Principio de incertidumbre

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Dios1.png Dios quiere que este artículo sea ampliado
Falta información sobre:
Todo el artículo en general, sobre todo sobre sus aplicaciones
ATENCIÓN
Desconocemos si el contenido de este artículo es verdadero. Pero ante la duda no va mal usar el Principio de incertidumbre para que no nos echéis la culpa.
Cita3.pngYo sólo se que... espera, lo olvidé.Cita4.png
— No sabemos quién dijo esto

[editar] El Principio de Incertidumbre de Sócrates

El principio de incertidumbre de Sócrates dice que, en principio, no se puede saber si algo es cierto o no. Este principio fue fundamental para formular la filosofía y demás ingeniosas maneras de ganar dinero sin trabajar.

Fue expuesto por primera vez en la Grecia antigua, por un crítico llamado Sócrates, quien fue condenado a muerte años más temprano, a sus -71 años,[1]

Una síntesis completa acerca de este principio se expone a continuación:

Cita3.pngYo sólo sé que no se nada. De hecho, nadie sabe nada, y lo peor es que no lo saben. Yo soy quien debe decírselo, ya que yo lo sé... pero se supone no sé nada, lo que me lleva a deducir que yo no soy nadie.Cita4.png
Sócrates , escribiendo en un libro ajeno.

Sócrates cayó en depresión después de esto; afortunadamente esta depresión no duró mucho pues lo ejecutaron poco tiempo después.

[editar] El Principio de Incertidumbre de Heisenberg

Werner Heisenberg fue un supercuántico, miembro de los "Cuatro Cuantásticos" a quien le gustaba jugar a las canicas. Un día, al arrojar una canica con mucha fuerza, no logró determinar a dónde caería, por lo que la extravió. Como era su canica favorita se empeñó mucho en encontrarla, pero entre más la buscaba, menos idea tenía de dónde podía estar. Este importante suceso marcó su vida de tal forma que decidió idear un principio que le ayudara a averiguar de una vez por todas qué había pasado con aquella canica. Fue entonces que le cayó la canica idea a la cabeza y postuló el siguiente principio:

Cita3.pngDado un objeto extraviado, la intensidad de búsqueda es inversamente proporcional a la probabilidad de encontrarlo. Análogamente, el objeto no puede ser encontrado si todavía sigue en movimiento. Cita4.png

En términos coloquiales, "Las piedras rodando se encuentran.". Este principio fue vital para formular la Mecánica cuántica. Y ya.


[editar] Desarrollo matemático

Este artículo ha sido traído desde ultratumba,
lugar del eterno descanso de Frikipedia:
Principio_de_incertidumbre
Logo frikipedia.jpg

Aviso para incautos: personas que no hayan superado la E.G.B./E.S.O./Bachillerato/C.O.U. o que hayan aprovado la teórica del carné de conducir por aburrimiento ya de la DGT, abstenerse de continuar leyendo. Los autores no se hacen responsables de las posibles apoplegias cerebrales causadas por el sobresfuerzo mesoneuronal sináptico intrínseco a la asimilación de las abstracciones matemáticas a continuación expuestas.

Y he aquí el hijo de la criatura. Dado un ser inteligente cualquiera capaz de resolver un examen en el mundo real (el otro Mundo Mejor queda por tanto excluido), la gran H de P de Princicpio puede calcularse como:

H = \sum_{A}^{Z}\frac{\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int\int_{-1}^{1}\frac{\sum dz_0}{z_0^{neng}-peta_z^{p2}}}{\sum_{i}^{N}\sum_{j}^{M}\sum_{k}^{O}\sum_{l}^{P}{x_i^k-y_j^l}}\frac{1}{\int_0^{N+M+O+P}exp(x_0-\frac{1}{ZP_1}+\frac{PP}{0}+PSOE^{LOGSE})dx_0}\frac{a}{tomar}\frac{por}{cubo}\frac{apaga}{\frac{y}{vamonos}}

Sacando factor común y tomando el logarítmo neperiano de H puede obtenerse además una estimación de la nota no ponderada del individuo considerado, pH, definida entre 0-9.9 periódico (la escala no llega a 10, porque uno de los colorarios del Principio de incertidumbre de Heisenberg establece que dicha calificación contradice las leyes de conservación de la naturaleza, quedando, por tanto, únicamente reservada a Chuck Norris). Puede demostrarse (tras lo cual el señor Principio la palmó, de apoplegia, cuesta de creer pero sí, carecía de los requisitos expuestos en el Aviso para incautos) que:

pH = (\frac{t_{empollada}}{\sum_i{t_{i}}}+1)X

donde t_{empollada} es el tiempo invertido estudiando (en lústros); t_{i} el tiempo invertido jugando a la Play Station durante el período de estudio (en picosegundos), el subíndice i corre para los diferentes modelos existentes de la videoconsola: PSP, PS2 y PS3; y X es un parámetro complejo adimensional que engloba tanto el grado de copiado como de chuletería empleado durante el examen. La obtención de X se logra mediante simulación de Monte Carlo, no pudiendo superar en ningún caso el valor máximo de 10. Nótese que, dadas las unidades que deben considerarse para t_{empollada} y t_{i}, el cuociente entre estas dos magnitudes tiende a 0. Así mismo, t_{i} nunca puede tomar el valor 0, puesto que al dividir por 0 pH tiende a infinito, lo que no puede ser, ya que según hemos quedado el valor máximo de pH no puede superar jamás el valor 10. Por motivos históricos, se acostumbra a emplear el término ácido para valores bajos de pH, y el término básico para valores altos, reservándose el término neutro para pH=5

Al Principio de incertidumbre de Heisenberg le sigue el Principo del Cabreo, en caso de que el pH no iguale o supere el valor de 5 o el Principio Vacacional en caso contrario, activándose además automáticamente un mecanismo psicológico de defensa conocido como reseteado de la memoria.

[editar] Notas

  1. Debido a que a.C. (antes de Chuck Norris) la Tierra giraba en sentido contrario, la gente contaba los años hacia atrás. Al llegar el año cero ocurrió un error en las computadoras de la época, causando pérdidas masivas de conocimiento y resultando en una era de oscurantismo. Chuck decidió darle una patada giratoria al mundo para que girara correctamente, gracias a lo cual los años comenzaron a contarse hacia adelante como hoy en día.
Herramientas personales