Paul Wolfowitz

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Paul Wolfowitz
Banderausa
Paul Wolfowitz
El sujeto en cuestión. O puede que sea su Sockpuppet.
Nacimiento Defunción Estados Unidos
Origen Una administración de algún presidente.
Su vida
Sobrenombres El vagabundo del Banco Mundial
Lugar de residencia Ahora, desempleado
Se dedica a Antes presidente pobre del Banco Mundial
Estado actual Corrido a patadas
Hazañas logradas Aumentar el salario a su novia que lo hizo creer que estaba embarazada por el Espíritu Santo
Relaciones Con nadie ya
Enemigos Todo el mundo, sobre todo su novia.
Poderes especiales Ganar medio millón al mes, pero no comprar calcetas.
Objetos Sólo sus calcetas que le dieron fama, sólo eso.
Cita3Éste no tiene ni para comprarse unos sockpuppetsCita4
Sockpuppet sobre los sockpuppets pauperrimos
Cita3¿Qué pasa? ¿Nunca habían visto unos calcetines tan molones?Cita4
Paul Wolfowitz sobre su style mendicante fashion
Cita3¡Coño! Mira quien me había robado los guantesCita4
Indigente sobre Paul Wolfowitz

Paul Wolfowitz (AKA Paul Golfowitz o Paul de Tarso) fue el representante supremo de los intereses del grupo mafioso Banco Mundial y un famoso nepótata. Si los bancos son el mal, imagínese uno mundial. Es también un fetichista de la ropa de mendigo y destaca en el mundo de la moda junto a figuras tan importantes como Ghandi.

[editar] Vida

Paul Wolfowitz Manitas

Aléjate bicho que me robas la cartera.

Nació en Nueva York en 1943 después de un parto de noventa horas. Su madre le recordó este hecho durante el resto de su vida, lo que le ha marcado profundamente, ya que cuando llegaba su cumpleaños su madre le metía una paliza y le estampaba una tarta en la cara. Al terminar la carrera de económicas consiguió un trabajo como ayudante de un demócrata neoconservador que le lavó el cerebro y lo convirtió en un zombi del anarcocapitalismo. Durante varios años fue ocupando varios puestos dentro de la secretaría de defensa de los Estados Unidos y finalmente acabó de embajador en Indonesia, donde comenzaría a desarrollar un fetichismo singular conocido en el mundo de la ciencia como calcetinofilia.

Después de unos problemas con el fisco fue vendido como esclavo al gobierno norvietnamita para que pagara su deuda trabajando en los campos de cultivo. Allí se acostumbró a llevar ropa interior zarapastrosa y desde entonces sólo come arroz blanco sin sal. Por fin en el año 1969 fue salvado por Scott McCoy en la operación The Delta Force. Después volvió a los Estados Unidos donde fundó una compañía de maniquíes obsesas. Se arruinó y el fisco lo envío esta vez a Corea del Norte, allí se hizo amigo de King Kong Il y comulgó con el comunismo más radical.

Al volver defintivamente a casa recibió un golpe en la cabeza por parte de su madre al verlo vestido de maoista y vió la luz (aunque en realidad era la CIA que le estaba lavando el cerebro con una bombilla de 1009 vátios de potencia) convirtiéndose de nuevo en un neocon, enemigo de los Transformers, capaz de mutar en una calculadora de bolsillo.

En el año 2005, George Bush colocó a Wolfowitz en la presidencia del Banco Mundial. El banco con el sistema más democrático del mundo. Por desgracia, su novia no paraba de pedirle aumentos de sueldo y Wolfowitz, que no sabía decirle que no a una hermosa neocon, le aumentó el sueldo hasta que lo pillaron. Fue obligado a dimitir en el año 2007 y como castigo recibió una indemnización de un millón de dólares.

[editar] Obra

Su obra se resume en ahorrar dinero por medio del hurto de la ropa interior de los indigentes y vagabundos, que más tarde vende como objetos de lujo en Ebay al estar raídos y llenos de rayas de canela. Como vive en una zona residencial para ricos, tiene que acudir por las noches a las zonas más deprimidas de la ciudad. Ataviado con una favorecedora media y su barra de metal se dedica a asaltar a los desprevenidos con los que se cruza. Por este método a podido ahorrar cuatro trillones de dólares. Dinero que ha invertido en monos amaestrados que guarda en un taller clandestino de falsificación de ropa de marca.

Cosas que ha hecho y de las que se siente orgulloso:

  • Hizo llorar sangre al niño Jesús en un programa de entrevistas.
  • Le robó dinero a Yeltsin mientras estaba borracho muy borracho.
  • Le dio mal las vueltas a una viejecita cuando trabaja en Wendys.
  • Le dijo a su madre que se iba de fiesta con unos amigos cuando en realidad se fue a una biblioteca pública a estudiar.

[editar] ¿Calcetines Negros o blancos? El eterno dilema

Paul Wolfowitz Calcetines

Este tío ganaba 400.000 leros al mes. Pero lo ahorraba todo.

Con el comienzo de los albores del siglo XXI, Wolfowitz se enctontraba en una encruzijada, ¿debía seguir el buen gusto y el protocolo o por el contrario debería dejarse llevar por sus instintos más lascivos? Su espíritu libre le llevó a escoger la segunda vía. Estos gustos chocaron de frente con la administración Bush. Pero Wolfowitz sabía como engatusarle y amenazandole con una galleta salada, que previamente había lamido, consiguió que Bush, escondido detrás de un sillón, le permitió vestir sus pies como quisiera.

Después de varios años llevando calcetines de color blanco nuclear, eligieron a suerte a ver a quién le tocaba ir a Indonesia como espía embajador. Como no podía ser de otra manera le tocó a Wolfowitz en suerte viajar al país con mayor número de musulmanes del mundo y él, como buen neocon, haría todo lo posible para que sus calcetines fueran el centro de todas las miradas mientras que robaba informes secretos del gobierno de Yakarta.

Tras descubrirsele robando los planos de la invasión a Australia fue expulsado. Dejó del país con cara de sorprendido a pesar de habérsele pillado dentro de las instalaciones secretas vestido de negro, con pasamontañas, una medalla de Santo MacGyver y unos calcetines blancos que lo delataban.

[editar] Artículos relacionados

Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Paul Wolfowitz
Herramientas personales
Otros idiomas