Que se quede sin hacer

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Atajo:
IN:QSQSH

No-photo.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. O si no, da igual: que se queden sin poner.
Yes check.png Esta página describe una política oficial de Inciclopedia. Ha sido elaborada por algún tirano y aprobada por mis cojones. Su cumplimiento es obligatorio para todos los lectores, pero los editores pueden pasársela por el forro. Ni se te ocurra tocarle una mísera tilde, a menos que sea para sustituirla por porno.


Que Se Quede Sin HacerTM es una filosofía de vida, inherente al profesional competente, que conoce bien sus obligaciones laborales. Sí, de esos profesionales que piensan que todos los demás trabajadores son una mierda excepto él. Esta filosofía es un perfeccionamiento del "Que lo haga otro".

[editar] Conozca sus obligaciones laborales

Un primer paso es conocer cuales son sus verdaderas obligaciones laborales. Ponga en práctica el "Cinco miran y uno trabaja". Cuando pase mucho tiempo en la cafetería, fumando o charlando de fútbol mientras con los Walkman escucha los últimos MP3 de los discos de Pink Floyd, hágalo sin ninguna sensación de culpabilidad. No piense que dedica mucho tiempo a la cafetería, el tabaco o la conversación. Esas son sus verdaderas obligaciones laborales. Lo que algunos chiflados llaman trabajo o estudiar no es en realidad trabajo ni estudio ni es algo propio de usted. Para eso se recurre a los pringados o a los becarios (que es más o menos lo mismo). No tenga ningún reparo en reprenderle a un becario por no saber hacer algo que usted tampoco sabe hacer. Al fin y al cabo, el becario tiene obligación de hacerlo y usted no. Y, además, para algo es usted el jefe.

[editar] Trabajo en equipo

Usted debe apreciar eso del "trabajo en equipo". Recuerde. Todo lo que usted haga con sus compañeros de trabajo es trabajo en equipo. Concretamente, el trabajo en equipo que usted debe hacer continuamente incluye:

-Relacionarse con sus compañeros de trabajo, a través de conversaciones de alto contenido científico tales como hablar de fútbol, música, mujeres, excursiones o cualquier otro tema (exceptuando esas materias tan áridas propias de empollones asquerosos tales como Mecánica cuántica o Ecuaciones Diferenciales).

-Tomarse un montón de cafés con sus compañeros de trabajo, mientras tiene conversaciones como las dichas anteriormente.

-Tomarse treinta o cuarenta copas de coñac en el bar de la esquina, por supuesto, en compañía de compañeros de trabajo tan vagos como usted tan responsables como usted. O también, reservar una habitación en su trabajo a tal menester.

-Fumar continuamente (hasta conseguir un bonito y lucido cáncer de pulmón), igualmente en compañía de compañeros de trabajo, independientemente de si fuman o no. Por cierto que sus compañeros pueden detectar su presencia a cinco metros de distancia por la peste a tabaco que su aliento echa continuamente.

Es cierto que algunos aguafiestas (especialmente la dirección de la empresa) suele llamar a lo anterior "perder el tiempo en cosas ajenas al trabajo". Pero usted no debe hacer caso de tales bobadas. Todo eso que usted hace es el verdadero trabajo en equipo.

Pongamos un ejemplo: ¿quién estaría más capacitado para trabajar en equipo en un laboratorio de investigación en física: el introvertido, neurótico y estrafalario Albert Einstein o la alegre, extrovertida maciza y guapa Angelina Jolie? La respuesta es obvia: Angelina Jolie. (Si usted ha pensado en la otra respuesta, eso significa que usted es de esos asquerosos empollones introvertidos que se pasan la vida encerrados en la biblioteca con los libros y encima sacan buenas notas. ¡Qué asco!).

Para esas "tareas" que algunos llaman trabajo... ¡use a los pringados!

[editar] Busque a los pringados

Seguro que tiene usted a su disposición una buena serie de pringados que se encargan de hacer las taraes. El verdadero trabajo (cafetería, tabaco, conversación, etc.) lo hace usted. Y también lo podrá hacer el pringado cuando termine de hacer esas... eh... digamos, tareas.

Para que todo marche bien, debe tener al menos a su disposición unos cuatro pringados. No les dé instrucciones claras ni les enseñe qué tienen que hacer. En realidad, usted hace tanto tiempo que no lo hace que ni siquiera recuerda como era. Deje que los pringados se enseñen unos a otros.

Una vez localizados los pringados, ponga en práctica eso de "Que Lo Haga Otro".

[editar] Déjelo sin hacer

Sin embargo, a veces fallan los pringados. Por una serie de azares del destino, entre que a uno lo despidió usted mismo (¡ay¡ ¡qué poca visión de futuro!), otra está de baja maternal por haberse quedado embarazada (aunque es posible que solamente se haya puesto almohadones bajo el vestido), el de más allá se suicida (sin respetar los turnos) y el último está de vacaciones, ¡por una temporada se ha quedado sin pringados!

No se le ocurra pensar en la ridícula y estrafalaria idea de que esa tarea podría y debería hacerla usted. Usted ya tiene suficiente con el verdadero trabajo (cafetería, fumar, conversaciones de fútbol, música, etc.). En cuanto a esas tareas que son tan necesarias cuando las hacen los pringados... ¡déjelas sin hacer!

¿Afeitarse por las mañanas? ¡Qué se quede sin hacer! ¿Qué tales máquinas necesitan una revisión semanal? ¡Déjela sin hacer! ¿Mirar y apuntar los controles de presión y temperatura? ¡Déjelos sin hacer! ¿El control de calidad? ¡Déjelo sin hacer! ¿Sustituir las válvulas? ¡Déjelo sin hacer! ¿Vigilar el nivel de radiactividad en Chernóbil? ¡Qué se quede sin hacer!

Además, como usted sabe valorar el trabajo en equipo, le tiene aversión a aquellos trabajos que son de carácter individual y prefiere dejarlos sin hacer. Usted es tan extrovertido que le entra el síndrome de abstinencia cuando pasa mucho tiempo sin charlar con los compañeros de trabajo. También le entran otros síndromes de abstinencia si pasa mucho tiempo sin fumar o sin tomarse un café o sin humillar a sus becarios.

Véase la serie completa de los Simpson en la televisión de la cafetería de la esquina (sí, en esa en la que pasa más tiempo que en su, digamos, trabajo) y verá como se trabaja en la central nuclear de Springfield. Más o menos como en las centrales nucleares de Tuvalu Ulterior.

En el supuesto de que alguien pregunte por qué se ha quedado sin hacer, usted deberá responderle (con toda la caradura de la que sea capaz): "Usted no me va a decir a mí como tengo que organizar mi sección".

[editar] Ventajas de dejarlo sin hacer

Entre otras ventajas de dejarlo sin hacer están:

-Cuánto más tiempo se deja sin hacer sin que pase nada, más se convencerá de lo poco necesario que es. Eso de "Nunca pasa nada hasta que pasa" es algo propio de agoreros y pesimistas. Si ocurre una catástrofe, es porque el Horóscopo ya lo había anunciado y no por falta de precauciones. Precauciones que, por otra parte, sí son absolutamente necesarias cuando hay algún pringado que la haga.

-Además, como lleva un porrón de años sin hacerlo (ya lo hacían los pringados) ni siquiera recuerda como se hace.

-Que una persona sensata y ponderada como usted lo haga sentaría un precedente inadmisible.

-Cuánto más tiempo se deja sin hacer, menos recordará como se hace y más motivos tendrá para volver a dejarlo sin hacer cuando fallen los pringados.

[editar] Enlaces relacionados. ¡Qué se queden sin leer!

Wikilogo bomba.gif Aunque usted no lo crea,
La Ladrona AÚN NO nos ha
plagiado un artículo sobre:
Que se quede sin hacer


vde FILOSOFÍA / LÓGICA

Corrientes filosóficas

A nadie le importaArgumento de autoridadBuenrollismoCangrejismoCerebro en una cubetaComidismoEl AfortunismoExcepticismoHomodesparchismoFuerza Universal AplicadaGafapastismoHola mamá, estoy en el internetNepalismoNi Puta IdeaNudismoPanquesismoPasotismoPensamiento cítricoQue Chingue a su Madre el AméricaPor mis cojonesQue Lo Haga OtroValemadrismoVestidismo

El pensador de Rodin.jpg

Las verdaderas ahora sí

Agnosticismo, Antifeminismo, Anarquía, Capitalismo, Comunismo, Epicureísmo, Existencialismo, Feminismo, Hermenéutica, Pacifismo, Posmodernismo, Sociolismo
Filósofos: Anaximandro, Aristóteles, Arthur Schopenhauer, Buda, Confucio, Diógenes de Sinope, Eduardo Punset, Émile Michel Cioran, Empédocles, Émile Durkheim, Francis Bacon, Friedrich Engels, Friedrich Nietzsche, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, George W. Bush, Hijos de Buda, Hipócrates, Jean Baudrillard, Jean-Paul Sartre, Jenofonte, Juan Duns Scoto, Immanuel Kant, Karl Marx, Martin Heidegger, Michel Foucault, Friedrich Nietzsche, Paris Hilton, Pitágoras, Pitbull, Platón, , René Descartes, Roland Barthes, San Agustín, Santo Tomás, Sócrates, Tales de Mileto, Thomas Hobbes, Voltaire.


Aristoteles, Kant y Shopenhauer.jpg
Artículo de Filosofía Destacado
Herramientas personales