Pedro Carmona

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Presidente vector.png
Pedro Carmona
BanderaVenezuela.png
Carmonaestanga-bandera.jpg
Sostiene a Venezuela en sus diestras manos
Reino Sovietico de Venezuela.png
Presidente GOLPISTA de Venezuela
por un día
Mandato Un sólo día, que fue suficiente para quemarlo de por vida
Residencia Miraflores
Segundo Nadie, lo dejaron más solo que al último hombre en la Tierra
Hechos Decretar unilateralmente el fin del ejecutivo, legislativo y judicial, de la Constitución y de todo sistema de gobierno. Un dictador de oficina pues
Anterior Siguiente
Hugo Chávez
Diosdado Cabello
Personal
Nacimiento Defunción Venezuela, 1941
Colombia, 1926
Afiliación Oposición al gobierno de Hugo Chávez
Estado actual Con miedo a regresar
Sobrenombres Pedro, el breve, exiliado y olvidado
Relaciones Nadie se le atreve ya a dirigir ni la palabra
Enemigos Hugo Chávez

Pocas cosas se pueden decir de Pedro Carmona porque las palabras faltan para describir a este emancipador de masas, líder de naciones y libertador de Venezuela. Conocido por un amplio sector de la población venezolana como el mejor presidente que ha tenido en el Siglo XXI, cuenta con una amplia trayectoria política, como ser el presidente de los empresarios y, bueno, no hay que ser muy inteligente para entender que es el trabajo más importante del país después del titular del ejecutivo y las Miss Universo. Pero su mandato no estuvo exento de polémica, hay quien aún le considera golpista, pusilánime, mediocre y rastrero, pero son los envidiosos que no entienden que Carmona siempre hizo lo que Venezuela necesitaba para dejar atrás el régimen de terror de tres años de los pobres y chavistas.

[editar] Estudios y faceta empresarial

La familia de Carmona debió sacrificarse mucho para enviarlo a la escuela de Presidentes de Fedecámaras donde obtuvo las mejores notas en la materia llamada "quebrantar el orden constitucional". Luego se fue a Bruselas nada más a hacerse el tonto con el dinero de sus padres, pero pudo comprar una maestría en Golpes de Estado en Sudamérica. Al regresar a Venezuela gracias a sus estudios fue nombrado ahora sí, presidente de esa cámara y él junto a otros amigos fueron llamados a las empresas privadas de petróleos como asesores que no hacían nada, pero que cobraban en porcentaje (no como los obreros que cobraban en especie, medio barril de crudo al mes).

Sin embargo, con la llegada al poder de Hugo Chávez mediante antidemocráticos votos populares, y por la necesaria pero inmerecida nacionalización petrolera, Carmona se quedó sin trabajo y lo único que podía hacer era disfrutar sus millones viendo tristemente como no podía hacer más millones.

[editar] Golpe de Estado de 2002

Con una jubilación apresurada, Carmona no tenía más qué hacer que salir a hacer ejercicio y pensar cómo mudar su pequeña pero elegante residencia ladrillo por ladrillo a Miami donde planeaba formar la Nueva República de Venezuela con juegos de azar y mujerzuelas pero sin chavistas. Cuando de pronto una mañana de abrir de 2002 en la que estaba trotando, unos militares se le acercaron y le preguntaron: "¡Señor! Necesitamos un nuevo presidente, alguien del pueblo, ¿se atreve?' y yo contesté que bueno, que sí, pero que a la hora del almuerzo me tenía que ir a casa, que mi esposa me esperaba"[1]. Inmediatamente se puso en contacto con un gringo, un tal señor Buch que le explicó las razones de su nombramiento, lo que debía hacer y le agradeció su compromiso con la democracia, además le ofreció enviarle un cachorro cuando estuviera instalado en Miraflores.

Luego firmó ¡de buena voluntad! Algunos faxes que le llegaban y que a la letra decían que chao Constitución, adiós Tribunal Supremo, hasta la vista Fiscalía General, arrivederci Defensoría del Pueblo, Sayonara Consejo Nacional Electoral, bye bye Asamblea Nacional. Nada de eso se requeriría en el nuevo gobierno, Carmona no necesitaba tantos órganos opresores de la gente pues él representaba a Venezuela mejor que nadie (hagamos como que no conocemos las 43 leyes inhabilitantes proclamadas por Chávez para no tener un explosión por choque de sarcasmo).

[editar] Reconocimientos y denuncias desde el exterior

CARMONA.jpg

Lo que no se vio en las cámaras.

El gobierno de Pedro Carmona inmediatamente fue reconocido por sus familiares y amigos, además por los milicos golpistas y los que ahora componen la MUD. En menos de 15 minutos ya había creado un país nuevo donde reinaba la prosperidad para millones y millonas de venezolanos y venezolanas. Ahora sólo faltaba que la ONU lo reconociera plenamente para poder endeudarse hasta los zapatos con el Fondo Monetario Internacional. Inmediatamente Estados Unidos a través de su embajador recién nombrado, el mismo Carmona, se reconoció como gobierno, España a manos de José María Aznar quedó convencido que esa era la única forma de mejorar al pueblo de ese país y esperaba una invitación a primera fila para la ejecución de Chávez en la orca. Andrés Pastrana de Colombia estaba contento, pues sabría que eso pondría tranquilo al candidato Uribe y le quitaría un poco lo violento.

Por su parte, potencias como Cuba y Argentina denunciaron que así no se hacían las cosas, que primero debería haber guerrillas, pues un golpe tan rápido no era ni remotamente divertido. Los demás países del orbe no hicieron declaración alguna hasta enterarse si realmente existía un país llamado Venezuela o sólo era trolleo.

[editar] Restauración del orden constitucional

Al día siguiente, Carmona se levantó muy temprano en la mañana para acostumbrarse a su nuevo trabajo cuando de pronto un montón de civiles vestidos de militares y un montón de militares vestidos de civiles se lo llevaron a su domicilio, criticándolo por querer hacer un mejor trabajo y diciendo que con los corruptos chavistas vivían mejor. Cuando lo llevaban a uno de esos campos de concentración de la muerte en que estaba a cargo el actual presidente Nicolás Maduro, Carmona pidió permiso para comprar unos cigarrillos en una gasolinera, aprovechando la distracción para escapar de Caracas a Bogotá para que le dieran asilo político y, de ser posible, declarar la guerra a Venezuela para ponerlo como presidente.

[editar] Educador

Actualmente, es docente en la Universidad Benemérito Álvaro Uribe, impartiendo clases de cómo invadir Venezuela. Un éxito para los bachaqueros que pretenden superarse.

[editar] Obras

  • Decreto Carmona, o como no gobernar un país desde el primer día.
  • La verdad os hará opositores
  • Estoy más olvidado por los venezolanos que el papel higiénico
  • Nadie me extraña, pues yo tampoco los extraño, malditos

[editar] Referencias

  1. Pedro Carmona explica que su autoproclamación era para dar un "giro a la izquierda"

[editar] Golpeé también

Herramientas personales