Partido Colorado (Uruguay)

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaUruguay ¡Che! loco, esto es humor yorugua. Si nunca viste un chaplán, no sos yorugua, o nunca viste a Mujica, carretera y agua fresca pa' vó.
Partido Colorado
Rojo como la grana y el nazismo.
Líder Bastante indeciso.
Presidente El espíritu de Juan María Bordaberry
Portavoz Pedro Bordaberry
Ícono religioso Rivera y el viejo Battle
Fundado 1836
Disuelto No, aún.
Cuarteles Solo en las juntas departamentales
Periódico oficial Cualquier diario facho
Ideología oficial/
posición política
Franquismo, Hitlerismo, Golpismo, VendePatriaismo
Afiliación internacional Camara de comercio, Cosa Nostra, FMI, CIA, Ejército de los EE.UU
Color(es) oficial(es) Rojo del Infierno
Cita3¡Vamos a pedir que censuren al bicho!Cita4
Pedro Bordaberry queriéndose hacer algo de espacio personal en la asamblea.
Cita3¡La ley de balotaje es necesaria!... Para nosotros.Cita4
Julio María Sanguinetti Defendiendo al partido contra el FA



El Partido Colorado es un partido político de Uruguay muy antiguo, mas antiguo que el país mismo, de un color bien rojo como el comunismo aunque represente todo lo contrario. Como muchos otros partidos colorados del mundo (increíblemente hay más de uno), es un partido de ideología republicana a muerte, defendiendo la madre patria antes que a la propia madre biológica, y que a su vez sigue las ideologías de la dinastía Batlle, esos sujetos que gobernaron el Uruguay en algún momento del Siglo XIX. Es uno de los dos partidos tradicionales de Uruguay, junto al Partido Blanco, y ambos son como el yin y el yang versión charrúa y tercermundista.

[editar] Idealismo

PARTIDO COLORADO

Bandera basada en sus principios de "Ayer y hoy"

Los principios del Partido Colorado vienen derivados del movimiento político del "coloradismo", que representa los pensamientos y visiones de los mismos colorados y que cambian cada vez que se les antoja rascarse las bolas. A su vez, este movimiento se compone de otros sub-movimientos creados por ellos mismos para ellos mismos como el "batllismo", fundado en base a las ideas de los cientos y tantos miembros de la familia "Batlle" que han militado en el partido, y que cada vez que a uno de estos se les ocurre cambiar una de las normas se mueve todo el mecanismo, como movimientos ideológicos, enmiendas y amparos o días de ropa casual en las oficinas del partido.

Desde un principio los colorados han sido republicanos orgullosos de la defensa de la patria de la Banda Oriental, y en su defensa llevarían a cabo hasta los cambios y ajustes más radicales, a comparación de los blancos que se mantienen siempre defensores de las leyes, o al menos eso decían al principio. El partido Colorado defendía y actualmente defiende lo bien nacional, con casos excepcionales como las leyes de elección, la constitución, el mismo Gervasio Artigas, y los Charrúas, a los que antes de su extinción consideraban como individuos no dignos de la patria oriental. Estas ideas proteccionistas da la nación hicieron que el partido recibiera un gran goce entre la élite montevideana, y así se consagraran en el poder un pequeño periodo de cortos 90 años. A fin de cuentas, siguen siendo tanto ellos como los blancos igual de fósiles que los títulos de la celeste en el mundial, y actualmente, sus brillantes y renovadas políticas han hecho que el partido tenga un ostentoso 15% de intención de voto, incluso detrás de los blancos y de todo lo que se come el Frente Amplio.

[editar] Historia

El partido fue creado allá en las etapas más primitivas de la Banda Oriental directamente de las entrañas del generalísimo Fructuosao Rivera, que en un inicio surgieron con el nombre de "liberales uruguayos", y bajo este bastante engañoso mote, el partido, que más bien fue creado más como una tropa, se embarcó a la lucha de la defensa de los ideales contra los individuos del Partido Nacional, comandados por el maléfico general Oribe que en ese entonces ostentaba el poder de Uruguay de una forma tiránica y con diseño de bandera que no fue del agrado de Rivera y los liberales.

Pero en ese tiempo tan antiguo aún no había colores respectivos para cada partido, no había nada, así como antes de los 7 días de la creación de Dios, o antes del Big Bang; no fue hasta la batalla de Carpintería, donde los soldados de ambos bandos se enfrentaron en un taller de muebles y cada bando se distinguió con paños diferentes, los liberales con paños rojos por la ira que sentían y porque algunos estaban sangrando, y los nacionales con paños blancos, que antes eran celestes como la madre patria pero los habían lavado demasiado. Así, nació el mote de "Partido Colorado", así como el bipartidismo en Uruguay, y tal vez el clásico Nacional-Peñarol.

[editar] Gobiernos

[editar] Las dinastías

Tras varias cruentas guerras civiles provocadas por la idiotez de ambos partidos, se logra llegar a la paz, y comienza la alternancia algo pacífica de gobernantes de cada facción en Uruguay, no hasta que llega la dinastía colorada, que en sí se compuso de muchas otras dinastías más pequeñas, las cuales tomaron las riendas totales del país y lo encaminaron conforme iba cambiando los ideales del partido, que cambiaban conforme a lo que les dejara más ingreso y buen dinero. La dinastía Batlle fue la más reconocida de estas, conformada por la familia socialité más reconocida del partido, que gobernó en distintos lapsos de tiempo del país conforme iba naciendo un nuevo engendro para reinar.

[editar] Primera dictadura

Bordaberry-tractor

"O gano la presidencia, o me voy del senado y me estrello en esta mierda"

Para los años 30 del siglo XX, el partido ya tenía bien asentado su lugar en la casa Suárez y Reyes, y entre uno de los simpáticos ocupantes estuvo el señor Gabriel Terra, quien en un acto de egoísmo de poder, disuelve los poderes de la unión y censura a todo el país un buen rato.

[editar] Segunda dictadura

Esta vez el presidente en turno vuelve a hacer el mejor truco de magia nunca antes visto y desaparece sorpresivamente al congreso, a los senadores y al resto de los partidos políticos, y a su vez, hace aparecer el poder absoluto en sus manos. El hombre responsable de esta aventura esta vez fue Juan María Bordaberry, que en su gran amistad con las fuerzas armadas del país, estas le ayudaron a consolidar el poder absoluto, y así, con fuerza y casi nada de razón combatir a los rebeldes y malignos tupamaros que aterrorizaban al país con sus mugrosas ideas comunistas de repartición de tierras y libertad de expresión. Después de unas cuantas desapariciones de civiles por aquí y por allá, en 1985 todo vuelve a la normalidad después de 12 años de baile.

[editar] Ultima presidencia

Después de un caótico cierre de siglo, Jorge Batlle, el último de su especie, por ahora, se vuelve presidente de la nación, de 2000 a 2005, tras una serie de derrotas bien claras tanto del partido como por él mismo. Tras toda una larga existencia de batallas entre blancos y colorados, el duopolio capitalista llega a su fin cuando se impone el señor Tabaré Vazquez con el Frente Amplio, y demuestra a todos que hay alternativa, una no muy buena pero la hay. Hasta la fecha el FA sigue manteniendo el poder y a Uruguay por la izquierda, aunque no tan cerca de la de Maduro, y a su vez, el partido Colorado cada vez ha perdido más fieles, y sus representantes, entre ellos a Pedro Bordaberry, que tra las derrotas ha decidido seriamente incluso colgar los tenis.

[editar] Véase también

Herramientas personales