Per qualche dollaro in più

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cine ícono
La muerte tenía un precio / Por unos dólares más
Per qualche dollaro in più
Muerteteniaunpreciocartel
El muerto al hoyo y el vivo al bollo
Ficha técnica
Dirección Sergio Leone
Producción Alberto de Mónaco, Arturo Fernández
Intérpretes Clint Eastwood, Tío2.jpg.
Guión Sergio Leone, sin copiar esta vez.
Música Ennio Maricone
Fecha de estreno Allá por los sesenta.
Género Pastafari Güester.
Calificación La crítica se ha manifestado en los siguientes términos "Aquí tenemos un güester grasiento, sudoroso, peludo, sangriento y violento. Hmmm... es delicioso" Gulp.
Premios Ninguno, pero castigos tampoco.
Cita3Las preguntas nunca son indiscretas. Sólo las respuestas lo sonCita4
Coronel Mortimer al ser preguntado por su talla de... botas.
Cita3Nada viejo, que no me salían las cuentasCita4
Clint Eastwood en respuesta a la anterior cita.

Per qualche dollaro in più es una película sesentera de vaqueros hecha por Sergio Leone. Tras el éxito de su predecesora, Por un puñado de dólares, Leone se propuso hacer una nueva para demostrar que era capaz de hacer una buena película de pastafari güester, pero esta vez sin copiar, que tras la última ya bastante le estaban sableando los japoneses. Clint Eastwood por su parte se lo pensó mucho antes de salir en esta película: les puso la primera a sus amigotes y vio que les entusiasmaba, sobre todo tras unas cuantas cervezas, así que al final, por unos cuantos dólares mas, aceptó el papel.

[editar] Personajes

Marakrupp

Las mujeres que aparecen en esta película destacan por su belleza y voluptuosidad

[editar] El Coronel

Un cazarrecompensas. No es coronel de verdad, pero se hace llamar así para parecer algo. Es una cosa así como un geek del viejo oeste, un tipo que lleva la mejor tecnología en pistolitas y que sigue métodos pretendidamente racionales para capturar a los maleantes.

[editar] El Manco

Otro cazarrecompensas. El personaje de Clint Eastwood. No es el mismo fulano que en la anterior película, parece, pero si no lo es debe ser algo así como su hermano gemelo perdido. A diferencia del Coronel es más de dejarse las sutilezas resolver las cosas a hostia limpia (aunque no haga falta). Lo de que le llamen el Manco le viene porque la mano izquierda la utiliza solamente para dar guantazos mientras que la derecha se la reserva para disparar y hacerse manuelas.

[editar] El Indio

El malo malísimo. De indio no tiene nada, pero hacer el indio sí que le gusta, por eso le llaman así. Es un psicópata y es el jefe de los malos porque es el único de ellos que tiene dos dedos de frente. Este Indio lleva consigo un misterioso reloj de bolsillo que, cuando uno lo abre, toca siempre "La Barbacoa" de Georgie Dann, del cual no decimos mas por el momento porque es la sorpresa final.

[editar] Los tipos de la banda del Indio

Son violentos, feos (hay uno con joroba y todo), poco de fiar y de escasas luces. Ni siquiera son hábiles con la pistola, no se entiende ni cómo es que el Indio les aguanta, porque son un auténtico lastre.

[editar] Argumento

Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento; si eres tan rarito que prefieres leer el libro o ver la película antes, no te recomiendo que leas esto.

La película nos presenta dos cazarrecompensas, que les vemos haciendo cosas de caza recompensas, básicamente repartiendo hostias como panes, disparando a gente y capturando criminales. También nos presenta al Indio, que se escapa de la cárcel (para mí que le dejan huir porque ya no le aguantaban allí, que era más conflictivo que Chuck Norris en ayunas). Tiene pensado hacer, junto a su banda, lo que por otra parte es habitual en los malos de este tipo de películas: robar una caja fuerte que contiene un montón de dinero en un banco.

Tanto Manco como el Coronel llegan al mismo pueblo de mala muerte y allí mantienen entre sí un duelo que da vergüenza ajena: se pisan la puntera del zapato, se tiran mutuamente de las orejas y se retan a ver quién baila mejor "Los Pajaritos" para ver quién es más duro. Al final llegan a la conclusión de que son los dos igual de idiotas duros y deciden asociarse para capturar al Indio y a su banda. El Coronel convence al Manco de que se infiltre en la banda, aduciendo que él mismo no podría infiltrarse porque seguro que le daba la risa, que él si acaso ya se queda en la retaguardia.

La banda del Indio, en la que ya se ha infiltrado el Manco, al final roba el dinero, que está en una caja fuerte oculta en un mueble bar. Tras beberse todo el alcohol ven que no pueden abrirla, y entonces el Coronel que pasaba por allí se les ofrece a abrirla sin utilizar explosivos, que arruinarían los billetes. ¿Cómo lo hará?, se preguntan. Pues utilizando la llave, que está puesta. Asombrados por la inteligencia del Coronel le admiten también en la banda y acuerdan que van a estar un mes tocándose los cojones metidos en su guarida, y que luego dividiran el dinero.

Una noche, Manco y el Coronel roban el dinero y lo esconden, pero son inmediatamente capturados por los bandidos, que les pegan como si fueran piñatas. Luego los malos se matan entre ellos por el dinero y estos dos se escapan, viendo que gran parte de su trabajo ya se ha hecho solo.

Finalmente el Indio y el Coronel se enfrentan en un duelo, mostrando ambos dos relojes idénticos, que en los dos suena "La Barbacoa". El Coronel mata al Indio y el Manco pregunta al Coronel que esos relojes de dónde salen, que tanto el Indio como él tenían justo el mismo. El Coronel desvela el misterio que explica su pasado común con el Indio y que da una nueva explicación a todo lo visto anteriormente: esos relojes los daban con los cereales.

Spaguetiguester

-Hora de ir a comer. -¿Qué ponen?. -Espaguetis

El Coronel renuncia a la recompensa que las autoridades ofrecen por los bandidos en beneficio del Manco ya que, según cuenta, él esto no lo hacía por dinero, sino por echar el rato: la vida de jubilado llega a ser muy aburrida. Felicita a su socio que, ahora, sumando las recompensas por todos los bandidos mas lo que ofrezca el banco por devolver el dinero robado, hará un capitalazo. -¿Devolver el dinero robado? Ah, sí... sí. -Dice el Manco-. Poco le cundieron sus ganancias, porque en la siguiente película le veremos tan pelado como siempre. Fin.

[editar] Música

Ennio Morricone realiza aquí una de las mayores cumbres del minimalismo musical al lograr la primera BSO de la historia realizada únicamente a base de silbidos -que hacía el propio Morricone, lo cual ahorró mucho presupuesto en músicos y estudios de grabación-.

[editar] Recepción

La crítica más morigerada la denostó en un primer momento por violenta. ¿Y qué esperaban? que hablamos de una película de tipos duros, no de una de Pili y Mili, señores. Con el paso del tiempo fue ganando prestigio y hoy casi se considera de arte y ensayo, sobre todo a la vista de las mierdas que se han hecho después, tipo Wild Wild West, Bud Spencer y demás morralla.

[editar] Curiosidades

  • A Sergio Leone esta vez le demandaron los productores de la anterior película, animados por el precedente con los japoneses, por plagiarles el personaje principal, que por otra parte era de Leone. El juez consideró que aunque ambos personajes estuvieran interpretados por el mismo actor, vistieran igual y escupieran igual, no eran el mismo. Así que ajo y agua.
  • El actor que interpretaba al Coronel presumía de ser más rápido disparando que Clint Eastwood. Más rápido no significa más certero, claro. No pegaba una y tenía al equipo de rodaje acojonado, y eso que las balas eran de fogueo.
  • Los extras están contratados entre las familias endógamas más selectas con que se pudo contar. Para que fueran más feos.
  • El presupuesto en esta película fue mayor que el de su predecesora y el equipo de la misma pudo permitirse letrinas en condiciones durante el rodaje.

[editar] Trilogía del dólar (por los que ganó con ella) de Sergio Leone

Herramientas personales