Miguel Primo de Rivera

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar


BanderaEspaña.png Este artículo contiene una alta dosis de humor español.
Si no eres de esta casta tierra, probablemente pierdas el tiempo leyendo esto.


Cita3.pngAh, mi predecesor. Por cierto, me pregunto quién sería el tal Ribera...Cita4.png
Franco filosofando.
Cita3.pngPrimo es borrachoCita4.png
Anónimo sobre Primo de Rivera.
Cita3.pngNo confundir con el Primo de ZumosolCita4.png
Manual de instrucciones evitando una posible confusión.
Cita3.pngLa Caoba es un lujo en su vida.Cita4.png
Cartel promocional de la obra pornográfica "Ponga una Caoba en su casa" protagonizada por Primo y por su novia "Caoba".
Primus riverae.jpg

Primo de Rivera, con su traje de superhéroe.

Miguel, primo de Rivera, fue un pardillo que gobernó España desde la crisis de la Restauración hasta que las elecciones libres del año 1936 eligieron como presidente perpetuo a Francisco Franco. Entre sus mayores logros se suele destacar el gran intento de modernizar todas las áreas y aspectos de la España del momento, obteniendo un rotundo y absoluto leve fracaso. Además, fue un conocido sex-symbol de la España de la época, por lo que ganó gran popularidad hasta que se descubrió que tomaba drogas, entre las que destacaba la "fascioína" que le importaba su hijo José Antonio, al igual que el alcohol.

[editar] Vida y Obra

[editar] Ascendencia

La familia de Miguelito destilaba tradición militar por sus cuatro costados. Su bisabuelo había ostentado el cargo de virrey de Río de la Plata durante los años inmediatamente anteriores a la independencia de las colonias americanas. Su abuelo José contaba con una destacada participación en la misma guerra, mientras que su tío Fernando, también primo de Rivera, había sido gobernador de Filipinas justo antes de producirse la emancipación de las islas. Su propio hermano pequeño sería condecorado posteriormente por una brillante actuación durante el famoso Desastre de Annual, en Marruecos con la medalla de la soga de cáñamo al fracaso militar espantoso.

Como se puede comprobar a simple vista, una impresionante nómina de flamantes éxitos militares.

[editar] Etapa pre-jefazo

Impresionado por la gran cantidad de menciones honoríficas que atestaban un azulejo de la pared junto a la cafetera de la cocina, Miguel decidió enrolarse para continuar aumentando la gloria familiar. Gracias a sus excepcionales cualidades para la vida militar, fue destinado a patrullar de forma incansable un boquete en la muralla de Melilla. Cumplió su tarea con notable éxito y no dejó pasar a ni un sólo inmigrante ilegal, fundamentalmente porque entonces toda África pertenecía a España (excepto Egipto, en manos de la XL dinastía), y de ese modo los marroquíes y subsaharianos ya estaban en territorio español, por lo que no podían emigrar.

Muchas mamadas hazañas de guerra después, sería ascendido progresivamente a limpiabotas, follacabras, tragasables, desatascafusiles, engrasabalas y, finalmente, General de Brigada. Sin embargo, el seco clima africano le provocaba frecuentes irritaciones cutáneas y además las botas se le llenaban de arena, por lo que solicitó la retirada de África de las tropas españolas, sentando así un precedente que seguiría su sucesor Al Zapatair unos cuántos años después.

El gobierno no se tomó demasiado bien la sugerencia y lo mandó desterrado a Cataluña para que evistase a toda costa la conquista de la próxima liga de hockey sobre barro a manos del Barça. El éxito en la misión le permitió recuperar su prestigio perdido, al igual que su aparición estelar en diversas obras pornográficas como "Ponga una Caoba en su casa" y "Hay que ser Primo para ligar así", con las que dió el gran salto a la fama como Sex-symbol.

Algo más tarde, el democráctico golpe de estado de 1923 le eligió presidente perpetuo con todos los honores.

[editar] Jefazo

Primo and alphonse.jpg

Primo, izquierda, con el rey Alfonso XIII en el centro, antes de ir a fusilar rojos salvar la industria.

Los años de gestión de don Primo al frente del directorio militar (eufemismo de dictadura totalitaria país dirigido de forma militar) fueron sencillamente prometedores. Al menos, prometedores para buena parte de la población española, cuyo futuro no podía prometer de peor manera. Expuesto de forma resumida, Primo incentivó la industria, pero la industria siguió estancada y anticuada. Primo trató de pacificar el ámbito sindical reuniendo a todas las asociaciones obreras en un único sindicato estatal, pero los trabajadores, poseídos por la droga anark, se volvieron a separar. Desesperado, Primo acudió a pedir ayuda a los intelectuales, pero estos le traicionaron y lanzaron objetos desde sus universidades. En definitiva, nada salía bien.

Algunas voces recientes entre la comunidad historiográfica (como César Vidal) opinan que el origen del mal hacer del gobierno Primo fue precisamente sustituír el directorio militar por un directorio civil dos años más tarde. Otras voces deshechan esta teoría, ligando el fracaso con la etapa decadente de Primo, marcada por el alcoholismo y el consumo de alucinógenos que hacían ver todo azul con España como Una, Grande y Libre.

Algunas pérfidas voces entre el populacho incluso llegaron a acusar al noble dictador de abandonarse de vez en cuándo a los placeres del alcohol, cosa que era la más absurda y aberrante de las calumnias. Finalmente, viendo que todos se cabreaban, Alfonso XIII retiró su confianza a Primo y este, para evitar ser linchado públicamente más inestabilidad al país, dimitió y se marcó a Francia.

[editar] Etapa post-jefazo

Bastante corta. Al mismo tiempo que el almirante Aznar se hacía con el dominio del país, Primo abandonaba España y se marchaba a Francia, donde habían sido contratados Caoba y él por la única productora de cine porno con temática heterosexual que había en el país. Sin embargo, un destino cruel se cernía sobre nuestro héroe. Nada más llegar a París, Primo fue atrapado por su misterioso archienemigo Rivera. Ante la imposibilidad de que ambos existieran al mismo tiempo, se abalanzaron el uno sobre el otro y murieron en medio de una impactante explosión.

Otras teorías sugieren que murió en el baño de un hospital parisino por sobredosis tras beberse 17 barriles de whisky y 15 de ginebra en solo 15 minutos, por lo que murió batiendo récords. Según esta teoría, murió envuelto en su propio vómito.

[editar] Legado

Primo a caballo.jpg

Estatua del dictador general en Villaécija de Arriba, antes de ser derribada por la palmera de atrás.

Fruto de su magnífica gestión al frente del país durante los años que duró su dictadura gestión, el pueblo español no le olvidó jamás y compuso gran cantidad de obras literarias en su honor. La más conocida, destacada e inmortal de todas ellas es la expuesta a continuación, un cúmulo de alabanzas destinado a uno de los mayores héroes de la historia nacional.

Paladín de la patria redimida,
Recio soldado que pelea y canta,
Ira de Dios que cuando azota es santa,
Místico rayo que al matar es vida.
Otra es España, a tu virtud rendida;
Ella es feliz bajo tu noble planta.
Sólo el hampón, que en odio se amamanta,
Una manera de destrozarte intenta.
No permitas que siga aquí aquél que
Blasfema ante tu frente esclarecida.
Otro es el mundo ante la España nueva;
Rencores viejos de la Edad medieva
Rompió tu lanza, que a los viles trunca.
Ahora está en paz tu grey bajo el amado
Corro de luz de tu inmortal cayado.
Hoy nos queda la España de birbiloque.
¡Oh, pastor santo! ¡No nos dejes nunca!

Por otra parte, su hijo Pepe Toño sobrevivió más tarde a la Guerra Civil y acabaría fundando el Partido Popular.

Desgraciadamente se ha perdido la mayor parte de su legado artístico porque posteriormente fue censurado por el Paquísimo y por Wikia, acusado de contener obscene, pornographic and adult contents, inappropiates for society.

[editar] Artículos relacionados

Rey de España
Precedido por:
Fernando Pésimo
Miguel Primo de Rivera
1833-1936 d.C.
Sucedido por:
Paquito I the Chokolatter
Herramientas personales
Otros idiomas