Pedante

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Martinprince

El indiscutible rey de los pedantes

Los pedantes son personas afectadas por demonios infernales, que les poseen y les llenan la cabeza de cultura a chorrón. Como resultado, un ser humano normal puede comenzar a hablar de forma excesivamente rebuscada.

El verdadero mal de este tipo de posesión infernal, es que cualquiera mínimamente inteligente se puede ver afectado, convirtiéndose inmediatamente en un pedante. Así, determinados colectivos de gente, cuyo estatus le provee de inmunidad a ciertas enfermedades, como es el caso de los frikis, sí pueden ser afectados.

El único colectivo social que muestra una elevada tasa de inmunidad a los espíritus, que convierten al hombre medio en un pedante, son los canis y las jessis, cuyo minúsculo recuento neuronal les mantiene a salvo de sufrir de los efectos de la pedantería en el 96% de los casos. Sin embargo, se han registrado casos de canis o jessis poseídos y convertidos en pedantes, que, de todas formas, han sido sacrificados por equipos de élite especializados en el tratamiento de entidades peligrosas o que supongan un problema para el gobierno, si es que no han sido sacrificados por sus propios semejantes poco después de la posesión.

[editar] Síntomas evidentes de un pedante

Entre los síntomas evidentes que presenta un individuo que se ha convertido en un pedante están:

  • Hablar de forma rebuscada, empleando palabras de 14 o más sílabas, y si es posible con acento sobresdrújulo, esto es, donde nunca nos enseñaron que las palabras podían tener acento. Ejemplo: "SupercalifragilisticoespiÁlidoso" (Nótese que el acento está más allá de la antepenúltima sílaba).
  • Emplear palabras en desuso, por lo menos, desde el siglo XVIII. Ejemplo: "Sed venturoso en vuestras fazañas, oh hidalgo y gentil caballero ecuestre. Pues me sería de honda penuria vuestra caída en fiera lid"
  • Hablar en latín, o emplear palabrazos en esa lengua. Ejemplo: "Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscium elitae."
  • El empleo de una cantidad excesiva de tecnicismos o de una jerga concreta fuera del entorno adecuado, más concretamente en el entorno coloquial y, en el peor de los casos, de bares con los colegas o ligando. Ejemplo: "Saludos, admirado colega. Tal vez requiera de tu apoyo en una tarea algo compleja con el montaje del documento audiovisual, que el maestro nos encargó para adquirir un incremento de la calificación en la materia".
  • Si alguien dice "oséase" con mucha frecuencia, también es un pedante.
  • En caso de que el pedante pase sus horas delante del libro de matemáticas -«matemática», lo llama él- (o algo parecido) y alguien le pregunte sobre algún teorema del que le ha oído hablar en algún acto de pedantería, el pedante a debate empezará su párrafo con un «Muy fácil/sencillo» seguido de varias herejías con muchos «¿Lo entiendes? ¿Ves que fácil?» intercalados. Las ganas de su audiencia de partirle la cara en el acto crecen exponencialmente durante su charla.
  • Coger la taza del café con el pulgar y el índice dejando el dedo corazón, anular y el meñique tiesos y ligeramente inclinados hacia arriba.
  • Poner la boca como el culo de una cabra cuando le dan ligeros sorbitos (churrupaditas sonoras).
  • Llevar bandejas con la punta de los dedos de una sola mano, a lo camarero de yate de lujo.

[editar] Anatomía de un pedante

Jaime

Pedante recién poseído. Viendo un glorioso futuro en que él dominará el mundo.

Los pedantes constan de una estructura anatómica diferente a la de un ser humano normal.

En primer lugar, suelen mostrar cierta barriga cervecera, pero en lugar de estar originada por la cerveza, se debe a la inactividad física derivada del exceso de horas sentado en la biblioteca o frente al ordenador escribiendo artículos en la Wikipedia.

Tienen una cabeza inusualmente grande, dado que en lugar de los genitales, en la pubertad lo que les crece es la masa cerebral. Normalmente, acompañan la nueva magnitud de se cráneo con un pelo lacio y peinado con una raya, o bien en medio o bien hacia un lado.

Siempre llevan gafas, debido a la miopía que desarrollan ingiriendo conocimiento que luego jamás emplearán para nada útil, sino solo para tumbar a la gente con sus discursos mortales.

Dado que solo respiran el oxígeno de lugares cerrados, como bibliotecas, sus pulmones no se desarrollan y sufren asma galopante, lo que les obliga a llevar aerosoles cuando se adentran en terrenos desconocidos como, por ejemplo, la calle.

Siempre llevan una camisa con un bolsillo a la altura del corazón. En ese bolsillo llevan siempre más de un bolígrafo, todos de colores diferentes.

Muchos tienen los pies planos de no haber echado a correr en su vida, lo que, junto a la barriga, les impide desarrollar la capacidades atléticas pertinentes para escapar de las collejas de los matones de clase.

También suelen ser tapones que no levantan dos palmos del suelo y con el culo de pollo

[editar] Tratamiento

Es algo evidente, que la única forma de tratar a un pedante, con vistas a expulsar al demonio que le posee, y de ese modo reinsertarlo en la sociedad, es a base de hostias. En casos especialmente difíciles o recurrentes, se aconseja graparles un huevo a la pierna, método algo doloroso pero de efectividad probada, tenemos que recordar también que el excesivo uso de la violencia en este tipo de pedantes no sirve de nada, ya que debido a la falta de sensaciones y emociones básicas desarrollan una alta capacidad para absorber los golpes

Normalmente, basta con una colleja cada vez que el individuo emplea su lenguaje pedante, pero en determinadas circunstancias, sobre todo en el entorno escolar, un gran arma contra el pedante común es el borrador de pizarra lleno de tiza, que impacta con la fuerza suficiente sin provocar lesiones (siempre que se dé con la parte blanda) y además marca al individuo con polvo de tiza, lo que le designa inmediatamente como un sujeto pedante y lo convierte automáticamente en el blanco de risas, burlas y matones de clase, por lo que individuo no tiene escapatoria.

Ejemplo teórico practico de cura de un pedante: cuando estas hablando con alguien y el presunto pedante te interrumpe para decirte que no se dice "deo", sino dedo, le pides disculpas a tu interlocutor, te giras y le estás dando de hostias hasta que escupa una moto. En su defecto, si tienes alguna alcantarilla cerca, levantas la tapa y lo tiras por el agujero. Asegurase bien de colocar la tapa después.

[editar] Sujetos susceptibles de volverse pedantes

  • Críticos de cine
  • Empollones
  • Gente con más de dos carreras
  • Fanboys de Apple
  • Profesores de literatura
  • Frikis aficionados a la astrofísica
  • Estudiantes de física y química
  • Filósofos
  • Curas (a mayor sea su rango, más pedantes)
  • Suegras con delirios de pija
  • El tonto del Golf con Lacoste, Levis y las Rayban en la frente
  • El palurdo que trabaja en la obra y los sábados, domingos y festivos va con traje y corbata
  • El que se presenta en una confrencia sobre el parecido genético entre el murciélago las cuevas de Tanganica y el hombre de Neandertal, con traje Armani y sandalias de los chinos (así, con dos cojones)
  • Iluminaos de letras, que se creen que por tener una carrera obligatoriamente tienen que saber más de la lengua y el mundo que cualquiera de ciencias (si la carrera está sin acabar, la pedantería suele ser mayor)
  • Gente que por saber dos trucos de Windows, e instalar plugins al Firefox se cree que puede dar lecciones sobre cualquier tema informático a un ingeniero
  • Personas que cuando tienen que ponerse un traje buscan mil excusas para mantenerlo puesto durante unas horas de más (mola llamar la atención y tener una excusa para llevarlo puesto, aunque esté cogida con pinzas)
  • Gente que se lleva a todos sitios la PDA a pesar de no tener un trabajo que la requiera ni vida social
  • Personas que llevan un móvil personal en cada bolsillo (probablemente para que la gente piense que uno es de empresa)

[editar] ¿Sabías que...

...ser pedante no significa tirarse muchos pedos?

... los pedantes generalmente usan 2 celulares, camisas de marca y hablan con papa en la boca? También suelen llevar 'jerseises' de rombos

Herramientas personales