Mendicidad

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngPor un melocoton de mayo te hago lo que me pidasCita4.png
George Bush sobre cómo labrarse un futuro político.
Cita3.pngPika pika, pikachu pikaa...pika pika pikachu pika pika!...pika pika pika...kachu..pika!Cita4.png
Pikachu sobre geopolítica y geografía mundial.
Cita3.png¡Hostia, que yo he venido hablar de mi libro!Cita4.png
Paquete Umbral sobre cómo mendigar publicidad para un gran libro.
Cita3.pngSi te tocas ahí, te quedaras ciegoCita4.png
Mi abuela sobre mis aficiones.


La mendicidad es el arte de conseguir chollos a cambio de demostrar cuán penosos somos. (No lo debemos confundir con el gorroneo, que es pecado). Sabemos, gracias a los Testimonios de La Hora Chanante, que grandes hombres de tiempos pasados como Renoir, Quevedo o Fernando Alonso fueron grandes mendigos y pornógrafos.


[editar] Historia

DarthVader3.jpg

¿Una monedita para construirme la Estrella de la Muerte?

Todo empezó con la llegada de el hombre a la Luna, o puede que antes. Los mendigos babilónicos bailaban y gritaban a cambio de que les dieran hostias de padre en la entrepierna para alcanzar el sueño de todo hombre: Ser un eunuco. En los siglos posteriores (y seguramente debido a la invención de los garrotes, mazas y otros cacharros para dar hostias) se cambiaron los golpes por dinero, comida, cama, En resumen, cosas guaysss. Con el tiempo, el término fue evolucionando hasta transformarse en otros dos conceptos:

[editar] Ejecución

El primer punto a aclarar es que la mendicidad no es lo mismo que el gorroneo. En el mundo de la mendicidad, si quieres conseguir algo, vas a tener que demostrar que eres la mierda cantante y danzante de este planeta lo deseas de corazón. Ahora te pregunto: ¿En qué se fija la gente cuando te vé lloriqueando con un cartel mal escrito en el que pides alimento para tus doce hijos ciegos con gonorrea? Obviamente, se fijan en que has escrito mal "gonorrea". Pero aun así, la ropa es importante.

[editar] Ropa

Empecemos por abajo. Lo más importante son los calcetines de lana blancos bajo unas buenas botas de montaña, para así producir grandes tortillazas en sobacos, espalda e ingle. Los pantalones son perfectamente prescindibles, pero puestos a llevarlos, son aconsejables unos pantalones de chándal viejos que hayan sido usados últimamente como trapo de cocina.

¡¡IMPORTANTE!! Los pantalones siempre irán por dentro de los calcetines, y la camiseta por dentro del pantalón.

Para cubrir la pechera, algo que marque pezones y ya está. Además, has de saber que llevar un cigarro encima de la oreja o riñonera te suma puntos.

[editar] Márketing Escrito

Bueno ahora lo más importante: ¿Cómo captar la atención del viandante? Es fácil: escribes un cartel con una chuminada sensibloide tipo:

  • Mi mujer y tres de mis supuestos hijos se han muerto, tengo hambre. Ayudadme.
  • La Innombrable se comió mi casa, mi perro y mi pleisteision. Ayudadme
  • Dios me pidió permanecer casto hasta la muerte, pero pequé y ahora tengo gonorrea y ladillas del tamaño de ratas salvajes. Ayudadme.

Por otro lado, deberéis intentar evitar cosas de este estilo:

  • Mamones, os mataré a todos.
  • Me follé a tu mujer y pillé el SIDA. Mamón.
  • Reventé a mi hámster de tanto metérsela por el ojete (cambia lo de "metérsela por el ojete" por "amor" y tienes un eslógan muy válido).


[editar] Apuntes

Para finalizar, cabe señalar lo que no debes hacer con el (seguramente escaso) dinero que vas a ganar:

  • No lo metas en bolsa, que la bolsa no tiene futuro. Mételo mejor en una bolsa. Guarda la bolsa.
  • No te limpies el culo con él (ni el de tu hámster).
  • No te forres los huevos con él, eso lo puedes hacer con el de tus amigos, así no tendrán más remedio que dártelo.
  • No se lo des a desgraciados como los Latin Kings, Los Testigos de Jehová o a las monjas.
  • No colabores con absolutamente nada (eso es de maricas y de nenas)
  • Y por último, no se lo des a los mendigos.
Herramientas personales