Raúl Alfonsín

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaArgentina1.jpg Che locura, este artículo tiene humor re-argento. Si no entendés un carajo, no hinches las bolas y tomatelá.
Presidente vector.png
Raúl Alfonsín
BanderaArgentina.png
Alfonsin pokémon.jpg
Para las nuevas generaciones
Escudo Buenos Aires.png
PADRE DE LA DEMOCRACIA y Presidente
Mandato 1983-1989
Residencia La Casa Rosada
Hechos Llegar con todo el poder e irse sin nada
Anterior Siguiente
Reynaldo Bignone
Carlos Menem
Personal
Nacimiento Defunción Grecia
Buenos Aires
Afiliación Unión Cínica Radical
Estado actual De descomposición
Sobrenombres EL PADRE DE LA DEMOCRACIA ARGENTINA, CHE
Relaciones Fernando de la Rúa y Carlos Menem
Enemigos Fernando de la Rúa y Carlos Menem

Raúl Alfonso Alfonsín conocido como el Gran Boludo por el Partido Justicialista y como el Padre de la Democracia por los antiguos griegos y por los Cívicos Radicales que tienen montones de nostalgia por su forma de gobernar y por su forma de arruinarlo todo para que M**** pudiera llegar sin problemas al poder. Luego de su presidencia continuó haciendo política ayudando a Carlos Saúl a poder reelegirse y luego ayudando a Fernando de la Rúa a gobernar, en 2009 decidió mejor morir antes de seguir quedando en vergüenza.

[editar] Biografía

Alfonsín.jpeg

Alfonsín para la prensa seria.

Fue creado en el siglo III antes de Jebús, en la Grecia clásica, hijo de la democracia y de Sócrates que estaba enamorado y había muerto por ella. Raúl Alfonsín, llamado Raulcrates Alfinsiphiles fue parte importante del periodo clásico hasta que llegaron los romanos, o los persas, o los reptilianos (los registros de esa época son muy difusos) y acabaron con la democracia. Raúlcrates entró en estado de hibernación en una cueva, hasta que en 1927 fue encontrado por un antropólogo que buscaba dulce de leche de hace mil años y llevado a Buenos Aires donde fue revivido tras probar un asado.

Rápidamente aprendió los dos idiomas predominantes, el español y el lunfardo y gracias a su apuesto perfil griego lo contrataron como abogado de la Unión Cívica Radical, como hablaba muy chistoso y muy socráticamente pronto fue elegido diputado provincial, diputado nacional y casi diputado europeo si los leropeos no fueran tan arrogantes de no aceptar a Argentina en su Unión. En 1954 la Revolución Libertadora resultó no ser tan libertadora y lo metieron a la cárcel también por su perfil griego, pero luego lo sacaron porque aburría a todos en la celda con sus discursos.

Con la Revolución argentina, los milicos golpistas cumplieron por fin su sueño de gobernar tan soleadas provincias unidas pero muchos envidiosos estaban inconformes, entre los que destacaban los marxistas, leninistas, comunistas, izquierdistas, peronistas y la demás gente mala pero también había gente buena como católicos. Ellos querían recuperar el país por las armas pero Alfonsín siempre estuvo en contra de esos implementos futuristas (la verdad es que un día había intentado disparar una pistola y se había baleado un pie, por eso tenía miedo) y decía que nunca nadie debía llegar al poder con las armas, sólo con la fuerza del discurso ya que en realidad no sabía hacer nada. Lo único es que escribió artículos bajo el nombre de Isela Creyó para que nadie lo volviera a guardar en la celda del onanista.

Los radicales perdieron la elección contra DJ Perón por lo que dejaron las armas a un lado (guardadas por si a caso). Alfonso Ínc. fundaría una compañía sin animales de lucro llamada Algo de los Derechos Humanos que competiría contra la Alianza Anticomunista de Argentinos Apestosos (Tetra A). En 1976 fundó y dirigió la revista PlayBoy Argentina, una de las escasas revistas políticas con fotos de señoritas sin ropa.

Durante la gloriosa nefasta época del Proceso de Reorganización Nacional, cuando todos estaban felices porque se recuperarían las Islas Malvinas y de paso el ejército argentino iría a invadir Londres, Alfonsín es el único más o menos cuerdo que notó que el Imperio Británico era algo así como una potencia y que llegaría con todo el arsenal nuclear, caballeros medievales y espadas encantadas y que Galtieri perdería lo poco que le quedaba de sobriedad, por eso siempre optó por no hacer la Guerra de las Malvinas y darlas por perdidas, y si los ingleses llegaban a la Patagonia también darla por perdida, y si llegaban a la provincia de Buenos Aires, también darla por perdida, lo importante era no ser violentos.

[editar] Presidencia de Reino Argento

Raúl-Alfonsín.-Primer-presidente-electo.jpg

Querido pueblo, hoy no puedo salir a jugar, tengo mucho trabajo.

Cita3.pngO estás con Alfonsín o estás con los golpistas.Cita4.png
Publicidad electoral de Raúl omitiendo a los peronistas para despistar.

Al volverse mandamás de la Unión Cívica Radical se colocó a él como único aspirante a la presidencia, cuando el otro Fernando de la Rúa declinó a fuerza, salvando a la nación de un dolor anticipado pero que de todas formas llegaría. Víctor H. Martínez llegaría lo más alto que pudo al ir en fórmula vicepresidencial para que cuando acabara su mandato se dedicara a vivir de sus rentas sin volver a trabajar hasta la actualidad. El otro candidato por el otro partido con las otras ideologías era el expresidente temporal Ítalo Luder quien ya se hacia ganador por ser peronista, los peronistas lo consideraban ganador y extrañamente también los radicales lo consideraban ganador y sólo le daban falsas esperanzas a Alfonsín para que no se sintiera mal (quien ya también sabía que iba a perder, pero igual el pago de ser candidato era bueno).

Así los peronistas no fueron a votar porque ya sabían que Ítalo iba a ganar, los cívicos radicales tampoco fueron a votar porque sabían que iban a perder, sólo Borges que como no podía ver, pensaba que estaba metiendo una carta al buzón y en realidad le estaba dando el gane a Alfonsín, quien obtendría el triunfo con un voto, siendo coronando como el Rey Alfonsín I.

Inmediatamente se puso de bravucón con las valientes Fuerzas Armadas Argentinas que defendieron al país de la invasión de Stalin y su ejército de Maos. Invalidando un poco la "Ley Perdonemos A Todos Por Más Hijos De Puta Que Hayan Sido" o "Ley del Punto Final" que daba paz a aquellos que por algún error de papeleo violaban sistemáticamente los derechos humanos en contra de su voluntad. Así que se inventó la CONADEP integrada por buzos para buscar a los supervivientes de las Tres Juntas Militares que habían sido expulsados a vivir al fondo del mar con las sirenas y los cangrejos. Pero no sucedió así con la Ley de la "Obediencia Debida", ya que era mejor tener algunos militares malos pero leales que una guerra civil donde seguramente terminaría ensartado en un palo. Luego condenaría a algunos golpistas como Videla y Leopoldo Galtieri para saciar su sed de venganza dar una lección de democracia, pero que Menem dejaría salir porque ya no había suficiente alcohol para abastecer la prisión.

En lo internacional, Alfonsín que nunca pudo llevar al país a la Unión Europea por motivos raciales, integró su propia Unión Europea con juegos de azar y mujerzuelas y le llamó Mercosur. También llevó a buen término la guerra que había con Chile por una isla olvidada por Dios (sabemos ya lo que nos gusta pelear por islas), luego de que el Vaticano amenazara a ambos países de arrojar bombas nucleares para acabar con ese conflicto, Pinocho y Alfonsín se reunieron con el Papa para rendirse incondicionalmente.

En lo social, la Iglesia Católica acusó a Raúl Alfonsín de inventarse una ley para obligar a los católicos a divorciarse, los peronistas estuvieron de acuerdo con la Iglesia y por eso votaron en contra, pero luego votaron a favor cuando también quisieron divorciarse antes de seguir aguantando a sus suegras. Uno de sus más ambiciosos proyectos que nunca pudo lograr fue llevarse la capital a la Antártida porque le gustaba el frío de cojones.

Económicamente la deuda subió en muchomuchomucho% pero Alfonsín había invocado al fantasma de Arturo Illia para que le diera consejos económicos que resultaron ineficientes porque los países latinoamericanos ya no se mandaban solos, ya tenían un dueño muy feo llamado Ronald McDonald, digo, Ronald Reagan que cobraba muchos intereses y aunque el salario de los argentinos mejoró, la inflación hizo que el país estallara literalmente dejando a un centenar de políticos muy cabreados. Se intentó salvar la economía con el Plan Primavera que le daba el poder a la inescrupulosa mano del libre mercado, cosa que los peronistas rechazaron; se intentó el Plan Verano en que se le daba el poder a la inescrupulosa mano del estado, cosa que los peronistas rechazaron; se intentó el Plan Otoño que daba cierto poder al libre mercado y cierto poder al estado, cosa que los peronistas rechazaron; se intentó el Plan Invierno que daba el poder a los peronistas para que dejaran de votar en contra de todo. Cosa que hicieron los peronistas adelantando el cambio de presidente y aplicando el Plan Primavera, que resulta que sí les había convencido.

[editar] Luego de la presidencia

Luego de su presidencia, Raúl Alfonsín se dedicó a arruinar su reputación como padre de la democracia, o más bien como ser humano al hacer esto:

  • Pacto de los Olivos: la UCR caía más rápido que la economía en su mandato y pensó que la única forma de revertir ese 30% de votos era hacer un pacto con Carlos Menem para que fuera reelegido para siempre cambiando la Constitución, que desde ahora se llamaría Prostitución. Error de cálculo ya que su porcentaje de votos bajó y bajó y bajó a -18% en el que se encuentra actualmente.
  • Apoyo a De la Rúa: no lo apoyó en nada, sabía que echaría todo a perder, y así lo hizo. Al que sí apoyó fue a Eduardo Duhalde el que para no arruinar las cosas dejó al Pingüino a cargo.
  • Acto en conmemoración de algo: en el que recordaba como él solo salvó a la nación de los tiranos militares, golpistas y católicos.
  • Se murió

[editar] Enlaces democráticos

Herramientas personales