FANDOM


BritishSnob


Hola mis queridos amantes del lenguaje, yo Sir Edward de Carrington me dispongo o a explicarles a ustedes el significado de aquella maravillosa palabreja conocida como pedantería la cual suele ser definida como las actitudes de aquella persona que envanece de sus conocimientos sin razón aparente ¡Oh, que simplistas y mundanos son los diccionarios! ¡Como si un arte tan ilustre como el ser pedante pudiese ser descrito en tan pocas palabras! La verdad es que pedantería es más que una actitud es... Un modo de vida, una ideología de ser, una forma de existir en este largo y desgraciado camino que llamamos vida. En este sublime artículo, un servidor se dispone a explicar de forma simple pero detallado los secretos de este noble arte

DescripciónEditar

Un concepto tan importante en la vida del hombre como es la sensación de egocentrismo y condescendencia derivada de la pedantería intelectual no puede ser descrita en una sola frase y ya sé que esto ha sido repetido por mi persona en numerosas ocasiones pero es que supongo que los lectores de este artículo son unos banales ignorantes que desconocen lo bien que sienta a uno mismo el ser superior a común de los mortales y la mejor forma de expresar esto es mediante el uso de un léxico arcaico y extremadamente complicado mientras se habla al más puro estilo de un snob aristócrata británico o de un pseudoartista conceptual y Hipster que dedica sus valiosas horas libres para la creación de arte conceptual. Un consejo para resultar pedante es hablar mientras se mira al receptor con aires de superioridad y mientras suena ópera de fondo.

Dandis y bohemiosEditar

El principal problema de la pedantería es la división entre bohemios y dandis. Los primeros prefieren vivir en la más absoluta inmundicia para así inspirarse mientras que los segundos viven rodeados de lujos y deciden disfrutar de los pecaminosos placeres de la vida lujosa como pueden ser las cortesanas o una buena botella de ginebra. Usted, como ignorante cuya máxima aspiración en la vida es la de mantener actos carnales con alguna mujerzuela, pensará que habría que ser un idiota para rechazar a los placeres del coito y el alcohol ¡Oh, cuan ignorante es el autor! ¿Acaso usted ignora que el objetivo del pedante, sea dandi o bohemio, es el de quejarse de su mísera existencia y de la condición humana mientras mira al resto de humanos de forma condescendiente y egoísta? ¡Vergüenza debería darle!

La vida del pedanteEditar

El pedante sabe que el arte se encuentra cualquier cosa infravalorada por el común de los mortales quienes lo acusan de ser bazofia. Ejemplo claro de esto podría ser Batman v Superman: Dawn of Justice que ha sido acusado por los ignorantes espectadores de ser un subproducto cuando un verdadero pedante sabe apreciar la belleza oculta de esta obra buscando sentidos y mensajes filosóficos. Se podría decir, en palabras de un pedante, que la obra defiende las ideas de Friedrich Nietzsche sobre el poder y la voluntad.

En cuanto a gustos musicales un pedante debe escuchar música alternativa de grupos de neo-jazz o swing. Otra opción más clásica es la de escuchar obras clásicas del periodo Barroco mientras se fuma una pipa mientras se sostiene en la mano una coma de Brandy y se sujeta un cetro al más puro estilo Oscar Wilde.

Fundamental es también amar la poesía y recitarla con voces exageradamente sobreactuadas. Los bohemios prefieren aquellos poemas que hablan de lo asquerosa que nuestra existencia ¡Vivir es sufir los tiros de la injusta fortuna! ¿Oh Dios, porqué permites mi sufrimiento? Imprescindible también es el amenazar con el suicidio, al más puro estilo emo, aunque con sólo pensar en la sangre nos haga marearnos y sufrir de desmayos como si fuésemos puritanos victorianos.

DespedidaEditar

Espero que este instructivo y magnífico artículo haya iluminado sus banales mentes y que hayan disfrutado porque de lo contrarío ustedes serían unos ignorantes amantes de lo mundano que no saben apreciar la belleza de un artículo tan sublime como esta obra de arte y ampliar sus diminutas e insignificantes conciencias para intentar ser como su servidor, el autor de este artículo aunque jamás lo van a lograr, ya que ustedes son unos microseres que jamás podrán alcanzar mi perfección, mucho menos a la hora de expresarse.