Penal Cordillera

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
ChileFawm.gif ¡ESTA WEÁ TIENE UNA CACHÁ DE HUMOR CHILENO!
Si no entendís ni una custión de lo que dice este artículo, pregúntale a un shileno pa' que te lo explique o andate de aquí
No seái huevón
Cita3.png¿No más jacuzzi? ¿No más asados, ni tenis, ni agua caliente en la ducha, ni visitas conyugales de 5 horas? ¿Y más encima tener que aguantar el olor a poto del Mamo en una celda común? ¡No, no, yo me mato!Cita4.png
Odlanier Mena, ex director de la CNI, poco antes de suicidarse porque lo iban a trasladar de Cordillera a Punta Peuco (pobrecito).
Penal Cordillera.jpg

Si quiere vivir como rey sus últimos 300 años de cadena perpetua, el Penal Cordillera es su hombre (o cárcel).

El Centro de Cumplimiento Penitenciario Cordillera es un recinto penitenciario hotel de 5 estrellas exclusivo para ex oficiales de las gloriosas fuerzas armadas de Chile que fueron encontrados culpables de cometer supuestos "crímenes contra la humanidad" por jueces y abogados de clara tendencia marxista.

[editar] Historia

Viejos Jacuzzi.jpg

Los presos en Cordillera se ven obligados a compartir el jacuzzi, ¡horror!

Tras la Gloriosa Liberación Nacional del Yugo Marzista-Abrilista-Mayista-Junista en 1973, el nuevo presidente de la República, capitán general don Augusto Pinochet Ugarte, le dio chipe libre al ejército para que los pelados —y también algunos oficiales— hicieran lo que se les antojara, como premio por ser tan eficientes matando civiles desarmados, amarrados y sometidos (cosa muy difícil aún para el militar más experimentado). En 1978, Pinochet aprobó una amnistía que beneficiaba a todos los milicos que hubieran hecho maldades durante esos cinco años anteriores, decretando oficialmente que aquí no ha pasado nada.

Lamentablemente en 1990 Pinochet se tuvo que ir del poder por motivos de fuerza mayor, entregándole el mandato del país al comunista traicionero de Patricio Aylwin, quien intentó llevar a nuestros valientes soldados a juicio por presuntas "violaciones a los derechos humanos". Por suerte, nuestro amado general seguía siendo el comandante en jefe del ejército, por lo que si Aylwin se atrevía a hacer algo, Pinochet podía chasquear los dedos y ordenar un segundo golpe Glorioso Pronunciamiento Militar.

Así, los ex militares y ex oficiales de la DINA y la CNI se convirtieron en guardias de seguridad, taxistas o alcaldes (véase Cristián Labbé), aunque se sintieron un poco tristes porque nadie, ni la UDI ni RN, les hacía homenajes o monumentos por haber asesinado a destajo liberado al país del comunismo. Empezaron a estallar protestas, en las que agrupaciones de "detenidos desaparecidos" exigían que el Poder Judicial se hiciera cargo de estos militares por sus supuestos "crímenes", hasta que la justicia les hizo caso. Se dio inicio a procesos judiciales en masa y los ex militares empezaron a delatar recomendar a sus ex camaradas de armas para que los abogados de derechos humanos también investigaran sus casos. A la larga, casi todos terminarían presos.

Hasta ahí todo mal, ¿verdad? Pues no. Resulta que como Pinochet tenía de las bolas tanto a Aylwin como a Frei, los comunistas de la Concertación acordaron encarcelar a estos héroes patrios no en prisiones comunes, sino en centros especialmente acondicionados para guerreros de su categoría.

Inspirándose en la prisión de Spandau Ballet, que albergó a los líderes nazis que no se habían suicidado o huido a Sudamérica tras la Segunda Guerra Mundial, el gobierno construyó las cárceles de Punta Peuco y Penal Cordillera.

[editar] Infraestructura

Ashiatsu.jpg

Torturas como éstas son las que sufren nuestros valientes soldados en Cordillera. Qué vergüenza.

[editar] Cabañas

Cita3.png¡Chís, cómo ha cambiado la cosa! En nuestros tiempos las parrillas eran para torturar...Cita4.png
Manuel "Mamo" Contreras durante una parrillada.

Los 10 presos de Cordillera se distribuyen apenas en 5 cabañas, lo que significa que dos presos deben compartir camas, ateniéndose a lo que esto puede conllevar. Todas las cabañas están equipadas con duchas con agua caliente (posiblemente para que los gendarmes puedan quemar a los prisioneros), televisión, teléfono (aunque las llamadas están limitadas a dos días a la semana, y a uno si es para sexo telefónico, violando claramente los estatutos internacionales) y quinchos para hacer asados. En septiembre de 2013, los presos intentaron hacer un asado en homenaje a su camarada de armas, Miguel Krassnoff, pero los gendarmes (posiblemente agentes comunistas) les dijeron que no, cosa que destruyó la moral de los internos, aunque les ahorró el tener que comprar carne vencida que sobró de las ramadas.

[editar] Piscinas

No conformes con fomentar la obesidad instalando parrillas para hacer asados, los arquitectos marxistas-leninistas comeguaguas que diseñaron la cárcel también agregaron piscinas al complejo, claramente con el fin de promover el virus de la homosexualidad entre la población penal. Sin embargo, los que no desean irritarse los ojos con el cloro de las piscinas pueden usar el jacuzzi, eso sí, bajo la estricta e incómoda vigilancia de los guardias.

[editar] Actividades

La cárcel cuenta con cancha de tenis, exponiendo a los internos a toda clase de lesiones deportivas. Dos presos son forzados a mantener las áreas verdes de la cárcel, como si el Estado no tuviera recursos para contratar a un jardinero. La biblioteca está llena de... ¡libros!, a pesar de que nuestro amado general nos enseñó que los libros eran para ser quemados. Y como si fuera poco, se fomenta la decadencia moral, pues las visitas conyugales son lo suficientemente seguidas y largas como para que los prisioneros puedan bombardear La Moneda con sus cónyuges sin que nadie les ponga freno. En total los presos tienen que soportar hasta 15 horas de ocio, la madre de todos los vicios.

[editar] Preguntas frecuentes (si está interesado en formar parte de la comunidad de Cordillera)

[editar] ¿Quién financia esta cárcel?

La financia usted, la financio yo y también la vecina que le habla a los perros, pues Cordillera la pagamos los contribuyentes. Al final resulta que los comunistas tenían razón: vale la pena ser cafiche del Estado.

[editar] ¿Por qué querría pasar el resto de mi vida en prisión?

Déjeme preguntarle algo: ¿realmente le gusta estar libre? Usted formó parte de lo que todo el mundo considera una de las dictaduras más feroces de la historia. Aunque ya no se dedique a la tortura y el asesinato (al menos no como en sus años mozos), la gente todavía sabrá quién fue usted. Si sale a la calle, muy posiblemente le escupirán o intentarán ajusticiarle como a Mussolini o Jaime Guzmán. ¿No es más seguro estar en una cárcel, con personas que comparten sus mismos problemas e inquietudes?

[editar] ¿Y si es tan buena la vida allá, por qué Pinochet nunca estuvo en alguno de estos centros?

Augusto Pinochet, hombre sencillo y cercano al pueblo, siempre prefirió que sus oficiales menos afortunados contaran con estos beneficios. Según personas cercanas al general, era común escuchar en sus largas conversaciones con Baltasar Garzón y el juez Juan Guzmán cosas como "No entiendo la pregunta", "Yo no fui, fue Contreras", "Es mentira", o el clásico "No me acuerdo, pero no es cierto... no es cierto y si fue cierto, no me acuerdo." De hecho Pinochet sí estuvo unos meses, durante sus vacaciones en Londres, en un recinto similar, el exclusivo asilo de ancianos y hotel de lujo The Clinic, pero siempre manifestó sentirse incómodo allá.

Recordemos que de las 15 cuentas que el general tenía en el banco Riggs, tan sólo una estaba a su nombre y el resto eran seudónimos. Así de humilde era.

[editar] Me convencieron bastante rápido, ¿qué tengo que hacer para ser admitido en Cordillera?

Siga estos sencillos pasos:

  1. Primero que nada, usted debe haber sido oficial del ejército o de algún organismo represor chileno entre 1973 y 1990. Si no lo fue, construya una máquina del tiempo, viaje al pasado, enlístese y bese los culos que sean necesarios para subir de rango.
  2. Diríjase a alguna agrupación de derechos humanos y admita haber cometido crímenes de lesa humanidad. Confiese haber asesinado al papá de Michelle Bachelet, al general Carlos Prats, a Víctor Jara, a Pablo Neruda, a Orlando Letelier, a Eduardo Frei Montalva, al mismísimo Salvador Allende, a la mamá de Bambi y hasta a su propia abuelita si es necesario. Cada muerto le acercará más al panteón de los héroes.
  3. Alegue demencia o finja padecer alguna enfermedad terminal, así su abogado podrá apelar para que usted goce de más privilegios.
  4. ????
  5. PROFIT!!!

¿Acaso no da gusto vivir en un país que abolió la pena de muerte?

[editar] Cierre

Brooks Shawshank Redemption.gif

Odlanier Mena cuando se enteró del cierre de Cordillera.

Después de ser ovacionado de pie en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre de 2013 el presidente de la República don Sebastián Piñera Hechoñeque decidió cerrar el Penal Cordillera debido a las continuas violaciones a los desechos humanos que allí sufrían los militares presos políticos de la democracia, abusos que denunció el ex director de la DINA, Manuel "Mamo" Contreras, en una entrevista con motivo del 40º aniversario del Glorioso Pronunciamiento Militar.

Sin embargo, esto no significa que los internos serán liberados, sino que serán trasladados a Punta Peuco. Pero como hay sobrepoblación en Punta Peuco, los preciosos serán instalados en containers especialmente reacondicionados como celdas. Por desgracia no todos se tomaron muy bien la noticia y uno de los presos, el primer director de la CNI, general Odlanier Mena, temió perder su beneficio de salida dominical y se encerró en su cabaña para pegarse un tiro en las huevas.

Al enterarse del suicidio, todos los buenos chilenos (o sea, los de extrema derecha para adelante) se unieron para responsabilizar, injustamente, a nuestro amado presidente Piñera. Entre ellos se encuentra la destacada comunicadora y analista política Adriana BarrientosAdriana Barrientos Odlanier Mena.jpg.

[editar] Enlaces relacionados


Cervantes.jpg

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Sombrero huaso.jpg ¡Conchesumare! Artículo Chileno Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Chilena por la gallá.
¡Se ha ganado el sombrero de huaso de oro!

Herramientas personales