Okupa

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngY yendo por tales regiones de la Mancha, alcanzamos una venta tiempo ha okupada. Y dicha venta se debatía en estruendosos ruidos de algarabía y suaves perfumes de porro recién fumado, lo que es –como sabe Vuesa Merced- un remedio probadísimo contra las almorranas del recibo del alquilerCita4.png
Cita3.pngDon Quijote se fue a la venta, se sumó a los hidalgos okupas, y defendió con brioso espíritu de lucha la libertad antisistema de los mismos., como corresponde a buen caballero andante. Por ende, el Santo Oficio prendió a los okupas y los llevó a galeras, que suponían un bello crucero por el mediterráneo para practicar idiomas y entablar relaciones multiculturales con los piratas berberiscos del Gran TurcoCita4.png
Cita3.pngOkupar o no okupar, esta es la cuestiónCita4.png
Hamlet reflexionando sobre el factor okupa con un porro en la mano
Cita3.pngLos okupas son como el pescado, a los tres días ya huelenCita4.png

El movimiento nazista-comunista Okupa consiste en encerrarse como ratas en una casa que se cae a trozos y que esta deshabitada (o no). Como los okupas son gente un poco vaga ociosa, sus ingresos los obtienen por la venta de drogas con actividades en beneficio de la comunidad. El colectivo okupa es uno de los más antiguos exponentes de ese sentimiento de rebeldía tan cuco que tenemos los seres humanos desde que montamos una orgía de película en Sodoma y Gomorra para cabrear a Yavhé y acabar como acabamos siempre, refritos y fulminados por los rayos y el Ángel de la Muerte del Señor.

[editar] Orígenes históricos de los okupas

Okupalogo.PNG

El símbolo Okupa muestra el aumento del valor del oro

Los primeros okupas que se dedicaron a la tan loable actividad de lucha contra la opresión capitalista y la especulación inmobiliaria ya existían antes, incluso, de que se inventara el capitalismo y las viviendas de 30 m² de la ministra Trujillo (Apretrujillo, según el gran Federico Jiménez Losantos). Ya en el documental de Nasional Yeografi "2001 Odisea en el Espacio" podemos ver como una comunidad de Neandertales okupa de forma amistosa la caverna de otra comunidad por el empleo de armas, en su caso huesos. Un poco más tarde, un grupo de radicales judíos intentó okupar sin éxito un barco gigante propiedad del industrial Noé.

En el Antiguo Egipto las okupaciones más habituales consistían en apropiarse de edificios piramidales abandonados y solo ocupados por viejas momias. Fueron desalojados de las mismas rapidamente porque vendieron todas las joyas, tesoros, pinturas y hasta las vendas de las pobres momias. Documentos hallados en pergamino y papiro en las tumbas de Tetalapser III (en Egipto) y Xing-Huang Zei-Huala (en China), acreditan verazmente que hacia el siglo XXXII a.C los primeros okupas formaban ya una sociedad altamente civilizada y gorrera.

Durante la civilización griega se llegaron a okupar ciudades utilizando caballos de madera, y el Imperio Romano desarrolló las actividades okupas invadiendo otras civilizaciones y okupando sus casas y sus mujeres.

La Edad Media fue un período oscuro para los okupas, que intentaron tomar por asalto monasterios y abadias. Muchas fueron destruidas en el intento y como represalia la Iglesia creó un grupo militar de élite, las SI que quemaron a muchos de estos okupas en las plazas de las grandes ciudades frente a los edificios okupados.

Aproximadamente en esta época comienza la okupación más larga de la historia cuando un grupo de ingleses okupó toda una isla llamada Irlanda. En vista del éxito decidieron okupar Escocia, Canadá y la India. También okuparon Australia y la llenaron de presidiarios que finalmente exigieron su autodeterminación. El éxito inglés en el fenómeno okupa procede de la falta de un cromosoma en su ADN relacionado con el aseo personal.

Sus descendientes continuaron con la tradición ya que tampoco poseían ese cromosoma. Primero okuparon las casas de los ingleses, luego las de los nativos americanos, luego las de los franceses, luego las de los españoles, luego las de los mexicanos, luego las de los nativos americanos otra vez, luego....

Las técnicas de okupación fueron perfeccionadas durante la revolución bolchevique de Rusia en 1917. De este modo, las grandes mansiones dieron cobijo a 100 familias de proletarios en vez de a una de ricos.

Años más tarde, aparece el Gran Okupador Adolf Hitler que empezó okupando tiendas de campaña y acabó okupando Europa.

En la década de los años 40 una familia judia okupó una casa en el centro de Jerusalén.

[editar] Teorías antropológicas sobre los okupas

Entre los expertos del Smithsonian Institut de Washington y los de la Pensión Rosita han circulado dos posibles teorías acerca de la evolución okupa:

  • La teoría del Smithsonian Institute (avalada por eminentes catedráticos de limpieza de mocho troglodítica) apunta a la evolución (desconocida hasta ahora) entre el hombre de neandertal y el okupa (sobre todo el okupa francés). Dicho proceso evolutivo pudo culminar hacia el 900000 a.C con la primera okupación comprobada de una caverna en Atapuerca, célebre núcleo prehistórico que vivió un auge okupa durante casi 7 siglos.

Al parecer, los explotadores hombres prehistóricos sufrieron una rebelión okupa porque el chamán de la tribu se negaba a bajar el alquiler de su caverna a cuatro muslos de toro salvaje y diez cerezas con cuajada del Norte, así que sus inquilinos se le metieron en la cueva y ya no hubo manera de hacerlos desalojar ni enviando una patrulla de Mozos de Escuadra de la Edad de Piedra. Dan peso a esta teoría los excrementos acumulados y fosilizados durante años en la Sima de los Huesos y tres o cuatro pinturas rupestres que se asemejan muchísimo a las que hoy en día efectúan los dignos descendientes de aquellos primeros okupas en toda casa que se cruza en su vida.

Cientifico loco.jpg

El ilustrado Emereciano Ridruejo Gómez

  • La teoría de la Pensión Rosita fue formulada en 1999 por don Emereciano Ridruejo Gómez, inquilino de una céntrica pensión de Madrid que, como estaba jubilado y aburridísimo, no encontró mejor distracción que espiar con prismático y lápiz en mano todos los movimientos de la casa de okupas que había enfrente de la pensión Rosita, donde habitaba porque sus nietos se negaban a alojarlo en casa (le olían mucho los sobacos y apestaba a tabaco birmano y claro...).

Don Emereciano fijó sus preferencias en las horas nocturnas, y recogió interesantes apuntes acerca de la vida sexual de los okupas, especialmente fijándose en las jóvenes okupas del sexo femenino. Tras tres paros cardiacos y nueve meses ingresado en el hospital, pudo poner en orden toda su investigación.

Y llegó a la revolucionaria teoría de que las okupas descendían directamente de las gorilas de Rwanda que dejaban a sus machos exhaustos (tras 90 horas de coito ininterrumpido) y aprovechaban su retirada para okupar cruelmente el nido y no ir a recoger bayas a la jungla (fijémonos si eran listas).

Nunca llegó, sin embargo, a deducir el ancestro común de los okupas machos. Tras leer algunas obras de teología pudo llegar a aventurar una cierta relación con los hijos desterrados de Caín que en el Génesis aparecen como “gentes de mala vida, sin temor al nombre de Yavhé y sin aprecio al trabajo de la tierra”, pero también apuntó hacia las siete tribus perdidas de Israel que en el Éxodo pierden el camino de retorno a la Tierra Prometida y son condenadas por Moisés a vagar eternamente sin tener ninguna propiedad (no confundir con los gitanos, por favor, que esos ya se han adueñado del 90% de Andalucía y mantienen una respetable aristocracia terrateniente de folclóricas y cantantes que atropellan a los peatones para luego pasar tan sólo 2 años en la cárcel).

[editar] Contraste de opiniones

Ambas versiones difieren sustancialmente, aunque han llegado a concretar una serie de puntos en común a raíz de la Asamblea Mundial del G-O (Grupo Okupa), celebrada en 2005 en Barcelona (la ciudad del mundo con más okupas y cacas de perro por metro cuadrado y manzana):

1-Los okupas son una especie enormemente avanzada para su época. Siempre han estado avanzados: en Egipto, en Mesopotamia, en Arabia, en Mongolia, en la Atlántida, y por ese motivo siempre han sido injustamente incomprendidos (estaban tan avanzados que en el Antiguo Egipto ya se dedicaban incluso a okupar pirámides y tumbas del Valle de los Reyes para montar fiestas nocturnas que no dejaban pegar ojo al faraón Ramsés II).

2-Los okupas tienen todos una concepción místico-anarquista-carodroviriana muy respetable de la vida, y reciben la herencia de las iluminados de la Edad Media y del misterio numerológico de la Cábala (que les permite saber, por ejemplo, cuando queda un inmueble vacío y desvalido para lanzarse inmediatamente a localizar el número y la calle exactos donde se encuentra). La verdad es que en el mundo okupa no les faltó descubrir la brújula o el GPS.

3-Los okupas son injustamente insultados y atacados por las crueles hordas del empresariado inmobiliario y especulador (malo, malo, malísimo). Muchas veces han tenido que ser protegidos de los violentos ataques de los empresarios del ladrillo que les bloquean y les asaltan en las calles cuando celebran sus cimeras internacionales (la del G-O, la del Fondo Monokupa Internacional, la de la Asociación Panamericana de Okupas, la de Okupas Galácticos de Tatooine, etc). Pero, por suerte, la impecable actuación de las fuerzas de seguridad (que se entrenan en los mejores centro revolucionarios y antisistema) acaba por detener y esposar en la calle a una docena de empresarios de los más exaltados (que luego pasan a disposición judicial por altercado público contra la expresión y la libertad okupa).

En todo caso, los okupas son siempre meritoriamente defendidos por las asociaciones alternativas y rojiverdes, que los utilizan de mano de obra barata y ecológica para la plantación clandestina de marihuana y canabis en macetas de los balcones y terrazas más soleadas de su ciudad. Las benéficas finalidades de tales cultivos contribuyen a mejorar la salud de la sociedad y a fomentar la agricultura ecológica de autosubsistencia alternativa, comunitaria, vamos, que ni siquiera en el Paraíso iban Adán y Eva tan colocados y felices.

[editar] Breve historia universal Okupa (ss. XIII-XXI)

Okupas.jpg

Okupas tocando en un concierto a favor de los tangas rosas fucsia fluorescentes masculinos

En la Edad Media los okupas formaron las primeras asociaciones gremiales de artesanos de la okupación, y en el siglo XIV pudieron salvarse de la Peste Negra porque la marihuana era un antídoto eficacísimo contra tal epidemia (aunque de hecho ya estaban muy aislados en sus caserones del centro de las ciudades, así que con las persianas bajadas y las puertas llenas de ladrillos para que no les desalojaran los alguaciles reales, estaban siempre a salvo).

El Siglo de Oro español abunda en detalladas descripciones de okupas barrocos y picarescos. Fueron famosos miembros del colectivo personajes como Lazarillo de Tormes (que okupaba casas en Toledo bajo la tapadera de criado de un hidalgo arruinado que hacía 5 meses que no pagaba el alquiler), Guzmán de Okupache (que firmaba siempre sus graffiti en las paredes de los conventos con una explícita H), la Okupa Justina (que iba muy justita de letras, pero que en cuestiones de okupar sabía un montón) y San Okupa de Ávila (místico castellano dedicado a reflexionar en las almenas de la ciudad abulense con un buen porro en los labios y la mirada perdida en sus exploraciones místico-religiosas). Incluso en el capítulo XVIII,VI de don Quejote de la Mancha, Cervantes retrata una bella escena en la que los protagonistas presencian el heroico desalojo de una venta manchega por parte de los miembros del Santo Oficio, enemigos jurados de los okupas de la época.

En el siglo XVIII los okupas revolucionaron el Siglo de las Luces iluminando sus fiestas alternativas con velas, amaestrando perros pastores y bailando la comba en las exploraciones que llevó a cabo el famoso capitán Cook por Oceanía. Incluso okuparon barcos piratas para luchar contra el mercantilismo colonial (de ahí que el capitán Jack Sparrow fuera un reconocido okupa). Y en 1789 incluso okuparon la Bastilla, o sea que en cuestión de okupar nadie les ha ganado nunca.

La revolución industrial dejó a los okupas un importante número de fábricas y polígonos para okupar, y aunque los comunistas también los sufrieron (el propio Marx intentó desesperadamente desalojarlos de su casa de Londres) no hubo manera de meterlos en el cauce revolucionario. De esta época datan películas tan célebres en la historia del cine como Tiempos Okupas (de Charles Dickens), Lo que el viento no okupó (sobre los okupas del sur de Estados Unidos y sus esclavos okupas negros, protagonizada por la famosa Escarlata O’Kupa) y My Fair Okupa (sobre el encomiable aprendizaje de una joven florista okupa a la que un profesor de lengua muy pesado enseña a hablar correctamente sin pronunciar la “k”, que pronuncian por defecto todos los okupas en vez de nuestra “c”).

El siglo XX ha sido el siglo okupa por antonomasia y polisemia. Ha sido en esta etapa en la que la clase alta también ha abrazado la causa okupa y se ha convertido a la okupación. El síndrome de okupa afecta sobre todo ahora a los pijos que se aburren y se van a okupar con una docena de amiguetes el primer chalet que encuentran en menos de 25 metros a la redonda. Este tipo de distracciones (tan naturales en chicos de su edad), encuentran una intolerante y racista animadversión en malvados propietarios de pisos (¡fíjate lo malos qué son!) que obligan a pagar incluso una asfixiante hipoteca por vivir ahí dentro (¡y luego dicen que los precios están por las nubes! ¿y entonces para qué se meten en una hipoteca si es más barato y guay hacerse okupa?). Muchos políticos españoles –especialmente catalanes, como Juan Saura e Imma Mayol- han defendido vehementemente a los pobres y discriminados okupas, asaltados y perseguidos por George W. Bush, Aznar, la Bruja Aburrida y la mafia sionista internacional que especula matando y violando niños okupas en ceremonias secretas bajo las salas de reuniones de la OTAN. Algunos rumores fidedignos incluso afirman que los okupas son detenidos y enviados en vuelos secretos de la CIA a Guantánamo (famoso centro de recreo caribeño especializado en alojamientos de larga temporada para okupas moros). En resumen: la lucha okupa continúa.

[editar] ¿Qué hacen?

  • Manifestaciones.
  • Vender discos piratas.
  • Editar fanzines.
  • Quejarse de todo la sociedad.
  • Tocar la flauta por las calles.
  • Pasear a perros por las calles mientras tocan la flauta. Asimismo pasean a las pulgas de sus perros.
  • Dejarse el pelo largo.
  • Beber porros y fumar kalimotxo Beber kalimotxo y fumar porros.
  • Pintadas.
  • Desarrollar elaboradas teorías que demuestran que el capitalismo está errado y que por eso debemos de pedir dinero en la calle y entrar al metro sin pagar.

[editar] Películas sobre okupas que hay que ver

  • Con los okupas en los talones (de temática policíaca, de Alfred Hicthchock).
  • Desayuno con okupas (protagonizada por Audrey Hepburn).
  • El mago de los okupas (¿quién no recuerda a la dulce okupa Dorita, que le birló los zapatos de rubíes a la malvada y explotadora capitalista Bruja del Oeste?).
  • Apocalypse Okupa (el coronel Kurtz, un entrañable militar okupa).
  • Titanic (en la que la joven y rica protagonista se enamora de Jack Dawson, un okupa de Wisconsin muy aficionado a okupar transatlánticos de lujo).
  • Bailando con okupas (sí, sí, hasta los indios eran okupas en su lejano Oeste).
  • El Señor de los Okupas (sobre la saga de unos pobres okupas hobbits que deben destruir un anillo único capitalista y corruptor burlando todos los peligros del malvado empresario Sauron).

[editar] Okupas famosos por nacionalidades

  • Israelíes: Todo el estado
  • Antárticos: Varios pingüinos famosos, tipo Pingu.

En fin; en general, todos aquellos que aspiran a Okupar el Mundo.

[editar] Enemigos de los okupas

  • Otros okupas
  • Don Limpio es el archienemigo de los okupas desde que en 1924 un grupo radical de okupación asesinó al Sr. Pastilla de Jabón.
  • La Policia porque los quieren echar de unas casas que no son suyas.
  • Los Bancos porque no les dan dinero si no trabajan.
  • Las ETT y la SS (Seguridá Sosiá) porque les quieren hacer trabajar.
  • Los gobiernos porque no les hacen caso.
  • Todo aquél que posea alguna propiedad propia.
Herramientas personales