Peste negra

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
192px-Star of life2.png Advertencia: Inciclopedia sí da consejos médicos (no como Wikipedia), gracias al gentil auspicio del
Dr. Leandro Gao y su staff de enfermeras.
Cita3.pngPues aquí hace peste, otra cosa es que sea negra... ah, sí, pues es negra.Cita4.png
George W. Bush debatiendo un asunto muy importante en el baño.
Ratita.jpg

Una rata negra de color marrón, posando para la Inciclopedia.

Cita3.pngSe van a enterar estos cabrones...Cita4.png
Rata portadora de la Peste, sobre los hombres.
Cita3.pngVamos a ir de pueblo en pueblo azotándonos con látigos para ver si le contagiamos la Peste a alguien..Cita4.png
Monje pensando en como joder, de nuevo, al personal.
Cita3.pngQuizás quiso decir inmigración subsahariana.Cita4.png
Google sobre la peste negra

La peste negra es una enfermedad (por si no lo sabían) que llegó a convertirse en una pandemia en la época de la Santa Inquisición. Dicha enfermedad se extendió por toda Europa y acabó con la vida de más de cinco tercios de la población (?).

La enfermedad la contagiaba una pulga que se encontraba entre los pelos de las Ratas negras (Ratus sucius). Dicho dato da qué pensar sobre lo que hacían los hombres del Medievo con las ratas.

[editar] Evolución

Catapulta.jpg

Catapulta cargada, ¡disparen!

No se sabe exactamente cuál fue el lugar exacto en el que empezó a contagiarse la peste negra, sin embargo, se sabe que fue justamente en el norte de la India. En aquellos tiempos que precedieron al medievo, en esa bonita zona nórdica habitaban plácidamente los genoveses. Pero su tranquilidad fue aplacada y machacada por el ejército más potente mundialmente, por aquel entonces: El ejército mongol. Las vastas huestes mongolas armadas con palos y con cepillos de dientes, asediaron la ciudad de Kaffa durante más de dos horas seguidas. Los genoveses, viéndose impotentes en aquella situación y viendo que los que llevaban a cabo dicho asedio los superaban en número por millones de unidades, se rindieron frente a los implacables mongoles, cediéndoles la ciudad, misma que jamás recuperarían.

El numeroso ejército mongol, bajo las órdenes de Gengis Khan el viril, avanzó hacia el oeste rigurosamente, dispuesto a aplastar todo rastro de vida de la faz de los páramos en los que se adentraba. Poco después descubrió que se había equivocado de dirección y cambió su rumbo, dirijiéndose, esta vez sí, hacia el oeste. Avanzando y avanzando sin cesar, llegaron a la ciudad llamada Teodosia. Gengis Khan pidió la rendición de dicha ciudad pero sus habitantes respondieron con un solemne y sonoro ¡JA!. Gengis, insultado, decidió borrar Teodosia de todos los mapas conocidos pero, al ver que estaban dibujados a bolígrafo, decidió atacar la ciudad. La ciudad de Teodosia sufrió un ataque simultáneo de más de doscientos cepillos de dientes, aun así sus gruesas puertas resistieron en contra de lo que se había estimado de antemano. Gengis, totalmente frustrado lanzó a las puertas de la ciudad todo aquello que tuviera a mano, incluyendo el jabón de baño.

Después de dos años de asedio y, claro está, de dos años sin ducharse; la higiene de los mongoles había decaído mucho y ésta falta de pulcritud atrajo devastadoras consecuencias y a ratas también. Dichos roedores eran portadores de un pequeño parásito que transportaba un pequeño virus mortal para cualquiera. Y acaeció que el virus en cuestión se propagó por el campamento mongol y que más de la mitad de ellos murieron. Gengis, más frustrado que nunca y bajo la presión de las risotadas por parte de sus enemigos que se escondían tras las gruesas murallas, decidió lanzar los cadáveres de sus congéneres a los asediados pa' ver si se callan. Y se callaron, pues los cuerpos estaban infectados e infectaron a los habitantes de Teodosia. Los mongoles sufrieron una Pérdida de memoria, provocada quizás por la ingesta masiva de papel higiénico y se les olvidó qué hacían en aquel lugar, por lo que volvieron al lejano este, pero fueron dirección sur.

[editar] Consecuencias

Medico peste.jpg

Esto no es una hurraca por mucho que se le parezca, es un médico del medievo.

Los habitantes de Teodosia, sin saber a qué se debía el arrojo de cadáveres por parte de los mongoles y su posterior retirada, dedujeron que se habían rendido, craso error. La peste bubónica se fue apoderando de sus débiles cuerpos, imposibilitándoles la capacidad de vivir. Aun así, los teodosianos no sabían de qué se trataba y siguieron viviendo tranquilamente, manteniendo sus quehaceres habituales. Veian que cada vez echaban más peste por más que se bañaran, y que cada vez estaban más negros..., pero como no sabían de que se trataba, pasaban del tema. Por lo menos así fue hasta que un día se les ocurrió la esquizofrénica idea de tomarse unas vacaciones generales y dirigirse a Venecia en multitud. Cuando llegaron allí era demasiado tarde, la peste bubónica se apoderó de los venecianos, arrebatándoles la vida y sus posesiones.

La peste se expandió por Europa y en poco tiempo se apoderó de un tercio de su población. Los pueblos acabaron desiertos pues ya no quedaba nadie para habitar en ellos y las ratas se apoderaron de muchos de los feudos Europeos, nombrándose regentes de las zonas que conquistaban a base de mordiscos y de la expulsión de heces. Por aquellos tiempos, Europa era enteramente cristiana y, como los monjes no tenían mejores cosas que hacer, dedujeron que la Peste era un castigo de Dios, por lo que cogieron unos látigos y emprendieron una peregrinación sin fin, atravesando cada uno de los pueblos europeos con el fin de ser perdonados por Dios. Por supuesto, Dios nada tenía que ver con este asunto, ya que el virus fue creado por el gobierno de estados unidos, para desviar la atención del publico mientras filmaban el falso alunizaje, como sea, Dios se lavó las manos en el tema, pero los monjes fueron extendiendo la pandemia por Europa como el que no quiere la cosa.

[editar] Epidemiología

[editar] Reservorio

Cabe aclarar que la Peste fue una epidemia, por ese motivo se puede hablar de Epidemiología. Aclarado esto, podemos continuar.

Los roedores son los principales reservorios de la peste. Esto significa que los roedores son los bichos que se encargan de que contagies la peste y te mueras agonizando. Pese a ésto, los roedores no son los portadores de la enfermedad, son los portadores de los portadores de la enfermedad (buff). Es verdad que hay más de 200 reservorios de la peste, excluyendo a los roedores, pero como todo el mundo odia a éstos bichos peludos, malolientes y mordedores, pues les echamos el muerto encima y el asunto del reservorio queda más que zanjado.

[editar] Vector

Pulga.gif

Ella es la causante de todo, era de suponer.

Ahora sí que los verdaderos portadores de la peste y los causantes de los bultos que tienes por todo el cuerpo, son ellas, las pulgas. Para que una pulga sea infecciosa ha de producirse un fénomeno llamado bloqueo (y no es un bloqueo rectal).

Cuando una pulga succiona sangre de un infectado, dicha sangre pasa al estómago, donde es digerida. Si la temperatura es baja, la pulga sufre un conjunto de cambios hormonales (ahora sí son rectales) y parte de la sangre se queda en el estómago ya que no puede ser expulsada por el aparato especializado en realizar éste trabajo. Es entonces cuando la pulga siente un hambre voraz y empieza a succionar sangre hasta de los cristales. Por supuesto cada ser del que succiona sangre acaba infectado por la Peste negra.

[editar] Contagio

El contagio es más que simple: si te pica la pulga haz testamento.

[editar] Síntomas

Aparte de la muerte, que podría ser considerado el más severo, existen muchos otros síntomas como son:

  • Dolores de cabeza
  • Una diarrea de la ostia
  • Escalofríos
  • Fiebre amarilla
  • Dolor de los ganglios y gónadas, huevos escocidos, (si no tienes huevos, te pica el coño)
  • Trombos por la piel de color negro-azulado
  • Alucinaciones

[editar] Lucha

Muchos han luchado contra el pico la peste negra y, por supuesto, todos han perdido; sin embargo los médicos no han perdido completamente la esperanza y aún creen que es posible prevenir y deshacerse de la Peste, en caso de tenerla anteriormente (si no sería difícil).

  • Prevención: Lo más obvio es no acercarse demasiado a las ratas, pero si es muy complicado para usted debido a sus tendencias sexuales le sugerimos que, al menos, utilice precauciones y compre una gomita en la farmacia. Si es reacio a utilizar dicha gomita, por lo menos dúchese después del acto. Ésto no previene la Peste negra, pero al menos sirve para prevenir la Peste en sí.
    Lo que también puede hacer es ir al médico ya que le recomendará un buen cementerio. Seguidamente diríjase al notario, que el estado tiene las manos muy largas.
  • Erradicación: Si usted no quiere resignarse a morir y desea seguir luchando contra la Peste para así salir en los telediarios, puede hacer lo siguiente:
  1. Diríjase a un edificio alto (mínimo treinta y dos pisos).
  2. Acérquese al borde de la terraza de dicho edificio.
  3. Doble las rodillas y colóquese en posición de salto.
  4. Péguese un tiro en la cabeza con la pistola que tenía en el bolsillo.
  5. Deje por escrito en su testamento que alguien rocíe todos los bichos que haya con DDT. En caso de no tenerlo, serviría otro organofosforado o piretroide, o si no, gasóleo o aceite de motor quemado.
Herramientas personales