Mieres

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Durante la creación de este artículo fueron utilizados términos como babayu, fatu o Victor Manuel.
En resumen, que no trates de entenderlo si no quieres sufrir un colasu nerviosu mental
Victoriacross
Cita3Qué de hostias me han daoCita4
Chuck Norris sobre Mieres
Cita3El mierense es el bebedor más perfecto que existe, si los finlandeses ansian poder destilarse a si mismos para obtener una copa más, los mierenses realmente lo consiguenCita4
Miguel de Cervantes sobre Mieres y sus chigreros.
Cita3No me pegues, no me pegues, que ya pago el vinoCita4
Paco de Quevedo sobre los Chigreros
Mieres
EspañaBanderaespaña
Escudomieres
Lema ¿Tienes perru?

Establecida 14000 C.D.T.I.

Tipo de Gobierno Feudalismo

Alcalde Tinu Pertierra

Situación A modo de protuberancia de Langreo

Población Vasta, rara, gañanaza...

Gentilicio Mierense, mieresín, mierejinense.

Himno Yo mexé na caleya(Ensin tar enfilau)

Mieres es una ciudad-estado situado al norte de Aspaña, es la capital del reino Axtur porque lo dicen ellos, su clima es templado tirando a fresquito, y los ingleses no se van de vacaciones porque no pica el sol.

[editar] Historia

Durante la ocupacion romana, las tropas de Marco Augusto Peperoni, al entrar en la ciudad con traviesas intenciones, sufrieron la colera del pueblo mierense; concretamente de un único individuo que se hallaba bastante perjudicado por tomar poción sidrense. Marco Augusto Peperoni perdió la vida junto a las 23 legiones y 6 cohortes; las 200 prostitutas esclavas que les acompañaban desaparecieron misteriosamente, y el mierense que atacó a sus tropas se fue a fundar el primer prostíbulo hardcore de rusas de la historia moderna: el KM 101. Otro de los grupos dominantes en Mieres son la logia de los Chigreros, añeja como ninguna y que controla la ciudad.

Moyeres

Mapa actualizado de Mieres

Es también conocido a través de manuscritos apócrifos, que en el siglo II A.C. Chuck Norris en un arrebato de furia tras haber perdido una partida a los chinos contra Charles Bronson trató de calmarse eliminando a toda la poblacion humana de la faz de la Tierra, pero al llegar a Mieres, Chuck, por primera y por ahora única vez en su vida, tuvo sudores fríos. Fue asaltado a la altura del prostíbulo "el Dollar" por una extraña figura armada con dos Colt Peacemaker, sombrero de cowboy, y con un pañuelo en el cuello, siempre según recientes hallazgos de pergaminos ocultos en unas cuevas descubiertas en la remodelacion de "La Canal" (pequeño e infecto riachuelo maloliente que servia para el tráfico ilegal de esclavas sexuales entre el prostíbulo "La Dama del Lago" y "el Dollar")... Pues bien; segun los manuscritos encontrados, después de examinar las páginas manoseadas de los Private y los Interviu, apareció una hoja del periódico "la nueva ASPAÑA" (supuestamente empleada para preservar algun tipo de bocadillo, probablemente de picadillo) que relataba la hazaña de Jonny Pistolas, quien aún siendo un reconocido putero borracho y tener la firme creencia de que era un cowboy del oeste, le solmenó tal paliza a Chuck Norris que le parecieron cuarenta. Tales fueron las consecuencias de la paliza, que Chuck, en un principio fue repatriado a Texas en caja de pino (comúnmente denominado ataúd), y al llegar a Texas, resucitó de entre los muertos con los ojos fuera de sus órbitas al durarle aún el susto. Se sabe también que la funeraria local, al enterarse de la resurrección de Chuck, envió al mismísimo Johnny Pistolas a Texas para que les fuese abonado el coste del ataúd, que fue pagado religiosamente y con intereses por éste sin hacer ninguna pregunta.

En la actualidad, los mierenses viven a salvo atrincherados en sus tierras, que contienen un "gran" centro comercial y todo. Pero hay un pequeño reducto de aguerridos roldados, digo soldados, que luchan y sobreviven en una tierra hostil que, para no herir sensiblidades, llamaremos El Piedru. Pero esa es otra historia...

[editar] El Hundimiento: Prejubilaciones y Desastres Varios

Después de décadas de supervivencia basada en la extracción ilegal de carbón y el tráfico de explosivos, y tras una intoxicación masiva por grisú sufrida por el equipo de gobierno de turno en uno de sus habituales descensos a la galería para confraternizar con los mineros, se optó por echar el cierre a cuantas minas socavan los estratos subterráneos de la villa (con total seguridad, en unos años se hundirá irremisiblemente para desaparecer del mapa cual una Atlántida cualquiera), asegurándose así de eliminar cualquier posibilidad de resurgimiento económico o humano, en un claro intento de convertir los decadentes escenarios de Mad Max en poco menos que Disneylandia, en comparación con el desolador paraje resultante. Ello dio pie a una nueva figura, hoy clave para la comprensión del entorno social de Mieres y sus aledaños: El Prejubilado. El prejubilado medio tiene un perfil claramente definido. A sus cuarenta y pocos tacos, ya ves tú, con abundante tiempo libre; escasos intereses culturales (personales y comunitarios); y una más que desahogada situación económica, supone el caldo de cultivo idóneo para el desarrollo de las actividades más frikis que imaginarse pueda (siempre y cuando sean compatibles con el desarrollo de un importante alcoholismo con derivación final en cirrosis terminal). Así, no duda en dilapidar los dineros de la familia en instrumentos lenitivos de su profunda crisis personal, como motos, tatuajes, caballos, libros de cocina y prostitución. (Hemos dicho que el alcohol quedaba ya sobreentendido). Pululan por las sidrerías con la mente perdida a partir de las once de la mañana, y se les puede ver deambulando por los establecimientos hosteleros hasta bien entrada la noche (máxime si juega el Sporting de Gijón o hay partido de la Champions), y ya hay quien los compara con la época dorada de los yonquis de la calle El Viciu, como nueva especie de fauna autóctona característica y pintoresca.

[editar] Bares, ¡Qué lugares!

Estos vienen siendo algunos de los principales locales de ocio de la villa mierense. Veamos, veamos:

  • Trokadero: situado en la plaza de la paraxuela, es la nueva sensacion de las juventudes mas atrevidas. Allí paran todos los niños aspirantes a farloperos en busca de sensaciones extremas made in Colombia; se cuenta que la sordidez de su interior es solo comparable con la ausencia casi total de C.I. de algunos de sus parroquianos, los cuales no tienen el menor rubor a la hora de pedir sustancias controladas al primer desconocido que ven en sus proximidades. También es famoso por ser lugar obligatorio de parada de la policía nacional en sus frecuentes redadas antidroga y también parada obligatoria para la policía local en sus redadas de fin de semana anti-ruidos.
  • El Mausoleo: Conocido como "el Mauso", este lugar está frecuentado por cualquier tipo de gandalla. Sus suelos pegajosos hacen que el 60% de la gente salga sin zapatos, y de hecho un 10% se queda pegado al suelo, donde es atacado por la fauna local del bar.
  • Tornillos: Tristemente desaparecido, fue durante décadas el bar más glamouroso de toda la comarca, y posiblemente, del mundo. Su clientela, cuya edad media rondaba los 106 años, sería la viva prueba de los efectos conservantes del vino sobre la salud del Paisanu de Mieres (Homo Mierensis), de no ser porque las múltiples esquelas que adornaban su fachada solían corresponder a defunciones de parroquianos habituales. No obstante, se trataba sin duda de la tasca de vinorro más atractiva que jamás ha visto el mundo. No se permitía la entrada a las mujeres (o al menos eso parece).
  • La Buraka: Otro que pasó a la historia tras sufrir una invasión de rumanos que dio al traste con el ambiente asturtxale que lo caracterizaba. En su día fue un café musical frecuentado por las tribus agro-urbanas más alternativas de la cuenca minera. Sus parroquianos disponían de complicadísimas contraseñas y saludos secretos para reconocerse mutuamente, y en el interior del local celebraban aquelarres indies donde se escuchaba a todo trapo a Los Planetas y a Moby mientras se lanzaban a diestro y siniestro proclamas y soflamas pro-oficialidad del bable sin atisbo alguno de rubor. Paradigma del movimiento Anglomierense donde afamados músicos de la zona acostumbraban a departir alegremente sobre las últimas tendencias del Tentaciones y el Mondosonoro apoyando el codo en barra. Se dice que algún que otro concejal del PP solía dejarse caer por el lugar, atrincherado tras unas gafas oscuras y una gabardina estilo Dick Tracy, para disfrutar impunemente de su oculta pasión gafapastosa.
  • El Aramo: Local de gran solera y tradición que desde tempranas horas de la tarde da cobijo a jovenzuelos ávidos de nuevas sensaciones que juegan al duru con premeditación y alevosía, mostrando un claro desprecio hacia la nueva ley del alcohol pretendida por la ministra Salgado para proteger a la juventud de los perniciosos efectos del fluido del deseo. Ambiente familiar y trato agradable.
  • La Cúpula: Letrina infecta y maloliente, antaño templo de peregrinación de bakalumbas y jovenzuelos de todos los pueblos aledaños, hogaño cloaca hedionda desértica repleta de escoria social. El símbolo vivo de la decadencia mierense. El último tipo que intentó entrar sin traje protector de titanio apareció lobotomizado y en calzoncillos frente al matadero municipal.
  • El Arcos: Se trata de uno de los lugares más frecuentados durante el primer tercio de la madrugada. Su futbolín y sus botellas de Tiquela de minúscula calidad, pero con un precio sin competencia, le otorgaron un puesto fijo en la famosa noche mierense. Cabe destacar que Blas, el personaje de la serie “Periodistas” que antaño emitiera Telecinco, es su principal pinchadiscos, lo que sin duda da categoría al local. Fue reconvertido en lo que actualmente se conoce como Sixty Nine, pero cada año mantiene la tradición consistente en el habitual aumento de los precios y el tradicional descenso de calidad de las bebidas.
  • El Quórum: Cita clave en el devenir nocturno de los jóvenes mierenses, por ser uno de los pocos locales que conservan la otrora celebérrima Hora Feliz, si bien sólo tiene lugar durante un corto intervalo de la noche, que no obstante es tiempo más que suficiente para que los avispados clientes saquen el máximo rédito a la inusitada oportunidad económica.
  • El Bulevar: Anteriormente conocido como “El desván” (y anteriormente “Hardcore”, y anteriormente “Discola” y anteriormente "El Abeto"), es otro de los pesos pesados de la noche mierense. Por su ubicación, puede considerarse como el referente previo al Llagarón en el devenir de la noche. Su inenarrable parte superior da cobijo a espeluznantes comportamiento no describibles aquí por la posibilidad de ser leídos en horario infantil.
  • El Llagarón: Actual templo Supremo de Peregrinación de la más diversa grey de borrachines, pijeras, señoritas de moral distraída y otras hierbas. Alcanza su apogeo a partir de las cuatro de la madrugada, y el avanzado estado de intoxicación de la práctica totalidad de sus parroquianos proporciona situaciones delirantes por doquier. Se encuentra regentado por el Sheriff Supremo de la de los hosteleros que controlan con mano de hierro cuanto acontece en la comunidad, al más puro estilo de Chicago en los años de la Ley Seca. Cada año, su tradicional aumento en el precio de las consumiciones sólo es comparable al tradicional descenso en la calidad de las bebidas. Las camareras-cabareteras y los porteros furiosos y enfarlopados son sus principales señas de identidad. No obstante, se trata de una cita ineludible en la el itinerario básico de los sábados por la noche, y actualmente se trata del centro neurálgico de la vida social nocturna de la villa.
  • El Baby´s: Discoteca farlopera por antonomasia, último recurso de borrachines y descerebrados varios cuando ya amanece y no quieren retornar a sus casas, o más frecuentemente, a la cárcel. A pesar de la necesidad de pasar por taquilla para entrar, suele acoger a un gran número de individuos zombis en su interior a partir de las seis de la mañana. No obstante, sus frecuentes cierres por quebrantos varios de la legislación vigente en materia de ruidos, drogas, prostitución y homicidios diversos (presuntamente, presuntamente), así como la apertura de un nuevo “After”, llamado “6 de copas” han provocado que actualmente se encuentre en horas bajas.
  • El Palau: Entrañable templo cafeteril, frecuentado por los personajes jetsetianos más singulares de nuestra villa. Podrá encontrarse con los Becan, los Sinson, los Monster, El Conde Lequio, incluso la política española esta representada en la figura de Gallardón, quien con su colección de relojes le enseñará como tiene las horas contadas y les asombrará con su teoria de la sangre comprimida. Centro neurálgico cultural y artístico, fue visitado por los actores Javier Cámara y Gonzalo, incluso el guitarrista Ron Wood, se deja ver a diario por estos lares. Hoy es un pequeño New York, donde las más variopintas razas y culturas, se mezclan para degustar el famoso "café sorpresa", néctar de dioses, solamente apreciado por los paladares más exquisitos, amenizado con la verdadera sambiña brasileira. Los martes, antes del cierre, podrá disfrutar de la pasarela con la ropa más "in" de la marca Bimbo y Lolo, patrocinada por el Sr. DAME UNKA FEMAKA RONE.
  • La Terraza: Antiguo bar cerca de la Villa, regentado por Aurelio, un chulo que los lunes iba de putes a Baiña, al puticlub de la carretera vieja de Oviedo, y el resto del tiempo lo pasaba detrás de la barra. Pero la verdadera dueña era una mujer sempiternamente vestida con un delantal puerco como yo qué sé. Un delantal que un día posó en una percha y marchó caminando solo. Pues bien, la vieja era la prestamista de los yonkis. Era casi la vieja de Crimen y Castigo sin Raskolnikov que la matara. Podías pedirle dinero dejando en prenda oro o plata. A veces también con la simple palabra te lo dejaba, claro, sólo si eras minero o siderúrgico, es decir, si tenías una nómina a primeros de mes. Su principal reclamo eran los vinos calentados -vino blanco caliente con azúcar-. Muy apreciado en esos días de invierno en que al ir al instituto te refugiabas del frío un ratín allí, y cuando te dabas cuenta ya daben las dos de la tarde.
  • Portofino: Justo al lado del parque infantil de la calle del vicio. Regentado por Eliseo, un crápula de manual de esos en los que Mieres ha sido pródigo: drogota, bebedor, jugador y putero como pocos, Eliseo.
  • Requejo: No se trata de un bar, sino de uno de los barrios más representativos del pueblín. En su famosísima plaza, sembrada de sidrerías, se reúnen, sobremanera durante los meses de verano, flora y fauna del más diverso pelaje. En las tardes soleadas es costumbre sentarse con un Biosolán o una clara y una bolsa de pipas gigante a criticar inmisericordemente a la gente que pasa y/o se sienta en las mesas aledañas. Desde luego, también es centro obligado de consumiciones masivas de Sidra en cantidades industriales, que suelen terminar con vandalismos diversos en el mobiliario urbano, batallas campales entre sidreros y consumidores, e injustificadas visitas a la Iglesia colindante para importunar al cura u orinar en la fachada.
  • La Caborna: Antaño más conocido como "El coyote", este extraño local de la Villa pasó de la noche a la mañana de un puticlub semisecreto a una "pulpería". Es de conocimiento popular que en este establecimiento pedir "pulpo" o "almejas" no tiene el mismo significado que en cualquier otra pulpería del estado, aunque los más avispados extranjeros lo notarán al observar el tipo de actividad que se desarrolla en la zona. Sin embargo, afirmaciones como "aquí no huele a pulpo" o "nunca he visto servir una ración" se consideran de muy mal gusto entre los feligreses habituales y pueden dar lugar a peligrosos conflictos.
  • L'Abellugu: Traducido del asturiano tradicional como "el refugio", el nombre no podría estar más acorde al lugar. Actualmente se considera el único búnker que puede salvar a la población mierense más tranquila y alternativa de las toneladas de ignorancia y drogas duras (¿de las drogas blandas no hablamos, eh?) que acechan tras la oscura cortina de la cuenca. Antigua sede oficiosa del Partido Comunista cuando los grises eran grisescorre la historia de que l'Abellugu dispone de artilugios singulares que permiten que los canis y otros extractos sociales similares vean una biblioteca del siglo XIX donde se sitúa la puerta de madera maciza que da acceso.
  • Vinaterías diversas: La última moda mierense; las calles se ven cada vez más atestadas por este tipo de establecimientos, cuyos avispados dueños parecen firmemente dispuestos a hacer acopio de todos los fondos mineros destinados a las prejubilaciones, arrebatándoles así gran parte del pastel a los Sidreros. Proto-snobs con aspiraciones yuppies, simpáticos ancianos borrachines de rojas narices y mileuristas veinteañeros sin complejos se dan la mano en estos recintos de esparcimiento, rioja y pincho de queso cabrales. Ante el total desconocimiento de la cultura vitivinícola por parte del mierense medio, frases como “Uno de esos de ahí” ; “El mío con hielo” o “¡El más caro, el más caro!” son algunas de las más escuchadas por los sufridos camareros.
  • Sidrerías diversas: Decididamente, el Santo y Seña de la cultura del ocio mierense. Desde bien tempranito, y hasta que las ordenanzas municipales lo permiten, se encuentran atestadas de todo tipo de clientes (en efecto, la mayoría prejubilados que suelen leer el Marca y La Nueva Aspaña en la barra e ingieren más o menos la mitad de su peso en sidra, mientras la muyer espera en la mesa tomando un cafetín). Sus económicos precios en restauración las convierten en el recurso más socorrido a la hora de solucionar la cuestión alimentaria durante los fines de semana. El fútbol y el paro son sus principales aliados. Los sidreros, antiguamente jefes supremos de la mafia chigrera, se han visto abocados últimamente a una guerra sangrienta contra los vinateros que intentan meter la cabeza en el negocio del atraco hepático. Rara es la semana en que un miembro de alguno de estos colectivos no aparece flotando descuartizado en una bolsa de basura río Caudal abajo. Misteriosamente, los cuerpos suelen desaparecer al llegar a la altura de Santullano.

[editar] Principales Festejos

San Xuan. (24 de junio). Semana de fiestas durante la cual los chigreros invaden la Plaza de la Libertad, (que durante el resto del año viene a ser la sede social de los yonquis que quedan vivos, nuestra más relevante especie en peligro de extinción) con inenarrables chiringuitos ilegales, en una clara invasión de uno de los espacios naturales protegidos del municipio. Durante la noche grande (paradójicamente, la más pequeña del año) se hace una hoguera en la plaza del Ayuntamiento. En su origen, la tradición consistía en arrojar sin contemplaciones al fuego al Alcalde y a todo su equipo de gobierno, en un sano ejercicio de renovación democrática anual, pero la costumbre se fue diluyendo y hoy solamente se arroja al concejal de Cultura y Deportes.

Folixa na primavera (A principios de Primavera, claro): Fiesta pagana inventada por los comunistas para hacer frente a la religiosidad de las fiestas de San Xuan y rebañar media partida presupuestaria destinada a la Concejalía de Festejos para fomentar el asturianismo contratando a músicos irlandeses. Supone una exaltación del Nacionalismo Municipal, y durante unos días todo el mundo debe hablar en bable, comer fabes y llevar madreñes. A lo largo del año, en las sidrerías se recogen los posos de las botellas y los restos que se tiran al suelo y se van introduciendo en unos barriles que, durante esta fiesta, se ponen a disposición del sediento populacho de forma totalmente gratuita, lo que provoca no pocas situaciones de gran risa y comicidad.

Mártires de Valdecuna: En la mañana del 27 de septiembre, es costumbre que todos los mierenses mayores de 11 años se vayan al monte más próximo cargados de calimocho y licores diversos a enfilase como perros, en memoria de Cosme y Damián, dos simpáticos borrachines que, tras ser expulsados de todos los lupanares del pueblo, resolvieron trasladarse al monte para continuar allí la juerga, y fallecieron irremisiblemente tras quince días de borrachera continuada. El primer coma etílico de la mañana, gozosamente anunciado por la sirena de la ambulancia normalmente a eso de las ocho y media, es premiado con una caja de sidra por el alcalde. Otras costumbres del día son: chupar el helio de los globos de la fiesta para hablar como los pitufos, entrar en la Iglesia durante la misa para robar velas y lanzar al miembro más borracho del grupo ladera abajo para ver hasta dónde llega. Se dice que por la noche una orquesta ameniza la velada, pero nunca nadie lo ha podido comprobar, o recordar.

Antroxu: Se suele confundir con el carnaval, pero esto dista mucho de la realidad. en carnaval la gente se disfraza. En el Antroxu la gente se viste con el traje regional mierense (Mono de Hunosa,careta y porra). Algunos invasores de otras zonas creen que solo por coincidir las fechas es carnaval y se disfrazan, repugnando a los mierenses de bien y llevando hostias como panes. Como en buena fiesta se suele beber, lo cual unido a la disposición de la cremallera del mono provoca hilarantes episodios de incontinencia.

[editar] Mierenses destacados

  • Johnny Pistolas D.E.P.: Cowboy de vocación, loco de remate y buen tío en general, natural de Ablaña. Fallecido. debido a la extremada popularidad de su figura humana y a sus logros personales y publicos, se le hizo una estatua en su barrio natal.
  • El Tato: Padawan oscuro de La Paca, habiendo alcanzado la Omnitoxicomanía y la asexualidad. Fallecid@
  • El Cabra: Actualmente muerto, el más famoso vagabundo-toxicómano-borracho mierense cuya vida diaria se resumía en paseos por la calle en zapatillas hasta caer al suelo al lado de su propio vómito, esperando despertar en el hospital al día siguiente.
  • Mechi: Conocido toxicómano, caracterizado por su melena rubia y su baja estatura. Presuntamente ¿desintoxicado? o muerto según a quien preguntes.
  • El venao:Otro yonqui famoso de Mieres, desaparecido en combate. Despues de haberse desintoxicado y aparentar una persona formal (camisa incluida) fue condenado a ingresar en la prision de Villabona por varios juicios pendientes donde re-engancho las drogas y murio.
  • Chemina: Natural de Santa Cruz de Mieres, cada vez que te vea te pedirá "un pitín". Sigue dando vueltas por Ujo y Santa Cruz a su bola, se sabe que va a todos los funerales de los que se entera; por ello, también le llaman El Muertu.
  • Walter Sin Pierna: D.E.P. Conocido yonki mierense, que antaño sorprendía con divertidas y jocosas acciones, era capaz de pasearse en una noche invernal en paños menores, así como de correr cual Fermín Cacho con una sola pierna cuando sus muletas le eran sustraídas... Serán recordadas las leyendas divulgadas sobre él (como que tenía escarceos amorosos con los tubos de escape), pero sobre todo, será recordado porque amloaneció muerto un 1 de enero (qué nochevieja se pegaría...).
  • Yonqui tembloroso (Aún sin categorizar): Último plenipotencial personaje aparecido en mieres de la nada (literalmente). Con cada visita te pedirá la inamovible cantidad de 30 céntimos. Dependiendo de la ocasión reaccionará ante tu negativa de una manera diferente, bien cortando bruscamente la conversación (ej: "Vale, adiós"), intentando dar pena (ej: "Vale ¿Eh? Muchas gracias por todo") o amenazando ("Ya verás como cuando vuelva tienes"). Debido a que da vueltas sin rumbo por mieres, la media de encontronazos con él por parte del mierense común es de 2-3 veces al día, en cada una de las cuales le volverá a pedir haciendo gala de una pesadez inhumana.
  • Padilla: Mierense de mediana edad que acostumbraba a deambular por las noches al grito de "¿un pitín, nenu?" o también "¿un traguín, nenu?", siendo menos frecuente la interpelación "¿un porrín?", y ello independientemente de si el interlocutor (el susodicho nenu) es conocido o desconocido, hombre, mujer, perro, gato o zarigüeya. Desaparecido en combate. De todos modos, si usted se encuentra con él, no sucumba a la tentación de darle un "traguín" de su bebida, u observará atónito cómo Padilla se la ventila de un "traguín".
  • Gilberto: Conocido travesti que ronda en minifalda las calles de Mieres deleitando a los transeuntes con vistas a su tanga ajustado con los pelonos pa fuera cuando se agacha a recoger algo del suelo. Citó frases celebres como " Por un ojo no veo nah y por el otru solo veo hijos de puta (llevava un parche).
  • Los carpantas: Dicese de aquellos moscardones con traje gris (a veces azul), corbata y una insignia en la solapa, que van de "carpa" en "carpa", llenando la tripa, a costa de los contribuyentes, siempre con la disculpa de colocar la pre-piedra, la primera piedra, la segunda piedra y así sucesivamente en obras de carácter civil. Suelen encontrarse, en edificios, con alfombras en las escaleras, y se dejan ver a menudo en estos menesteres, antes de las elecciones.
  • El calavera: reviviendo ochobre del 34, este inofensivo mierense, mantiene viva la llama revolucionaria gritando "fueu, me c...", al mismo tiempo que golpea con su bastón las baldosas sueltas de las aceras, que en periodos de lluvia nos escupen los pantalones y zapatos. Manteniendo regia su pose, cual estatua de cera, espera que pases sin pisar la baldosa señalada con su bastón.
  • Manolín de La Villa: Por desgracia ya desaparecido, fue el mierense más avanzado del siglo XX, su visión de futuro, le llevaba a leer la prensa, tal como la leemos actualmente, siempre lo mismo: "serín serán serín, serín serán, serán serín...". Al grito de "Manolín, tas gordu", enseguida contestaba "tas tu más, ¡Abiliaaa!, mira que diz esti, van a metete presu". Por un vasin de vino con casera y un pitín (era una delicia verle chupar hasta la colilla), te hacía compañía, hasta que le tocabas un poco la barriga, de nuevo el grito "Abilia, tas tu más, para oh, van a metete presu."
  • Kubalina: La unica persona en el mundo capaz de tirar el callau al estilo boomerang.
  • Jozín el de La Campa Famoso por entre otras proezas meter los dedos en el enchufe y pasar la corriente al que le daba la mano, y su famosa frase: "Va venir un Ciclón, va zubilo to parriba y va dejalo to razo"
  • Zapatones: Ex árbitro senil y demente que te acompañaba detrás por todo Mieres gritándote improperios si le llamabas por su mote "Zapatooonees".
  • Chelo el de les Esqueles. Como su nombre indica famoso por su bonito hobbie de coleccionar esqueles.
  • El Faicu o Mallacina.Personaje al que puedes reconocer rapidamente,su modus operandi es ir borracho a cualquier hora y gritar al personal que se rie de el ( puta que te pario,hijo puta,la mallacina ye mia,quien me va a quitar el vale de carbon ¿tu o tu puta madre? etc etc.

PD:se recomienda no silvarle

  • El Montoyu.La viva imagen de ir doblau.
  • Bronnko "el mercenario".Casi desconocido yonki mierense actualmente en paradero desconocido, reseñable por aceptar diversos diezmos a cambio de atentar contra la integridad física del demandante de sus servicios. Su precio oscilaba entre los treinta céntimos y un euro cincuenta en función del servicio (insultos, persecución intimidatoria, etcétera). Aunque la etimología del nombre es parcialmente desconocida, se cree que fue bautizado así en honor a Bronn, el personaje de la novela Juego de Tronos que protegía la vida de Tyrion Lannister a cambio de dinero.

[editar] Véase

Herramientas personales
Otros idiomas