Pruebo hasta que funcione

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cudeiro.jpg

El Chino Cudeiro es todo un maestro usando la técnica: Hasta que no eche la puerta abajo o le estalle el cráneo en pedacitos, no para. Una lástima que no pruebe con el pomo...

Cita3.pngEchando a perder se aprendeCita4.png
— Proverbio mexicano.
Cita3.pngEs verdad Sancho, no eran gigantes, no... aaay...Cita4.png
Don Quijote después de comprobar por la técnica del Pruebo hasta que funcione™ que los molinos no eran gigantes
Cita3.pngYa comprobamos que Irak se quedó sin petróleo no tiene armas de destrucción masiva, ahora intentemos con Irán y Paquistán...Cita4.png
George Bush aplicando la susodicha técnica en los países del Medio Oriente
Cita3.pngPicaré todos los botones hasta que algo paseCita4.png
Homero Simpson aplicando la tecnica en el uso cotidiano.

El Pruebo hasta que funcione (También llamado Ensayo y error en los paises subdesarrollados) es una técnica puramente costumbrista o tendencia arraigada de carácter pseudointelectual, propia de dios el ser humano, en su afán de obtener el conocimiento sobre el funcionamiento de alguna cosa que, curiosamente, sólo es desconocido para él y no para el manual de instrucciones de tal cosa.

Se trata, posiblemente, del primer método que hizo impulsar al hombre hacia el conocimiento, cuando este aun no poseía ninguno de valor (Matemáticas, Física, Sepsología, Pornografía, Mecánica, Filosofía... bueno, esta última no...) que le permitiera investigar y comprender el funcionamiento sobre algún fenómeno o recurso natural con lápiz y papel.

[editar] Funcionamiento de la técnica

AntivirusCasero.jpg

Este tío no va a poder volver al paso 1 en su afán por desinfectar de virus su ordeñador.

Los expertos señalan que esta técnica tiene más complejidad que hacer la O con un canuto aunque menos que el mecanismo de un chupete. Hasta 1903, fecha en la cual Albert Einstein logró abrir la puerta de su casa a las 5 de la mañana después una noche de borrachera, usando una mano para tantear la cerradura y la otra para meterla, tras tres horas de intentos en vano; no se estableció científicamente la metodología necesaria para llevar a cabo el uso del método. Estos son los pasos:

  1. Piensa una posibilidad con la que podrías llevar a cabo tu objetivo con el cacharro en cuestión. No es necesario que lo pienses mucho, te sirven desde los clásicos golpecitos con la mano hasta usar una ramita de árbol para tantear la situación, pasando por tocar botones (Si los tiene el cacharro, no valen los de la camisa) a lo bobo.
  2. Haz la prueba con lo que has medio-pensado.
  3. Si no has muerto electrocutado, por rotura total o parcial de alguna parte o el total de tu cuerpo, por inanición, por quemadura de primer orden, te has cargado el cacharro o simplemente tu cónyuge te está regañando para que dejes de hacer el bruto y hagas algo productivo, vuelve al paso 1. Da igual si no se te ocurren otras formas, a veces probar varias veces lo mismo puede funcionar o no....
  4. Felicítate si lo has conseguido: te has tirado 3 horas haciendo el imbécil cuando podrías haberte leído las instrucciones y haberte ahorrado algún que otro calambre o hematoma en los dedos,por no hablar de que vas a pasar hambre si has enfadado a la parienta...

[editar] Influjo histórico

Dinosaurio.jpg

Según los historiadores, este es el origen del montacargas actual, que se consiguió finalmente tras el paso de los siglos gracias a la técnica en cuestión.

Si no llega a ser por esta valiosa técnica, quizás no estaríamos aquí haciendo el canelo obras benéficas con la Inciclopedia, todo hay que decirlo. Sin embargo, fueron caros los precios que hubo que pagar por conseguir cosas tan sencillas a priori como limpiarse el trasero (Véase Papel higiénico)

[editar] Pre-método científico

Los primeros vestigios del uso se podrían remontar a el año de la pera, año incluido en el Palidolítico. Cuando el ser humano observó el fuego por primera vez, el ansia por quemarle el pelo a sus congéneres a fin de robarles el móvil y la cartera hizo que quisiera saber como se creaba. Así que comenzaron a probar diferentes métodos consiguiéndolo finalmente, no sin antes someterse a varios sacrificios al usar la técnica del Pruebo hasta que funcione. Desde intentar hacerse un mechero de piedra, hasta usar los testículos propios para chasquearlos (Hasta que se descubrió que sustituyéndolos por piedras se conseguía crear chispas y, en consecuencia, fuego).

Una vez que se consiguió, el ser humano vio que era una buena técnica para aprender cosas, sobre todo si hacías que el que probara tus ideas fuera otro.

[editar] Post-método científico

Un día, Galileo Galilei, harto de ser el pringao que hiciera los experimentos y pillara los calambrazos por arreglar enchufes, decidió hacer lo que hoy se conoce como Método científico y que más tarde Descartes plagiaría indagaría más con su metodología de trabajo.

Sin embargo, esta nueva liberación que se presentaba con el nuevo método no llegó a calar en la gente, que decidió seguir haciendo pruebas sin mucho sentido para hacer que algo funcionara.

[editar] La técnica en la Actualidad

InstalarWindows.jpg

Uno de los efectos no deseados al usar la susodicha técnica para instalar el Windows XP

Como ya hemos apuntado antes, pese a que ya existen otros métodos para descubrir cosas (como el científico), la gente sigue utilizándolo y creyendo ciegamente en él, pese a que puedan perder su honor y sus cojones.

Esto se manifiesta sobre todo en el ámbito de la informática, donde se hacen pruebas de todo tipo para conseguir lo que queremos. No es raro ver a programadores golpeando la pantalla porque su programa no funciona tras hacer miles de pruebas, en vez de utilizar el depurador. Tampoco es difícil ver a la gente que cree tener grandes conocimientos intentando llevarse interné fuera de casa de diversas formas, desde copiar el acceso directo del Internet Exploiter en un disquete hasta llevarse el modem a cuestas para conectarse cuando se vaya de camping a donde Cristo dio las 3 voces.

[editar] Para saber más

[editar] Para saber menos

  • Abre las chapas de los botellines de cerveza con la boca durante una mes. Después me pasas la factura del dentista.
  • Pruebe, hasta que lo consiga, moldear metal con la cabeza. A su elección está ponerlo al rojo vivo para facilitar la tarea (O al menos eso dicen...)
  • Intente lamerse el codo, no es tan difícil, aquel con el brazo ortopédico lo consiguió...
Herramientas personales