Muerte

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
La muerte

Fea, y todo el mundo habrá de bailar con ella... Ten cuidado, en cualquier momento puedes terminar como esa manzana.

Cita3No es para tanto, a la 4ª o 5ª defunción te acostumbras.Cita4
El Chino Cudeiro sobre la muerte.
Cita3Si no estas vivo, estás muerto... y de eso puedo estar más que seguro.Cita4
Jorge Arbusto sobre la muerte.
Cita3La ventaja de estar muerto... es que ya nadie te llama por teléfono.Cita4
Diego Capusotto sobre la muerte.
Cita3... Después de casi seis siglos nos volvemos a ver, Oh malvado plásticoCita4
La muerte enfrentándose a su archienemigo.
Cita3¡Oh Dios mío, mataron a Kenny!.Cita4
Stan Marsh demostrando que reconoce la muerte.
Cita3Hijos de "PERRA".Cita4
Kyle para variar un poco.
Cita3¡Otra vez Kenny!Cita4
La muerte sobre Kenny McCormick.
Cita3... Cuando nos captura un entrenador, se financia la construcción de una ojiva nuclearCita4
Charmander acerca de los prósperos negocios de la muerte.
Cita3... y cada vez que subimos de nivel, las empresas que fabrican armas de fuego ganan cien dólaresCita4
Bulbasaur Idem.
Cita3... y si el entrenador completa su PokéDex, se crea una nueva enfermedad venéreaCita4
Squirtle Idem.

La muerte fue inventada por Dios en el año 60'000.001 a.d.n.e. (antes de nuestra Era) para controlar la rebelión de los dinosaurios que buscaban derrocarlo. Desde entonces se ha mantenido para evitar nuevas sublevaciones. Se la conoce popularmente como el final, Joe Black, estirar la pata, pestañear por tiempo indefinido, dejar de fumar... Es lo único seguro en esta vida junto con los impuestos, y se sabe que la Muerte nos provoca pánico de sólo oírla mencionar. No es cosa de reírse de la Muerte... propia, en cambio la ajena suele causarnos risa (en aquellos que practicamosn el humor negro). La Muerte propia no causa risa porque una vez que llega ya no nos podemos reír.

No existe nadie que no haya muerto ni siquiera una sola vez. Se sabe de algunos que resucitaron pero después volvieron al Cielo los muy cabrones... El resto no ha vuelto, por lo que no debe ser tan malo después de todo.

Todos los muertos son buenos (aquella frase de "el único inserte aquí el nombre de grupo étnico que odie para hacer un comentario racista bueno es el que está muerto" lo demuestra); de hecho, nada para resolver tantos problemas juntos como la muerte de ciertos personajes insustituibles.

La mala hierba no es que nunca muera, pero se demora en morir. Algunos tratan de escapar a la Muerte creyendo que con dejar un testimonio escrito de su existencia lo lograrán, aunque con eso lo que prolongan es su recuerdo, mas no su vida, pues ni todo el dinero del mundo logra comprar un minuto más de vida llegada la hora (de allí que se hable del Alto Costo de la Vida).

[editar] Pequeña Biografía de la Muerte

Educación: Título en Desarrollo Humano, Universidad de Hawaii.

Banda favorita: Styx.

Le gusta: Me gusta cuando tomas largas caminatas.

[editar] La Muerte y Terry Pratchett

Autor

Sin comentarios...

Algo así como "El Cartero y Pablo Neruda" pero más macabro...

En toda la tradición Oriento-Occidento-Interno-Proximal de cuentería y conversación existe algún cuento sobre la Muerte. La cosa suele ser así:

Un señor que ve a la Muerte en el mercado, y le pregunta qué hace ahí, en lugar de salir cagando leches.
La Muerte, en lugar de ignorarlo y/o procurarle una idem horrible, le responde que va a matar a su criado.
El señor corre a decírselo a su criado, que, según las versiones, se larga de allí o se esconde en una tienda de espejos.
Al final, el criado muere de alguna forma horrible, por intentar esquivar a la Muerte. Cada sitio tiene su versión, pero más o menos los elementos son esos.

El Señor del Sombrero, aka Terry Pratchett, tomó esa historia y se marcó un chiste basado en ella.
Desde entonces la Muerte es un personaje frecuente, querido y bastante recurrente en sus novelas.
Por sus cuencas vacías lo reconoceréis.

[editar] Teorema de Ptolomeo sobre la Muerte por Inanición

Si no como, no cago...
si no cago, me muero...
si me muero, cago para siempre...
y es muy feo verse muerto, y encima cagón´.
Ptolomeo.

[editar] Tanatografía

Muerteenllamas

La Muerte señalándote, si la llegas a ver haciéndote eso de nada te servirá correr.

La Muerte existe desde antes del Tiempo, antes de todo e incluso antes que la Nada. Algunos señalan que lo único que existe desde antes de la Muerte es la propiedad intelectual, por eso ésta última no muere. Otro ser inmune a sus encantos es Bugs Bunny, a quien la Muerte no ha sido capaz de llevárselo de tanto reír.

Se le describe como un esqueleto cubierto por una túnica y capucha al estilo de los monjes franciscanos, pero negra. Porta en sus falanges siniestras (los huesos de los dedos, so ignorante) un reloj de arena (porque no tiene dónde poner uno de pulsera, claro), y en la diestra (¡la derecha, hombre!) porta una guadaña de segar (una de esas de las que usan los campesinos, pero en vez de cortar hamburguesas, corta a la gente), con la cual pone fin a la existencia del individuo.

En otras descripciones aparece como un hombre de mediana edad, de un metro y 80 cms. de estatura, cabello rubio y ojos azules. También puede presentarse como una mujer de raza negra, un enano, una mujer de pelo rojizo, una serpiente, un perro, y otras descripciones que no se ajustan a la realidad (lo cual es difícil de aclarar puesto que no deja supervivientes que la describan).

En otras versiones es un señor con un reloj de cadena bastante extraño, un empleado algo inútil de cierto servicio de transportes a través del desierto, o un señor que sale de un sello sobre un caballo pajizo (esta es de un libro muy viejo, y por lo tanto no merece la pena ni nombrarlo).

En realidad, la Muerte no se presenta tarde ni temprano, se presenta cuando se tiene que presentar. Es decir... espérala cuando menos la esperes.

Muertepollo

La muerte degustando Pollito Campero.

[editar] Primeros años

La Muerte en sus inicios se dedicaba a la contemplación de las cosas, sin otro ánimo que el de aprender su funcionamiento.

Habiendo aparecido de la nada poco después que Dios, pero sin sus atributos, en un momento se dio cuenta de que Dios lo único que hacía era crear, crear y crear sin detenerse, y sin considerar tampoco que el Multiverso, si bien era bastante amplio, tenía un límite, y como la Muerte quería seguir contemplando las creaciones divinas tomó las primeras cosas que Dios creó: un esqueleto humano en desuso, una túnica con capucha, guadaña de segar y un reloj de arena. Le preguntó a Dios que cómo le podía ayudar a seguir creando, y Dios le dijo que debía tomar el tiempo desde que algo era creado con el reloj de arena, para luego que se le acabara ese tiempo llevarlo a otro plano del Multiverso para que así este no se llenara. La Muerte empezó así a deshacerse del exceso de creación, haciendo tareas de limpieza y deshaciéndose de los desechos, de forma tal que en sus descansos contemplaba las nuevas creaciones. También está claro que al ser sus primeros años sobre la hez faz de la tierra, la muerte era un poco inexperta, ya que ella sola se curraba todas las víctimas de catástrofes mundiales sin cobrar horas extra y trabajando los festivos. Más tarde se unió a la UGT, pero esa es otra historia...

[editar] El ser humano y la Muerte

Fatkiddancing

Posiblemente el baile de la alegría de este gordo loco niño no dure mucho por culpa de un tal colesterol.

Con la aparición del ser humano, la Muerte pudo prever que iba a tener trabajo extra. Los humanos parecían haber adivinado el carácter pasajero de la existencia, por lo cual la vida no les importaba un carajo. Esto quedó de manifiesto sobre todo durante el siglo XX, durante el cual la Muerte tuvo que trabajar tiempo extra. Cuando logró volver a sus horarios de trabajo habituales, la Muerte le pidió a Dios unas vacaciones, lo cual Dios le concedió, encargándose personalmente de hacer las tareas de limpieza. Durante ese período la Muerte hizo cursos de macramé y bordado, leyó tres veces el Quijote de la Mancha, escribió artículos de corte humorístico en la Inciclopedia, aprendió el secreto de ser feliz, probó la marihuana e incluso tuvo sexo con humanos. Cuando terminaron sus vacaciones y reasumió sus tareas, se dijo que allí donde hubiera buen ambiente, buena yerba y buen sexo, se iba a alejar porque de eso ya había probado, por lo cual se acerca más a todos aquellos que experimentan las cosas que la Muerte no probó durante su estadía en la Tierra.

Es menester en este punto hacer presente que las vacaciones de la Muerte tuvieron lugar entre 1975 y 1995, y que las próximas vacaciones son dentro de diez eones (pues la Muerte tiene un descanso de un año por eón, véase que sus capacidades de negociación de contratos de trabajo más bien son penosas). Del mismo modo, esta es la explicación definitiva del nacimiento de los zombis (uséase (o sea), muertos vivientes para los incultos), así como del incremento de su población natural durante estos lapsos estivales de la Parca. En cuanto a la existencia de los susodichos bichos asquerosos, visto desde el punto de vista de la Muerte, resulta bastante irónico, porque estos seres no son más que seres humanos que ni muertos dejan de tocar los cojones al personal (bueno, más bien que ni muertos dejan de comerle el coco al personal, sobre todo el contenido de dentro rico en proteínas y minerales, si será por gustos...).

[editar] El programa de TV de la Muerte

En sus vacaciones la Muerte hizo un importante descubrimiento de la más grande maravilla hasta ese entonces la Televisión, pero después de ellas no pensó mucho en ella hasta el 2007 cuando se dio cuenta de que su mini salario ya no le alcanzaba ni para comer, decidió hacerla de comediante para ver si así se ganaba un dinero extra, pero por desgracia los que veían su acto no volvían ya que se morían de la risa por lo cual no ganaba nada y terminaba trabajando más, lo peor de todo es que perdió el poco dinero que tenía en rentar un escenario.

Así que en su casa, mientras pensaba cómo rayos le iba a hacer para vivir, prendió la tele y es una casualidad que el canal en que estaba era MTV con su inteligente programación como Jackass, en el cual un grupo de idiotas hacían un montón de estupideces por las cuales generalmente la Muerte tenía que ir a trabajar.

En ese momento tuvo una epifanía: usar las causas de muerte más estúpidas, raras, patéticas y/o entretenidas para hacer un show de TV del cual sería presentador y por el cual cumpliría a la vez su sueño de ser un gran comediante, ya que si sólo se le escucha uno no acaba muriéndose de la risa.

Entonces presentó su idea a una televisora para su programa pero lo rechazaron por queno era "contenido familiar", así que siguió buscando hasta que llegó a una gringa a la cual convenció con su guadaña sus grandes técnicas de persuasión, pero los gringos por peligro de fanáticos religiosos enojados que los demandasen y les quitasen todo el dinero, decidieron hace un pequeño cambio al concepto.

En lugar de tener un programa donde solo se ve morir a gente idiota una tras otra, decidieron ponerle un toque científico, para lo cual llamaron a un montón de científicos que no les diera miedo trabajar con la muerte para que explicaran cómo exactamente se destrozaban el cuerpo los difuntos.

Y así fue cómo la Muerte tuvo su propio programa de TV llamado Mil Maneras de Morir.

[editar] Cosas que hacer antes de morir

Ke tal-funeraria

Una muestra del negocio que representa la muerte.

Muchos individuos señalan que para morir tranquilo y no volver como un fantasma hay que haber realizado en vida tres cosas por lo menos: tener un hijo (preferentemente que sea propio, si no es que algo raro está pasando con tu mujer); escribir un libro (preferentemente cuánto más grueso e infumable mejor, para que así no llegue el listo de turno y te lo critique porque no habrá ni Dios que lo lea, y por ende, ninguno podrá ponerte a parir por las tonterías que escribas); y plantar un árbol (preferentemente un pino; no confundir con la expresión "Me voy a plantar un pino", de uso más vulgar y bastante más habitual en el interior de retretes, wáteres, escupideras y similares). Pero la mayoría solamente alcanza a cumplir la primera, con suerte habrá leído algún libro y lo único que habrá plantado será a la Novia en el altar (la siembra, cultivo y cosecha de una planta de marihuana no cuenta, pero ayuda). Por culpa de esta mentalidad rondan demasiadas almas en pena por el mundo.

Es por esto que citaremos algunas cosas fáciles de cumplir para poder morir tranquilo y disfrutar de la estadía en el más allá (porque es cierto que hay más allá de los que están acá).

Lo primero que hay que hacer antes de morir es nacer. Si usted ya ha cumplido este requisito, significa que vamos por buen camino. Una vez hecho esto, hay que darse a la tarea de vivir, la cual no es fácil si tuvo la mala ocurrencia de nacer siendo un ser humano y no una mariposa, un oso, un elefante o un Malwado Wonejo.

Porque la mariposa, el oso y el elefante (el Wonejo no cuenta porque es inmortal) para subsistir tienen que ser precisamente eso: una mariposa, un oso o un elefante. En cambio, un ser humano para subsistir tiene que ser médico, abogado, ingeniero, estafador, ladrón, proxeneta, prostituta, vendedor de helados, falsificador de DVD's, director de la Innombrable, y un larguísimo E-T-C-É-T-E-R-A. No basta con ser humano (que no es lo mismo que ser un mono), hay que ser algo más que eso.

Nos vamos entendiendo hasta ahora; usted no se puede morir sin ser algo más que un simple ser humano. La Muerte, en todo caso, sabe que va a ganar la carrera y por eso nos da toda una vida de ventaja, así que no se preocupe por ello.

Otra cosa que es necesario hacer antes de morir es cagar, porque si usted tiene la indecente idea de morir sin haber defecado, ¡hostia, qué mal van a hablar de usted quienes tengan que encargarse de sus restos!. Y eso cuando se va de camino al otro lado pesa (o debería pesar). Pero no se preocupe demasiado, si muere usted ahogado o asfixiado, el bolillo le saldrá automáticamente por la ruta de salida pasados algunos minutos. De cualquier manera, las tripas le estallarán a las 26 horas regando todo el contenido.

Es muy importante no morir sin haber tenido sexo, aunque sea de forma mental y solitaria. Esto porque después de la muerte viene el rigor cadavérico y si no se han aliviado los contenedores de esperma (para los íntimos, testículos), pues o te entierran con el cajón abierto o en vez de lápida te ponen una bandera a media asta. En caso de no haber tenido sexo ni con usted mismo, siempre puede llamar a la funeraria a las pocas horas de morir a través de un médium para que el sepulturero le practique una práctica necrofílica antes de enterrarle.

Por último (es un decir), antes de morir le rogamos haber tenido la decencia de cambiarse los calzoncillos por un par que estén limpios y ojalá de tono oscuros. Y por favor, no se le ocurra arruinarle el fin de semana a sus parientes... muérase en lunes.

[editar] Usos prácticos del cadáver

Hereje

Eso te pasa por decir que Dios ha muerto...

  • Maniquí.
  • Leña.
  • Pisapapeles.
  • Alimento para hamsters.
  • Tacos al pastor.
  • Multifamiliar para cucarachas.
  • Modelo de momia.
  • Herramienta de trabajo para los chamanes.
  • De adorno para tu coche.
  • Objeto de estudio.
  • Si se le entierra con el culo al aire, se pueden estacionar bicicletas.
  • Tema de conversación.
  • Muñeca inflable.
  • Piñata en fiesta de los Locos Adams.
  • Objeto de culto una vez momificado.
  • Fuente de energía alternativa.
    061030.Castro.muerte

    La muerte jugando con su inseparable amigo Fidel.

  • Hacer un cameo para CSI
  • Almuerzo
  • Carne de McDonald's.
  • Acompañante en caso de tener que conducir solo en barrios peligrosos.
  • Sustituto para reuniones aburridas.
  • Portada de un disco de Black Metal.
  • Cenicero con el cráneo.
  • Un bonito recuerdo familiar.
  • Mascota de los Fuego Rojo.
  • Comida para buitres.
  • Abono para la tierra.
  • Muñeco de ventrílocuo.
  • Saco de box.
  • Blanco de práctica.
  • Si se lo voltea, DIU.
  • Sustituto de compañero a la hora de jugar al té con tu hija.
  • Tope de puerta.
  • Práctica balsa, atando las extremidades. Incluye cómodo asiento.

[editar] Artículos relacionados

[editar] Vea también

Las ocho muertes más tontas de la historia. Русский

Herramientas personales