Psicosis de la barba

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Charlesmanson

El primer paciente diagnosticado con esta enfermedad.

La psicosis de la barba es una enfermedad mental que empieza como una irritación en la piel de la cara, producto de una mala afeitada, pero que luego deriva en síntomas como pérdida de contacto con la realidad, alucinaciones, esquizofrenia paranoide y tendencias homicidas. Se le conoce vulgarmente como foliculitis.

[editar] Manifestación clínica

[editar] Sarpullido

Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Sicosis

Una de las cosas más desagradables al rasurarse, junto con las cortadas y los trocitos de jabón que quedan entre las hojas de la navaja, son esos molestos granos que aparecen culpa por de la irritación. La mayoría de los hombres que las sufren tienden a ignorarlas por considerarlas un simple problema estético. Craso error: si bien es cierto que en el 20% de los casos el sarpullido es producto de un patógeno llamado Staphylococcus tocapelotis, el 80% restante es causado por la Rickettsia astleii, una bacteria descubierta por los científicos hace relativamente muy poco (1858). Por si es usted un lector distraído, esa es la bacteria que provoca la psicosis de la barba.

Sin embargo, la psicosis de la barba no se limita solamente a la barba. Si es de esos raritos que se rasuran el vello púbico porque sueña con ser como el repartidor de pizza de aquella porno que vio la semana pasada, déjenos decirle que se ha puesto a usted mismo y a su pequeño amigo en grave peligro. En el peor de los casos, éste podría cobrar vida propia e intentar asesinarlo. ¿En qué estaba usted pensando? (y no responda "en el culo de Sasha Grey". Era una pregunta retórica).

Si la erupción tiene forma de anillo, puede significar una de dos cosas:

  1. Ha sido víctima de una maldición de Samara Morgan. ¡Felicidades!, no tiene psicosis, pero estará muerto en 7 días.
  2. Es tiña producida por hongos, lo que quiere decir que usted es un cerdo asqueroso que no sabe siquiera usar una toalla; sin embargo, la tiña se cura con rituales vudú, acompañados de antifúngicos orales, anales o psicotrópicos, así que no hay que preocuparse.

[editar] Dejarse crecer la barba

¿Cuál es la solución obvia? Dejar de afeitarse, por supuesto. El problema es que los forúnculos seguirán allí. Ahogados por la barba, son inmediatamente reabsorbidos por el cuerpo. El pus se va hacia la sangre y eventualmente llega al cerebro, donde se acumula en el nódulo de Zyzzmjac. Como todos sabemos, este nódulo es el que envía las órdenes, estímulos y sensaciones al sistema nervioso central, pero lo más importante, es lo que impide que asesinemos realmente a alguien cada vez que nos regañan o perdemos una discusión en internet.

[editar] Alucinaciones y delirios paranoides

Luego de dejarse crecer la barba, usted empezará a sufrir mareos, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, aumento de la presión arterial y disminución de la temperatura corporal. No se preocupe, probablemente está embarazado (si ese es el caso, nuevamente lo felicitamos). Empiece a preocuparse realmente si ve al monstruo del Lago Ness regando su jardín (especialmente si usted no tiene jardín). Tiemble si no puede dormir en las noches por miedo a que su perro venga y le extirpe los ojos para vendérselos a los nazis. Considere el suicidio si ve a un político honesto en televisión. Definitivamente usted tiene psicosis de la barba.

[editar] Tendencias homicidas

A estas alturas lo único que puede hacer es, en primer lugar, dejar de postear "información importante" sobre los Illuminati en Youtube. Segundo, si aún tiene algo de cordura deberá deshacerse como pueda de cualquier objeto peligroso que encuentre en su casa (navajas, armas de fuego, puñales, fósforos, rollos de papel higiénico, etc.). Tampoco se le ocurra salir de su casa o recibirá un balazo más rápido que un negro en Los Ángeles; los humanos normales no aprecian mucho a los locos, salvo que sean escritores, científicos, piratas o futbolistas. Simplemente siéntese y espere con resignación a los micropitufos que vendrán a construir un metro dentro de su intestino.

[editar] Tratamiento

192px-Star of life2 Advertencia: Inciclopedia sí da consejos médicos (no como Wikipedia), gracias al gentil auspicio del
Dr. Leandro Gao y su staff de enfermeras.

Seguramente se preguntará cómo prevenir esta enfermedad o evitar que los síntomas se agraven. Por desgracia, al igual que el SIDA y la estupidez, la psicosis de la barba no tiene cura conocida. No obstante, existen tratamientos experimentales que podrían aliviar algunos síntomas (aunque sólo presentan resultados [casi] satisfactorios en el 0,02% de los casos).

  • Afeitarse con fuego. Reduce la irritación y de paso cauteriza las pústulas.
  • Untarse miel y cubrirse con abejas. El veneno de las abejas contiene propiedades anti-inflamatorias.
  • Usar orina de vaca hindú en lugar del aftershave.
  • Con el tratamiento antibiótico adecuado, la irritación se puede extender desde la cara al cuello e incluso al epidídimo. No consulte doctores: automedíquese.
  • Decapitación láser. Produce un poco de dolor y es bastante costosa, pero soluciona el problema de raíz.

[editar] Algunos casos reales

  1. Saddam H., iraquí. Saddam santa claus Se dejó crecer la barba y comenzó a sufrir ataques de pánico y delirios de persecución (creía que Estados Unidos lo estaba buscando por poseer armas de destrucción masiva). Un día desapareció de su casa. Tras varios meses de búsqueda, fue encontrado por unos boy-scouts viviendo en un sucio agujero en el suelo y fue llevado a un centro de rehabilitación, donde finalmente se ahorcó.
  2. Mel G., austríaco. Mel-gibson-loco Antes un ciudadano modelo de la isla de Austria, decidió dejarse la barba y empezó a padecer el "síndrome de Zelig", o personalidad múltiple (se creía Hamlet, William Wallace, policía, actor e incluso cineasta). Con el tiempo se sumió en el alcoholismo, por lo que su condición se agravó. Se volvió católico fundamentalista y aseguró tener visiones místicas, en las que el mismísimo Jesucristo (con flequillo, bigote de brocha y acento alemán) le ordenaba liberar al mundo de los afro-marxistas sionistas.

[editar] Véase también

Herramientas personales