Político

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Ladrón?
¡Ups! ¿No estarás buscando el artículo Idiota?
Bush im with stupid
Cita3¡Locos! ¡Los políticos estamos locos! ¡Locoooooooss AAAAGGGHGH!Cita4
— Un político loco.
Cita3Cuando los políticos robaban, yo todavía tenía dos brazosCita4
Miguel de Cervantes contando historias de su vida
Cita3Mira, esa nube tiene forma de perroCita4
Político trabajando duramente
Cita3¡Qué injusticia!, si los pobres no tienen ni para comer...¡a quien le sacaremos el dinero!Cita4
Político preocupado por la economía
Cita3A los pobres no les afecta el aumento a los precios de la gasolina, al fin que ni carro tienenCita4
Político mexinaco preocupado por la economía del país
Cita3¡Aquí en Tijuana hace taaaanto calor que ya me estoy derritiendo!Cita4
Político al pisar mierda de perro

Político (Del griego ανοητος) es una persona que vive del cuento y protesta por todo sin conseguir nada. Estos personajes, como seres superiores que son, se encargan de todas las cosas que los ciudadanos normales no podríamos asimilar ni en un millón de años (Ellos ni siquiera se preocupan en asimilarlo).

Estos políticos están jerarquizados como las abejas, con la única diferencia de que todos son zánganos. Por suerte, la "reina" sigue recogiendo el trabajo de las obreras.

  • En la cúspide de la pirámide está el presidente, alcalde o primer ministro. Este tiene grandes privilegios como 14 pagas extras anuales más la paga extra-extra de Navidad.
  • El encargado de la limpieza: esencial en los asuntos de estado, tiene derecho de veto.
  • Por debajo de este están los ministros, cada uno de un tema: limpieza del retrete, cultura (el puesto suele estar vacío), trucos para Pac-man entre otros de menor importancia como el de sanidad.

Para ser político hay que tener alguna deficiencia mental y no tener vergüenza, para así no quedarse paralizado ante los medios de comunicación. Ante todo tienen que ganarse al pueblo, para ello cantan, cuentan chistes o acuden borrachos a los mitines. La gente se dará cuenta que buscar un político que cumpla sus promesas es una causa perdida, que lo verdaderamente importante es un líder cercano a quien no le preocupen las deudas externas multimillonarias o las guerras contra los delfines.

[editar] Historia

Libro grande
Un elefante junto a la versión de bolsillo del Manual del político

Toda esta historia empieza allá por Grecia, en donde las personas cuando se levantaban se ataban la sábana al hombro. En su capital, Atenas se decidía todo por piedra-papel-tijera, sin embargo, como el papel y las tijeras no se habían inventado se podían llevar días decidiendo sin hacer nada más. Por suerte, a los pocos días morían por desnutrición. Un día, el célebre filósofo Cadrón de Stamos escribió lo que sería el manual del político, escrito en largos pergaminos. Este folleto de 2500 kilos se encontraba en la biblioteca de Alejandría, centro de reunión de pirómanos y analfabetos. La obra se difundió rápidamente en las guerras por su uso en las catapultas, matando a mucha gente y convirtiéndose por esto en un libro sagrado. En Egipto, este libro se utilizaba para la construcción de pirámides pero pronto se dieron cuenta que era mejor utilizar pedruscos de mármol que pesaban menos.

Como por aquellos gloriosos tiempos no existía la innombrable, los romanos pudieron plagiar de los griegos hasta los dioses (Actualmente eso no se puede hacer con Dios® y Alá®). También copiaron el Manual del político, que sirvió a los emperadores para gobernar y a Nerón para quemar Roma y cobrar el seguro. Con el viaje de los romanos a Marte, se perdió el manual que servía para aplastar ratas. Aquí comienza la Edad Media, donde la gente tenía que comer ratas sin reventar. En el renacimiento, se inventó el telescopio y la imprenta. Galileo observó la corteza de Marte con su telescopio de goma cuando vio un libro. Era el manual del político que copió a mano. Más tarde, gracias a la imprenta se publicó el manual que serviría para formar la monarquía absoluta que tantos buenos ratos daría a la gente.

Cuando los reyes se cansaron de gobernar le dejaron el trabajo a los políticos que hasta nuestros días han seguido el mismo camino de éxitos que sus antecesores

[editar] Tipos de políticos

  • Corruptos: Son los encargados de repartir el dinero de manera igualitaria, es decir, el 10% para ti y el 90% para mí. Según ellos, es para que los demás no se vuelvan egoístas con el dinero. La gente, ignorante en el tema político, los critica aunque todos saben que si ellos fueran políticos también se llevarían dinero sin decir nada. Grandes ejemplos son Silvio Berlusconi y Luis Alberto Lacalle.
  • Mafiosos: Lideran partidos políticos con el objetivo de llegar al poder para generar riqueza a su familia y a sus allegados. Sería tedioso listar ejemplos de este tipo de políticos.
  • De relleno: Como el de los pavos. Son los que están en un partido y no hacen nada de propia iniciativa, es decir, los que son políticos para salir en la tele y saludar a su mamá. La gente los confunde con los políticos comunes ya que tienen la agenda tan apretada como ellos. Algunas veces no comparten ni la ideología del partido, como Stalin cuando se unió al partido nazi.
  • De trinchera: Son aquellos políticos que defienden a ultranza a su líder, aún cuando esté más que demostrado que es un corrupto inservible. Hasta las flatulencias de los dirigentes de sus partido son alabadas como si fueran grandes obras.
  • El de la oposición: Ejemplo de iniciativa, solo sabe llevar la contraria. Veamos una muestra de ello:
- Usted es la mejor persona que ha conocido este país
- ¡Deje de decir calumnias!
- Entonces es usted un ser despreciable
- ¡Cállate, cállate que me desespeeeeeeeras!
- ¡Cállate Chachalaca!!
- ¡¿Por qué no te callas?! (Esto, dicho a otro político de fuera de su país, es señal de una hijaputéz extrema)
  • Indescriptibles: como Jorge Batlle, Hugo Chávez, Álvaro Uribe, Rafael Correa, Nicolas Sarkozy, Fidel Castro, Ronald Reagan, Tony Blair, George Bush o George W. Bush y cientos de ejemplos más. Desconocen la cordura, pero no les avergüenza que lo sepa todo el mundo. Ya sea cantando, dando discursos interminables [1] o recitando poesía con un alto contenido filosófico, diciendo tonterías, confundiendo nombres de países y gobernantes, criticando a políticos de países vecino, etc. este tipo de políticos demuestran, una vez más, que no hace falta tener actividad cerebral para ocupar un cargo importante.
  • Honestos: Dice al ser que es honesto, responsable, y correcto. Comunmente conocido como "Politicus Phantasmus", se calcula que estan practicamente extintos desde la epoca de los dinosaurios. Actualmente solo existen en los cuentos de hadas, en las fantasias humedas y en la ciencia ficcion. El Republic Geografic lanzo en 1980 una convocatoria para capturar este extraño especimen de la criptozoología, sin resultados fructiferos.
  • Apolíticos: Son aquellos políticos a los que les es indiferente el partido al que pertenecen pudiendo encajar perfectamente bajo cualquier sigla incluidas las S.L. y las S.A. Se les puede reconocer por practicar el transfugismo, es decir, un deporte que consiste en abandonar a la pareja para fugarse con un transexual. En la actualidad son más que mayoría en cualquier partido político pero ellos aún no lo saben ya que todavía estan discutiendo si una mayoría normal son uno o dos de cada diez y una mayoría absoluta tres o cuatro de cada diez.

[editar] Características y otras cosas que los distinguen

Confeti
Los políticos tienen muchos papeles de colores

Los políticos son esas personas que hablan mucho sin decir nada, sin ser mudos ni haberse comido un erizo en llamas. Aunque si tienen algo especial es lo que tienen por debajo de su cintura, su bien más preciado. Algo grande y deseado por todos, lo que les pone por encima de los demás, su gran bolsillo. En él guardan de todo: coches, mujeres, mansiones, yates...que consiguen a partir del intercambio de papeles de colores.

Puede que muchos odien a los políticos, pero al fin y al cabo son personas y aunque no destaquen ni por su inteligencia, bondad, ni fuerza física se sacrifican por nosotros. Ellos tienen que ir, aunque no quieran, a reuniones donde tiene que disfrutar comiendo animales exóticos como el hipopofante o la jiraballo. Además, si no existieran, los periodicos solo traerían noticias sobre muertes y hombres que se casan con sus perros.

Entre las características políticas están los gestos, todos y digo TÓDÓS, con mayúsculas y tildes en la oes, tienen un gesto característico. La primera vez que ves a un señor de estos, puedes ver normal que muevan las manos para resaltar lo que dicen pero cuando llevas un tiempo te das cuenta de que siempre hacen los mismos movimientos con la mano. Incluso se puede hacer una clasificación según como la mueven. Unos mueven las dos manos al unísono, otros alternan las manos, posiblemente cuando se les cansa la mano de tanto ejercitarla.

NestorKirchner
Dios dotó a este ser con vista panorámica

Finalmente decir, que Dios ha dotado a estos seres de poderes extraordinarios que nosotros, ignorantes, despreciamos. Los políticos están en un nivel superior en la escala evolutiva, por encima nuestra y en el mismo que la cucaracha malaya.

Están tan evolucionados que ya han desechado el uso de la razón.

[editar] ¿Sabias que...

  • ...los payasos no son políticos?
  • ...pero los políticos si son payasos?
  • ...escuchar a un político provoca daño cerebral?
  • ...y quién le cree a un político, es la demostración de ese daño?
  • ...la dieta de un político se basa en heces de buitre?
  • ...cuando votas a un político te engañas a ti mismo?
  • ...cuando te engañas a ti mismo crees que un político lo solucionará?
  • ...los políticos tienen el cerebro dotado de una glándula para inventar mentiras?
  • ...las cucarachas son parientes de los políticos?
  • ...las ratas son hermanos de los políticos?

[editar] Referencias

  1. (Se cree que estos discursos empiezan por "Recordáis que recordé que recordábamos..." o que tienen estructura cíclica, es decir, cuando termina vuelve a empezar y así hasta el fin de los tiempos)
Herramientas personales