Picio

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Eres más feo que... que... arrg!Cita4.png
Alguien intentando insultar a Picio.
Cita3.pngLa belleza está en el interior...Cita4.png
Alguien consolando a Picio.
Cita3.png¡¿Pero tú le has visto?!Cita4.png
Mujer sobre la cita anterior
Cita3.png¡AAAAAAAA! Hostia eres tú Picio, que sustoCita4.png
Compañero de trabajo saludando a Picio como cada día


Mr-x.JPG

Créanos, lo censuramos por su propio bien.

Picio. Qué podríamos decir de él que no se sepa ya. Es feo. Pero feo feo vamos, más feo que un coche por debajo. Se cree que Picio es la principal causa de la aparición del cáncer de ojos y de que Dios, de existir, no es infinito.

Picio nunca ha destacado en la vida, no se sabe si es porque es poco trabajador y emprendedor o porque es más feo que... que eso, que Picio. Su fealdad le ha acarreado una multitud de problemas para adaptarse a la vida real. Por ejemplo, cada vez que sale a la calle es atacado por descargas de huevos podridos que suelen acabar en su estómago pues, ya que no le dejan entrar en el supermercado porque los niños se asustan, por lo menos puede comer algo de vez en cuando. El motivo de las vejaciones psicológicas (físicas no, esas ya las tiene desde que nació) está más que claro y es que su fealdad alcanza límites insospechados que nos inducen a pensar, o bien que Dios estaba borracho al crearlo, o bien que a Nuestro Señor se divierte torturando al personal introduciendo ése adefesio en el mundo.

No se sabe el motivo exacto de su fealdad, algunos científicos especulan que sufre una enfermedad llamado introposmatía crónica mientras que otros especulan que sus padres deben de ser más feos que él (que Picio). Pocos datos se tienen sobre Picio, pues la mayoría (sino todos) que lo han conocido se han visto obligados a aplicarse ellos mismos la Eutanasia para borrar la imagen de Picio de su mente. Lo que ellos no saben es que la última imagen que se ve en vida se queda grabada en el cerebro para toda la eternidad... ¡MUAHAHAHA!

[editar] Nacimiento

Bebé-feo.jpg

Posible aspecto de Picio en su tierna infancia. Entonces era guapo en comparación a la actualidad, imagínen imagínen.

Picio nació al comienzo de su vida en una bañera del vertedero municipal de una ciudad completamente desconocida. La madre de Picio, a la que llamaremos Picia, llevaba embarazada más de doce meses. Al parecer su hijo no quería salir de su vientre materno, o bien porque se encontraba allí agusto, o bien porque temía la existencia de espejos en el exterior (nótese el mecanismo de defensa del cuerpo humano).

Tio1.jpg

Este tio le tiene envidia a picio.

Un día, mientras Picia se encontraba planchando la ropa notó que su bebé se movia en el interior de su vientre. Era el momento. Picia había oído que era bueno parir a los niños en las bañeras y, como no tenía ninguna, salió corriendo en busca de una habilitada para dar a luz. Mucho corrió picia buscando dicha bañera y al final dio con ella en el vertedero. Se colocó de cuclillas dentro de la susodicha bañera y esperó. Lo que ella no sabía es que parir en la bañera va bien por el agua que hay en ella y, por supuesto, la bañera del vertedero no tenía agua (bueno, tenía un líquido marron de composición indefinida). En cualquier caso, Picio nació sano, pero no salvo, pues se estampó contra la bañera con el chichón crónico que eso acarrea y con el holor que el líquido marrón le proporcionó. Una vez en el exterior, Picio empezó a llorar como buen bebé que es y Picia lo acogió en sus brazos dispuesta a besarle. Fue entonces cuando lo vio, vio al mal encarnado en un cuerpo de un bebé más feo que él mismo (que Picio). Picia soltó al bebé en el acto y, en un ataque esquizofrénico salió corriendo y se lanzó a la via del tren. Allí aguardó tumbada sobre la vía durante una hora hasta que apareció un tren de mercancías, que acabó con su vida.

[editar] Infancia y adolescencia

Quasimodo 2.jpg

Y éste era el guapo de entre los dos. ¡Arrg!

Picio permaneció durante un período de cinco años en el vertedero, que acabó convirtiéndose en su hogar. Allí se alimentaba a base de exquisitos manjares y bebía los líquidos de su bañera partícular, que acabó convirtiéndose en algo así como en una habitación. Las tareas habituales de Picio consistían en pasarse todo el día comiendo agachado y encorbado, por lo que fue desarrollando una joroba. Pero Picio no permaneció toda su vida en el vertedero como él hubiera deseado.

Un día una gitana encontró a Picio y lo acogió como su propio hijo. Por supuesto, la gitana era ciega y su marido era un immigrante mongolo, por lo que llegaron a amar mucho a Picio, al que llamaron Quasimodo, que significa el medio formado. Si lo hubieran visto bien sabrían que de medio nada y de formado menos, pero ésto es poco relevante al fin y al cabo. Picio fue cuidado por la familia gitana-mongola durante diez largos años hasta que el jefe de la guardia Francesa mató a toda su familia (porque se le había antojado). El jefe de la guardia intentó matarlo a él, pero vio que necesitaba mirarlo para acabar con su vida por lo que lo tiró en la catedral de Notre Dame. Los sacerdotes, muy amables ellos, lo llevaron a la sala de las campanas para no verlo jamás. Allí Picio conoció a Quasimodo y Quasimodo conoció a Picio. Lo primero que Quasimodo dijo fue: Por Dios santo, y luego yo soy el engendro y seguidamente tiró a Picio por un ventanal de Notre Dame. Así acabó Picio, con tan solo 15 años, en las oscuras calles de Barcelona (donde se encuentra Notre Dame, por supuesto).

[editar] Madurez

Anonimo2.jpg

Picio, eufórico tras conseguir su primer trabajo. ¡Enhorabuena Picio!

Picio se encontraba solo y desamparado en Barcelona. Pero Picio no podía dejar que su vida recorriera el mismo trayecto que llevaba tomando durante toda su vida. Tenía que dejar de revolverse sobre la mierda para convertirse en una persona más del montón. Picio debía de hacer lo que todo humano hace o ha hecho en su vida: timar a hacienda buscar trabajo. Si el mercado laboral ya es peligroso para cualquier ciudadano de a pie, imagínen como será para un ciudadano de una fealdad inconmesurable que ni siquiera es comparable con si mismo, pues sería difícil decir que Picio es más feo que Picio. En cualquier caso, Picio necesitaba lo que todos necesitan para encontrar un trabajo decente: un par de tetas un buen currículum. Y para tener un buen currículum se necesitan estudios. Así que la siguiente parada de Picio fue la Universidad. Lo que él no sabía es que para entrar en la Universidad se necesita haber acabado por lo menos Primaria. Por éste y por muchos otros motivos, Picio acabó queriendo ser Paleta.

Picio fue a hablar con un contratista. Éste al ver su cara pegó un grito ahogado y llamó al Zoológico, pero Picio fue más astuto que el hambre; y le dijo al contratista que era un inmigrante sin papeles. Así consiguió un empleo remunerado, a veces incluso le pagaban. La única condición que le imponía el contratista es que debía de llevar un saco en la cabeza (es que su empresa tenía una reputación).

Picio trabajó en la construcción durante cuatro años. Adquirida ya una experiéncia más que suficiente y sabiendo ya que currar es una mierda, Picio se lanzó al mercado laboral de nuevo. Por supuesto, no tenía contrato por lo que de Paro nada. Además, seguramente no lo hubieran dejado entrar, aunque todo sería probarlo. Igualmente Picio colocó un anuncio en el periódico (sin foto por supuesto) y colgó cartelitos por toda Barcelona (con la foto de Beyoncé). En menos de dos horas fue reclamado para un trabajo que
Jefe1.JPG

Bienvenida a...¡¿Pero que demonios...?!

no iba mucho con él, por lo que decidió retirar la foto de Beyoncé y colocar la de Britney Spears. Picio recibió el triple de llamadas de Clubs de lectura por lo que decidió no incorporar foto a los anuncios y esperar a que alguien se fijara en su currículum vacío. Por supuesto alguien se fijó en Picio y fue nada más y nada menos que alguien desconocido. Ése alguien contrató a Picio y, por supuesto, desconocía su imagen, de lo contrario no hubiera seguido con vida. En cualquier caso Picio se presentó a su primer día de trabajo como secretaria del Jefe de una multinacional muy importante. No hace falta decir el asombro de dicho jefe cuando entró su secretaria a su despacho, encontrándoselo con una gomita y preparado para saludar a su nueva secretaria. Era demasiado tarde para echárse atrás. Picio se lanzó al ataque y tuvo su primera experiéncia Sepsual. Su Jefe, por el contrario, sufrió su primera violación de las muchas otras que se producirían casi a diario.

[editar] Muerte

Muerto3.jpg

Descansa en paz Picio.

Picio murió al final de su vida, en la ciudad de Barcelona. Causa de la muerte: suicidio. Se le encontró atado en una bañera, lleno de cortes por todo el cuerpo, con una cinta en la boca y quemado vivo habiendo sido rociado con gasolina previamente. Muchos e ha investigado sobre este caso y primeramente se colocó como principal sospechoso a su Jefe, que sufría violaciones periódicamente. Móbil no le faltaba, así que le preguntaron sobre su coartada. Y, tristemente tenía coartada. Había estado toda la noche anterior (la del supuesto asesinato) en casa de Picio torturándolo y haciéndole pagar todo lo que le había hecho. Si había estado toda la noche ocupado era imposible que hubiera podido asesinar a Picio. Debido a la falta de nuevos sospechosos el caso se cerró, inequívocamente según el jefe de policía Wiggum.

Puesto que Picio no tenía familia y si la tenía se desconocía su existencia; y además nadie quería gastarse dinero en un ataúd y mucho menos querían que un ser así se enterrase bajo tierra, Picio fue arrojado al bosque para que los lobos acabaran con su vida, sin embargo ningún lobo ni microorganismo se le acercó (por razones obvias) y aún se encuentra en el bosque, intacto, a la espera de que alguien lo entierre, cosa que nunca pasará.

[editar] Legado

Cold case.jpg

A veces los casos no se resuelven a la primera. Ella puede dar testimonio.

El mundo se conmocionó por la muerte de Picio y se pidió de todas las maneras que se reabriera el caso para ajusticiar al Jefe de Picio. Hubieron varias manifestaciones lideradas por humanos cada cual más feo que el anterior, pero que, por supuesto, no llegaban ni a la suela de los zapatos al bienaventurado Picio. En cualquier caso, el departamento de policía cedió ante las presiones de los adefesios. Finalmente el caso se reabrió después de dos años y la policía inició una búsqueda exhaustiva de pruebas.

Un día, mientras rebuscaban pruebas en el vertedero (?), se encontraron con un ser horripilante a la vez que asqueroso, un ser que olía a culo y cuyo aliento desprendía un aire verdoso que impregnaba la atmósfera. Estaba claro, era el hermano de Picio. Llamaron a los de recogida de animales para que se lo llevaran al cuartelillo. Allí permanecería mientras se investigaba sobre el caso "Picio".

El Jefe Wiggum encontró un vacío en la coartada del Jefe de Picio: ¿Dónde había estado mientras él preparaba las hamburguesas? El Jefe de Picio, derrumbado ante tal pregunta cuya respuesta no sabía dar, confesó todo lo ocurrido y se declaró culpable de haber matado a Picio, pero antes, explicó lo que Picio le había hecho pasar. Los policías, compadecidos declararon a su favor en el juicio y acabaron poniéndole una multa a Picio de dos millones de euros por daños y perjuicios. También se le impuso una condena de doce años de prisión por mantener su mera presencia en el mundo. Puesto que Picio estaba muerto, las condenas pasaron a su hermano y dichas condenas se multiplicaron por no llevar una bolsa en la cabeza. Así finalizó el caso Picio y todo lo que su existencia representa. Actualmente solo es citado vagamente para insultar a alguien poco agraciado y/o a alguien que simplemente te caiga mal.

[editar] Enlaces relacionados

  • Feo— Nada más faltaría.
  • Pokemon— Algunos creen que lo era.
  • Quasimodo— Un bombón en comparación.
Herramientas personales