Pintura

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Dios1.png Dios quiere que este artículo sea ampliado
Falta información sobre:
Historia del arte, tipos de arte, etcétera.
Cita3.pngYa casi termino, sólo me faltan los ojos ¡No, no parpadees! Ah, mierda... ¡Se arruinó, ahora tendré que volver a empezar desde el principio!Cita4.png
Artista demasiado perfeccionista pintando un retrato.
Cita3.png¿Te gusta la pintura? Pues tengo un bote de blanco delicioso...Cita4.png
Pablo Picasso sobre la sensibilidad artística de los marchantes.
El grito de los simpsons.jpg

El Grito de Homero: una de las pinturas mas famosas de todos los tiempos.

La Pintura es el arte de manchar cosas con colores sin que nadie se enfade.

El primer homínido que consiguió plantar unos garabatos -él decía que eran bisontes- en una covacha sin que lo corrieran a gorrazos (o su equivalente prehistórico) fue Anónimo, prolífico autor cuya fama se extiende a lo largo de los siglos. Anónimo sorprendió a propios y extraños por haber logrado que su obra perdurase sin enfadar al jefe de la tribu. Además consiguió que la gente le pagase en especia por su especial habilidad. Poco a poco, Anónimo consiguió forjarse una fama envidiable y fue ampliando los temas, inventando muy tempranamente los cuadros de desnudos, en los que las zagalas homínidas se desnudaban delante de él para que siguiese embadurnando paredes y techos. Con algo de envidia, los demás homínidos le dijeron

-Artista, que eres un artista, hombre

Y desde entonces se considera la pintura un arte por propio derecho.

La Pintura pasó entonces a ser una actividad respetada y algunas personas decidieron consagrar su vida a tan noble arte.


[editar] Historia

[editar] Arte Prehistórico

[editar] Etapa Bisóntica

En los primeros tiempos de la Humanidad, cuando el Ministerio de Vivienda construía cuevas de protección oficial, se utilizaron grasas animales, carbón vegetal, tierra ocre, sangre y otros materiales asquerosos sencillos como aglutinantes y pigmentos de los primeros materiales pictóricos.

Los temas de la pintura eran los bisontes y las mujeres desnudas. Cuando acabó la Glaciación, los pintores se quedaron sin bisontes para sus composiciones monumentales (por ejemplo, la cueva de Altamira), por lo que dedicaron todo su esfuerzo a la pintura de desnudo. Esto propició que la profesión de pintor se hiciese más popular.

Pero la reacción de algunos maridos y padres poco sensibles al arte hizo que pronto el arte volviese a ser un oficio maldito...

Tio1.gif

Esta pintura jamas se mostro por ser horrendamente fea su belleza.

[editar] Etapa Cefaloclasta

Algunos pintores reaccionaron, intentando concienciar a los familiares de sus modelos, haciendo que abrieran su mente al arte. Esta etapa se conoce como la Etapa Cefaloclasta, pues la manera de "abrir la mente" a los familiares de sus modelos era literal, con un hacha de sílex, método que era también utilizado por los padres y maridos de las modelos que no se habían dejado convencer, para explicar a los artistas que dudaban de su talento.

[editar] Etapa Conceptual Íntima

Como es comprensible, esta etapa cefaloclasta tuvo nefastas consecuencias. La pintura de esta época acababa siendo demasiado expresionista, al retratar siempre el interior del alma del artista, y siempre en obras de color rojo con algúna que otra inclusión de collage de pelos o sustancias blancas sin formas definidas.

Para evitar semejante monotonía, los artistas decidieron dedicarse al arte conceptual íntimo. Estos pintores simplemente pensaban algo, y no lo hacían ni lo decían. Esta etapa fue un éxito, pues aseguró la supervivencia de los artistas durante varias generaciones, y el cese de las persecuciones. Pero fue también un fracaso, pues no quedan obras de arte de entonces, básicamente porque no se llegaron a pintar. Esto explica que apenas existan ejemplos de pintura en la Edad de Bronce.



[editar] Arte Histórico

[editar] Edad Antigua: Egipto y Mesopotamia

Tras las etapas Prehistóricas, que terminaron en una inactividad total, los artistas habían olvidado las técnicas, los temas, y la profesión misma de pintar. Poco a poco, los artistas fueron abandonando el conceptualismo íntimo y volvieron a embadurnar paredes.

La recuperación de la belleza y de la técnica pictórica llevó miles de años. Tímidamente algunos artistas trazaron líneas y monigotes en las piedras, paredes y papiros, y algún espabilado -los artistas casi siempre han carecido de talento para los negocios- utilizó esos primeros signos para hacerse de oro. Los primeros trazos de palotes de algunos pintores han pasado oficialmente a la Historia como la invención de la Escritura en Mesopotamia (lugar situado donde otrora estuvo Iraq). El mismo fenómeno se repitió en Egipto, donde los monigotes de tipos de perfil y pájaros algo raros pasan por ser la escritura Jeroglífica.

Pero por suerte, en Egipto la cosa tuvo éxito y se contrató con gran frecuencia a los pintores para decorar palacios y casas.

Un desgraciado incidente con una faraona y cierto pintor algo libidinoso de más hizo célebre la frase

"No te quiero ver ni en pintura".

Desde entonces, curiosamente, a los pintores egipcios sólo se les dejó decorar tumbas.

[editar] Edad Antigua: Grecia

Los griegos copiaron todo de Egipto. Al principio, pues, sólo utilizaban la pintura para decorar tumbas. Pero como las tumbas no eran muy lujosas, las pinturas se perdían sin remedio. El Sindicato Griego de Artistas Eméritos (S.G.A.E.) y el Sindicato Ecléctico de Artistas de Tumbas (S.E.A.T.) unieron sus fuerzas para presionar al gobierno, intentando pintar para los vivos y no para los difuntos. Pero los sabios griegos explicaron que su función era copiar a los egipcios, y que los egipcios lo que pintaban eran tumbas y no casas.

La situación derivó, como no, en una cruenta guerra civil, conocida en los libros de historia como Guerra del Peloponeso.

Finalmente, se llegó a un compromiso, de modo que los pintores seguirían pintando para los muertos, pero no en las tumbas. Es decir: si se pintaba en una casa o palacio se decía que la pintura era para el futuro muerto. El único problema es que en muchos casos los pintores sólo cobraban después de muertos, pues los pagos también eran futuros.

La pintura de esta época, según cuentan una de las más perfectas de toda la historia del arte, cumbre del espíritu y la hinspiración helenas, se ha perdido totalmente, por esa puñetera manía de los griegos de pintar dentro de las tumbas y no fuera. La mayor parte de las tumbas fueron saqueadas, y en los escasos casos que se conservan casi no se saca cosa seca, la humedad se ha cebado en los frescos y también se han perdido para siempre. No obstante han trascendido los nombres de estos "genios" y unánimemente se considera a Apeles, Zeuxis y Parrasio como los tres grandes genios de la pintura de la Grecia clásica.

[editar] Edad Antigua: Roma

Los pintores de la Antigua Roma plagiaron se inspiraron en la pintura griega y de otras culturas anteriores para crear su propio estilo, sorprendentemente mediocre e impersonal original. Los romanos, mucho más prosaicos que sus antecesores griegos, dejaron de empeñarse en pintar tumbas y exigieron cobrar en vida. Empieza la época del llamado Mercado del arte (Forum Artis).

Por desgracia el arte se hizo tan popular como bien de consumo que todo el mundo quería su cuadrito o su villa pintarrajeada. El número de pintores inscritos en el SPQR (Sindicato de Pintores Queriendo Registrarseenestesindicato[1]) subió exponencialmente y atrajo a timadores, vividores y demás canalla que creían que dedicarse al arte les permitiría vivir de prostituta mater sin dar un palum al aqua. Esta situación, que pronto se hizo insostenible, tuvo el efecto indeseado de rebajar los precios de las obras de arte, llegando a pagarse un sestercio por un lote de XLII cuadros o la decoración mural de una villa entera.

Así, muy pronto el Foro romano (especie de macrogalería en el centro de Roma que antaño fuera el centro mundial del arte) se llenó de pintores con trajes raídos y que voceaban ofertas pictóricas como: "Quadrum, Quadrum buenum bonitum y baratum... señoruuuuuuum, que me los quitum de las manuuuuuuuuuuuum, oiguuuuum"!!

Con el tiempo los pintores empezaron a ofrecer como reclamo otras mercancías junto a los cuadros, y el foro empezó a llenarse de puestos de pescado, garum, productos vegetales de las huertas adyacentes y hasta esclavos importados de provincias. Hoy en día, la mayor parte de la gente suele creer, de hecho, que el Foro romano era un mercado de abastos gigantesco, olvidando que todos esos productos tan sólo se utilizaban como obsequios para intentar incentivar las ventas de pintura que habían caído en picado.

Las obras pictóricas de este período, lamentablemente, se han perdido por la mala calidad de los materiales utilizados el inexorable paso del tiempo y tan sólo se conservan algunas pinturas murales en Pompeya y Herculano que se han salvado de la quema gracias a toneladas y toneladas de lava hirviente que las han sepultado y mantenido intactas.

[editar] Medio Evo: Alta Edad Media

Durante la época Pastafari, hasta el año 1000, la pintura fue recuperando poco a poco el prestigio perdido, gracias a una ley hoy desconocida[2] que impedía a la gente acomodada dedicarse al arte. Cuando un pintor lograba éxito debía abandonar la profesión. Esto hizo elegir a los artistas entre pintar bien y malvivir o vivir bien y no pintar. Este es el origen de la Bohemia artística por un lado y el arte moderno por el otro. Durante esta época, así pues, los únicos artistas conocidos han sido gente anónima, con gran talento, pero sin un lugar donde caerse muertos, Esto les ha valido el cariño popular y surgen así expresiones como "pringao" o "muerto de hambre" que han quedado indisolublemente unidos en el imaginario colectivo a la noble profesión del pintor hasta nuestros días.

[editar] Medio Evo: Baja Edad Media

Tras la debacle pastafari del año 1000, los pintores deben convertirse al nuevo credo para que no se los carguen para poder prosperar. La Iglesia Católica recién aparecida, al contrario que las civilizaciones antiguas y los mismos pastafaris, decide utilizar el arte en su provecho, como medio eficaz de propaganda para transmitir su mensaje de salvación. Así, ofrecen incentivos económicos a los artistas que ayuden a la nueva fe pintando panfletos propagandísticos en su labor pastoral. Esta inesperada oportunidad por fin permite a los artistas volver a practicar su arte de forma remunerada y sin peligro de intrusismos, pues la Iglesia Católica paga mejor las obras más efectivas en su nueva misión. Nuevos temas, como la representación de los santos, los apóstoles, la Virgen María o Jesucristo empiezan a llenar de color nuevamente los templos de la nueva fe.

Tímidamente, incluso, los pintores empiezan a recuperar el verdadero propósito del arte de la pintura, que no es otro sino la representación fidedigna del desnudo humano. Para evitar que la jerarquía eclesiástica sospeche, se aprovechan como tema asuntos bíblicos inocentes como Sodoma y Gomorra justo antes de su destrucción Adán y Eva en el Paraíso, Susana y los Ancianos, Judith y Holofernes...

Aunque en los primeros siglos de la Baja Edad Media los autores son poco conocidos y Anónimo de nuevo sobresale entre todos ellos, a partir de 1200 empiezan a destacar en Europa nombres de artistas como Duccio, Cimabue y ya en el siglo XVI XIIII XIIVI 14 la figura de Giotto destaca en el top-ten de los artistas internacionalmente conocidos.


  1. Las siglas de la época aún dejaban mucho que desear
  2. La Debacle Pastafari ha borrado todo rastro del pastafarismo, incluidas leyes y edictos
Herramientas personales
Otros idiomas