Motumbo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngNo podemos hacer nada, le ha destrozad,xo el esfínter por completo. Pero ponedle inmunogzzrflobulina y dos miligramos de f si así os vais a sentir mejorCita4.png
House sobre un diagnóstico de una víctima de ataque motúmbico.
Cita3.pngY usted, la próxima vez, ¡lleve un corcho en el culo! ¡Y por Dios, no se siente en los barrotes del ayuntamiento!Cita4.png
House sobre el paciente del diagnóstico anterior.
Cita3.png¡Ains! Yo solo quería que me deje el culo como la bandera de Japón, pero nunca creí que mis gemidos de placer lo matarían...T_TCita4.png
Furry arrepentido, luego de matar sin querer a un Motumbo.
Cita3.png¡A 35 el pete y a 40 el orto!^^Cita4.png
Otro furry, segundos antes de matar a un Motumbo
Cita3.pngLo que no te mata te hace más fuerte deja traumado.Cita4.png
<inserta tu nombre aquí> sobre sus experiencias personales.
Machote.jpg

Falso Motumbo. Un Motumbo de verdad no necesita cadenas para saciar su apetito de culos blancos.

El Motumbo o Negro Fantasma es una criatura legendaria de unos 2 m de alto por 2 m de ancho por 7 m de profundidad. Este engendro siente verdadera debilidad por los traseros masculinos y no duda en usar su miembro viril de aproximadamente 7 m para desgarrar cualquier esfínter que se cruce en su vista. Actualmente es la primera causa de muerte en varones de entre 15 y 200 años de edad, seguido muy de cerca por la intoxicación etílica.

[editar] Características

Archivo:Motumbo.jpg

Los informes de todos los hospitales y clínicas médicas del mundo, notificando cada año múltiples casos de pacientes con desgarros anales brutales, son claras evidencias de que los Motumbos existen para desgracia del género masculino, pues por motivos desconocidos no parecen atacar a las féminas. Se rumorea que las mujeres poseen algún tipo de poder especial que repele a los Motumbos, que sólo se atreven a abalanzarse sobre ellas en grupo y en escenarios especialmente oscuros y/o solitarios.

El método de ocultación es sencillo. Un Motumbo común puede esconderse en los siguientes lugares:

  • En rincones oscuros y/o marginales.
  • En el sótano de la casa de tu hermana.
  • En las alcantarillas
  • Dentro de las papeleras del parque.
  • Bajo los cubos de basura.
  • Dentro de una caja de cartón.
  • Bajo las sandalias de los guiris.
  • En el cuarto de huéspedes (ahí te espera)

Algunos testimonios peculiares han generado la hipótesis de que existen diversas variantes de Motumbos, aparte de la especie común. Ejemplos serían el Motumbo Silvestre (con gran habilidad para subirse a los árboles de los jardines o acechar entre todo tipo de arbustos y maleza), el Motumbo de Arena (suele atacar en playas y desiertos) o el Motumbo Acuático (aficionado a atacar en la proximidad de ríos y fuentes, también en el interior de las duchas).

En todo caso, lo habitual es que un Motumbo se oculte desnudo en un lugar oscuro (donde se camuflará con la habilidad de un camaleón) y aceche con calma a su presa hasta que llegue el momento propicio para atacar. Los avistamientos de Motumbos suelen responder casi todos al mismo patrón: la desafortunada víctima se encuentra de repente con dos ojos y una sonrisa brillando en la oscuridad, y durante los instantes siguientes aprende el verdadero significado del dolor.

[editar] Investigación científica

Nunca se ha logrado capturar a un Motumbo con o sin vida, ya que corren demasiado como para poder atraparles y son auténticos expertos en desaparecer entre las sombras. No obstante, en el año 2000 gracias a un tremendo ataque sufrido por un transeúnte mientras paseaba por las calles de Nueva York, se encontraron restos de vello púbico de origen motúmbico en el ano del hombre; posteriormente fueron analizados en el laboratorio del CSI, llegándose a la conclusión de que un Motumbo está formado por los siguientes porcentajes en elementos de la tabla periódica:

También se encontraron algunos restos de caca, que no venían a cuenta para el estudio.

[editar] Supervivencia ante un Motumbo

Rastro motumbico.jpg

Si te encuentras con un rastro como este, deberías empezar a temblar preocuparte.

Brasil.jpg

¡Esto nunca! Al menos, no le pongas las cosas fáciles.

Numerosos casos de encuentros con Motumbos acaban en desgracia, en la mayoría de las ocasiones a causa de la inexperiencia absoluta de la víctima ante el ataque de estos depredadores: la reacción natural de muchas víctimas es echar a correr, lo cual es un error pues corriendo nunca podrás escapar de un Motumbo; aún peor, se lo pones más fácil al ofrecerle tu parte trasera en bandeja. Sin embargo, escasos supervivientes han desarrollado una serie de técnicas para combatir e incluso erradicar a estas bestias. Algunos de estos consejos son:

  • No silbar la melodía de Verano Azul. Está demostrado que las frecuencias sónicas que se producen al silbar esta composición generan una excitación de las gónadas motumbiles. Experimentos científicos realizados con sujetos reales han demostrado que nadie que silbara dicha melodía por Toledo salió vivo de una calle.
  • No ponerse colonia "Agua de Vida". Excita mucho los receptores olfativos del Motumbo común, con desastrosas consecuencias.
  • Llevar siempre encima un arma de acero toledano. Está comprobado que el contacto del acero toledano provoca impotencia en el Motumbo, y más tarde la desintegración del monstruo. También hay una forma mas útil pero no mortal hacia los motumbos, que son las balas de acero toledano con nitrógeno líquido. Estas solo produce las desexitacion del Motumbo. Estas balas solo son mortales si se les dispara en un angulo de 30° en el testículo izquierdo
  • No vestir camisas floreadas. Estas camisas, por su capacidad para refractar la luz de forma peculiar, generan un campo electrocachondético que pone a cien a los motumbos y a los camioneros. Solo un transeúnte con dicha camisa sobrevivió intacto al asalto de un motumbo, pero se debió a su destreza con el acero toledano.
  • Ser sadomasoquista o gay. Los motumbos no soportan ver que sus ansias de dolor provocan placer. Esta reacción a su violencia los desintegra.
  • Llevar siempre un corcho en el culo, rudimentario pero eficaz.
  • Llevar contigo a Chuck Norris.
  • Llevar contigo a tu mamá y/o novia y entregarsela al motumbo a cambio de que no te parta al medio.

[editar] Enlaces recomendados

Herramientas personales
Otros idiomas