Punto G

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Plantisexo.jpg PELIGRO: Este artículo tiene un alto contenido sexual

Leerlo sin tomar precauciones aumenta el riesgo de contraer
enfermedades venéreas o volverse ciego. Vaya con cuidado

Mujer-gritando.jpg

Grito de mujer luego de que su marido atinara (¡por fin!) con el punto G

Punto-g.jpg

Visión religiosa acerca del origen de dicho punto

El punto G es una zona de la anatomía femenina de muy difícil acceso[1] y que garantiza, dicen, momentos de felicidad, alegría y gozo sepsual.

Se llama punto G por su descubridor: un sádico con problemas mentales que le gustaba hacerse el tonto para andar introduciendo los dedos a las mujeres. Su nombre era Forrest Gump. Y de su apellido se tomó la letra G para designar este controvertido punto. Es una violación de los derechos de autor del Clítoris.

Mucho se ha debatido en torno a la existencia verídica o mitológica del controvertido punto G; es decir:

  • Algunas autoridades científicas a nivel mundial sostienen que efectivamente existe un punto G situado en algún lugar del cuerpo femenino. Presuponen que con una adecuada exploración del cuerpo femenino se puede encontrar dicho punto y con ello tener acceso al placer ilimitado.
  • Pero otros en cambió sostienen que no existe tal punto G y que todo es por mera persuasión, mito o leyenda urbana. A lo sumo, dicen los que sostienen esta teoría, todo está en la cabeza de las mujeres[2] así pues de nada vale andar hurgando por los rinconcillos más íntimos de la mujer ya que al fin y al cabo no se va a encontrar nada de lo que se busca.

En este breve artículo se expondrá en forma general las particularidades más llamativas de ambas teorías, tratando de mantener, hasta donde sea posible, la objetividad y la seriedad científicas que caracterizan a nuestra inciclopedia.

[editar] ¿Cómo localizarlo? Método exploratorio (Teoría número 1)

Ballet.jpg

Algunas parejas se examinan a profundidad a fin de hallar el famoso punto G

Los partidarios de la existencia del punto G sostienen que no es tan difícil encontrar dicho punto, sí bien es cierto, reconocen ellos, que cada mujer lo tiene localizado en lugares distintos.

La técnica pues consiste en exploración, es decir ir tocando diversas zonas a fin de localizar con precisión donde está localizado el punto G de la mujer que está siendo explorada.

Se puede iniciar con la cabeza, es decir, las manos del hombre tocan la cabeza de la mujer; si tocándole la cabeza a la mujer ésta llega a un orgasmo frenético (con gritos y contorsiones como en el exorcista) entonces ese es el punto G de la mujer.

Pero sí la mujer continua como una estatua insensible lo mejor es pasar a otra parte del cuerpo; se puede probar con los lóbulos de las orejas y si no se produce nada pues se sigue buscando.

Tip número 1:

Ahora bien, los expertos recomiendan no tratar de buscar el punto G en los ojos de la mujer, pues es cierto que los ojos son muy sensibles al tacto, pero la sensación que produce pinchar o toquetear un ojo no es precisamente la sensación orgásmica que se busca al querer encontrar el punto G

Si ya usted ha explorado toda la anatomía femenina y no ha localizado el dichoso punto puede ser por dos razones:

  1. Seguramente se saltó algún punto y, por la ley de Murphy, ese punto que se saltó era el ansiado punto G
  2. Seguramente sí lo encontró pero la mujer, con tal de hacerlo quedar mal a usted, fingió no sentir nada.
  3. O Quizás no sea mujer, así que se le recomienda aguantarse las ganas de vomitar y botarl@ (a él o ella, como sea) a la basura y buscarse una mujer de verdad, ¡¡COCHINO!!

[editar] Método sencillo

Existe, sin embargo, una forma muy sencilla de localizar el Punto G.

Dicho método consiste simplemente en la observación cuidadosa y atenta. Sí usted realiza esta observación con mucho cuidado, mirando cada detalle, no dejando de lado absolutamente nada se dará cuenta que el Punto G se localiza con mucha facilidad.

Pues el punto G se encuentra ubicado entre la letra F y H, justo debajo de las letras T y por encima de la letra B; pero si no ha logrado localizarlo le aportamos el siguiente gráfico a fin de que pueda hallarlo con mayor facilidad:

Dibujog.jpg


Tip número 2:

Para mayor facilidad hemos encerrado en un círculo color rojo el punto G; todo con el fin de que usted pueda localizarlo sin errores.

[editar] ¿Qué sucede al presionar el Punto G?

Según los partidarios de la existencia del Punto G lo que sucede al presionar dicha zona es que la mujer va a tener una sensación de orgasmo.

Es decir, va a sentir una especie de choque eléctrico que va ha nacer dentro de lo más profundo de su ser femenino y va ir subiendo por todo su cuerpo, en una especie de frenesí voluptuoso de sensaciones electrizantes que la harán gritar, cantar, reír, silbar.

Su cuerpo se contorsionará sacudido por los embates del placer, su respiración se acelerará y el ritmo cardiaco aumentará estrepitosamente. Sus ojos se tornarán blancos y probablemente hable en una lengua desconocida para usted.

Tip número 3:

No se abuse presionando el Punto G, puesto que la mujer puede quedar en un orgasmo eterno del que nunca saldrá; y aunque a primera vista esto parezca una cosa muy buena a la larga es más bien malo porque de tanto gritar se puede quedar sin voz, puede fracturarse algún hueso importante o incluso puede morir a causa de un ataque al corazón.

[editar] El Punto G está en el cerebro (Teoría número 2)

Pantallazo azul en Mac.jpg

Orgasmo electrónico producto de presionar en múltiples ocasiones el Punto G de la máquina.

Sin embargo no todos creen que exista un Punto G localizable en alguna zona del cuerpo femenino; sino que éste se encuentra en el cerebro de la mujer[3]; así pues de nada vale andar toqueteando ciertas partes de las mujeres[4] porque nunca se va a hallar el famoso Punto G.

Lo que sucede, según estás personas, es que las mujeres se pueden autohipnotizar para sentir placer.

El método recomendable en estos casos no sería pues la exploración sino la autoconvicción: es decir, tres días antes la mujer empieza a recitar:

Voy a tener un orgasmo
mmmmmmmmmmmm
Un orgasmo voy a tener
mmmmmmmmmmmm
A tener un orgasmo voy
mmmmmmmmmmmm

Para realizar esta autoconvicción es necesario que la mujer se encuentre relajada, en una habitación bellamente decorada según los dictados del feng shui a fin de evitar malas vibraciones.

En la habitación se debe quemar velas e incienso aromático, además de fondo deben escucharse suaves melodías o arrullantes sonidos de la naturaleza. Nada puede perturbar la paz, calma, suavidad y concentración de la mujer.

Estos ejercicios los debe realizar siempre que quiere alcanzar el orgasmo.

Tip número 4:

El hombre también puede colaborar sí tres días antes empieza a recitar:

Voy a generar un orgasmo
mmmmmmmmmmmm
Un orgasmo voy a generar
mmmmmmmmmmmm
A generar un orgasmo voy
mmmmmmmmmmmm

[editar] ¿Qué sucede cuando la mujer se autoconvence?

Después de que la mujer se ha autoconvencido ya es más fácil que ella alcance el orgasmo, sin importar mucho si el hombre apenas está dotado, o sí el hombre acaba más rápido que un haz de luz.

En fin que, cuando la mujer se ha convencido que el famoso Punto G es cerebral y que con la adecuada técnica de autoconvencimiento puede dominarlo se le abrirá una gama de posibilidades de placer tan amplias que ni ella misma se lo va a creer.

Las posibilidades de alcanzar el orgasmo se amplían tanto que el hombre más bien se ve en peligro pues pasa a segundo plano; incluso se puede prescindir de él puesto que todo es con base en el autoconvencimiento mental[5]


Tip número 5:

Sí su mujer desarrolla tan bien esta técnica que ya no necesita de su ayuda no se desespere existen medidas alternativas para aliviar sus necesidades

[editar] El Punto G en los hombres

Supermalegspotstimulation.jpg

La expresión de un hombre al estimular su punto G masculino (o al oler su dedo después de estimular su punto G masculino).

Las mujeres no son las únicas portadoras de este maravilloso punto, los hombres tambien tenemos nuestros momentos gloriosos. Por desgracia, el punto G en los hombres se encuentra en la Próstata, lugar solo accesible insertando un dedo, un vibrador, etc. en la zona anal, osea bien adentro del mismísimo ojete y después guiar el dedo cerca de los testículos o el pene[6]. Cuenta la leyenda, que el punto G anteriormente se encontraba en el glande del hombre, y que una mujer feminazi hizo un pacto con el diablo, para transladar el punto G al culo, y por fin poder dominar el mundo hombre.

[editar] Síntesis

Pues como queda dicho existen dos teorías que son opuestas entre sí:

  • Mientras una sostiene que el Punto G es un punto específico que lo necesario es hallarlo y ¡ya!
  • La otra postula que más que un punto físico es algo de autoconvencimiento

Ahora bien, rememorando al viejo Hegel lo que tenemos que buscar es la síntesis entre estas dos tesis. En este caso lo mejor sería entonces, que la mujer haga sus ejercicios de autoconvencimiento y mientras tanto el hombre haga sus ejercicios de exploración con sus traviesas manos.

Solo así quizás se atine a dar con el famoso punto de la discordia.

[editar] ¿Sabias que…

  • el ajedrez es multiorgásmico pues posee 8 puntos G?
  • los celulares también tienen un punto G, solamente que es más pequeño?
  • Lady GaGa también tiene dos puntos G?

[editar] Notas

  1. Sobre todo si no tienes una novia que te deje andar urgando en su cuerpo
  2. No por fuera sino por dentro, es decir en el cerebro
  3. Iba hacer un chiste machista... pero mejor me lo reservo.
  4. Lo cual es una verdadera lástima.
  5. ¡Por ello es mejor elevar una plegaria a Monesvol para que esta técnica no sea cierta!.
  6. Si logras masturbarte metiendo la mano adentro de la parte del cuerpo con la que esta rima y masturbando el pene por dentro, eres el rey... de los maricones.
Adult neon.gif
Artículo Porno Destacado
Herramientas personales