Operación Market Garden

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cementerio de guerra.jpg

En este lugar tan bonito acabaron la mayor parte de los paracaidistas.

Cita3.pngSu objetivo es la base principal de Alfeld.Cita4.png
Soldado alemán antes de saber que los paracaidistas ingleses lo que querían era despejarle el camino a los tanques americanos.
Cita3.pngExcelente...Cita4.png
Montgomery Burns después de haber derrotado (meses después del comienzo) a Rommel

La "Operación de Mercado y Jardín" (Operation: Market Garden en inglés), al contrario de lo que pudiere pensarse, fue un desembarco aéreo durante la Segunda Guerra Mundial, que se saldó con una victoria alemana por los pelos, ya que habían llevado 15 Panzerdivisionen por si las moscas.

El final de la operación se saldó con un gran número de bajas aliadas entre los paracaidistas, concretamente la muerte de la mitad de los extras del Medal of Honor y de Band of Brothers, además de 1500 fusileros y 150 soldados misileros aliados. También se saldó con un avance americano, a pesar de que los tanques ligeros aliados fueran peores que los Panzer.

[editar] Antecedentes

En 1945, el frente en Francia estaba muy relajado. De hecho, era habitual que los soldados alemanes y americanos se dedicaban a jugar entre ellos al ajedrez o al tenis, en lugar de combatir. Por ese motivo, el general Montgomery Burns necesitaba urgentemente una operación a gran escala con paracaidistas del Medal of Honor: Vanguard, y con los fusileros y los tanques ligeros del Command and Conquer Red Alert procedentes de EEUU. Montgomery creía que el éxito en la operación permitiría a las fuerzas aliadas celebrar la Navidad en sus casas. Aunque no fue así hay que verle el lado amable al resultado de la operación: sirvió para acrecentar la unidad de americanos y británicos en las trincheras bajo los fuegos artificiales de la artillería alemana.

[editar] Desarrollo de la batalla

Tanque carton.jpg

Tanque Sherman promedio. Es bastante malo.

Los americanos enviaron divisiones aerotransportadas en Holanda, a las que ayudaron con el avance de 150 millones de tanques Sherman, apoyados por otros tantos millones de soldados de reemplazo especializados en lavandería y jugar a los dardos.

Cuando los aliados llegaron a Eindhoven, fueron recibidos por una multitud jubilosa, y los soldados se sirvieron a las chicas más apetitosas agradecieron la hospitalidad holandesa. Sin embargo, los oficiales sabían que pronto tendrían que entrar en combate, para lo cual prepararon bates de beisbol y banderas.

Esto ocurrió cuando tuvo lugar la que se conoce como la Batalla de los Tulipanes. Los británicos avanzaban al poblado de Neunen con los tanques Sherman, ya utilizados como carros alegóricos, con los soldados estadounidenses como porristas en día de desfile, ayudados por los fusileros y soldados con bazookas entrenados desde las bases aliadas del Command and Conquer Red Alert. Fue entonces cuando fuerzas de las juventudes nazis atacaron y destrozaron divisiones completas mediante pistolas de balines y tirachinas. Esto hizo ver a los aliados por decimoquinta vez lo malo que era ese tanque y que era ineficaz incluso contra infantería desarmada (un niño nazi se cargó uno soplando al lado). Por supuesto, en un alarde de sabiduría americana, el fabricante estadounidense de los blindados culpó de esta masacre a los ingleses que en vez de utilizar la artillería de los tanques se dedicaba a tomar el té.

Fuhrer Vader by dafter punk-1-.jpg

Las fuerzas imperiales y alemanas durante la batalla.

A pesar de lo malos que eran sus tanques, avanzaron sobre los alemanes dirigidos por Erwin Rommel, logrando el general Montgomery Burns una desastroza derrota excelente victoria. Se cree que el factor más importante de esta victoria -que, aunque llevó unos 9 meses, les permitió avanzar- es la superioridad aliada, constando de unos 250.000.000 tanques y 50.000 millones de soldados, contando los fusileros, los soldados con bazukas y los paracaidistas.

Paracaidistas.jpg

Los paracaidistas del Band of Brothers a punto de recibir una buena dosis de metralla alemana.

Mientras tanto, los ingleses hicieron una táctica militar conocida como "meterse en la boca del lobo", con notables resultados que incluyeron la pérdida de 10.000 fusileros aerotransportados (desde un aeropuerto cercano capturado) y de 500 kamikazes escoceses ebrios, en una unidad conjunta al mando del general Graham Chapham, debido a los ataques por parte de las Panzerdivisionen 1,2,3,15 y 47 y de las Sturmtruppenimperialenlegionen SS llamadas "Darth Vader" y "Death Star 2". Lo anterior se debió a que la inteligencia militar aliada suponía que los alemanes en Holanda eran viejos o ciegos, mientras que los holandeses eran aguerridos patriotas campesinos que hablaban perfecto el inglés.

[editar] Tras la batalla

Graham Chapman Colonel.jpg

El líder británico Graham Chapman, tras la batalla.

Luego de las acciones militares, los ingleses pudieron tener una ventaja al recibir nuevas armas: el chiste asesino y la mortífera bomba de racimo de fish and chips. También descubrieron que los tanques Panzer alemanes eran invisibles, debido a lo cual en lo sucesivo llevaron mentalistas al campo de batalla. Por estos motivos volvieron a atacar, esta vez con éxito.

Desde el punto de vista militar, el peor resultado para los aliados fue que no pudieron celebrar Navidad en sus casas. Afortunadamente, Santa Claus es reservista y cuando lo pusieron a llenar de pólvora bombas en una fábrica se le enredó la barba, por lo que fue expulsado rápidamente del servicio.

Los alemanes, por su parte, tuvieron que preocuparse más por las tropas rusas que les acababan de vencer en la Batalla de los puentes de Könisberg. También tuvieron que preocuparse porque Rommel se había pegado un balazo en la sien y después se había hecho el seppuku. Su sucesor, von Bierparlamentariererhausaufgaben, no era ni la mitad de buen estratega que Rommel, y se notó pronto.

Herramientas personales