Monte Rushmore

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Mountrushmore.jpg

Las caras, en cuestión

El Monte Rushmore (En Castellano, más prisa), también llamado Montaña de las Caras, es una escultura enorme de Estados Unidos que consiste en un monte en el que están grabadas las caras de cuatro presidentes y ningún viceministro.

Empezó a ser tallado en el 27, debido a que tras la Primera Guerra Mundial y sin ninguna crisis (aún...) los habitantes de los Estados Arrejuntados tenían demasiado aburrimiento y tiempo libre. Así, se decidió poner unas caras enormes en una montaña para que la gente (sobre todo, los jubilados) se divirtieran viendo las obras, y de paso, celebrar el 150 aniversario de la Revolución Norteamericana, en el que las huestes estadounidenses se libraron de los Ingleses en una lucha por los ideales del burger, el dólar y Superman.

[editar] Historia

Borglum.jpg

Borglum, ese sex-simbol [1]. Foto firmada para una fangirl loquita por sus huesos.

La milenaria tradición de poner caras en las piedras se remonta al Antiguo Egipto, cuando el faraón Kefrén decidió esculpirse su rostro en un cacho piedra con forma de león. En un principio, se probó en un león verdadero. La idea fue rápidamente abandonada, debido al enorme número de obreros muertos por heridas de arañazos y mordiscos. Por lo que se recurrió a la piedra sólida y que no se puede defender (pobrecita).

La escultura del Monte Rushmore fue empezada por un hombre llamado (realmente apellidado, pero no nos vamos a andar con esos detalles) Borglum, artista con nombre de personaje de Tolkien, junto con cuatrocientos hombres dándole al cincel como chinos. Borglum era conocido por su relación con el Ku Klux Klan, aunque según dijo: "Mientras sean capaces de esculpir en condiciones infrahumanas, no odio demasiado a los negros" Tras años haciendo de capataz, Murphy volvió a acertar y Borglum murió, pasándole el marrón a su hijo, el cual acabó el monte tarde, mal y a rastras, puesto que los planes de Borglum era poner también las caras de los familiares, los viceministros, los ministros, los alcaldes y los amigos de todos los presidentes.

Pero no solo intervino la familia Borglum en la construcción. También, como hemos dicho antes y como vuelvo a decir ahora para que esta sección quede encuadrada con la foto de tu izquierda, hubo cuatrocientas personas más. Se respiraba buen rollo en el ambiente, si no fuera por los intentos de trabajadores furiosos por el modo en el que Borglum manejaba el látigo de arrojar al jefe desde la cabeza de Lincoln hasta su cuello.

[editar] Localización

Rushmorefuturama.jpg

El Monte Rushmore tiene a su alrededor otras cosas de interés.

El Monte Rushmore se ubica, según precisos cálculos realizados por satélite, tirando para arriba del país de los gringos, a cuatro pasos mal contados de Keystone, que quiere decir "La Llave de la Piedra", por lo que se supone que ese pueblo sirve para abrir el monte.

El Complejo de Rushmore se encuentra en el estado de Dakota del Sur, para ira y desgracia de los habitantes de Dakota del Norte. Kim Jong-Il asegura que sabe cómo se siente el gobierno nordakotense, y asegura que la clave para quedarse con la escultura es amenazar con bombas atómicas.

Las caras se sitúan en un monte indio sagrado. Estos, tras ser convencidos por muchas razones de peso[2] decidieron darles amablemente el monte. Para compensarles, se les está construyendo actualmente un Memorial a Caballo Loco que lleva sin completarse desde 1948. El gobierno surdakotense asegura que "Se nos pasó todo el tiempo. Estabamos en 1948 y de repente ¡Toma! Ya se nos hizo 2016. Además, si Caballo Loco quiere un monumento... ¡que se lo haga él, que ya estamos hartos de oír excusas idiotas como eso de que está muerto!"

El monte también cuenta con mucha flora y fauna adaptada a su nuevo medio, como la Cabra Nariguera, el Pino Ocular o el Buitre Orejil, por ejemplo.

[editar] Estilo

Estatuadewashington.jpg

El presidente de Washington fue representado idénticamente en el Monte Rushmore

El monumento muestra un gran realismo. Si no fuera de piedra, podríamos decir incluso que son cabezas.

Se trata, por lo tanto, de un estilo muy detallista, que se fija en pequeñas cosas como el pelo o los ojos, que a cualquier persona que estuviera viendo el monte desde Australia le pasarían desapercibidas.

Tiene diversos detalles en los que merece la pena profundizar; concretamente dos. Si no quieres profundizar, lee los titulares y pasa de largo.

[editar] El obelisco ocular

¿Quién demonios podría tener la idea de poner un obelisco en el ojo de los presidentes? Borglum.

El obelisco les da a las estatuas un juego de luces y sombras que hacen que puedas usar la pupila como reloj de sol. Confiere, además, un aura de misterio inexplicable. Cuando la gente ve el monumento por primera vez, y se fija en el obelisco, algo dentro se revuelve y dice: ¿Por qué cojones el que montó todo esto ha puesto ahí un cacho palillo?

Washingtonnarigón.jpg

Borglum se pasó

[editar] La nariz de Washington

Cita3.pngNo puedo mentir... ¿Cuántas veces lo tengo que repetir?Cita4.png
George Washington cuando Borglum lo acusó de Pinocho con sus esculturas.

Otro curioso detalle es el desorbitado tamaño de la nariz de Washington respecto a la de los otros presidentes. Se cree que querría montar un restaurante en su interior, pero no está confirmado.

Lo que sí está confirmado es la mala leche con la que algunos escultores hacen algunas de sus obras.

[editar] El conjunto escultórico

Aparte de esos detalles, no podemos ignorar el hecho de que hay cosas más grandes que la nariz de Washington. Pocas, pero las hay.

La obra de Borglum consta de, como hemos dicho, cuatro presidentes. Sería conveniente ver un poco más de cada uno de estos hombres en una lista de sus nombres ordenada alfabéticamente:

Washingtonrushmore.jpg
WASHINGTON: Sectario fundador de EEUU que aparece a la izquierda del todo, y si no me crees, lo miras arriba. Conocido por la grandísima nariz que le puso Borglum inspirándose en Quevedo.

Muestra una sonrisa apacible, que parece querer decir: "¡Eh!, ¿te gusta mi sonrisa?", y unos ojos mirando al futuro o mirando el campo. El misterio sigue sin ser resuelto.

Rosseveltrushmore.jpg
ROOSEVELT: General con bigote que anda por el centro del monte. Tiene la cara triste y pensativa, probablemente porque querría haber aparecido al lado de Washington, pero Borglum le puso al lado del pringao de Jefferson. Otras fuentes informan que está así para protegerse del sol que pega allí. Sobre estas teorías, los expertos solo están de acuerdo en que todas esas proposiciones son chorradas.
Linconrushmore.jpg
LINCOLN: Hombre que ha originado gran controversia, sobre todo por si se escribe con l o sin ella. Aparece con un rostro feliz, puesto que está a un lado y resalta más.

Borglum decidió derribar el rostro del presidente para volverlo a hacer, en una venada repentina de consumismo. La demolición corrió a cargo de "Booth Demolition Company", cuyo director declaró que era un orgullo ese trabajo debido a "un viejo asunto familiar".

Jeffersonrushmore.jpg
JEFFERSON: Aunque según Borglum es Thomas Jefferson, bien mirado se parece más a Oscar Wilde, o al menos eso dicen en la Uncyclopedia. Tiene una mirada de orgullo perdido, probablemente por el hecho de aparecer el último en este artículo y encima con mofas acerca de su aspecto.

[editar] El Monte Rushmore en la actualidad

Parejaenrushmore.jpg

Pareja en Rushmore, momentos antes de morir al caerse al vacío desnudos por un desafortunado accidente.

La obra ha supuesto una gran influencia en el modo de vida americano. El pelo de Roosevelt ha sido elegido como uno de los lugares idóneos para practicar el sexo entre los jóvenes.

Aparte, cada vez que algún americano pasa al lado del Monte Rushmore y lo ve, se le hincha el pecho de patriotismo, una lágrima brota de sus ojos y dice "¡Anda, si ahí están las caras!". Y es que el monte Rushmore es un símbolo patrio americano con una gloria comparable a la del cartel de McDonalds.

Back-of-rushmore.png

El Monte Rushmore, visto desde atrás.

Hace poco, los americanos presentaron este monte para las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, bajo el pretexto de que "Si los Moais se presentan para eso, nosotros también. Al fin y al cabo, el Monte Rushmore es lo mismo pero más grande". Hubo un gran revuelo, y el espíritu de los americanos se elevó hasta el cielo, como en el Mundial de Fútbol de 2010, y perdieron estrepitosamente [3]

Por último, queda resaltar el aspecto político que trae consigo la roca. Ella ha sido el centro de numerosas campañas políticas, como la de la elección para el encargado de la roca y... ninguna más. Pero allí se han visto políticos muy famosos como Lincoln, Washington, Roosevelt y Jefferson, por ejemplo.

[editar] Influencias en el arte

Monumento-socialista.jpg

Artistas de todas las partes del mundo se han visto influenciados por el monumento.

Cita3.pngLo sabía... ¡Sabía que tenía que grabar una "C" en un círculo en la mejilla de Lincoln!Cita4.png
Borglum al ver las obras de sus admiradores.

Numerosos artistas se han visto influenciados (dicho de una manera más políticamente correcta, han copiado la montaña) por la obra de Borglum. Sin embargo, se dan numerosas acusaciones sin fundamento. Ejemplos claros de este caso se dan en obras que en vez de una montaña emplean una colina, o un número de cincel distito al empleado en Rushmore ¡Cuántas veces se formulan críticas sin motivo!

Hace poco, Borglum dió unas declaraciones a la prensa acerca de estas obras tan influenciadas. Debido a su estado actual, solo hizo el siguiente comentario "...". Estas declaraciones han supuesto miles de demandas por derechos de autor y la detención de los periodistas por saqueo de tumbas y necrofilia.

[editar] Curiosidades

Con-la-muerte-en-los-talones.gif

Alfred Hitchcock aprovechó el rodaje para añadir una nueva cara, que fue destruida tras un ataque de pájaros enfadados por cómo habían sido tratados en un rodaje anterior.

Ahora veremos unas pocas curiosidades del Monte Rushmore que le servirán para tener un mayor conocimiento acerca de todo aquello que no sea relativo del Monte Rushmore. Se preguntará por qué, en vez de esto, no hemos puesto un "¿Sabías que...". La respuesta es simple: Esto rellena más hueco.

  • El monte debe su nombre a que un abogado llamado Rushmore fue por allí antes de que las caras gigantes fueran construidas y preguntó cómo se llamaba el monte. Los habitantes respondieron que se llamaba Kingstone, como el pueblo donde estaba. Tras saciar su curiosidad, el abogado juró demandarles a todos y enviar a chirona al alcalde en el caso de que no se cambiara. Dada la diplomacia que tenía Rushmore, el monte se llama "Monte del Majísimo Señor Rushmore que Ojalá no nos Demande"; para abreviar, Monte Rushmore. El abogado, emocionado, decidió recompensarles demandando al pueblo por usar su nombre para llamar un monte. Eso es lo que actualmente se llama Innombrabilismo.
  • El monte apareció en la película "Con la muerte en los talones" de Alfred Hitchcock, un dato muy desconocido debido a que de esa película lo único que se recuerda es la escena del hombre corriendo delante del avión. El monte es escenario de la lucha final. Ninguna cara resultó dañada, o al menos eso dijo Hitchcock cuando le preguntaron por qué la nariz de Lincoln parecía reconstruida con cemento y ladrillos desde el rodaje.
  • El monte Rushmore solo posee tres curiosidades, y una de ellas es que solo posee tres curiosidades. Es un muy bajo número en comparación, por ejemplo, con el monumento a Washington, que tiene ciento treinta y cuatro, o el Lincoln Memorial, que tiene cuatrocientas setenta y ocho.

[editar] Galería

[editar] Referencias

  1. Gran parte de la atracción que tenía entre las mujeres (En especial las mujeres con ideología comunista) fue el hecho de tener la cara de Lenin y el bigote de Stalin)
  2. Muchas armas apuntando a los indios, principalmente
  3. Como en el Mundial de Fútbol de 2010; ¿cómo lo ha adivinado?

[editar] Véase también


Cervantes.jpg

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales