Ramayana

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Ramayana 0
Viñeta de la primera edición, vol. 1, pag. 25

El Ramayana (en sánscrito; Las extraordinarias aventuras de Rama), es el más exitoso cómic del dibujante Valmiki, publicado por vez primera en el siglo III en la India. Cuenta la historia de Rama, avatar del dios Vishnú; enviado al mundo terrenal a destruir al antagonista de la historia; Rávana, rey de los demonios; el cual ha emprendido una sangrienta lucha en contra de la humanidad y los dioses.

Con la publicación de la historieta, que significó todo un récord en ventas, la editorial decidió iniciar la traducción a varias lenguas perdiendo su configuración inicial como revista semanal; quedando reducido a texto simple de 24,000 versos exactos, misma cantidad de viñetas y onomatopeyas que en la versión inicial.

[editar] Argumento

La historia se desarrolla en múltiples entregas, con las que se pueden armar 7 grandes capítulos. Cada fascículo era vendido a 60,000 rupias[1] cada uno, con un tiraje aproximado a las 10,000 copias en la primera edición.

[editar]
Volumen #1

Ramayana 1
Bala Kanda
Bala Kanda:
Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

La historia comienza con Rávana y su amenaza de destruir a los dioses, comandando el mismo su demoniaco ejército. Entonces Vishnú comprende que él es el único capaz de detenerlo y se hace reencarnar en una forma humana, como hijo de un rey hindú.[2]Sin embargo; en el proceso Vishnú sufre de amnesia y al terminar de reencarnar es un simple bebé mortal.

Así comienza a narrarse su infancia y su juventud, finalizando el volumen con la prueba que Rama superó para conseguir la mano de Sita, al romper un arco gigante con fuerza sobrehumana, encontrándose finalmente con sus superpoderes divinos al destrozar el arco sin ningún esfuerzo[3]; consiguiendo así casarse con Sita y hacer del resto de pretendientes, unos solitarios amantes de los gatos.

[editar]
Volumen #2

Ayodhya Kanda: La envidia mata.

El emperador Dasharatha ha envejecido y decide dejarle el trono a nuestro héroe. Pero una de las esposas del rey, aconsejada por una sirvienta malagradecida; no acepta que él sea elegido como el soberano sucesor y hace jurar al monarca que será su hijo Bharata el que gobierne, valiéndose de la extorsión.[4]

El pobre rey le promete entonces cumplir su palabra y decide de inmediato darle la corona a Bharata. Pero no se detiene allí; sino que también le hace exiliar a Rama al bosque durante 14 años. Así el soberano rompe en lágrimas y le suplica de rodillas a su esposa que no le pida eso; pero el chantaje pudo más que sus ruegos y terminó aceptando sus condiciones.

La justicia no se hace esperar y la insidiosa madre muere al poco tiempo de una forma brutal e indescriptible, que no mencionaré en este resumen. Y es así como Rama, Sita y su hermano Lakshmana emprender muy contentos su viaje al bosque.

[editar]
Volumen #3

Ramayana 3
Aranya Kanda
Aranya Kanda:
Exilio, condenado exilio.

Han pasado varios años y finalmente el rey ha fallecido. Mientras Bharata asume el poder, Rama y sus amigos viven feliz y tranquilamente en el bosque. Entonces su hermanastro, acosado por la culpa; decide ir a buscarlo y lleva a todo su ejército con él. A la mitad del camino se encuentran con algo asombroso; que no era tan asombroso cuando llegaron: una cabañita perdida en la nada. Allí son recibidos por un anciano ermitaño con todo lo que los soldados pudieran desear: Cerveza, hongos alucinógenos y mujeres, muchas mujeres.

Después de la noche de juerga más grande de la antigüedad, y después de que su paraíso se esfumara; los soldados se marchan de mala gana y llegan a casa de Rama, donde les explica que no puede volver hasta que pasen los 14 años, porque sería desobedecer a su padre. Y con la conciencia más tranquila que nunca, Bharata se va feliz de la vida.

Entonces una hermana de Rávana, intenta seducir a Rama y al ser herido por Lakshmana[5], ella se va y le deja con las ganas a nuestro héroe. Pero un buen día, Rávana estaba espiando a Sita y perdido en la excitación la rapta y pone la venganza de su hermana como excusa.

[editar]
Volumen #4

Kishkindya Kanda: Alianzas primates

Aquí comienza la verdadera acción de la historia. Rama y Lakshmana se arman hasta los dientes y emprenden el camino hasta Lanka, morada del supervillano Rávana y de sus secuaces, los rakshasas. En el camino se encuentra con los monos, que en esta historia han mutado por extrañas radiaciones y son inteligentes, hablan y no pelean nada mal.

Rama los convence de luchar juntos en contra de Rávana y entre todos destruyen todo a su paso[6] hasta llegar a la costa, donde los monos comienzan a unirse entre sí para formar una especie de puente que conectara la isla con la tierra firme[7]; obra que demoró varios meses.

En ese lapso de tiempo, el ejército de los monos se organizó y entrenó, mandando a Hanuman como espía a la guarida del malvado rey.

[editar]
Volumen #5

Sundara Kanda: Hanuman, el mono maravilla.

El valiente Hanuman, entra a la isla y se infiltra como mono de servicio en las fuerzas de Rávana. Un día se encuentra en una habitación cerrada con Sita y le pregunta acerca de su estado. Sita, a diferencia de otras, jamás le había sido infiel a Rama, ni siquiera Rávana la había podido violar[8].

Así siguió recolectando información hasta que Rávana se extrañó de que el conserje se pasara el día entero en los archivos de su plan de dominación mundial y lo descubrió. Intento matarlo, pero lo único que hizo fue incendiarle la cola, algo verdaderamente doloroso; pero que ayudo a Hanuman a incendiar las copas de los árboles formando la RamaseñalRamaseñal, necesaria para iniciar la invasión al demoníaco reino.

Gracias a los adelantos médicos hindús, curaron a Hanuman con una planta de misterioso aspecto, pero que en pomada sí que servia.

[editar]
Volumen #6

Ramayana 6
Yuddha Kanda
Yuddha Kanda:
La Batalla Final

Rama y los monos llegaron a la isla y comenzaron una enorme masacre. Los poderosos demonios que habían aterrorizaron al mundo durante siglos, caían como moscas ante las armas de los monos y las flechas de Rama y Lakshmana exterminaban a los generales infernales. La seductora princesa rakshasa que intentó ser la amante de Rama, murió ante Lakshmana sin que éste mostrará piedad alguna.

Finalmente Rama se ve en el clímax de la batalla frente a Rávana y del cielo cae la brahmastra[9] y Rama se la entierra en las vísceras. Entonces los dioses le revelan su origen divino y como recompensa por salvarlos de la ira de Rávana, reviven a todos los monos que cayeron en batalla y hacen parecer que no sucedió nada, con la excepción de que los rakshasas ahora están todos muertos.

[editar]
Volumen #7

Uttara Kanda: ¡Trágame tierra!

Cuando nuestros héroes llegan finalmente a casa, se encuentran con todo el pueblo esperándolos, en una grandiosa fiesta sorpresa. Pero Rama decide que su esposa Sita; a pesar de guardar el celibato en casa de Rávana[10], ya no es digna de ser su esposa y la corre.

Entonces Sita se refugia en casa de Valmiki[11] donde poco tiempo después da a luz a dos gemelos, Lava y Kusha; hijos de Rama; que no heredaron sus superpoderes.[12] Él los cría como sus hijos y les regala a cada uno una caja con todos los números de su historieta y se vuelven extrañamente aficionados a ella.

Un día, el rey Rama visita al escritor y los gemelos comienzan a leerle al soberano las historietas. Cuando apenas empezaban a leer la tercera página, Rama se hartó y leyó por si mismo la parte del exilio de Sita. Él ordena que venga a su presencia y como un perfecto esposo hindú, termina con ella de nuevo.

Esta vez Sita no lo resiste y se suicida ante todos, tragada por la tierra; que por si fuera poco; resulto siendo madre de Sita, suegra de Rama y abuela de Lava y Kusha. La historia termina con la muerte de Rama, en parte agobiado por tener una suegra omnipresente y que le reclamaba siempre que la pisaba.

[editar] Adaptaciones y secuelas posteriores

Compañías editoriales de todo el Indostán crearon nuevas ediciones y secuelas del Valmiki Ramayana creadas en mayor parte por fanáticos de la historia; responsables de la primera convención de fanáticos del cómic.

[editar] Versión Musulmana

Con el éxito alcanzado por el Islam y la rápida conversión de hindúes a esta fe; el Ramayana fue adaptado para ajustarse a las enseñanzas de Mahoma. El protagonista pierde su origen divino y ahora es llamado "Lamán", en una historia donde el antagonista resulta ser un señor feudal cristiano, al que Lamán tiene que derrotar apoyándose en Alá, usando el qalam de Mahoma en vez de la poderosa Brahmastra para convertir al villano al Islam, con largas cartas de protestas y amenazas.

[editar] Versiones del Sudeste Asiático

Por su parte, los habitantes de la isla de Java llevaron al Ramayana al medio danzistico, alcanzando la puesta en escena del musical una audiencia muy amplia en su primera temporada en el teatro. Esta versión en específico difiere un poco del cómic de Valmiki; puesto que la historia original no contemplaba un can-can con todos los dioses al finalizar el último acto.

[editar] Secuela Hindú

El sabio Bhatti comenzó a escribir pequeñas tiras cómicas con Lava y Kusha como protagonistas. Poco tiempo después, escribió varias novelas policíacas cortas, como Lava y Kusha descubren el misterio del Krishna desaparecido o Lava y Kusha arrestan a Buda.

Estos relatos tuvieron una corta fase de éxito, pero su limitado tiraje provocó que se perdieran con el tiempo.

[editar] La película

Por último, la estadounidense Nina Paley leyó estas historietas como tratamiento para mitigar el sufrimiento de su reciente divorcio, después de que su marido huyera a las lejanas tierras indias. Al ver la relación entre ella y Sita, creó esta película con la participación de una cantante de blues, que por falta de permisos, terminó metiéndola en serios problemas legales.

[editar] Notas

  1. Aproximadamente un euro
  2. A diferencia de otros, sus superpoderes vienen de ascendencia divina y no de un planeta extraño enclavado en la profundidad del universo
  3. Al más puro estilo de otros superhéroes de la época, como Hércules o Sansón
  4. Vaya chantaje, si solo le salvó la vida al anciano; cómo sí fuera para tanto
  5. La historia no menciona si la hirió por celos o por otras razones
  6. Acción completamente innecesaria, pero que vendía
  7. De aquí surgió la idea de los simpáticos monitos de plástico que se unen en cadenas infinitas
  8. Considerando que ni un dios no había podido hacerlo, nadie más lo lograría
  9. El arma más poderosa que existe, con la particularidad de que al usarla, ganas
  10. ¿Cómo es posible que se resistiera a un hombre de diez cabezas?
  11. Este audaz giro en la historia, convirtió a Valmiki en el primer escritor en meterse a su propia historieta
  12. Tantos años solos en el bosque y que no tuvieran acción, no sería nada lógico
Herramientas personales