[1]. En fin, el bueno de Vlad le asegura que los responsables de todo son un italiano llamado Punchinello y algunos rusos díscolos, que prepararon el maldigo vodka recargado. Como venganza por la pérdida de su cartera, Max se los carga a todos. Entonces, descubre que un virus llamado V volvió locos a los yonkis que mataron a su familia, por lo que decide buscar al responsable de su creación. Justo en ese momento tan oportuno aparece de la nada Alfred Woden, el primo tuerto americano de Teddy Bautista, que informa a Payne de que su objetivo es Nicole Horne, una ricachona que se opone a los planes de sir Teddy Woden para implantar un canon universal. Siguiendo las indicaciones del tuerto, Maxie recorre la ciudad exterminando todo individuo armado que se cruce en su camino, incluyendo niños con pistolas de agua. Esto provoca la muerte fortuita de su colega BB, que estaba oculto entre ellos tratando de saciar sus deseos más oscuros.

Para rematar el espectáculo, Max se cuela en la sede de la Corporación Aesir con la intención de fusilar a su presidenta Nicole Horne, aunque primero tiene que matar a todos los sicarios armados hasta los dientes que ocupan el edificio hasta la bandera, hecho que provocará quejas por parte del SMAM (Sindicato de Matones y Asesinos Mercenarios). Al llegar a la azotea se topa con la jefa del percal, a la que consigue matar de pena contándole todas sus desichas personales. Para sorpresa suya, cuándo es atrapado finalmente por la policía, se le perdonan sus 734 (dato real) cargos por asesinato y es aclamado como héroe popular.

[editar] Episodio 2: No a la limpieza

Antonio-Lobato.png

Al final se descubre que Vlad era el jefe de los limpiadores.

Algunos años más tarde, nuevos problemas se cruzan en el camino del ya inspector Max Payne. Para empezar, una empresa de limpiadores clandestinos llamada Mr Proper's band[2] está llevando a cabo una depuración sistemática de los bajos fondos de la ciudad, quitándole a Max su trabajo y pasatiempo habitual. Esto resulta ser inaceptable, por lo que Max se lía a tiros con ellos. Por el camino, se reencuentra con viejas amistades, como Mona Sax, con la que deberá cooperar activamente para la purga de limpiadores; Vladimirrr Lem, que intenta dejar atrás su turbio pasado comprándose un restaurante en Marbella; y el viejo Woden, ya retirado y con problemas de salud.

Como no podía ser de otra manera, el esforzado agente de la ley acaba envuelto de nuevo en una temible conspiración. Finalmente, se descubre que en realidad era el cabroncete de Vlad quien estaba detrás de todo el asunto, con la pérfida intención de cargarse a todos los demás. La historia acaba como tiene que ser, con paz, hierba y alegría: Max mata a cientos de limpiadores, docenas de mafiosos rusos e italianos, a la corrupta detective Winterson y, al final de todo, al propio Vlad. Woden también perece por el camino, víctima de una infección intestinal producida por ingesta excesiva de plomo [3]. La pobre Mona también recibe su parte de la recompensa final, en forma de balazo en la cabeza. Sin embargo, como es la novia del prota, sobrevive por exigencias del guión [4]

Y de nuevo, por algún motivo indeterminado y pese a las presiones de la UTSLU (Unión de Trabajadores del Sector de Limpieza Urbana) a Max se le perdonan sus crímenes. Probablemente el amigo de Ánsar está contento debido al aumento de la producción armamentística para surtir de material al pacífico inspector.

[editar] Episodio 3

Fulminado por el FBI Todavía en fase de desarrollo, pero se especula que Max tendrá que hacer frente a Hans Topo, nuevo capo de la mafia neoyorquina tras la desaparición de Vlad. Por supuesto, volverá a tomarla con algún colectivo particular de la periferia neoyorquina, previsiblemente la AJPMS (Asociación de Jugadores de Póker de Manhattan Sur).

[editar] Según Max Payne...

  • El 95% de la población de Nueva York está constituido por mafiosos, delincuentes y drogadictos. Otro 4% lo representan las fuerzas de la ley, y el 1% restante son ciudadanos inocentes que suelen morir víctimas del fuego cruzado.
  • Todo suceso, por insignificante que parezca, es consecuencia directa o indirecta de una gran conspiración política en las altas esferas.
  • No hay límite en la cantidad de balazos que el cuerpo humano puede recibir. Además, tanto la pérdida de sangre como las heridas internas pueden curarse ingiriendo grandes dosis de analgésicos. Ya sabéis, niños, si os duele un dedo, tomad drogas.
  • Según Max Payne, a partir de la segunda entrega la sangre es de color negro. O la censura tuvo mucha maña o es un efecto secundario de la cantidad de analgésicos que se toma este hombre.
  • Los EM (Esbirros Machacables) aman y adoran a sus jefes mafiosos. Sólo así se explica que se empeñen en enfrentarse a Max Payne, inmortal a base de analgésicos, mientras que ellos no lo son.
  • Dicha inmortalidad incluye: sobrevivir a explosiones, incendios, caídas que matarían al mismísimo Mortadelo, tiros en la cabeza y salir casi indemne en más de chorrocientos tiroteos (aunque bueno, eso depende más de lo bien, mal o inútilmente que juegues). Y en el sub-repertorio de caídas destacan las efectuadas desde más de 50 metros de altura, ya bien sea dentro de un ascensor después de que le explotaran una bomba de butano en la oreja, tras salir volando de un pepino de explosión que destroza un edificio, o después de recibir un puñao de tiros... vamos, que si no es inmortal, poco le falta.
  • La forma más efectiva para derribar un helicóptero es tirar una torre de señales que haya a su lado para que le caiga encima. ¿Dispararle directamente? Bah, para qué...
  • Max Payne mata a casi 1000 personas durante sus dos aventurillas. No parece mucho para una ciudad de unos 10 millones de habitantes, pero... ¿y si cada agente de policía de la ciudad hiciese lo mismo?
    • El cuerpo de policía de NY cuenta con unos 35.000 efectivos.
    • Lo cual nos da que, si el modelo de conducta made in Payne se volviese popular, la población de NY se reduciría en 35.000.000 de personas... que no quedaba ni uno, oiga.

[editar] Aclaraciones

  1. Los guionistas sufrieron graves ataques de ingenio y originalidad durante el desmpeño de su trabajo.
  2. Más toneladas de ideas originales y con chispa.
  3. A tiros, vaya.
  4. Para los noobs despistados que no se hayan enterado, al completar el juego en la máxima dificultad (Ingresó cadáver) se ofrece un final alternativo donde Mona sobrevive. Hale, a viciar si queréis verlo.

[editar] Enlaces de interés

Herramientas personales
Otros idiomas